viernes, 30 de octubre de 2015

VENEZUELA TOMADA

Rafael Gallegos            Blog núm. 220


Leo y releo “Casa Tomada”, de Julio Cortázar y me es inevitable comparar ese relato con lo que está pasando en Venezuela. La casa estaba muy arraigada en sus ocupantes, tal como Venezuela constituye nuestra querencia… el único país donde no somos musiues.  La casa era de la familia desde los bisabuelos… así como nuestro país es nuestro (Independencia) desde hace unas seis o siete generaciones.

Un día los ocupantes de la casa se dieron cuenta que les habían invadido una parte. ¿Qué hicieron? Luego del “no puede ser esto nunca nos había pasado”, y el asombro, comenzaron a transitar las mismas etapas que hemos pasado los venezolanos: ¿estás seguro?... incredulidad. Entonces tendremos que vivir de este lado de la casa… conformismo. La ocupación de ese lado tiene sus ventajas… sinvergüencería.

Comenzaron a vivir “tomados”. Y a punta de excusas, se les hizo costumbre: “ahora el tiempo nos rinde más porque hay que limpiar menos”. Les alcanzaba más el tiempo para cocinar, para tejer y para leer. Se conformaron.

Recordaban con nostalgia cuando la casa era para ellos solos; pero no movían un dedo para recuperarla.

NO, QUÉ VA

¿Tú crees que tomen la casa completa?, se preguntaban los ocupantes... No, qué va, no creo que se atrevan. Saben que si hacen eso, nos vamos a molestar de verdad y llamaremos a la policía.

Nada diferente a cuando en sus albores, la “revolución” comenzó con las largas peroratas en cadena, los insultos, la vulgaridad y las expropiaciones. Entonces preguntábamos: ¿Tú crees que expropien el Sur del Lago? ¿Y todas esas haciendas? ¿Y La Francia? ¿Tú crees que los van a confiscar? ... No, qué va, nos dejarían sin comida y saben que así si es verdad que nos alzamos.

¿Tú crees que se atrevan a tomar Pdvsa? ¿Y a botar a los técnicos petroleros?... no, qué va, nos dejarían sin petróleo y ellos saben que allí están las divisas para el desarrollo del país. ¿Y tú crees que se atrevan a demandar a los petroleros por esas sumas tan extravagantes?... No, qué va. Los “revolucionarios” no son tan mala gente. ¿Y tú crees que se atrevan a botar a las mujeres y niños de los campos petroleros a punta de lacrimógenas y planazos?... No, qué va, te dije que ellos no son tan mala gente.

¿Tú crees que se atrevan a eliminar la concesión Radio Caracas Televisión? ¿Tú crees que se atrevan a “democratizar” emisoras de radio y a comprar periódicos y radios para acabar con la libertad de expresión?... No, qué va, ellos saben que se les caería la careta de democracia y se echarían al mundo encima.

¿Y tú crees que se atrevan a negar las divisas a los productores y a regular sus productos por debajo de costos?... No, qué va, ellos saben que eso generaría hiperinflación, escasez, hambre y violencia y pondría descontento al pueblo.

¿Y tú crees que se atrevan a marcar a la gente como ganado en las colas de las tiendas? ¿Y tú crees que se atrevan a pedir partida de nacimiento y ecosonogramas para vender pañales?... No qué va. Sería una gran falta de respeto con las damas de este país. Y ellos han dicho que además de obreristas, son feministas.

¿Y tú crees que dejen preso a Capriles…. Y a Ledezma… y  a Leopoldo… y a los muchachos por protestar… y a la Afiuni? ¿Y tú crees eso de que torturan? … No qué va, cómo se te ocurre. Nos convertiríamos en otra Cuba, además, la Constitución, creada por el mismísimo Chávez, prohíbe todas esas desfachateces.

No, qué va… pero como dice la ranchera, ya vamos llegando a Pénjamo.
Al final, a la gente del relato de Cortázar, le tomaron toda la casa. Quisieron buscar dinero para irse; pero el lugar donde lo guardaban… estaba invadido (algo así como les hubieran “tomado” el Banco Central). 

Se fueron de su casa. Lloraban y lloraban de tristeza e impotencia. Tiraron la llave de la casa en una alcantarilla… “no fuera que a algún pobre diablo se le ocurriera robar y se metiera en la casa, a esa hora y con la casa tomada”.

LA ÚLTIMA CARETA

Y yo me pregunto, ¿serán capaces de un espantoso fraude el 6D, como el que hicieron los militares en 1952 quitándole el triunfo a URD y expulsando a Jóvito Villalba y otros dirigentes de Venezuela? ¿O de otro similar al  que hicieron los militares en 1957, con el plebiscito que terminó contando los votos en los cuarteles? … ¿No, qué va?

AVALANCHA

El  6D, queda la avalancha. Para impedir que nos ocupen el último cuartico que nos queda libre en nuestra casa. No se vale huir y menos tirar en una alcantarilla las llaves de nuestra Venezuela.

Las recientes elecciones en Argentina y Colombia dan indicios de que ya comenzó a retroceder la internacional de las caretas. Y la guinda de la torta será la avalancha del 6D en Venezuela.


Hay que salvar nuestra casa. El 6D, a votar para cambiar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario