miércoles, 27 de abril de 2016

DIÁLOGO CON EL QUE CARGA LOS MOTORES

                 
 Rafael Gallegos    Blog núm. 244


 GOBIERNO (G) – Hola  mi  compadre, por fin podemos conversar. Estoy feliz porque te estás convirtiendo en el hombre nuevo.

PUEBLO (P) - Noo que va, tas equivocao.

G - ¿Por qué compadre?

P – Primero, yo no soy compadre tuyo, y segundo porque mi hambre no es nueva, es muy vieja.

G- Yo no dije hambre nueva, sino hombre nuevo, y lo de compadre es por cariño.

P- ¿Cariño?, yo prefiero que me lo demuestres con un pote de leche pa´ los muchachos, o una harina pan; pero eso de compadre me suena a demagogia.

G.- Qué te pasa, nosotros siempre hemos sido patria o muerte.

P.- Sí, en época electoral.

G.- No digas eso, me haces sentir mal. Tú eres la razón de mi vida.

P.- Déjate de romanticismos,  prefiero que  me digas: yo soy  la arepa de tu vida.

G.- Claro compadre, soy la arepa, la leche y las medicinas de tu vida.

P.- Y dale con lo de compadre…

G.-… mira yo soy sincero contigo, si a veces no te puedo dar todas esas cosas no es por mi culpa, es por la guerra económica.

P.- Y vas a seguir con esa cantaleta.

G.- Sí compadre, eso no es cuento, es verdad, ¿no has visto en el canal de todos los venezolanos la explicación de la guerra económica?

P.- Claro que lo he visto.

G.- ¿Y entonces?

P.- No entiendo.

G.- Tendré que explicarte mejor.

P.- No chico, lo que no entiendo es porque si la mayoría de las  empresas que no producen azúcar, aceite, leche, harina precocida, café y todas esas cosas que no hay, son del gobierno, ¿por qué le echan la culpa la empresa privada?

G.- Chico, la guerra económica, ya te dije.

P.- Y yo te dije que no soy bobo, yo sé que los generalotes de la guerra económica son ustedes. Han expropiado miles de empresas y miles de hectáreas, no les dan dólares  a las empresas y regulan los precios por debajo de los costos.

G.- Oye, cómo has aprendido.

P.- El hambre, vale, el hambre agudiza el ingenio. Por ejemplo, ya aprendí que tú me engañaste.

G.- No lo veas así que hemos tenido dificultades; pero ustedes cuentan con nosotros, estamos haciendo grandes esfuerzos.

P.- Eso mismo le dije a mi hijo cuando no le pude dar  desayuno esta mañana.

G.- Qué bueno, compadre… y cómo le dijiste.

P.- Tranquilo mi niño, aguante hambre, que su padrino se está esforzando, además, le repetí la frase magistral del comandante eterno: ser rico es malo.

G.- ¿Qué te dijo tu niño?

P.- Papá, ¿qué dijiste, qué el gobierno es malo? – me inquirió mi niño en medio de un bostezo de hambre que casi me traga.

G.- Compadre, deje la mamadera de gallo.

P.- ¿Mamadera de gallo?, ustedes ya no engañan ni a los niños.

                  Con hambre y sin empleo
                  Qué mal te veo

G.- Mire que hemos construido un millón de viviendas…

P.-  Ahora te digo yo a ti deja la mamadera de gallo, ¿ quién contó ese millón de casas?, ¿los mismos que recogieron doce millones de firmas  contra el decreto de Obama?

G.- No seas desagradecido, que antes al pueblo no se le tomaba en cuenta.

P.- La verdad es que prefiero que me ignores. Y por cierto, ¿tú crees que no me doy cuenta que por pánico al pueblo, están bloqueando el Revocatorio?

G.- Chico, lo que pasa es que la oposición no sabe gobernar, estamos protegiendo al pueblo.

P.- No me proteja  compadre, ni me haga reír. ¿Y ustedes sí saben gobernar? Acabaron con el Guri y  con los embalses y me dejaron sin luz y sin agua, con PDVSA y ahora importamos gasolina del mismísimo imperio, con la agricultura y me dejaron sin comida, con las empresas y me dejaron sin medicinas y sin repuestos y con el debido respeto, sin un carajo. Si Chávez hubiera insinuado este desastre, yo ni loco hubiera botado por él.

G.- No digas eso.

P.- Además, me tienes con la piedra afuera porque tú no respetas a la Asamblea, ¿tú crees que yo soy gafo y no me doy cuenta que los tribunales están asociados con el gobierno, ley que sale ley bloqueada,  y que Tiby, la del brazalete del 4F,  les echa una mano? Y por cierto, la inmunidad parlamentaria se respeta.

G.- Oye, no te me pongas agresivo.

P.- Qué, ¿me vas a abrir un juicio?

G.- De ninguna manera compadre, usted sabe que yo lo quiero mucho. Y recuerde que por su bien estamos parando la Ley de Amnesia Criminal y la Ley de Privatización de la vivienda  y la ley de…

P.- Sí, no te despreocupes, que estoy esperando que me mandes a marchar contra la propiedad de mi vivienda, y también para que dejen preso a Leopoldo por decir lo que la experta dijo que no dijo, o a Ledezma porque el amigo del vecino de un compadre  oyó que estaba conspirando. Ah! y los viejitos, cómo adoran a tu comandante, van a manifestar para que no les den su cesta ticket.

G.- Compadre, usted está confundido, o lo engañaron…

P.- Sí… tú me engañaste. Y por cierto, ¿cuándo nos devuelven a los diputados de Amazonas?

G.- Eso es Alta Política.

P.- Sí, como la partida de nacimiento.

G.- Compadre, sin alucinaciones personales, con mi patria no se meta.


P.- Bueno, que viva Colombia...porsia.

miércoles, 20 de abril de 2016

LA RENTA ROJA

          
 Rafael Gallegos    Blog núm. 243

La “revolución” le cambió el color a PDVSA. Su logo azul lo pintó de rojo. Cuando el expresidente Ramírez le dijo a sus trabajadores que le debían sus cargos no a sus estudios y esfuerzos, sino al comandante Chávez (!!!), les recalcó que PDVSA era roja rojita y que quien no fuera chavista podía irse. Pena ajena.  En ese instante Ramírez se puso al nivel del generalote franquista Millán Astray cuando dijo “muera la inteligencia”, en el paraninfo de la Universidad de Salamanca.

Ramírez decretaba  que la inteligencia, el esfuerzo, la sana competencia, el trabajo en equipo y todas esas actitudes empresariales que construyen el paraguas de la meritocracia, quedaban abolidas. Y comenzaron a transitar el camino que los ha llevado, desde ser la segunda empresa petrolera del mundo, hacia  los lichers corporativos.

El punto de inflexión fue la injusta botada de más de 20.000 técnicos de la industria en 2002 y 2003. Como retirar  a los médicos de un hospital o a los carniceros de una carnicería, ¿quién hará las cirugías y quién preparará la carne? De 69.000 empleados y contratados, pasaron a más 170.000, mientras la producción bajó desde 3,3 millones de barriles diarios a 2,3 (Fuentes primarias OPEP). Si no hubieran ejecutado  ese genocidio laboral, la producción estuviera rondando los seis millones de barriles. O sea que la “revolución” deja de producir todos los días cerca de tres millones de barriles por haber botado a sus técnicos. Un Kuwait, o un Irán menos, todos los días. En lugar de sembrar el petróleo lo derraman. Las refinerías operan a la mitad de su capacidad y la explosión de Amuay… ¿recuerdan los avisos en las carreteras que hablaban de PDVSA sin accidentes y record mundial de seguridad?  Y ahora le deben una vela a cada santo. Las principales empresas de servicio amenazan con retirarse.

Mataron la gallina delos huevos de oro. Chávez dijo: yo provoqué el paro. A confesión de parte, relevo de pruebas. A los rojitos no les convenía una empresa próspera. Eso significaba sociedad próspera y alternabilidad, contrario al proyecto procubano de destruir al país para permanecer en el poder.

¿RENTA O MARABUNTA?

Lo peor de todo ha sido la destrucción estratégica de Venezuela a partir de la Renta Roja. Pasará a los anales de la historia del mundo cómo acabaron con un país luego de quince años  de Boom petrolero.

Usaron la Renta roja para acabar con la producción. Expropiaron 25.000 hectáreas productivas y las transformaron en eriales. Usaron la Renta para la expropiación, confiscación, contratación de empresarios y trabajadores extranjeros en detrimento de venezolanos, (viviendas, puentes, carreteras, ganado, agricultura; bienes y servicios). Y mientras destruían la capacidad productiva de Venezuela, importaban todo tipo de bienes y servicios.

El bajón de los precios del petróleo los desenmascaró como destructores del país. El rey quedó, como en el cuento, desnudo. Ya el pueblo sabe que lo engañaron. Que quisieron construir, caso único en el mundo, un comunismo… con real.

Y hoy, con records de inflación, devaluación, inseguridad, escasez de comidas, medicinas, luz y agua, nos quieren echar el cuento (¿muera la inteligencia?) de la guerra económica. Pero la matriz de impopularidad es irreversible, lo saben y por eso están aterrados.

NUEVA ESTRATEGIA PETROLERA

Hay que reorganizar a Venezuela. A la Renta Petrolera, poca o mucha,  hay que maximizarla. Sanear y optimizar la producción petrolera, atrayendo inversiones, sin complejos. Idem con las refinerías. El negocio petrolero es un coctel de alta gerencia, pingues inversiones y tecnología de punta.

Claro, en línea con las leyes hidrocarburos… mientras se adaptan bajo nuevos  paradigmas: 1.-Apertura a Inversiones y a la Bolsa 2.- Redefinición de concepto y uso de la Renta Petrolera 3.- Control del negocio por parte de los de los venezolanos, 4.- Acabar con el Petroestado.

Pero no es suficiente maximizar la Renta. Hay que redefinir su uso bajo otro nuevo paradigma: no se trata de  Renta Petrolera, sino de Beneficio Petrolero, que es imperativo manejar como un paquete y estratégicamente.

Y el Beneficio Petrolero es:

1.- Renta Petrolera, maximizada y utilizada de manera diferente.

2.- Empresas conexas, que generan actividad económica alrededor de la industria petrolera.  Industrialización del país a partir del petróleo.  Petroquímica (el petróleo del futuro).

3.- Responsabilidad Social: proyectos desarrollo en las comunidades de las áreas aledañas a la industria, sin sustituir al gobierno.

Hay que cambiar de color, y hasta de nombre, a  la renta.  Cambiar petróleo por  desarrollo sustentable. Quitarnos el cliché que hasta ahora se ha ganado nuestra generación: unos limosneros sentados en un barril.


De nosotros depende. Las circunstancias, están aflorando.

miércoles, 13 de abril de 2016

SUBDEMOCRACIA

                
 Rafael Gallegos    Blog núm. 242

1.- En la democracia, hay separación de poderes

En la subdemocracia, el TSJ da la impresión de estar a la espera de órdenes presidenciales para anular cualquier Ley emanada de la Asamblea Nacional. Por ello, es inconstitucional que el Banco Central sea autónomo y es inconstitucional que suelten a los presos políticos y permitan el retorno de los exiliados del régimen, mediante la Ley de Reconciliación y Amnistía. Y por cierto, para el gobierno  son malos el diálogo y la amnistía en Venezuela; pero buenos en Colombia, nada menos que con las FARC y el ELN. Debe ser que los “crímenes” discursivos del preso político Leopoldo López (que la experta  determinó no mandaban a matar a nadie), son atroces al lado de los de la guerrilla. Bombillo de porche: luz para la calle y oscuridad para la casa.

 Lo que no es inconstitucional es que al Estado Amazonas, por “quítame esta pajita”  le anulen sus diputados y permanezca sin representación por casi cuatro meses (por ahora). Claro, si se normalizara esa situación, la Asamblea Nacional tendría las dos terceras partes y podría convocar una Asamblea Constituyente, que a todas luces, sería el desenchúfese.

 Tampoco es inconstitucional que la Fuerza Armada se declare chavista y se salude con “Chávez vive”. Si eso sienta precedente, mañana  cuando la oposición sea gobierno, que aunque les duela lo será, los militares se podrían declarar betancuristas, calderistas, leonistas,lusinchistas, herreristas, o carlosandrecistas. ¿Estarían de acuerdo los “revolucionarios” de hoy con, por ejemplo con un saludo militar  “Carlos Andrés vive”?

¿Tendrán la cachaza de determinar que es inconstitucional que los pobres sean dueños de sus viviendas?…

En la democracia, el poder electoral hace elecciones transparentes. En la subdemocracia, la presidenta del  CNE se coloca  un brazalete alusivo al cruento golpe del 4F y al organismo se le ven  las costuras con su lentitud y negativa ante cualquier solicitud de la Asamblea. Ah!, y por cierto la subdemocracia le quedó debiendo el reconteo, incluyendo cuadernos, a Capriles.

2.- En la democracia, hay respeto por las minorías

En subdemocracia, aunque usted no lo crea y parezca un trabalenguas, el gobierno irrespeta a las mayorías. Le dice asamblea adeco burguesa al órgano surgido de una mayoría aplastante y al pueblo confundido o engañado por haber votado contra ellos el 6D.
En subdemocracia, se irrespeta la inteligencia del  pueblo cuando se le trata de explicar que el hambre, inflación, escasez, colas y salario mínimo que tan solo alcanza para comprar la sexta parte de lo necesario para sobrevivir, con  cuentos como la guerra económica, obviando que a ritmo de exprópiese, el “comandante eterno” comenzó la destrucción estratégica de la economía.

3.- En la democracia, hay libertad de expresión

En la subdemocracia, hay hegemonía comunicacional y los canales televisivos del estado, además de no invitar a los líderes de la oposición, hacen una programación del partido oficial, burlándose y llenando de epítetos e insultos a los líderes que no comulgan con ellos. A la prensa opositora no la dotan de papel, habiéndose cerrado ya varios medios. El Presidente amenaza a Globovisión y a Televen. No le dan la concesión a Globovisión. “Democratizaron el espectro” radial y muchas emisoras quedaron fuera. RCTV, sin comentarios. Hay cierta libertad; pero cada vez hay que ser más guapo para ejercerla  como el valiente director de Correo del Caroní. Y cada vez hay menos sitios para opinar libremente.

4.- En la democracia, los pueblos prosperan

En la subdemocracia, producto de la ruina del país y de la falta de expectativas, los jóvenes más  preparados se marchan y buscan su destino en otros países, muchos de los cuales tienen infinitamente menos potencial de desarrollo que Venezuela. Casi dos millones de emigrados. Médicos, ingenieros, contadores, administradores, técnicos de todo tipo. He ahí la consecuencia de la destrucción estratégica del país.

En subdemocracia, acaban con la industria petrolera. Botan a más 23.000 técnicos de Pdvsa, descerebrando la empresa. Los persiguen para no dejarlos trabajar en petroleras venezolanas ni en el estado (¿Cómo Hitler con los judíos?) y para remate, no les han cancelado sus emolumentos. Acaban estratégicamente con la industria eléctrica, con las empresas básicas de la CVG, con la agricultura, el parque industrial  y paremos de contar. En subdemocracia, acabaron con Venezuela.

Y se defienden, con el cuento de un millón de viviendas que nadie ha contado,  o se dicen gobierno de los pobres y cierto, sólo producen pobreza y hambre.

5.- En democracia, el gobierno es del pueblo, por el pueblo y para el pueblo 

En subdemocracia, el régimen es de los enchufados, y el pueblo  una herramienta y una excusa para comerte mejor, como el lobo con la caperucita… roja.



  

miércoles, 6 de abril de 2016

DON QUIJOTE, HAMLET Y LA “REVOLUCIÓN”

 Rafael Gallegos    Blog núm. 241

Cervantes y Shakespeare murieron en la misma fecha, el 23 de abril de 1616; pero no en el mismo día. Parece un trabalenguas, pero sucede que en  Inglaterra todavía no se había adoptado el Calendario Gregoriano, por lo en  la misma fecha inglesa y española, había catorce días de diferencia.

Lo cierto es que para  ambos creadores se está conmemorando  este mes el Cuatricentenario de haber dejado este mundo.

Ambos son inmortales por haber creado en sus obras prototipos de la civilización occidental. El Don Quijote de Cervantes trasciende su personaje y cobra un significado especial. Se le dice quijote a quien defiende sus ideales con mucho fervor y va tras objetivos incumplibles. Por lo que la quijotería deriva en una manera irreal, o por lo menos excesivamente idealista de ver al mundo.

Hay políticos quijotescos, que piensan que la palabra “revolución” basta para lograr el bienestar de los pueblos, como si  soplar fuera  hacer botellas. Tal vez en principio hasta se engañen ellos mismos y hagan una imitación del manchego y confundan molinos de viento con capitalismo, humildes venteros con  imperio norteamericano y dediquen sus heroicas acciones una falsificada Dulcinea del Toboso.

Igual, nuestros “revolucionarios” dedican su acción a un Simón Bolívar falsificado. Dicen que fue socialista cuando todos sabemos que fue un liberal de su tiempo. En su nombre, el hombre que nos hizo independientes, se rinden a los pies de la es de la revolución cubana. Hasta falsifican su imagen  como si todos los pintores del siglo XIX hubieran sido ciegos. El Libertador, al igual que Dulcinea, jamás se enteró ni de tanto desaguisado en su nombre. De haber sido así, los “revolucionarios” hubieran encontrado   sus huesos revolcados cuando destaparon  la urna, quién sabe con qué fines. 

La gran diferencia de los “revolucionarios” es que Don Quijote, no ambicionó poder sino gloria, mientras los “revolucionarios” nos han convertido en ruinas sin gloria. Empezaron idealistas como el Quijote y van terminando  más realistas (y sobre todo más “realísticos y dolarísticos”) que el mismísimo Sancho Panza.

Además, como si no supieran que  nunca segundas partes fueron buenas, intentan imitar al fraile Avellaneda, escritor de la falsa segunda parte de Don Quijote de la Mancha. Han tratado de escribir una segunda parte de la fatídica revolución cubana, que escribió Fidel Castro sobre el mapa y los dolores de  los habitantes de la isla.

DON QUIIJOTE, ¿CARAQUEÑO?

Es sabido como el anciano, enjuto y heroico Don Andrea de Ledezma adarga en mano y lanza en ristre, defendió a Caracas de una invasión pirata, sólo y con su vida. Se dice que la gesta  impresionó al mundo y que de allí sacó Don Miguel de Cervantes  su Ingenioso Hidalgo… Observen el parecido físico y mental.

O sea que el Quijote nació en Caracas y se llamaba Ledezma, igual que el  valiente Alcalde preso, Antonio Ledezma.

BRINCAR O NO BRINCAR

Por su parte, Shakespeare, nos legó entre muchos otros personajes a Hamlet. Al comienzo de la obra, a Hamlet  se le apareció el fantasma de su padre, no se sabe si en forma humana o de algún pajarito. Le dijo a su hijo que su muerte no había sido natural, sino que lo habían envenenado.  Le reveló a Hamlet el nombre del asesino. Éste se horrorizó y urdió un plan para vengarlo. Como parte del plan se hizo el loco; pero nada le salía bien. El reino seguía palo abajo y se le creó el gran dilema: ¿ser o no ser? O mejor (adaptación de los literatos), ¿Brincar o no brincar?... la talanquera. La verdad es que desde que murió su padre, todo le salía mal.

Dijimos que Don Quijote había nacido en Caracas. De Hamlet, no tenemos información, por ahora.

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

Finalizaremos el homenaje a Shakespeare, recordando la obra “Mucho ruido y pocas nueces”, tan parecida a la “revolución”. Porque ruido ha habido… de más: guerra asimétrica, rectifica Obama, resurrección de la patria, guerra económica, esta es una revolución pacífica pero armada, Venezuela Potencia, revolución bolivariana, Nazionalización del petróleo, rescate del campo y de la industria, soberanía alimentaria, un millón de viviendas (¿no y que las iban a contar?), veinte victorias electorales, etc., etc., etc.

 Y pocas nueces. Tantos “logros” se opacan con las colas, la inflación, la luz, el agua, la pobreza, el hambre, la inseguridad, la subdemocracia y la desesperanza.

Tan pocas nueces, que se ha vuelto peligroso que las cosas sigan como están. Sin oro, sin reservas, con 8 % de decrecimiento y más de 500% de inflación. Es urgente hacer las cosas de manera diferente. Todos: gobierno y oposición. 

Lo demás es imitar a los sabios de Bizancio, discutiendo el sexo de los ángeles mientras les tumbaban las puertas de la ciudad.


Oigan las paredes…