viernes, 30 de octubre de 2015

VENEZUELA TOMADA

Rafael Gallegos            Blog núm. 220


Leo y releo “Casa Tomada”, de Julio Cortázar y me es inevitable comparar ese relato con lo que está pasando en Venezuela. La casa estaba muy arraigada en sus ocupantes, tal como Venezuela constituye nuestra querencia… el único país donde no somos musiues.  La casa era de la familia desde los bisabuelos… así como nuestro país es nuestro (Independencia) desde hace unas seis o siete generaciones.

Un día los ocupantes de la casa se dieron cuenta que les habían invadido una parte. ¿Qué hicieron? Luego del “no puede ser esto nunca nos había pasado”, y el asombro, comenzaron a transitar las mismas etapas que hemos pasado los venezolanos: ¿estás seguro?... incredulidad. Entonces tendremos que vivir de este lado de la casa… conformismo. La ocupación de ese lado tiene sus ventajas… sinvergüencería.

Comenzaron a vivir “tomados”. Y a punta de excusas, se les hizo costumbre: “ahora el tiempo nos rinde más porque hay que limpiar menos”. Les alcanzaba más el tiempo para cocinar, para tejer y para leer. Se conformaron.

Recordaban con nostalgia cuando la casa era para ellos solos; pero no movían un dedo para recuperarla.

NO, QUÉ VA

¿Tú crees que tomen la casa completa?, se preguntaban los ocupantes... No, qué va, no creo que se atrevan. Saben que si hacen eso, nos vamos a molestar de verdad y llamaremos a la policía.

Nada diferente a cuando en sus albores, la “revolución” comenzó con las largas peroratas en cadena, los insultos, la vulgaridad y las expropiaciones. Entonces preguntábamos: ¿Tú crees que expropien el Sur del Lago? ¿Y todas esas haciendas? ¿Y La Francia? ¿Tú crees que los van a confiscar? ... No, qué va, nos dejarían sin comida y saben que así si es verdad que nos alzamos.

¿Tú crees que se atrevan a tomar Pdvsa? ¿Y a botar a los técnicos petroleros?... no, qué va, nos dejarían sin petróleo y ellos saben que allí están las divisas para el desarrollo del país. ¿Y tú crees que se atrevan a demandar a los petroleros por esas sumas tan extravagantes?... No, qué va. Los “revolucionarios” no son tan mala gente. ¿Y tú crees que se atrevan a botar a las mujeres y niños de los campos petroleros a punta de lacrimógenas y planazos?... No, qué va, te dije que ellos no son tan mala gente.

¿Tú crees que se atrevan a eliminar la concesión Radio Caracas Televisión? ¿Tú crees que se atrevan a “democratizar” emisoras de radio y a comprar periódicos y radios para acabar con la libertad de expresión?... No, qué va, ellos saben que se les caería la careta de democracia y se echarían al mundo encima.

¿Y tú crees que se atrevan a negar las divisas a los productores y a regular sus productos por debajo de costos?... No, qué va, ellos saben que eso generaría hiperinflación, escasez, hambre y violencia y pondría descontento al pueblo.

¿Y tú crees que se atrevan a marcar a la gente como ganado en las colas de las tiendas? ¿Y tú crees que se atrevan a pedir partida de nacimiento y ecosonogramas para vender pañales?... No qué va. Sería una gran falta de respeto con las damas de este país. Y ellos han dicho que además de obreristas, son feministas.

¿Y tú crees que dejen preso a Capriles…. Y a Ledezma… y  a Leopoldo… y a los muchachos por protestar… y a la Afiuni? ¿Y tú crees eso de que torturan? … No qué va, cómo se te ocurre. Nos convertiríamos en otra Cuba, además, la Constitución, creada por el mismísimo Chávez, prohíbe todas esas desfachateces.

No, qué va… pero como dice la ranchera, ya vamos llegando a Pénjamo.
Al final, a la gente del relato de Cortázar, le tomaron toda la casa. Quisieron buscar dinero para irse; pero el lugar donde lo guardaban… estaba invadido (algo así como les hubieran “tomado” el Banco Central). 

Se fueron de su casa. Lloraban y lloraban de tristeza e impotencia. Tiraron la llave de la casa en una alcantarilla… “no fuera que a algún pobre diablo se le ocurriera robar y se metiera en la casa, a esa hora y con la casa tomada”.

LA ÚLTIMA CARETA

Y yo me pregunto, ¿serán capaces de un espantoso fraude el 6D, como el que hicieron los militares en 1952 quitándole el triunfo a URD y expulsando a Jóvito Villalba y otros dirigentes de Venezuela? ¿O de otro similar al  que hicieron los militares en 1957, con el plebiscito que terminó contando los votos en los cuarteles? … ¿No, qué va?

AVALANCHA

El  6D, queda la avalancha. Para impedir que nos ocupen el último cuartico que nos queda libre en nuestra casa. No se vale huir y menos tirar en una alcantarilla las llaves de nuestra Venezuela.

Las recientes elecciones en Argentina y Colombia dan indicios de que ya comenzó a retroceder la internacional de las caretas. Y la guinda de la torta será la avalancha del 6D en Venezuela.


Hay que salvar nuestra casa. El 6D, a votar para cambiar. 

miércoles, 21 de octubre de 2015

CUENTOLOGÍA DE UN LIBRO PETROLERO


                   Rafael Gallegos                                                  Blog núm. 219


Todo comenzó en la reunión de despedida de Eddie Ramírez como Coordinador de Gente del Petróleo. Me propuso escribir a cuatro manos un libro, que combinara la historia de la industria petrolera venezolana con los aspectos técnicos del negocio. Además, se requería que el libro fuera elaborado en términos amigables y didácticos, a objeto de hacer comprender a los lectores de manera sencilla, esta compleja industria. Igualmente, había el propósito de  crearles la inquietud acerca la imperativa necesidad de transformar, por fin,  el petróleo en  calidad de vida de los venezolanos.

Por supuesto acepté la propuesta de Eddie. Es más, me sentí muy honrado. Eddie Ramírez es, ¿quién lo duda?, uno de los personajes emblemáticos en esta ya larga lucha de los petroleros democráticos agrupados, a mucho orgullo, en Gente del Petróleo. Lucha enfocada en rescatar nuestra industria petrolera tan venida a menos y paralelamente, reimplantar la democracia en Venezuela.

Comenzamos a escribir el libro, a la manera binacional. Eddie en Canadá y yo aquí, Internet mediante. En pocos meses fue agarrando forma. Pero los hidrocarburos son un tema complejo alrededor del cual rondan muchos especialistas. No es poca cosa abarcar temas como la historia, gerencia y estrategias de los hidrocarburos y aunarlos con la cadena del negocio que comienza con la exploración y llega hasta el mercadeo.

Para ofrecer a los lectores la mejor información, recurrimos a expertos técnicos por áreas. El prestigioso geólogo Gustavo Coronel, tuvo la gentileza de revisar el borrador, haciendo énfasis en la parte geológica. El ingeniero Nelson Hernández, profundo estudioso de los aspectos energéticos,   nos asesoró en el área de gas y nos facilitó algunos gráficos de su propia factura. El experto en operaciones de perforación y completación, ingeniero Fernando Escalante, revisó esa importante área. Luego lo entregamos al especialista en refinación y secretario de Unapetrol, ingeniero Antonio Méndez, quien hizo los aportes respectivos en una revisión tan exhaustiva que Eddie le dijo, claro que en broma,  que si quería le cedía la autoría del libro.

También nos dieron su amplia colaboración, el ingeniero Fermín Hernández en la redacción de lo referente a Intevep y el intelectual y consultor Víctor Guédez redactando buena parte de lo concerniente a  Responsabilidad Social Empresarial.

El economista Nelson Quintero, tuvo la amabilidad de revisar el libro desde el punto de vista de  organización del material e hizo aportes tan valiosos, que el libro era otro después de su revisión.

A todos ellos un millón de gracias. Hicieron que este libro en lugar de ser a “cuatro manos”, lo fuera a “muchas manos”…  amigas. Y claro que a mucha honra y aclarando tan extraordinario equipo asesor, los autores somos los únicos responsables de cualquier gazapo.

 Luego de múltiples revisiones y correcciones, este libro “binacional” fue agarrando forma, hasta que finalmente quedó en condiciones de ser publicado, o como diría Gustavo Adolfo Becker, de salir vestido de palabra a la escena del mundo. No sin antes planear múltiples discusiones y hasta inconvenientes que dieron como resultado el título: “Petróleo y gas: el caso venezolano”.

Luego, la ardua tarea de buscar editor. Hablamos en varios sitios donde nos dieron orientaciones precisas. Hasta que finalmente la editora Les Quintero, se encargó. Por cierto, un libro hermoso, un millón de gracias Les.

El libro está dedicado a la memoria del Dr. Alberto Quirós Corradi, gran venezolano y gran petrolero.

Hoy, queridos amigos ponemos esta edición en sus manos. Como a los hijos de la realeza, lo presentaremos y bautizaremos: en la Sociedad de Ingenieros de Petróleo (SVIP), que con gran sentido de solidaridad nos ha cedido su espacio, y en el Paseo Las Mercedes. Ambos eventos están por definir la fecha. Les mantendremos informados y nos sentiremos felices con su presencia.

De antemano, un millón de gracias a tantos amigos por la receptividad que va teniendo el libro.

Esperemos contribuya a que Venezuela deje de ser un país con petróleo y se convierta en un país petrolero, a que dejemos de ser un limosnero sentado en un barril.

Es hora de desmitificar la Leyenda Negra, que culpa al petróleo de todos nuestros males, y la Leyenda Rosa, que reza que somos ricos. Hay que sustituirlas por la Estrategia Gerencial que oriente a los hidrocarburos como  el pivote del despegue de Venezuela: una industria petrolera próspera, una poderosa economía conexa y una petroquímica que sirva de arranque para la industrialización.

Y sobre todo que funja como disparador del renacimiento de la democracia.

PD: El 6D, a votar para cambiar.




miércoles, 14 de octubre de 2015

EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA Y OTROS “CISNES NEGROS”


      Rafael Gallegos                                                  Blog núm. 218
                                                   

De Cisnes Negros está llena la historia del mundo. Es decir, de eventos considerados improbables que cuando suceden, cambian la trayectoria de los acontecimientos.

Tal vez el gran Cisne Negro de la historia, sea el Descubrimiento de América. Aunque en realidad, esta no fue descubierta por Cristóbal Colón, más bien se le atravesó. Sin embargo, este acontecimiento, aceleró el ritmo de la historia del mundo. Y a España, la hizo entrar por la puerta grande en la historia universal. Igual que a Portugal. Los convirtió en los receptores de oro y plata que en gigantescas cantidades entraron en sus arcas.

Sin embargo, les pasó como el cuento del chino: mala suelte, buena suelte. Suerte de llenar sus arcas de oro y plata y mala suerte de no saber aprovecharlas y volverse rentistas.  Ninguno pudo transformar ese recurso en riqueza sustentable. Mientras Francia, Inglaterra, Holanda y Alemania, entre otros, trabajaban duramente para intercambiar mercancías por metales preciosos y se transformaron  a la larga en los países más productivos, España y Portugal se convirtieron para el siglo XX en las cenicientas de Europa. Sólo a partir del final de sus dictaduras (Franco y Salazar), comenzaron a revertir esta situación.

Sin embargo, España, cuya “Armada Invencible” no tenía competencia, fue víctima de otro “Cisne Negro” en 1588. La flota trató de invadir a Inglaterra y fue derrotada, fundamentalmente por las tormentas marinas. Felipe II, comentó: “yo envié a mis naves a pelear contra los hombres, no contra las tempestades”. Por su parte Isabel mandó grabar una inscripción: “Dios sopló y fueron dispersados”. El tema se presta a discusiones; pero lo cierto es que a partir de allí, Inglaterra se fue convirtiendo en reina de los mares. España, ¿auge y caída entre dos Cisnes Negros?

La llamada Revolución de Octubre, que derrocó a Medina e instaló en el poder a una nueva generación de políticos encabezada por Betancourt, y a los militares jóvenes y de escuela encabezados por Pérez Jiménez y Delgado Chalbaud, también pudo ser producto de un Cisne Negro.

Veamos: a comienzos de 1945, Rómulo Betancourt y Raúl Leoni fueron a Estados Unidos a conversar con el Embajador de Venezuela, Dr. Diógenes Escalante para apoyarlo en sus aspiraciones presidenciales, a condición que implantara el voto universal, directo y secreto para las siguientes elecciones. El hombre aceptó y se convirtió en el candidato presidencial del gobierno y de la oposición.

Pero… apareció un Cisne Negro. Un día su secretario privado, Ramón J. Velásquez, le recordó una reunión y el Dr. Escalante le dijo que no podía ir porque no tenía camisa. El Dr. Velásquez captó el problema, llamó al Gral. Medina y eso fue todo. El oficialismo nombró candidato al Dr. Ángel Biaggini, que no logró consenso, y se produjo el golpe.

En 1908, el riñón enfermo de  Cipriano Castro lo ausentó de Venezuela,  sobrevino la dictadura de Gómez por 27 años. ¿Otro Cisne Negro?

La muerte muy temprana de Chávez, ¿habrá sido otro Cisne que impedirá el desarrollo de un proyecto totalitario, “eterno”, al estilo cubano?

La botada de los 23.000 técnicos petroleros de PDVSA en el 2002, ¿fue otro  Cisne Negro?
Todos estos eventos, se pueden clasificar de Cisnes Negros. Sin embargo, siempre queda la duda de si la dinámica de la historia, de todas formas hubiera conducido a ese destino.

Porque:

En 1492, o después, América hubiera sido descubierta.

La Revolución Industrial, nacida en Inglaterra, seguramente fue el factor que dinamizó y sostuvo la  supremacía en los mares de los británicos hasta entrado el siglo XX.

A los anti demócratas tipo Pérez Jiménez, nadie hubiera detenido para un golpe de estado, estaba en su ADN.

Cipriano Castro era tan dictatorial como Gómez.

Seguramente, con Chávez o con Maduro, Venezuela sería el mismo desastre actual, el modelo fracasado podría ser superior a cualquier Cisne.

La flácida PDVSA de hoy, encaja en el modelo de destrucción de esta “rinvolución” de  debilitar al país para mandar toda la vida. Por ello la confesión de partes: “yoprovoquéelparo” buscó su Cisne, y lo encontró.

Más que cisnes, tal vez la historia es una fuerza subterránea, que cuando tiene que aflorar, aflora. De allí la frase de Víctor Hugo, nada más  fuerte que una idea madura.

Y la salida de esta “rinvolución”, está madurada a punta de fracasos y extemporaneidades. Con cisnes o sin cisnes. Así que no crea en cuentos. A votar todos el 6D. A votar para cambiar, que la nueva democracia ya está en su momento histórico.


PD: ¿Cines Negros o Cisnes Afrodescendientes?

miércoles, 7 de octubre de 2015

“RINVOLUCIÓN”


                   Rafael Gallegos                                                  Blog núm. 217
                                                   


La necesidad de describir el viaje a los siglos pasados que ha ocasionado este gobierno a la  sociedad venezolana, obliga a la invención de nuevas palabras.

La palabra revolución, definida por  la RAE como cambio rápido, ya no es suficiente. Además, el vulgo,  o sea por nosotros, le da un significado ligeramente  diferente, algo así como como evolución acelerada. Como nuestro caso es una involución acelerada, debemos manejar otra expresión que nos aclare el retroceso que estamos padeciendo.

Se me ocurre, con todo el respeto a los académicos, el término “rinvolución”. En lugar de r- evolución…  r-involución. Y la verdad es que podría aplicarse, además de a Venezuela,  a la mayoría de las llamadas revoluciones. Por sus frutos las conoceréis.

Por ejemplo, a la revolución rusa, monumento al totalitarismo de los soviéticos y de los europeos tras la denominada cortina de hierro. Fueron setenta años de archipiélagos gulags, de siberias, de padrecito Stalin y similares. Y al final, la revolución era más pobre que los “oprobiosos” capitalismos como USA, Japón y casi toda Europa. Mientras se convirtieron en una potencia militar y un imperialismo comunista, el pueblo… “rinvolucionó”.
 Gorbachov, fue la respuesta a tanto fracaso. Si no hubiera aparecido ese gran líder, hubieran tenido que inventarlo.

La revolución china, bajo la égida de Mao, fue otra “rinvolución”. Subdesarrollo, represiva revolución cultural y hambre. Tardaron más de cuarenta años en descubrir el agua tibia: el capitalismo.

Y la “rinvolución” cubana, ni hablar. El país más igualitario de América: todos igualados abajo por el hambre y por la represión. Puro retroceso. Botaron la hoz del comunismo y se apropiaron del martillo para sobrevivir. ¿Qué hubiera sido de la “rinvolución” cubana si no hubieran “martillado” primero a los rusos y luego al chavismo? Hoy, hacen migas con el capitalismo norteamericano. “Solo el capitalismo salva”, y que les oyeron decir a los líderes de La Habana. Un retroceso de casi sesenta años.

Y nuestra “rinvolución” bolivariana, ni hablar. Poco a poco nos han traído a esta desfachatez. Los venezolanos demostramos la certeza de la teoría de la Rana Hervida: si se tira una rana en agua hirviendo, salta y se escapa; si se le introduce en agua tibia siente confort, se va adormeciendo hasta que… se sancocha.” La “rinvolución” bolivariana nos ha sancochado, eso sí, poco a poco. 

Se dicen revolución del siglo XXI, pero nos han puesto a viajar hacia el pasado  como en un túnel del tiempo.  Veamos: en malaria y paludismo, nos trasladan a  comienzos del siglo XX, antes de la aplicación del DDT.

En número de empresas, en lugar de avanzar hasta 20.000 como deberíamos estar hoy, nos han retrocedido desde 12.000 hasta, lea bien, 6.000 empresas. Algo así como el nivel del año 1940.

En cuanto a industria petrolera, nos retroceden en  producción, en derivados de las refinerías; ubican a la industria en una ineficiencia que jamás había tenido. Nos han regresado a la época de la danza de las concesiones de cuando Gómez.

En materia electoral, el ventajismo gubernamental y la “imparcialidad” del árbitro, nos conduce a las elecciones del siglo XIX, cuando el Mocho Hernández  era el candidato del pueblo y el candidato oficialista Ignacio Andrade sacó los votos, dando lugar al famoso verso:

El Mocho se quedó con las masas
Andrade se quedó con las mesas…

En cuanto a escasez, nos retroceden a las famosas guerras (ciertas, no económicas) de la Independencia o la Federal, porque sólo en un país en guerra, puede no haber leche para los niños, espaguetis  para el pueblo o el sabroso café para todo el mundo. Café sabroso; pero no tanto como las colas de Jackeline, a quien casi le faltó cantar:  

En las colas,
la vida es más sabrosa
en las colas
se goza mucho más

Y en materia de toallas sanitarias y papel higiénico, nos mandaron directo a la colonia: paños íntimos, tusas. Puro siglo XVIII.

Tanto nadar para ahogarse en la orilla. En niveles de pobreza, estamos igual que en 1998. Y el hambre repercutirá en la estatura y salud de los niños y jóvenes. Hambre, no lo duden, ya tenemos un sueldo mínimo de los más bajos del mundo. Similar al de los cubanos, jefe y modelo. La cesta básica es siete u ocho veces el ingreso de la mayoría de los venezolanos. Y eso se llama hambre.

Y paro este viaje  por los siglos pasados, para que no nos pase como al personaje del cuento de Augusto Monterroso y cuando nos despertemos, encontremos un dinosaurio.

Venezuela está cada vez más lejos de cumplir sus objetivos como colectividad.  Hay que cambiarlo todo de raíz. ¿Reingeniería para Venezuela?


Usted escoge, siglo XXI o “rinvolución”. El 6D, a votar para cambiar.

jueves, 1 de octubre de 2015

EL MURO DE VENEZUELA


                   Rafael Gallegos             Blog núm. 216
                                                   

Cuando los gobiernos construyen muros generan aislamiento de sus sociedades y a mediano plazo consecuencias impredecibles y negativas para el sistema que intentan preservar. Veamos:

Algunos de estos muros son de cemento, como la Muralla China, construida a lo largo de generaciones para defenderse de las invasiones los enemigos del norte. En principio lograron su objetivo; pero ese muro, según el historiador Paul Kennedy plantea en su libro “Auge y Caída de las grandes potencias”, no permitió a China aprovechar la plataforma de sus grandes ciudades, su avanzada tecnología, sus barcos y su comercio. Según Kennedy, los chinos concentraron  sus recursos en el norte, se alejaron del mar y le dieron  paso a Europa Occidental como puntero del mundo en los siglos XV, XVI y siguientes.

Otro muro de cemento, más reciente y vergonzoso, fue el construido por el comunismo a lo largo de Berlín para aislar a Alemania. El objeto del Muro de Berlín fue reforzar el totalitarismo comunista y apresar a los ciudadanos, evitando que “confundidos” huyeran hacia el “oprobioso” capitalismo.

Pero los deseos de libertad de los seres humanos son un principio de sobrevivencia. Muchos se las ingeniaron para brincar ese muro. Como si las víctimas del comunismo  vieran por un huequito a los “explotados” del capitalismo comer completo sin esa escasez de leche, café, harina, zapatos, hospitales que curen, o escuelas que enseñen, aspectos que caracterizan  a los gloriosos socialismos autoritarios, tal como el que nos acontece  a los venezolanos.

Los ciudadanos tras la “cortina de hierro”, genial frase acuñada por Churchill, buscaban afanosamente un capitalismo que los explotara, como a sus prósperos vecinos. Al final, en los gloriosos noventa, el muro demostró muy en línea con la teoría marxista, que “tenía en su seno el germen de su propia destrucción”. Se convirtió en su antípoda, de protector del comunismo, en símbolo de la liberación. El “hombre nuevo”, asqueado de que ralentizaran su vida en el nombre de los pobres y obstinado de que se burlaran de su pobreza con frases como “ser rico es malo” mientras la nomenklatura vivía mejor que los magnates del vituperado capitalismo (cualquier coincidencia con Venezuela, es parte de la plana/plaga socialista), terminó por tumbar el muro. Piedra a piedra cayó y cada una desnudaba al comunismo como una forma de esclavitud que jamás debe repetirse. El muro, no pudo evitar la libertad.

También hay muros de mar, como el del comunismo cubano. Estos son protegidos por fieros tiburones caza balseros. Chávez tuvo el descaro de bautizar a ese mar como el Mar de la Felicidad. No se sabe si quería describir la felicidad de los tiburones a los que la represión y el hambre castrista les envia cíclicamente toneladas de carne humana, o a los cubanos tan felices ellos bajo la égida de ese totalitarismo tropical.

Como será de pésimo el régimen cubano, que el pueblo  prefiere, en muy respetables cantidades enfrentarse a los tiburones y al agitado Mar Caribe que al G2 y la continua represión. “Más tiburón serás tú”, parecen pensar de los hermanos Castro. Gloria a las Damas de Blanco, a la bloguera Yoanni, a los arriesgados balseros, a ese pueblo que como decía Don Rómulo Gallegos, sufre y espera. Y lo vergonzoso es que lo hace ante la vista gorda de tanto gobierno “demócrata” latinoamericano. Aunque hay conversaciones USA- Cuba, siguen los balseros.

En Venezuela, la “revolución” (ya ni sus adláteres le dicen bonita) va construyendo su propio muro. Ya los clavos bordean los estados Zulia, Táchira, Apure y Amazonas, por ahora. Poco a poco abordarán la frontera con Brasil y en cualquier momento inventan algo para el resto de las fronteras y hasta las marítimas. Algo se les ocurrirá, su totalitarismo es creativo. Siguen la escuela cubana, para la cual Goebbels es un niño de pecho.

El objetivo inmediato es hacer elecciones en Estado de Excepción, otra forma de ventajismo. Y a la larga, continuar aislando a Venezuela. Saben que aislados, nos dominan más. Ya lo han hecho en economía, el corte de divisas para las actividades empresariales va en línea con la estrategia de destrucción de la “revolución”. Igual que el aislamiento informativo destruyendo los medios libres televisivos, radiales, de prensa.

Aísla a los pueblos  y vencerás. Un millón de gracias a las democracias internacionales panas del régimen, por dejar sola a la oposición. Pero el mundo gira… remeber los años setenta.


La frase de Reagan: “Gorbachov, derribe ese muro”, se la repetirá  el pueblo, en masa, al régimen el 6D. A votar para cambiar.