miércoles, 28 de enero de 2015

JUEGOS DE PETRÓLEO


Rafael Gallegos            Blog. Núm. 181

Nada deja peor a un “experto petrolero” que  el pronóstico de los precios. En los sesenta, se pensaba que estos iban a permanecer en dos o tres dólares por barril, como había sido por décadas. En los setenta, el petróleo del Mar del Norte no entraba en ningún cálculo por ser muy costoso, por otra parte, se daba como un hecho la eterna la alianza del Sha de Irán con el mundo occidental.

Todos estos pronósticos se revirtieron. El embargo petrolero del año 73, cuadruplicó el precio del petróleo, para empezar. Los avances tecnológicos y los precios hicieron comerciales  a los hidrocarburos del Mar del Norte y el Ayatola Komeini sorprendió al mundo al derrocar al Sha de Irán y convirtió a este país en ultra enemigo de los Estados Unidos.

Hoy, el llamado petróleo de lutita, que hace cinco años no estaba en casi ningún cálculo, se ha convertido en el príncipe azul que de un beso ha despertado a la Bella Durmiente de la independencia energética, convirtiendo a  Estados Unidos en exportador de gas y en la ruta de ser el primer productor de petróleo en el mundo.

¿Qué pasará mañana? ¿Seguirán los precios bajos? ¿Se revertirá el proceso? Los expertos hacen pronósticos; pero la experiencia nos enseña que en este tema, como en la canción de Blades, sorpresas te da la vida.

Sucede que el juego petrolero tiene muchos parámetros, tantos que actúan como el cuero seco que decía Guzmán Blanco de Venezuela, se levanta por un lado y se cae por el otro. Veamos los juegos:

Ajedrez: Requiere de estrategas de primera línea. Si falla el suministro de petróleo, cae toda la economía. Se pierden guerras, los alemanes en la segunda guerra, fallaron en la captura de sumideros rumanos y rusos y se pararon los tanques de Rommel en pleno desierto. O se ganan, como Churchill, que en 1911, siendo Primer Lord del Almirantazgo, se dio cuenta que debían sustituir en sus  naves el carbón por petróleo y estuvieron a tono en la primera guerra a partir de 1914.

Lego: se requiere armar rompecabezas tridimensionales para visualizar la complejidad del mudo energético. El petróleo no viene solo. Hoy observamos que el llamado primer mundo no está feliz, per se, por la bajón de los precios. Empresas de servicios petroleros han botado de sus empleos a miles de personas. Petroleras  se paralizan. Se devalúan acciones de empresas de aluminio, acero, vehículos, propiedades, etc. porque planificaban crecimiento a partir de expansión petrolera. Dicen que ello traerá como consecuencia una reducción del PIB superior a la estimada, disminuyendo aún más los precios del petróleo. Los  parámetros son complejos y multidimensionales.

Dominó: Hay que estar pendientes de las jugadas del otro. Tener memoria para saber contar las piedras. Jugar en sintonía como el compañero. Ubicar la cochina,  los dobles, o los violines. Estar pendiente de las señas de los competidores. Saber que la exitosa tranca de hoy puede ser la debacle de mañana. Por ejemplo, no se puede juzgar a la OPEP, por el  significado que tenía en los años sesenta, o pensar que hay una contradicción entre los árabes que ayer cerraban producción y hoy la abren, todo depende de las piedras que se tengan en la mano… y las que tenga el compañero.  El juego petrolero no  depende de la “mano invisible”, sino de las piedras. Por ello tuvo sentido Achnacarry, cuando en 1928 los petroleros del mundo se reunieron para repartirse el mercado e incrementar sus ganancias, no mucha diferencia respecto a los propósitos de la OPEP.

Tampoco se puede ignorar la prohibición de exportar hidrocarburos que el “libre mercado” norteamericano impuso en 1970, o sus límites a la producción interna, o las cuotas de importación que Estados Unidos aplicaron, entre otros, a Venezuela en los sesenta.

Lo peor que  se puede hacer es trancar el juego con los seis en la mano como ha hecho Venezuela con su industria petrolera. O jugar mal los violines, como hicieron al botar a 23.000 trabajadores en el 2002.

Para todos los juegos, hay que poseer conocimiento de normas, hábitos y malicia. El mundo no es un juego de inocentes.

El juego petrolero requiere jugadores que en primer lugar, sepan de petróleo. En segundo término, que hayan desarrollado experiencia y sobre todo que tengan malicia. Que jueguen “caribe”, como los norteamericanos, los árabes y en general las transnacionales.

No hacerlo conlleva a zapateros, jaques mates, o a que vivos, hagan “coleo” con las piezas del lego.

Juego final: ¿A los jugadores petroleros de la “revolución” les ha sucedido zapatero, jaque mate o coleo?

Las tres respuestas son válidas. Se jugaron al país, burlándose de las reglas del juego, sin conocerlas. Ahora en la hora del zapato, nos vienen con el cuento que los Estados Unidos, inundaron el juego de dominó con seis. Por favor…los mirones seremos de palo; pero no bobos.

Ah! y el que pierde se para.


martes, 20 de enero de 2015

PETRÓLEO, HAMBRE Y PARLAMENTARIAS


Rafael Gallegos            Blog. Núm. 180

Los bajos precios del petróleo aunados a la política de destrucción estratégica de la “revolución” están generando, más que pobreza, hambre.  La solución que los ciudadanos de a pie, o sea usted y yo, tenemos más a mano para cambiar las cosas, es movilizarnos  y hacer presión ciudadana hasta lograr un avasallante triunfo en las elecciones parlamentarias, o un cambio constitucional del régimen. 
 
Y el peor error en que podemos incurrir, analizar al petróleo, al hambre y a las parlamentarias, de forma inconexa.

En cuanto al petróleo, llegamos a las vacas flacas. Y señores oficialistas, sin echarle la culpa a nadie. Es cursi eso de USA inundando el mercado, o aquello de la responsabilidad del imperio. Y patéticas, esas giras para convencer a los árabes de cambiar su estrategia de precios bajos, como si ellos hubieran tomado esa decisión jugando tin marín de dos parihuelas. Por favor… seriedad.

Peor  que los bajos precios, es que a la  a la “revolución”  la agarraron fuera de base: sin reservas internacionales, sin Fondo para Emergencias y con una industria petrolera más flácida que nunca. 

Si no supieron administrar la abundancia (¿quién se comió mi vaca gorda?), mucho menos sabrán lidiar con la crisis de escasez que tenemos encima.

Si PDVSA, que produce dos millones de barriles diarios apurados y vende apenas uno, estaba mal con 100 $ el barril – endeudada, con la producción en barrena, llena de gente, importando petróleo  – ¿cómo quedará ahora con el barril a 40 $?

Ya no hay dólares. Y eso significa hambre. O peor, hambruna. ¿Batiremos el triste record de ser la primera hambruna en un país petrolero?

No crea que exagero. Luego del “dakazo”, se acabaron los televisores y la línea blanca, o lo que para efectos prácticos es lo mismo, reaparecieron a precios estratosféricos.

Ya están haciendo “carnazos” o “pollazos” para que esos negocios vendan a “precios justos”, otra mentira más. El resultado será el mismo. Quiebra de negocios, desaparición de productos y  reaparición de la carne y el pollo, digamos a 1000 o 2000 Bs.

Comida inalcanzable. Eso significa hambre y si es generalizada y continua, hambruna. Contimás con el pírrico salario mínimo de treinta dólares al mes ( dos bistecs diarios, saque cuentas). Qué vergüenza.

Y la “revolución”, como si nada. Como que se cree sus fantasiosos cuentos. Recuerdan a los dirigentes de Bizancio, discutiendo acerca del sexo de los ángeles, las carcajadas del diablo, o el tamaño de los pelos del pubis, mientras los enemigos les tumbaban las paredes de la ciudad.

Los enemigos: la inflación, la violencia, la escasez, la devaluación, los precios del petróleo… hambre.

Hambrean al pueblo en el nombre del pueblo.

Y así, llegamos a las parlamentarias. Con el pueblo, y me perdonan la palabra, arrecho. Pregunten en los barrios y en los autobuses.

Y cieguitos, no quieren dar crédito a las encuestas. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

TIENEN QUE BRINCAR LA TALANQUERA PARA SOBREVIVIR

La solución, antes de que el destino nos alcance, es un cambio de estrategia, o un cambio de gobierno. El cambio de estrategia es muy difícil, porque para salir de esta situación, la “revolución” tiene que negarse. Dejar de ser lo que siempre ha sido.

Negar las expropiaciones, negar los insultos, negar la exclusión, negar las fracasadísimas estatizaciones, negar la licuefacción de poderes, negar el uniforme rojo del árbitro, negar la estrategia petrolera, negar tantas mentiras.

La “salida” de la “revolución” consiste en generar confianza, revertir las expropiaciones, invitar a la oposición y a las asociaciones de empresarios a diseñar políticas, garantizar la propiedad, garantizar respeto a las ganancias de transnacionales, hacer llamados transparentes a inversionistas, devolver la autonomía al Banco Central, etc.  Ah! y decirle al pueblo, como hizo  el “comandante eterno” cuando  la intentona golpista del 4F: que asumen la responsabilidad de este monumental fracaso. 

Eso, no lo dude, equivale a brincar la talanquera. Lo hicieron  Gorbachov, Fujimori, Humala, CAP. El mismo Churchill se cambió para los liberales por muchos años.

¿Será Maduro capaz? Hagan sus apuestas.

O brincan la talanquera, o se los traga la arena movediza.

Y a los de a pie, nos quedan la parlamentarias para lograr un cambio significativo. Desde la Asamblea se puede controlar y orientar tanto desaguisado.

Para ganar necesitamos unidad en el liderazgo. Como ciudadano, exijo ver a los líderes en la misma mesa, movilizando  al pueblo y enseñando un programa común.

Es simple, si no os unieres… el pueblo demandará otro liderazgo. Las sociedades no se suicidan. En los momentos de crisis, aparecen los líderes.


Así que pilas y guáramo, para que no los madrugue otro liderazgo y puedan dirigir el alumbramiento de la nueva era. 

miércoles, 14 de enero de 2015

PILAS Y GUÁRAMO, O DERROTA PARLAMENTARIA


Rafael Gallegos            Blog. Núm. 179

Si perdemos las parlamentarias, será culpa nuestra.

De todos, de los líderes desunidos, que de seguir así cometerán delito de Lesa Patria. De usted, apoltronado en su casa hablando mal de la oposición, como si usted mismo no formara parte de ella.  De su vecino, ese que está desilusionado, o cansao.

Culpa de los líderes opositores que no exigen todos los días la salida de Leopoldo de la cárcel, ni la de los alcaldes, ni de las docenas de presos políticos. De los que se hacen los locos con la cama que le preparan a María Corina en alguna cárcel de mujeres del país.

De los diputados que no exigen todos los días su derecho a participar en Antena TV, en la directiva  de las Comisiones Parlamentarias y en la propia Directiva de la Asamblea, o en la barra  parlamentaria; y no denuncian que la Asamblea le está negando sus derechos a ser representados al 52 % de los venezolanos que votamos por ellos.

Será culpa del liderazgo que no ofrece un programa de gobierno para cuando seamos poder. Desde el parlamento y desde Miraflores. 

De los acomodaticios, que quieren que los jinetes del apocalipsis: inflación, escasez, devaluación y bajos precios del petróleo, saquen por sí solos al gobierno,  y como el árabe se sientan, cómodamente, en la puerta de su casa…

A PESAR DE TODO, A VOTAR

A pesar que enfrentaremos un árbitro rojito, encabezado por la misma persona que no dio revisión de actas cuando Capriles en el 2013, y que usó un brazalete del 4F, como si fuera una inocente gorra del Caracas o del Magallanes.

A pesar que la última decisión la tomarán los mismos que juraron con la mano izquierda, cuyos antecesores gritaron hace años: uh! Ah! Chávez no  se va.

A pesar que pelearemos contra  poderes monolíticos, contra una prensa mediatizada.
Pero…  por primera vez la ventaja de la oposición de es 20 puntos en casi todas las encuestas. 

Muchas  circunstancias que nos favorecen. Ya la destrucción estratégica de la “revolución” se les convirtió en vorágine. Pura inercia. Y no pueden parar el descontento popular… y ojo, tampoco pueden parar la elección.

Ya nadie les cree cuentos como el  de “golpe económico”.

Como diría Betancourt: adelante, por arriba de las tumbas, adelante.

A votar, a pesar de esa milicia “chavista”. ¿Que hubieran pensado ellos mismos si los militares de antes hubieran saludado: Betancourt vive? …

A votar, que el general violencia, el general escasez, el general inflación, el general devaluación y  el general hambre, forman un estado mayor de las circunstancias, que jugará a favor de la oposición en las parlamentarias.

UNIDAD

Exijo como ciudadano que lucha  por una democracia próspera,  ver en una misma mesa a Ledezma, Capriles, Chuo, Ramos Allup, María Corina, un representante de Leopoldo, y otros. Juntos y con un programa común de gobierno en la mano. Y rodeados por los partidos y las ONG y organizaciones. Es la hora de la política con P. Del actuar profundo, parafraseando a  Don Andrés Bello.

La unidad somos todos. Espíritu de unidad. Como el Espíritu del 23 de enero. No había ninis ni terceras vías. O estabas con la dictadura, o estabas con la democracia.

Nuestros líderes deben  imitar a   Churchill cuando expresó ante el bombardeo a Londres por parte del dictador militar Hitler, algo así como: lucharemos en las casas, en las calles, en las pistas de los aeropuertos, en todas partes… no nos rendiremos.

Ah! y todas las noches Churchill  estaba en las calles, como esperando las bombas.

GABINETE DE SOMBRA

Es imperativo  nombrar ministros a la sombra. Que denuncien el abuso de los poderes. La seudo democracia del irrespeto, de poderes licuados, de embustes como la guerra económica o la inflación inducida. La  PDVSA, pre quebrada a 100$ y a 40 ni les cuento.  La barbaridad de las reservas de 400.000 MMBS, como si no supiéramos que esa “reserva”, se imprime  y genera más inflación.

 Un gabinete de sombra que todos los días le recuerde al creciente pueblo descontento, las desfachateces de la “revolución”. Que ofrezca soluciones  que el pueblo sienta como parte indispensable de su futuro.

Que denuncien a este gobierno repartidor de cosas que no existen, porque no las producen.
Ah! y hay que nombrar como candidatos al Parlamento, líderes que arrastren  votos y - con guáramo - que los defiendan. Elecciones primarias donde participen  presos políticos y exiliados.

La mesa está servida, como nunca.

¿QUÉ HORA ES? LA HORA DE RESCATAR LA DEMOCRACIA

No repitamos la historia de aquel sultán que ante su llanto por la caída de  Granada, la mamá le dijo: lloras como mujer lo que supiste defender como hombre.

Claro, esa señora no conoció ni a María Corina, ni a las valientes mujeres del petróleo, entre otras valientes venezolanas preñadas de valor y de ideales. Madres y actrices del patriotismo.

Pilas y guáramo son nuestras primeras necesidades.


martes, 6 de enero de 2015

FRACKING, EL NUEVO CULPABLE DE LA “REVOLUCIÓN”

  
Rafael Gallegos            Blog. Núm. 178
                  
Esta “revolución” tiene veinte puntos en inventiva… de embustes. Piensa que los venezolanos somos bobos. Que nos creemos que los cuatro jinetes del apocalipsis del gobierno: inflación, escasez, devaluación y precios del petróleo, son respectivamente: inducida, culpa de los contrabandistas, producto de la guerra económica y de la inundación de petróleo provocada por el imperio. La verdad es que todo el mundo sabe que cada uno de esos  jinetes, fue montado en los caballos por la proverbial ineficiencia de este gobierno.
Quien sale perjudicado con tantos embustes, es el pueblo de Venezuela, cada vez más pobre, con peores servicios, con menos democracia y por cierto, con un sueldo mínimo  ¡ menor de cincuenta $ ! … ya vamos llegando a Cuba.

-      Cambio petróleo, por balsas y tiburones entrenados para morder ultra derechistas- y que están pensando mercadearnos los dictadores cubanos.

Ahora el gobierno la enfila contra el último culpable de su larga lista imperio, capitalismo, oligarquía, etc. El viejísimo fracking, que por cierto se aplica en pozos petroleros desde hace más de 60 años. ¿Cuánto dinero están gastando en la inútil campaña contra el fracking? ¿De verdad piensan que van a obtener resultados más allá de engañar incautos?

Si fueran coherentes con lo que dicen, deberían parar inmediatamente la producción de los pozos de Venezuela a los cuales se les ha aplicado fracturamiento hidráulico (no “hidrológico”). ¿O es que el fracking nada más daña al pueblo norteamericano?

Hay que aclarar que el bajón de los precios del petróleo, se debe entre otros factores, al incremento de producción de los Estados Unidos, que revirtieron la curva de decadencia de producción, como producto de una revolución tecnológica en las lutitas: la novedosa perforación horizontal, que permite perforar más de dos mil pies dentro de la  formación, aunada al viejo fracking. Esta tecnología, permite recuperar volúmenes por pozo, que hacen  comercial la explotación de lutitas.

El bajón de precios se debe, además,  al menor crecimiento de las economías y a la voluntad de Arabia Saudita de jugar con los precios bajos. Y como que se cansaron de regalar mercados a los no OPEP.

Finalmente, el petróleo sube y baja, siempre ha sido así.

Pero el gobierno tiene razón. El fracking provoca terremotos (político/ económicos) y daña los ambientes (de despilfarro de petróleo caro).

Terremoto en Rusia, que aplicaba su poder imperial en Ucrania, para construir un  gasoducto que impregnara de gas a Europa. Ahora USA exporta gas y, a Rusia…  se le acaban los reales.

Terremoto en Irán, que debe retrasar sus amenazas de armas atómicas.
El fracking también ocasiona terremoto en Venezuela. Si estábamos al borde del ex país con el petróleo a 100 $ el barril… A 42 $, ¿operará a pérdidas PDVSA? ¿Otro record de la “revolución”?

Además, ahora hay que agregar los “tarros” (cachos en venezolano) que nos está montando la dictadura cubana, que desechó la hoz del comunismo y exacerbó el martillo. Martilló a Rusia, luego martilló  a Venezuela y ahora que no podemos mantener segundos frentes,  abandona el barco y coquetea hasta la seducción con sus otrora archienemigos Europa y Estados Unidos. Ya los cubanos saben que los venezolanos no estamos en condiciones de seguir cambiando petróleo por “catedráticos”.

Claro, si PDVSA no hubiera botado a 23.000 técnicos petroleros – tal como un hospital que bote a los médicos y una carnicería que bote a los carniceros- estaríamos produciendo cerca de 6.000.000 de barriles y a lo mejor estuviéramos haciendo como Arabia Saudita – esa sí que “inunda el mercado”- y apoyando el bajón de precios para ganar mercados petroleros. Como diría Cuto Lamache: uno no sabe.

En cuanto al terremoto ambiental que provoca el fracking, el gobierno, paradoja de paradojas, se preocupa hasta la desesperación por el no probado – los expertos petroleros dicen que es falso- efecto del fracking en la salud de los norteamericanos.

Y se despreocupa por la montaña de coque, otro logro de la quinta república – ya debe ser la más montaña más alta de Anzoátegui- que día a día daña los pulmones de los anzoatiguenses.

Por cierto, la “revolución”, tan ambientalista ella, ¿cumplirá algún día  la promesa del “comandante eterno” y nos permitirá a los caraqueños bañarnos en el Rio Guaire? Así podríamos recitarle a las muchachas como los poetas de antaño:

Tus dientes son como perlas
y tu mirada
cristalina
como las aguas del Guaire

Y un alerta, el Caño Manamo, en Tucupita… también está contaminado. Sin fraking y… en Venezuela. Ojalá no suceda lo que nos decía en la cátedra el gran venezolano Enrique Tejera París: el Orinoco se seca.

Se solicita Ministerio del Ambiente, abstenerse frackinólogos.


PD: Ya que Maduro halagó al sabio Pérez Alfonso, me permito recordar que su jefe era Rómulo Betancourt. Es justicia.