martes, 20 de diciembre de 2016

CAOS ESTRATÉGICO


Rafael Gallegos    Blog núm. 278

Caos estratégico suena  como contraste armónico, círculo cuadrado, o astronomía submarina. Sin embargo para esta “revolución” constituye una parte de su estrategia central: destruir al país para permanecer en el poder. Jugar al caos a objeto de implantar el modelo totalitario.

Es imperativo entender de una vez por todas, la naturaleza destructiva, o alacranidad diría Cortázar, de esta “revolución”. Comprender que para ellos la democracia es una careta. De hecho, la gran discusión de sus inicios versó acerca de luchar por la vía armada o por la electoral. Se decidieron por la ruta electoral y ganaron las elecciones. Pronto iniciaron las  tramoyas como el Kino para la Constituyente, por el que la oposición apenas tuvo el 5 % de los diputados a pesar de lograr más del 40% de los votos. En otra tramoya cambiaron las reglas del Revocatorio 2004, pasando por arriba de la Constitución transformaron al Revocatorio en un plebiscito. El NO obtuvo más votos que con los que ganó Chávez. O sea, que si no hacen el “cambio” de lo expresado en la Constitución, hubiera sido revocado el gobierno.

Luego ganaron elección tras elección, con gigantesco ventajismo. Cuando perdieron el referendo para la reelección indefinida, repitieron la elección ilegalmente, en el mismo período constitucional. Después crearon figuras autocráticas para obstaculizar el ejercicio de la voluntad popular de Capriles en Miranda, o de Ledezma en la Alcaldía Metropolitana. Igual han usado el poder de “su” Tribunal Supremo para inutilizar a la Asamblea Nacional. No hay que olvidar que una democracia sin parlamento, es como una mona que por más que se vista de seda… dictadura se queda.

Ahora que son evidente minoría, eliminan el Revocatorio y aplazan las elecciones regionales y locales. Habrá que esperar las nuevas tramoyas. Por ahora, “su” TSJ reeligió a “sus” rectoras. ¿Habrá elecciones, o excusas, para mediados de 2017? Pregunto porque han manifestado querer impedir la juramentación de la Junta Directiva de la Asamblea en 2017, además, según los deslenguados vienen con un reglamento insólito, a objeto de  dificultar y hasta impedir la legalización de los partidos antes de las regionales… arrecian los rojos.

Este colapso “revolucionario” es parte del libreto. Obedece  a un movimiento internacional tutorado en Venezuela por el gobierno cubano. Luego de fracasar las guerrillas, comenzó la penetración de las fuerzas armadas. Hubo conspiraciones previas al 4F. Y ya nadie piensa que los comandantes no tenían apoyo superior. Hay libros al respecto. Fue una conspiración permanente e internacional. He ahí la razón por la que Castro recibió con honores de jefe de estado a Chávez en 1994. El desiderátum  es el modelo comunista de Cuba: un pueblo pobre y dependiente para comer, del todopoderoso gobierno.

Por ello, ni pensar que estén preocupados por el bajón de calidad de vida de los venezolanos hasta el hambre, o por la caza de comida en los basureros. Mientras usted y yo lamentamos la ida de nuestros muchachos al extranjero, los “revolucionarios” se contentan porque se va gente preparada que estorba para su proyecto lobo feroz: destruir a Venezuela para comerte mejor. Si produjéramos seis millones de barriles de petróleo y hubiera muchas empresas, la prosperidad generaría una vigorosa clase media y alternabilidad democrática.

LA SANGRE DEL SISTEMA

La sangre de los sistemas económicos es la moneda. Entre las causas de la Revolución Francesa y de la caída de la Primera República en Venezuela, estuvo el papel moneda sin respaldo. Ahora  diseñaron el caos eliminando el canje de los billetes de cien. Es como si yo le entregara a usted un cheque y le dijera que ahora no lo puede cobrar porque yo digo que no vale. Usted con toda razón me podría llamar  estafador. ¿Cómo es eso de que un billete que me dio el Estado venezolano ahora no vale? ¿Y eso no es estafa? ¿Qué pasaría en el mundo si Obama  dice que los billetes de un dólar no se pueden canjear?

Esta medida, comunista y totalitaria, va en línea con las confiscaciones derivadas de los destructivos “exprópiese”. Y por cierto siguen la plana del Che Guevara en 1961 y los sandinistas en 1988, que inventaron procesos similares para destruir economías de  “enemigos” y de paso enriquecerse de manera grotesca. ¿Cuándo nos daremos cuenta de que no se trata de un pelón o una locura, sino la aplicación de la estrategia de destrucción? Ahora y que hay una conspiración internacional para que los billetes no lleguen a Venezuela… como si los venezolanos fuéramos bobos. Y ante la furia en el interior del país, ampliaron la agonía del billete de cien hasta el dos de enero. No han entendido que con el caos, no se juega.


PD: Feliz Navidad y un 2017 lleno de pilas, guáramo y logros. La lucha sigue. Hasta enero.

martes, 13 de diciembre de 2016

¿DIÁLOGO O BLABLÁ- LOGO?


Rafael Gallegos    Blog núm. 277

¿Cómo puede haber resultado en el diálogo si no hay el mínimo respeto del uno por el otro? ¿Si emocionalmente el gobierno y la oposición se repelen de manera tan abrupta? El diálogo fue un territorio de agendas ocultas donde se conversó una cosa y mientras se pensaba otra completamente diferente. Puro blablálogo.

Sentimientos encontrados dificultan el diálogo. La fisura emocional es gigantesca, porque en lo profundo polarización es odio. Y de la discordancia de valores ni hablar. El  telón de fondo del fracaso del diálogo es que el gobierno, por más que se jacte de hablar en el nombre del pueblo, no es demócrata. ¿O es que se puede plantear tener valores democráticos  cuando utilizan a “mi” TSJ para anular las decisiones de la Asamblea electa abrumadoramente por el pueblo el 6D, o para reelegir a “mis” rectoras de “mi” CNE? ¿O se pueden decir demócratas quienes nombran “protectores” del Estado Miranda o de la Alcaldía Mayor para desconocer el ejercicio de la voluntad popular? ¿O quienes con “mi” árbitro electoral obstaculizan el febril deseo de Revocatorio de las mayorías? ¿Se puede decir demócrata un régimen que mantiene rehenes políticos? Inútiles caretas que a nadie ocultan el verdadero rostro.

Además, muchos de los líderes de la “revolución” saben que si el gobierno cesa, van a tener serios problemas con la justicia internacional.

Por esas razones, bajo talante democrático y mucho miedo a la justicia internacional, el gobierno no dio ninguna muestra real de querer obtener resultados del diálogo. Puro blablálogo. Ni soltó presos políticos de manera significativa, ni caminó en el sentido de reconocer a la Asamblea, y en cuanto a elecciones… menos que menos.  La verdad es que parodiaron a Cantinflas: ¿dialogamos como demócratas o cómo lo que somos?

La  MUD, al contrario del gobierno, dio muestras de sacrificios para adelantar el proceso. Desmovilizó al pueblo, desincorporó a los diputados de Amazonas y etcétera.

Lo que pasa es que los regímenes autocráticos sólo dialogan cuando están sentados al filo de las bayonetas, y como es obvio que por ahora las tienen en sus manos, irónicamente claman la paz y el diálogo mientras se burlan  de los líderes opositores, le sacan la madre a Ramos Allup, sugieren drogadicción en Capriles, le dicen asesino al valiente Leopoldo López.
Y ahora a lo Juan Charrasqueado, aplican un segundo dakazo, quebrando a la fábrica de juguetes y pequeños comercios, sin tomar en cuenta que en esas empresas trabajan miles de personas del “pueblo” que quedarán desempleados, o sea: más hambre. Si fueran demócratas actuarían de otra manera.

Tampoco han dado muestras de estar dispuestos a hacer las cosas de manera diferente para revertir esta catástrofe. Imaginemos a Venezuela en 2017 si continua la “revolución”. Seguirán quebrando empresas, o sea ¿dónde trabajaremos los venezolanos? El dólar llegará a miles y miles, con la consecuente hiperinflación, o sea ¿con qué compraremos alimentos? En cuanto al hambre, la pobreza, la desnutrición, la escasez, la diáspora… ni les cuento. ¿Y cómo contendrá el gobierno tanto descontento? Represión Habemus.

Al ritmo de este gobierno no hay salida, a menos que sea la salida del gobierno. Y para ello hay infinitas formas constitucionales.

Por primera vez en nuestra historia de guerras de Independencia, Federal, o Libertadora, las medidas del gobierno han llegado tan hondo al estómago y a la desesperanza del pueblo. Pero el régimen sigue discutiendo el sexo de los ángeles, las carcajadas del diablo, bailando salsa en cadena, o  mostrando el irrisorio reloj de Gagarin, mientras retumban las piedras en el  río. ¿Sordera testicular?

Aunque suene exagerado, si el gobierno quiere sobrevivir a esta hecatombe, debe brincar la talanquera, dejar de ser lo que ha sido. ¿Es posible? Lo demás, es prolongar su agonía y hacer irreversible la consecuencia intelectual y física del hambre de nuestros niños y jóvenes más pobres.

A  pesar de todo, es imperativo dialogar. El país está roto y mientras más desvencijado, es más urgente sentarse a conversar. La agonía del gobierno crece como crece la sombra cuando el sol declina. Sin empresas, sin liderazgo y sin instituciones no pueden sobrevivir ni con “precios justos” del petróleo.

Diálogo para la transición, como se hizo en la España del Rey Juan Carlos, en la Venezuela de Larrazábal, en el Chile de tres partidos irreconciliables veinte años antes.

O dialogamos de verdad, o Dios nos agarre confesados, porque el cambio viene, con nosotros, sin nosotros, o contra nosotros. Oiga como ensordecen las piedras del río.

NUESTRO LIBRO EN AMAZON


Continua la venta por  Amazon del libro “Petróleo y gas: el caso Venezuela”, que hemos elaborado conjuntamente Eddie Ramírez y Rafael Gallegos. Para entender al petróleo.

martes, 6 de diciembre de 2016

BETANCOURT Y FIDEL: DEMOCRACIA Y DICTADURA

Como  Busque este artículo en el BLOG:
http://petroleosinreservas.blogspot.com/
informe21.com  y  diariodecaracas.com
elpuntonews.com

Rafael Gallegos    Blog núm. 276


Los años sesenta fueron de redefiniciones, rompimiento de ideas… lumpias. La mayoría de los intelectuales eran de izquierda y los estudiantes, ni hablar.

En 1959 llegó Fidel Castro a Venezuela. Todo un espectáculo, los barbudos fungían de estrellas de rock. Las mujeres los abrazaban, los besaban, les arrancaban botones, y hasta los pelos de la cara.

¿Y ustedes con esas montañas tan altas no han hecho la revolución? – preguntaban asombrados, al observar el Ávila.

La revolución les parecía cosa de montañas.

-      Si fuera así, tal vez deberían comenzar por el Himalaya y dejarnos tranquilos – se habrá dicho entre dientes Rómulo Betancourt.

El gran político venezolano fue uno de los pocos que no cayó en la histeria fidelista.

-      No tengo dinero – le dijo con su voz antipaticona y estridente al comandante Castro, cuando este le pidió petróleo o vaya usted a saber qué, “para echarle una vaina a los gringos”.

Fidel no se llevó ni un dólar, “por ahora”, como diría quien después le entregó a Venezuela. Pero se llevó a la juventud de Acción Democrática (AD), y nació el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), una gran fisura en la alborada de la democracia venezolana.

-      Comandante, por qué usted no convoca a elecciones, con esa popularidad, arrasaría – le preguntó mi padre, el querido e inolvidable Rafael Gallegos Ortiz.

-      Basta que un solo diputado me eche vaina para que yo no pueda hacer lo que tengo pensado- le respondió Castro.

LOS DOS MODELOS

Rómulo Betancourt significó para Venezuela el ideario democrático: elecciones limpias, independencia de poderes, libertad de expresión y de empresa, soberanía económica, desarrollo de agricultura e industrias, infraestructura, educación, servicios, alternabilidad, representatividad de los partidos minoritarios, pilas y guáramo para luchar contra las insurrecciones militares y comunistas…  a la larga se levantaron  Guri, CVG, Pdvsa, aeropuertos, autopistas, crecieron importantes ciudades, sureste de Caracas, becas Gran Mariscal de Ayacucho, revolución educativa. En los años setenta Venezuela  era una referencia, muy perfectible claro, en América Latina. Había derrotado la invasión del comunismo internacional, encabezada por Castro. Lo hicieron a punta de plomo y democracia.

Por su parte Fidel Castro significó la dictadura más totalitaria de América. Cero libertades, un solo partido, fusilamientos, presos políticos, entrega de la soberanía al comunismo soviético, racionamiento, expropiaciones, escasez, hambre… marasmo comunista en nombre de los pobres. Huida en masa de los cubanos, que preferían arriesgar la vida en las fauces de los feroces tiburones del Caribe, que las dolorosas coces del “Caballo”. Cuba terminó cual tiburón, como país martillo. Botaron la hoz del comunismo y dejaron el martillo… “martillaron” primero a la URSS y luego a Venezuela. Reflejaron una revolución que si bien mostró al comienzo avances sociales en medio del totalitarismo, paralizó la agricultura, el azúcar, las industrias y todo lo que se moviera. “Para comerte mejor”, le dijeron a Cuba, cual lobo a la caperucita.

LA SEGUNDA BATALLA

Castro intentó invadir a Venezuela por diversas vías. Los demócratas y militares venezolanos  le dieron  KOT. Fue expulsado del sistema interamericano. A los años, los intelectuales y las juventudes lo fueron abandonando. Al  suicidarse el comunismo soviético, arreciaron los problemas en una Cuba que no producía casi nada.

Por eso los deslenguados dicen que al Fidel observar  a Chávez gritó: Eureka!

Cuando el venezolano le respondió sí a lo que le había  negado  el sagaz Betancourt 40 años atrás, Castro y que rezó:

-      Dios mío tú sabes que yo no creo en ti; pero gracias por haberme mandado a este muchachote desde Venezuela- y sacó el martillo.

Petróleo por espías. Cosas veredes…

DE LOS MISMOS MUSIÚS Y DIFERENTES CACHIMBOS

Betancourt también se llamó José Figueres, Lázaro Cárdenas, Rómulo Gallegos, Álvaro Uribe, López Michelsen, Ricardo Lagos,  y tantos líderes que dedicaron su vida a implantar y mantener sistemas democráticos en América Latina, luchando contra el caudillismo, el militarismo, el comunismo, el golpismo  y tantos ismos tan dañinos.

Fidel Castro perteneció al club de los líderes anuladores  de las  vías electorales, de la libertad de prensa y de pensamiento; propiciadores  de presos políticos, de la represión, del poder para siempre. Estirpe de mesías semillas de falsos profetas: Velasco Alvarado, Somoza, Pinochet, Trujillo… de la larga la lista de dictadores latinoamericanos.

Venezuela hoy se debate entre la dictadura y la democracia. Pilas y guáramo…

NUESTRO LIBRO EN AMAZON


Continua la venta por  Amazon del libro “Petróleo y gas: el caso Venezuela”, que hemos elaborado conjuntamente Eddie Ramírez y Rafael Gallegos. Para entender al petróleo.