miércoles, 28 de agosto de 2013

EL EJEMPLO DE PUNTO FIJO


 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 113

 
Sí, soy puntofijista  y a mucha honra - habrá que contestarle a tanto depredador de la historia. El Pacto de Punto Fijo es hijo del 23 de enero. De la unidad, de las ganas de hacer democracia, de unirnos contra el militarismo, la corrupción y la represión; aspectos cuyo más cercano representante, en ese momento, era el ex dictador Marcos Pérez Jiménez.

El Pacto de Punto Fijo fue el estabilizador de la democracia por los siguientes cuarenta años. Su fundamento era: respeto a los resultados electorales, gobierno de unidad nacional y programa mínimo de gobierno. Al revés de lo que hoy sucede.

Ojalá este este régimen quisiera copiar el espíritu de ese pacto. Pero claro, el espíritu de esta “revolución” se parece más al de su némesis cubana, que sacó a la oposición para Miami y confiscó la propiedad privada. Divide y reinarás, afirmó  Fidel.

¿Y qué es eso de espíritu de Punto Fijo? Pues, ponernos de acuerdo en los aspectos fundamentales del país. ¿Y para qué debemos ponernos de acuerdo? Es muy simple, todos vivimos en Venezuela. Y estadísticamente, pasaremos aquí el resto de nuestras vidas. O sea… tenemos que compartir la patria.

Para evitar las golpizas de la Asamblea, los insultos e irrespetos, las burlas, la ordinariez extrema. Para acabar con esta clasificación en ciudadanos de primera y de segunda.  Peor que en la colonia, cuando estábamos divididos, como las metras, por colores.

A este paso, ¿cuál es nuestro futuro? No vaya muy lejos. Observe el presente: incredulidad en las instituciones, fuertes  sospechas de fraude electoral, producción industrial y agropecuaria en picada, corrupción galopante, creciente violencia, odio entre hermanos. Ventarrones generadores de huracanes.

BOLÍVAR, PALADÍN DE LA UNIDAD

Al comienzo de la lucha independentista, el pueblo era realista. Una de las razones por las que capituló Miranda, fue que los pardos, mulatos y negros de Barlovento, estaban llegando a Caracas para tomarla, ante el terror de sus pobladores.

 Luego Boves, cabalgó el resentimiento y reforzó la lucha entre españoles y  pueblo de colores… contra mantuanos.

El gran logro del Libertador fue unificar a la nación: pobres, ricos, blancos, negros, amarillos y azules: venezolanos…  contra el Imperio Español.

EL PACTO DE 1958

AD, Copei y URD firmaron el Pacto de Punto Fijo, en la casa de Caldera de Sabana Grande, en 1958, antes de las elecciones nacionales. Betancourt no quiso incorporar al PCV. No los consideraba demócratas.

Tal vez tuvo razón y tal vez se equivocó. Lo cierto es que a los pocos años los comunistas estuvieron en casi todos los golpes, Barcelonazo, Carupanazo y Porteñazo, entre otros,  y luego, aliados a Cuba y sus jefes soviéticos en los inicios de la guerrilla, para acabar con la naciente democracia.  

El Pacto de Punto Fijo unió al país tras el proyecto democrático.

Se materializó con la coalición  durante el gobierno de Betancourt. AD, URD, Copei. Luego del retiro de URD, la denominaron “guanábana”. Al siguiente período, el de  Leoni, se conformó la “Ancha Base”: AD, URD, y FND de Uslar Pietri.

Sin Punto Fijo, no hubiera sobrevivido la democracia. Un  régimen militarista como el que nos gobierna, hubiera llegado antes.

El Pacto, sirvió de referencia internacional: el Pacto de la Moncloa, y la Concertación chilena.

Sin el Pacto de Punto Fijo, la democracia hubiera caído al primer intento.

La misma democracia exitosa de la fundación de Puerto Ordaz y la CVG, de Guri, del crecimiento de la clase media en toda Venezuela, de la explosión de escuelas y universidades, de la nacionalización del petróleo y de las empresas básicas, de la implantación de la democracia como manera de dirimir problemas entre los venezolanos.

Y como lado oscuro, la democracia del petroestado generador de mesías, de la creciente marginalidad, del alejamiento paulatino de los partidos políticos de las masas y de las élites de la política, del crecimiento de la anti política que dio paso a esta “revolución”, que excluye en el nombre de la inclusión. A esta polarización tan llena de resentimiento que nos conduce al despeñadero. 

Hay que revertir tamaño fracaso. Es imprescindible  un pacto entre los demócratas de todas las tendencias, que estoy seguro, superamos con creces el 90% del país.

Ante el dilema: “revolución” pro cubana, o democracia próspera. No se trata de copiar Punto Fijo. Sino de reflexionarlo. Venezuela nos exige desesperadamente a los demócratas, que seamos más exitosos que los totalitarios.

 

 

 

  

  

     

miércoles, 21 de agosto de 2013

DEL SUEÑO DE BOLÍVAR, A LA “REVOLUCIÓN” CON SUEÑO



Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 112
 

 Han tergiversado la historia para tratar de justificar esta “bolivariana” tan disparatada. Intentando tapar el sol con un dedo, derribaron las estatuas de Colón e ignoraron sus efemérides, como si con ello lograran que los indígenas hubieran descubierto Europa. Desinflaron a Páez, e inflaron a Zamora, disimulando inútilmente su gran parecido a Boves, con su patria botín, la exaltación del resentimiento y el señuelo de una falsa democracia. Han intentado hundir la figura de Betancourt, para desprestigiar a la con todos sus defectos,  excepcional república civil surgida del Pacto de Punto Fijo.

En su complejo de Adán, de descubridores del agua tibia, nos venden que el intento de golpe de golpe del 4F contra la democracia venezolana, equivale a  la Batalla de Carabobo, o por lo menos a un 23 de Enero. Quieren que creamos  que Chávez era hijo de Bolívar, hermano de Fidel,  y primo del Che, del estatuado Marulanda, de Mugabe, de Kadafi. Como diría Rimbaud, hay cada hijo de familia.

Y seguramente están buscando un heredero con quien comparar a Maduro. Los deslenguados dicen que escogen entre Raúl, heredero de Fidel; Stalin, heredero de Lenin; Baby Doc, heredero de su padre; la familia Kim…

Pero lo más grave de estos adanes sin paraíso, es la distorsión de la figura del Libertador. Casi que equivale a que hubieran traducido mal el famoso discurso de Martin Luther King: “yo tengo un sueño”, e interpretado: “yo tengo sueño”.

Y así parece, porque lo que sucede en Venezuela hoy no puede ser ni el sueño de Bolívar, ni el de King, ni el de ningún gran hombre. Si acaso la pesadilla; aunque la verdad es que esto parece una “revolución” dormida ante un pueblo más dormido, por ahora.

“Bolívar despierta cada cien años cuando despierta el pueblo”, dijo Neruda. De allí se infiere que los pueblos, dejando como niños de pecho a los osos, duermen cien años. Y la  somnolencia, la aprovechan mesías, que invariablemente terminan siendo falsos profetas.

Pero cuando se despiertan los pueblos, se transforman en un Bolívar colectivo. Cada uno un pedacito de Bolívar.

LA VISIÓN DEL LIBERTADOR

Bolívar fue, lógico, un hombre del siglo XIX. Por eso, comencemos por aclarar que decir que era socialista, es un exabrupto tan grande como plantear que Newton fue relativista, o Jesucristo partidario de la unidad europea. Por favor… cada quien en su circunstancia.

Sin embargo, dejó una Visión para los siglos. En ella destaca Independencia, Democracia, e Integración latinoamericana. Lo demás, es tergiversarlo.

Cuando dijo Independencia, Bolívar no planteó simbiosis con totalitarismos como el cubano. Los registros, los militares, el petróleo, los puertos y paremos de contar, están en manos de Cuba.  Entonces los más gafos, Cabello dixit, pensamos que nuestra soberanía está en entredicho con tamaña dictadura, a la cual, aunque el Libertador no lo crea… mantenemos. Dicen los deslenguados que al comunismo cubano le ha ido muy mal con la hoz; pero excelente con el martillo.

También desvirtúan al Libertador cuando califican de bolivariana, a  esta  democracia, plena de ventajismo. Bolívar, seguramente no dijo democracia para ver un árbitro chavista, unos poderes públicos licuados, un irrespeto jamás visto con la oposición y la ciudadanía en general. Por allí se habla de un “Antimanual de Carreño” que va publicar esta “revolución”, con prólogo del general del eructo. Sólo la educación nos hará libres.

Y en cuanto a la Integración, cómo les explico. Nos salimos de la CAN, disminuyendo un intercambio con Colombia de 7.000 millones de dólares anuales, a cerca de 1.000. O sea: desempleo, hambre, dependencia, etc. Y ahora la “revolución”, en Mercosur, integra el hambre de los venezolanos con los productores de toda América, quienes podrían corear al unísono: “ser rico es malo… para los venezolanos”.

Lo que han integrado es la destrucción agroindustrial de Venezuela, con el desiderátum de permanecer forever en el poder, verbigracia los hermanos Castro.

Todo lo contrario de lo que pensaba  Simón Bolívar. Definitivamente, ante tanta desfachatez, el Libertador hubiera sido un “anti bolivariano” furibundo. Por cierto, ¿qué pensaría el Libertador ante las fotos de la Asamblea, donde lo colocan al mismo nivel de Chávez? Y usted, ¿qué piensa?

Yo creo que Bolívar se estuviera revolcando en su tumba, si no se la hubieran jurungado tanto. Tal vez solo le quede latiguear a los mercaderes del templo… de las ideologías.

8D… A DESPERTAR, CADA UNO UN PEDAZO DE BOLÍVAR.

La unidad luce irrompible. Las encuestas nos dan la mayoría. Con paciencia, nuestra arma es el voto. Usémoslo.

Lo contrario es reverdecer las fatídicas consecuencias de la abstención parlamentaria.

La fe mueve montañas; pero hay que votar, el 8D.

PD: Sugiero llamar al comando de la oposición: Bolívar- Bolívar.

miércoles, 14 de agosto de 2013

RAYUELA PARA UN PROGRAMA DE GOBIERNO


 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 111

 
Los propagandistas del gobierno, en su afán por desprestigiar y difamar a sus “enemigos” de la oposición, plantean que ésta no tiene contenido programático. Que simplemente, es antichavista. O que busca regresar a los “oprobiosos” cuarenta años de democracia.  

Ni lo uno ni lo otro. Hay una “Rayuela” de acciones– hágalas al revés, al derecho, simultáneamente o como le parezca – que al realizarlas, generarían un cambio radical en Venezuela. Además, son simples y de gran consenso. Indudablemente, permitirían superar esta desfachatez.

Y que quede claro, ninguna de estas acciones las puede adelantar el chavismo.  Simple, irían en contra de su desiderátum: destruir al país para comerte mejor. Puro lobo de la caperucita.   

En este régimen, estas acciones significan una utopía. Detallémoslas:

1.    Respeto a los ciudadanos, lenguaje de altura desde las alturas del poder, majestad presidencial, cero insultos y cero descalificaciones. Acusaciones sin show y con base.

2.   Libertad de expresión plena, cero atosigamientos a los dueños de los periódicos. Libertad de los presos políticos y retorno de los exiliados.

3.    Independencia del Poder Judicial, reorganización del sistema carcelario para que las prisiones sean centros de trabajo y enseñanza, que dignifiquen al ser humano.

4.   Independencia de la Asamblea Nacional, nombramiento de Directiva de la Asamblea con representación de todas las tendencias, cero golpizas y cero groserías, apertura del ANTV a todas las tendencias políticas.

5.    Independencia del Poder Moral, elección del Contralor General de la República y de los rectores del CNE.

6.   Elecciones con árbitro capaz de reprender los abusos del gobierno. Eliminación del ventajismo electoral.

7.    Reuniones en Miraflores con gobernadores y alcaldes de todas las tendencias. Restitución de las competencias de la Alcaldía Mayor.

8.   Descentralización.

9.    Abajo cadenas. Restitución de RCTV a sus dueños. Devolución de emisoras “democratizadas”. Apertura del canal ocho para los venezolanos de todas las tendencias.

10.               Profundización y gerencia de las políticas sociales, a objeto que lleguen a la mayor cantidad de personas pobres e impacten como calidad de vida de los desposeídos. Reorganización del poder popular para despolitizarlo y hacerlo realmente popular.

11. Reorganización sistemática de todo el sistema de salud, desde los ambulatorios hasta los hospitales del Estado, de modo que los venezolanos utilicemos centros de salud donde nos atiendan y haya gasas, curitas, equipos que funcionen, médicos y personal de salud bien pagados. Simbiosis salud pública – privada.

12.               Igual, reorganización sistemática de la educación desde el preescolar hasta las universidades y tecnológicos, para formar sin complejos ni resentimientos, los profesionales y técnicos de alta calidad que requiere el desarrollo agroindustrial del país.

13. Construcción, en simbiosis sector público y privado,  de millones de viviendas para solventar el grave problema de hábitat, aplicando las modernas  tendencias urbanísticas.

14.               Cambio de modelo de producción. Generación de poderosa empresa privada capaz de generar buenos empleos a todos los ciudadanos, bienes y servicios de consumo que mejoren la calidad de vida; logro de confianza en los inversionistas y en los trabajadores con medidas económicas coherentes, que resulten en productividad y competitividad, única forma de superar el hambre. Desaparición paulatina de todos los controles.

15. Rescate de la industria petrolera nacional.  Incremento de la producción y participación de las inversiones privadas en el negocio petrolero. Florecimiento de las industrias conexas y de la petroquímica.  Reorientación de la Renta Petrolera. Resurrección de las empresas básicas de Guayana.

16. Reingeniería para el Estado venezolano.

17.               Rescate de la infraestructura.

18. Integración latinoamericana y etc. etc. etc.

Como en la novela de Cortázar, “Rayuela”, comience por la página que quiera.  Siga la cadena acciones 8, 5, 7,9. O inicie por las 14, 12, 7, 3. Como usted quiera. Al derecho o al revés, estas acciones significan una revolución de verdad: reflejarán incremento cuántico de la calidad de vida de los venezolanos

Y si las concatena en un plan que refleje una estrategia de desarrollo, tendrá un gran programa de gobierno.

Gerencia, gerencia y más gerencia. El mismo sol que alumbra cualquier país democrático y eficiente. Y nada que ver con la planificada destrucción nacional de esta “revolución”. Es imperativo interrumpir este fatídico camino a La Habana.

Hacer las cosas de manera diferente, para obtener resultados diferentes.

PD1: Como decía mi inolvidable padre: ¿Celestinas dando clases de moral?

PD2: La fe mueve montañas; pero hay que votar.

miércoles, 7 de agosto de 2013

EL DICCIONARIO FALAZ DE LA “REVOLUCIÓN”


 

 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 110

 

La “revolución”, ha creado su propio diccionario, lleno de palabras  que tratan de esconder la realidad. Puras falacias: expresiones que halagan y atraen con falsas apariencias.

Por ejemplo, el populismo es una falacia. Le hace creer al pueblo que lo está sacando de su eterno atolladero, mientras lo hunde. Como el papá que, a objeto de mantener a sus hijos contentos, les da la plata de pagar la luz para que vayan al cine y plaf… les cortan la luz.

Dime de que te jactas y te diré de qué adoleces, parece ser la máxima de este diccionario falaz. Veamos algunos términos:

1.- Soberanos. La “revolución” canta (a ritmo de son cubano) que es soberana  y les dice gafos a los que creen que nos gobiernan los cubanos. Permutan petróleo por espías y “asesores” en petróleo, seguridad, electricidad… ¿quedará algún sitio dónde podamos ejercer soberanía, aunque sea macuquina?

Eso sin contar los viajes a La Habana, para conversar con las autoridades de la dictadura, a recibir instrucciones, según los más gafos.

Y además, hablan de soberanía alimentaria, mientras nuestra alimentación está en manos de los extranjeros.

Que viva el socialismo venezolano, gritan emocionados los capitalistas y neoliberales… de Colombia, Argentina, Bielorrusia, Chile, China y paremos de contar. Y los de Venezuela, bien (quebrados) gracias.

2.- Inclusivos. Se jactan de ser inclusivos, mientras excluyen, intimidan e insultan a la creciente mayoría de la población que no está de acuerdo con tanta desfachatez. Excluyen de PDVSA a los que no sean rojos rojitos, del gobierno a los que no sean del partido. En los medios oficiales, sólo en rarísimas ocasiones, invitan a los que opinen diferente.

3.- Amplios. Se dicen  amplios, mientras ejercen el sectarismo más profundo de que se tenga memoria. No saludan, e insultan a los gobernadores y alcaldes de oposición, buscan instalar gobiernos paralelos como en la Alcaldía Mayor, en la Zulia de Pablo Pérez, o en Miranda.

Son tan amplios, que al “enemigo” de la oposición le dan agua… sólo para que se ahogue.

4.- Democráticos. Le juran al pueblo que son demócratas, mientras mandan a apresar opositores desde los más altos niveles y acaban con la independencia de poderes. Interpretan la ley tan a conveniencia para sus intereses, que horrorizan a nuestros mejores juristas.

Ejemplos: la continuidad y candidatura de Maduro en marzo, en la suspensión de la inmunidad Parlamentaria del diputado Mardo, y la decisión que pasará a la historia en la misma página del plebiscito de Pérez Jiménez: no aceptar la impugnación a las elecciones del 14 A.

Son tan demócratas, que no han convocado a la elección del nuevo Contralor, ni de los Rectores del CNE, porque no han descubierto la manera de elegirlos con apenas el 50% del parlamento y no el 66%, como a todas luces, exige la Ley. 

5.- Respetuosos. Hablan de respeto, mientras golpean a diputados – eso no se puede olvidar- como Dávila o María Corina entre otros, en rines de boxeo improvisados, sorpresivos e impunes. O mientras le dicen fascistas, vende patria, ladrones y asesinos a los dirigentes de la oposición.

6.- Obreristas. Se dicen obreristas, y ningunean sindicatos, crean organizaciones paralelas, no discuten contratos colectivos, sus políticas generan inflación, escasez y desempleo que pegan más duro en las clases más bajas.

Los obreros y que dicen a coro: “no me defienda compadre”.

7.- Eficientes. Alardean de “revolución” de la eficiencia, mientras invaden, confiscan, expropian, erializan y quiebran miles de empresas productivas; generando desconfianza.

Han quebrado al país. Midas al revés, para permanecer en el poder toda la vida. Tipo los dictadores Castro.

8.- Electoralistas. Se jactan de electoralistas y callan que todas las elecciones se han desarrollado en medio de ventajismo, medios, dinero, árbitro, todo el estado opacando la voluntad popular.

 Tan gigantesco ventajismo, que estoy seguro que si ellos fueran oposición, jamás hubieran aceptado  participar. Cosas veredes, amigo Sancho.

LAS FALACIAS DE ORO

Menos mal que el pueblo ya regresa de tanta falacia. Ya no les cree.  No importa que no tengamos papel tualé; pero tenemos patria… como nié. Cada vez les cuesta más encontrar quien les crea esa triste frase, que  pasará al diccionario de Falacias de Oro, junto a aquella de “con hambre y desempleo, con Chávez me resteo”. Hoy, ni se les ocurre repetirla. Saben que la matriz se les volteó.

El pueblo viene de regreso del engaño. Por eso en Diciembre hay que votar. Como dijo aquel filósofo: la Fe mueve montañas; pero hay que votar.

 

 

 

 

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (VII/VII)


Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 109

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (VII/VII)

FUTURO: PETRÓLEO POR DESARROLLO

A pesar de los grandes esfuerzos de nuestros mejores hombres bajo diversas estrategias como sembrar el petróleo, incrementar la participación en el negocio, o  nacionalizar el recurso, los venezolanos no hemos logrado hacer del petróleo una verdadera palanca de desarrollo.

Claro, sería absurdo plantear que no hubo sustanciales mejoras en Venezuela, luego de la muerte del dictador Juan Vicente Gómez. Una panorámica muestra éxitos iniciales de significativa superación del analfabetismo y de enfermedades endémicas, de revolución educativa, de grandes obras de infraestructura, de implantación de la democracia que llegó a ser modelo en América Latina. Venezuela fue por décadas un país con uno de los mayores crecimientos sostenidos.

Sin embargo, el petróleo sirvió para arropar una gran improductividad, teníamos una moneda tan dura como la de cualquier potencia industrial y apenas producíamos como un típico país africano. Además, el exceso de dinero nos hizo víctimas del Efecto Venezuela, que magistralmente describió Pérez Alfonzo. Comenzó a crecer la marginalidad, se aflojaron los resortes morales, fuimos implacables con nuestros políticos y al final… en lugar de hacer perfectible la democracia, permitimos la llegada del comandante, que como dijo Carlos Puebla… llegó el comandante y mandó a parar. Y agregamos, mandó a retroceder. Venezuela, en lugar de avanzar al sXXI, comenzó a transitar esta lastimosa ruta hacia el  sXIX.

Así, nos hemos convertido en un limosnero sentado en un barril de petróleo. He ahí nuestro ser o no ser. Dilema que se agudiza ante el surrealismo que va siendo esta fracasada “revolución”. La generación actual, o sea todos los que estamos vivos, nos enfrentamos a la realidad histórica de entregar a las generaciones futuras una Venezuela peor que la que encontramos, en medio de décadas de gigantescos recursos petroleros. Como si al igual que los inocentes indígenas que recibieron a Colón, hubiéramos cambiado petróleo por baratijas. Hemos sido como Midas; pero al revés.

NUEVA ESTRATEGIA

Lo primero es tener fe en que si podemos convertirnos en un país ganador. Y empeñarnos en Gerenciar el Petróleo.

Urge una visión sistémica del negocio. Una industria petrolera productiva, no es suficiente. Requiere de un Estado Eficiente para que los recursos que genera sean bien administrados y de una filosofía de la renta petrolera cuya aplicación evite que ésta continúe siendo cómplice de tanto fracaso materializado en Petroestado, mesías que siempre resultan falsos profetas y corrupción hasta los tuétanos.

A esta síntesis la hemos denominado Trípode Petrolero. Tres patas sólidamente unidas. Veamos:

1.- Industria petrolera productiva… que se diversifique en petróleo, refinados, petroquímica, industria conexas, calidad de vida en las comunidades aledañas  a partir de modernas políticas de Responsabilidad Social. Que produzca muchos dólares.

Para ello hace falta – y ni se engañe ni se deje engañar por los demagogos- grandes y acertadas inversiones y, transferencia tecnológica de punta. Hay que superar el desastre de la PDVSA revolucionaria.  

2.- Estado Eficiente urge hacer reingeniería al Estado venezolano, para que sea capaz de controlar la industria (no necesariamente producir)  y transformar  la renta en calidad de vida.

3.-  Filosofía de la Renta Petrolera... requiere un amplio consenso. ¿Dar acciones a los venezolanos? ¿Incrementar la gasolina y distribuir el diferencial sobre el costo, entre los más pobres? ¿Abrir la bolsa de valores para los nuevos proyectos petroleros? ¿Dejar la regalía en los estados… o eliminarla? ¿Crear un fondo para el futuro… o uno sólo para inversiones?

 Es imperativo filosofar sobre el petróleo, para que el derivado 3001 de éste sea la calidad de vida de los venezolanos. Es el pivote de nuestro futuro.

Trípode Petrolero... porque el petróleo es un fenómeno integral y como tal tenemos que abordarlo. Lo contrario es dilapidar la renta  para seguir con los resultados tan vergonzosos como mayor inflación, devaluación y escasez del mundo, triple corona de la desidia y el fracaso. Poderes públicos licuados y fluyendo hacia el liderazgo apocalíptico, o sea… sub democracia. Un Presidente que dice que ganó y no se quiere contar. ¿Para eso ha servido el petróleo?

Queda abierto el urgente debate. Y usted, está invitado, Total… es su futuro.

BIBLIOGRAFÍA  MUY MÍNIMA

·         Venezuela Política y Petróleo… Rómulo Betancourt. Seix Barral. México.

·         Cronología Del Petróleo venezolano… Aníbal Martínez. Foninves. Venezuela

·         La indoblegable sociedad venezolana… Eddie Ramírez. El Nacional Venezuela.

·         Petróleo en Venezuela, ayer, hoy y mañana… Policarpo Rodríguez. El Nacional. Venezuela.

·         Juan Pablo Pérez Alfonzo… Eloy Porras. Ateneo de Caracas. Venezuela.

·         La singular historia de la OPEP… Luis Lugo. CEPET. Venezuela.

·         Dilemas de una economía petrolera… Emeterio Gómez. CEPET: Venezuela.

·         Rómulo Betancourt y la siembra del petróleo… Gumersindo Rodríguez. OT Editores C.A. Venezuela.
Los antecesores…Varios. Lagoven. V
 

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (VI/VII)


 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 108

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (VI/VII)

NAZI- ONALIZACIÓN DEL PETROLEO

-      PDVSA es un  Estado dentro del Estado- decía el candidato Chávez en 1998. Como si en sus edificios no existieran oficinas de la Contraloría General dela República, que implacablemente revisaban todo el movimiento financiero  de la hasta entonces exitosa empresa.

 

-     Luís, Luís, ella es ingeniero en PDVSA y nos puede ayudar con lo que queremos hacer allá- le dijo el Presidente electo a Miquilena, ante la sorpresa de la ingeniera, quien se preguntaba qué es “lo que queremos hacer”. Pocos años después… sufriría la terrible respuesta.

-     Yoprovoquéelparo- se jactó el Presidente Chávez, luego de haber provocado la lobotomía empresarial más gigantesca de que se tenga conocimiento en tiempos de paz. A confesión de parte…
 

Comenzaron con el descrédito. Las “colitas de los aviones de PDVSA”… y   acabaron con la flota que servía para optimizar las operaciones. La flota es historia antigua. Lo que sí es presente, son las colas que les dan a la nomenklatura cubana y otros gobiernos panas, en los aviones del gobierno venezolano.

 

La botada de los 23.000 técnicos de PDVSA no fue improvisada. La “revolución” es un proyecto de destrucción nacional para permanecer en el poder forever, tipo Cuba. Tenía que ir por el petróleo, por los militares, por los medios como las gloriosas RCTV y las emisoras de radio “democratizadas” y, por todo lo que fuera productivo. De allí las invasiones, confiscaciones, los insultos.

 

La eficiencia de la vieja PDVSA estorbaba a la “revolución”. Desde sus comienzos socavó la meritocracia (a cada quien según sus méritos), y a la larga la sustituyó por la actual fidelocracia (a cada quien según sus fidelidades).

En abril de 2002, los trabajadores petroleros salieron a defender la democracia, tal como sus símiles en 1936 y 1950. Protestaban contra la destrucción de la empresa, para comerte mejor Venezuela, como diría el lobo feroz. A la Junta Directiva nombrada en esos días, se le veía la costura.

 

En diciembre de 2002, los petroleros se unieron individualmente a la huelga general. En marzo… sumaban 23.000 los botados. Sin pagarles ni siquiera sus cajas de ahorros y persiguiéndolos hasta el sol de hoy, para que no los dejen trabajar en petroleras privadas. Le intentan cobrar a  186 trabajadores, una exorbitante e injusta deuda.  Los “revolucionarios” son así. Siguen la plana - y aunque no lo sepan- la  elipse, de Robespierre.

 

 Juan Fernández, Horacio Medina, Eddie Ramírez, entre otros distinguidos petroleros, encabezaron la lucha. Los Semerucos, los presos, los exiliados, los inciliados, los perseguidos, siguen resistiendo, haciendo historia. La “revolución” se sorprendió ante la valentía de los trabajadores petroleros fueran valientes. Y quedó con la boca abierta ante tantas  luisascáceres petroleras, que nos llenan de orgullo y han resistido en todos los terrenos… hasta la victoria.

 

LA “NUEVA” PDVSA

 

 Botaron a los 23.000 técnicos y comenzó la “nueva” PDVSA. O sea, los yacimientos revolucionarios, los técnicos rojitos, la faja como quincalla manejada por países pana, algunos que ni saben el color del petróleo. Ahora  producen alimentos, adoctrinamiento, maletines... papita, maní, tostón. 

 

De una próspera empresa petrolera con contenido social, nos hemos convertido en una flácida empresa social con contenido petrolero. Producen de todo, menos petróleo y gasolina  en volúmenes requeridos y de manera eficiente. Yacimientos dañados, tubos rotos, dramáticas explosiones en las refinerías. En lugar de sembrar el petróleo, lo han derramado a lo largo de la patria.

 

Según la OPEP, decadentes 2,4 mbd. Ahora importamos gasolina y Colombia nos manda gas… decadencia en gotas.

 

Antes de la lobotomía, producíamos 3,3 MMBD con 45.000 empleados. Hoy 2,4 MMBD con 115.000 y de paso regalan, rematan y pagan petróleo a futuro ¿dónde están esos reales? Hoy estaríamos cerca de los seis millones de barriles.

 

Antes, una sana deuda de 5.000 MM$. Hoy, decenas de miles de millones. Pura soberanía… extranjera.

 

Botaron a los técnicos petroleros. Como sacar los carniceros de la carnicería. Hoy dejan de entrar a Venezuela cerca de 150.000 MM$ al año, por los más de 3  millones de barriles adicionales que deberíamos producir. Saque la cuenta… 

 

Ni el chapulín “colorado”, podrá defenderlos.

Petroestado exacerbado. Renta petrolera utilizada para destruir la producción del petróleo y del país. Cambio renta por poder… forever.

Petrolera pre quebrada, combinada con un Estado incapaz.

Es imperativo rescatar a nuestra industria pivote, antes que ineptitud, fanatismo y exclusión se conviertan en las aristas de  un triángulo de las Bermudas, que se trague el futuro de Venezuela.

¿Qué hacer?... espere la próxima historia.


PD: excluzión, perzecución,  incapazidad y  rezentimiento, ergo… nazi-onalización.