viernes, 27 de enero de 2012

CUENTOLOGÍA DEL PETRÓLEO

Rafael Gallegos Blog núm.33

Último cuento petrolero: EL DESASTRE DE PDVSA ES… MEDIÁTICO. Habrase visto. La baja de producción hasta 2,4 millones de barriles ratificada por la OPEP y la AIE, es mediática. La creciente deuda de 35.000 MM$ (sin contar la plata que le deben a los 23.000 botados a mucha honra) es mediática. Los más de cien mil trabajadores vs. 44.000 antes de la huelga del 2002, son mediáticos. Los incendios y accidentes continuos en las refinerías, son mediáticos. La importación de cerca de cien mil barriles diarios de gasolina, es mediática. Los daños a los yacimientos y el colador en que se han convertido las tuberías en el lago, es mediática. Y por supuesto, el salto en picada desde la segunda petrolera del mundo hasta los lichers corporativos… es mediático. Un paso al frente, dijo el líder al borde del precipicio. ¿Cuándo las águilas petroleras se atreverán debatir con algún mosca-petrolero? ¿O es que, al igual que nuestra emblemática industria, no rankean?

OTROS SEIS CUENTOS PETROLEROS

PRIMER CUENTO… LA “REVOLUCIÓN” SUBIÓ LOS IMPUESTOS DEL PETRÓLEO: Puro cuento. Si bien subieron la regalía desde un promedio de 16,7% hasta el 30%, BAJARON EL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DESDE 67,7% HASTA 50%. ¿Entonces? Hay están los números. Nunca mienten.

SEGUNDO CUENTO… A PDVSA LA IBAN A PRIVATIZAR: O sea, que los mismos que nacionalizaron la industria, la iban a desnacionalizar. Pues… puro cuento. La nacionalización es uno de los grandes logros de la democracia. La industria petrolera venezolana se convirtió en pocos años de una “mete tubos y saca tubos”, en un emporio energético. El cambio de patrón de refinación, la internacionalización, el condominio de Jose, el desarrollo de Monagas y de Apure, el desarrollo de la Faja, el fraccionamiento del gas, la Orimulsión, el rescate de la Petroquímica; Intevep y el CIED, así lo confirman. Las reservas convencionales se incrementaron desde 18.000 hasta 90.000 barriles. Y todo con PERSONAL VENEZOLANO. Pasamos a ser la segunda empresa petrolera del mundo. Luego vino la GLORIOSA APERTURA PETROLERA, PARA, MEDIANTE EL APORTE DE IMPORTANTES SOCIOS, APUNTALAR LOS LOGROS DE LA Nacionalización: se desarrollaron 400.000 barriles en campos maduros, se exploraron áreas prospectivas SIN GASTAR UN CENTAVO, y se desarrollo la Faja Petrolífera hasta alrededor de medio millón de barriles buscando socios con dinero y tecnología. Pero vino el comandante… y mandó a parar. Botó a 23.000 técnicos (sin médicos, ¿cómo pretenden seguir operar en un hospital?)… convirtió a los contratados de los campos maduros, nada menos que EN SOCIOS, algo así como asociar el plomero a la propiedad de la vivienda. Botó a los que sabían del negocio de la Faja y llamó a los panas de SIN CONOCIMIENTO PETROLERO Y SIN DINERO, como Cuba, Bielorrusia, Uruguay, Argentina, Nicaragua… toda una quincalla petrolera, testigo de la barrena de producción en la Faja ( ah! y por favor arreglen los mejoradores). Y en cuanto al gas…NI UNA MOLÉCULA NUEVA.

O sea, quienes desnacionalizan son los “revolucionarios”, cero en eficiencia y socios sin plata y sin conocimiento. ¿La petrolera más flácida de América? ¿Dónde estás Ripley?

TERCER CUENTO… PDVSA ERA UN ESTADO DENTRO DEL ESTADO: Ahora es al revés… el Estado es una PDVSA dentro de PDVSA. Y en cuanto a la transparencia: no se aclaran los barriles que producen, ni los que compran, ni las deudas, ni las inversiones. La opacidad crece como crece la sombra cuando el sol declina.

CUARTO CUENTO… LA SIEMBRA PETROLERA: Este es un cuento móvil. Primero llegaban a 5,8 bppd en el 2012, ahora “• y que” en el 2019. Todos los años la realidad del abismo de producción, les mueve el crecimiento hacia el futuro. ¿Llegarán a cuatro millones… aunque sea en EL INFINITO?

QUINTO CUENTO… SABOTAJE PETROLERO: Hay que aclarar, no hubo paro petrolero, sino huelga general y petroleros unidos a ella. Además, las instalaciones se entregaron legalmente. El sabotaje vino después: baja de producción, yacimientos dañados, explosiones, derrames… todo un manual de ineficiencia. Hoy, gracias a este sabotaje rojito, dejamos de producir, respecto a los planes anteriores, TRES MILLONES DE BARRILES TODOS LOS DÍAS. O sea, un Irán, un Kuwait y medio, dos emiratos, o cuatro colombias menos de producción. Más de CIEN MIL MILLONES DE DÓLARES que dejan de entrar a las arcas todos los años POR HABER BOTADO A LOS 23.000 TÉCNICOS. ¿Quién es el saboteador?

SEXTO CUENTO… PARA PDVSA LO MÁS IMPORTANTE ES LO SOCIAL. Bueno, transformaron UNA EMPRESA PETROLERA CON CONTENIDO SOCIAL EN UNA EMPRESA SOCIAL CON CONTENIDO PETROLERO. Sin comentarios.

Y los cuentos que faltan. Que si PDVSA es de todos… los extranjeros. Que ahora “y que” es soberana. Que si los explosivos taladros made in Venezuela… por favor. SE SOLICITA CUENTA CUENTOS QUE SEPA DE PETRÓLEO.

Y el 12 de febrero, A VOTAR para acabar con tanto cuento.

viernes, 20 de enero de 2012

CUENTOLOGÍA DE LOS PODEROSOS

Rafael Gallegos Blog núm.32

Los líderes de los países, ante tanta adulancia y trato preferencial, terminan creyéndose las leyendas que los ubican como semidioses. Por ello, sabia la frase del Libertador: “nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía”. Palabras visionarias si revisamos a Franco, Fidel, Stalin, Chapita, o Gómez. Décadas perdidas, que sin excepción, dejaron a sus pueblos en la inopia.

Cuando los poderosos llegan a la cima, sus amigos comienzan a tratarlos de manera diferente, de acuerdo a su investidura. Y eso… les va hinchando el ego. Al final, terminan creyéndose su cuento. Cuando el joven senador de 43 años, John Kennedy, fue confirmado como presidente electo de Estados Unidos, los mismos que en plena campaña le tuteaban llamándole John, Jack o posiblemente compañero, comenzaron a decirle muy respetuosamente: Presidente, sí Presidente, no Presidente, lo que usted diga Presidente. Y los crudos problemas comenzaron a contárselos edulcorados. Y eso, hincha el ego y aleja de la realidad. Tal vez Kennedy, un hombre inteligente, pudo sortear tanto aislamiento. No lo sabemos. Pero, ante las advertencias – que las tuvo- de no viajar a Dallas, es posible que haya pensado: a MÍ, John Kennedy, no me puede pasar nada.

Los poderosos comienzan su largo divorcio de la realidad transformando sus percepciones en mantras: mi pueblo me quiere, mi pueblo me quiere… se repiten ante las masivas muestras de cariño, cuando constituyen la esperanza. Mi pueblo me adora… modifican el mantra al escuchar los atronadores aplausos de las masas. Mi pueblo no puede vivir sin mí… afinan el mantra cuando ya sus hinchados egos han perdido la capacidad de percibir el cansancio popular. Después de mí el diluvio… siempre es el mantra preferido que se dicen y repiten desde su cima, sin darse cuenta de que ELLOS SON EL DILUVIO. Y los genuflexos adláteres, jalan, sonríen y aplauden. ¿Qué le pasa a mi pueblo?... finalizan su periplo, algunos ignorando que de mesías, devinieron en falsos profetas.

Por ejemplo, Salvador Allende creyó siempre en su mano mágica, que a él los militares no podían sacarlo del poder. Confiaba plenamente en el más genuflexo, Augusto Pinochet. Si viene Augusto dile que me llame - de despidió de su esposa el fatídico 11 de septiembre. ¿Dónde está Pinochet? Preguntaba en medio de la agresión a La Moneda. Afuera Presidente, disparando - le respondían. Dicen que no podía creerlo.

Carlos Andrés Pérez, en la cima de su gloria se atrevió a decir: sólo Pinochet y yo podemos aplicar un paquete económico. “No puede ser que mi pueblo me haga esto, a mí, a mí… ”- dicen que repetía días después, al enterarse de los saqueos del 27 F. Sin embargo, hay que reconocer que CAP fue incapaz de intentar modificar la Constitución, o de desvirtuar la imparcialidad del árbitro electoral, para permanecer indefinidamente en el poder. ¿Quién le hubiera ganado a CAP la reelección en 1978? O por cierto, a Betancourt, o al bañado en popularidad Jaime Lusinchi, al final de sus períodos? Y ninguno inventó permanecer para siempre en el poder. Con todos los defectos, eran demócratas y por lo tanto, alternativos.
Cuando al trote se montaba en la “vaca sagrada”, el dictador Pérez Jiménez, se asombraría al observar que el pueblo que gritaba abajo el tirano, abajo el tirano, era el mismísimo que había marchado sonriente y saludante año tras año, en las gigantescas semanas de la patria… en el fondo, lo mismo que los llorones obligados de Corea del Norte. Su inflamado ego le hizo olvidar que permanecía en el poder gracias a la mascarada democrática de fraude, en la elección a la Asamblea Constituyente de 1952 y luego en el plebiscito de 1957. En ambos procesos los factores comunes fueron: 1.- “ganó” y 2.- terminaron contando los votos en los cuarteles. Pero el 23 de enero, llegó el pueblo… y mandó a parar.

En 1892, el tumbado Presidente Andueza Palacios, al enterarse que lo despedirían con honores militares en La Guaira, preguntó a los conspiradores: ¿y este ejército que me hace los honores no es el mismo que me está botando? Te lo creíste, te lo creíste - le susurraría (burlándose) el Señor Destino, cuando se embarcaba.

Dictadores como Kadafi, Mussolini o Ceussescu, creían que era una pesadilla cuando la misma masa que los aplaudió por años hasta el delirio y el sangramiento de las palmas… los ejecutaba.

La hinchazón del ego de los poderosos es como dicen los médicos, asintomática. Por ello, muchos no se dan cuenta cuando “SUS” masas ya no los quieren… hasta que no hay remedio. Dios mío, dales sabiduría para saber cuando todo se acabó. Se solicita asesores que le digan las verdades a su jefe. Abstenerse los felicitadores de siempre. Y EL 12 F, A VOTAR EN MASA.

jueves, 12 de enero de 2012

¿Y CÓMO SE SIEMBRA EL PETRÓLEO?

Rafael Gallegos BLOG Núm 31

Uslar Pietri acuñó la frase “sembrar el petróleo”. Quiso significar que los recursos financieros generados por la industria petrolera, deberían sembrarse en Venezuela, para cosechar calidad de vida. Era el QUÉ HACER. La mayoría del país compró la idea. En cambio, referente al CÓMO SEMBRAR, no ha habido consenso. Tal vez por ello hemos transitado etapas pareciendo empeñados en – como decía Pérez Alfonso - hundirnos en el excremento del diablo. Pero el petróleo también ha provocado aspectos muy positivos: el mayor crecimiento sostenido desde los años treinta hasta los setenta, la erradicación de las enfermedades endémicas (aunque hoy la ineficiencia de esta “revolución” se empeñe en reaparecer), el crecimiento educativo y de las ciudades, la mejor red vial y la democracia más estable de América Latina, por décadas. Sin embargo, ESTE INSOSTENIBLE COCTEL DE IMPRODUCTIVIDAD Y MONEDA DURA devino también en ranchificación, facilismo, petroestado generador de mesías. Hoy, el balance es negativo.

Confundimos petróleo con dólares y dólares con riqueza. No hemos entendido que los dólares usados de manera demagógica y sin gerencia, sólo generan hambre, violencia y… dictadores.

Ahora, en la víspera de un muy probable cambio de gobierno, es más necesario que nunca crear un CONSENSO ESTRATÉGICO alrededor del petróleo. ¿CÓMO SEMBRARLO MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS? Es decir, más allá de frases demagógicas como “Plan de Siembra”, que ha utilizado el gobierno para destruir a PDVSA en el marco de su única política exitosa: el desmantelamiento estratégico del país… para comerte mejor, cual lobo Fidel, que pintó de rojo su caperucita. O más allá del populismo: darle la plata de la electricidad a los hijos para que, vayan al cine, felices… hasta que nos corten la luz. Es urgente diseñar una estrategia que convierta al petróleo en pivote de la calidad de vida. ¿Sería exagerado afirmar que es nuestra última oportunidad?

TRÍPODE PETROLERO

Insistimos con la figura del TRÍPODE PETROLERO. Si no abordamos el problema energético con una visión sistémica, nos condenamos a seguir fracasando. Las tres patas del trípode son: 1.-INDUSTRIA PETROLERA EFICIENTE 2.- REORIENTACIÓN DE LAS GANANCIAS PETROLERAS 3.- ESTADO CAPAZ DE TRANSFORMAR LOS RECURSOS PETROLEROS EN RIQUEZA.

1.-INDUSTRIA PETROLERA EFICIENTE: Para ello hay que rescatar lo rescatable de PDVSA. Optimizar los recursos humanos haciendo énfasis en el respeto a los derechos laborales. Reconocer los derechos laborales de los 23.000 dignos trabajadores botados ilegalmente en la Huelga General de 2002, a quienes no se les ha pagado ni siquiera la caja de ahorros y perseguidos, exiliados e inciliados, NO LOS DEJAN TRABAJAR EN LAS PETROLERAS VENEZOLANAS. Que LA INDUSTRIA PETROLERA reciba MILES DE MILLONES DE DÓLARES (capital venezolano y extranjero) DE INVERSIÓN en la Faja, en los campos tradicionales haciendo énfasis en los campos maduros, en los pozos inactivos, en el gas. Que se cree un Ente Petrolero para asignar, bajo control de los venezolanos, las áreas para exploración y explotación. Que se revolucione la accidentada refinación.

Que la IPPN sirva de eje dinamizador para una economía conexa que genere millones de empleos de calidad a los venezolanos, haciendo preámbulo para una SÓLIDA EMPRESA PETROQUIMICA. Y todo esto regido por parámetros estratégicos y gerenciales para optimizar los costos, MAXIMIZAR LAS GANANCIAS y rehacer una industria petrolera de talla mundial.

2.- REORIENTACIÓN DE LAS GANANCIAS PETROLERAS: Las ganancias de la industria petrolera, deben ser orientadas a acabar con este Petroestado que sólo genera mesías y hambre. Hay valiosas propuestas en este sentido. Por ejemplo: a.- Dejar la Regalía en los Estados y Municipios que las generen Y QUE SÓLO PUEDA SER UTILIZADA COMO INVERSIÓN. B.- Utilizar el ISLR petrolero sólo para inversión y en las áreas de Educación, Salud e Infraestructura (nunca en gasto) y distribuirlo mediante un COMITÉ representativo de los venezolanos. C.- Crear un FONDO DE PARTICIPACIÓN donde los venezolanos posean acciones intransferibles para ser usadas en por ejemplo Educación, Salud o Vivienda. Y D.- Colocar PROYECTOS PETROLEROS EN LA BOLSA DE VALORES.

3.- ESTADO CAPAZ DE TRANSFORMAR LOS RECURSOS PETROLEROS EN RIQUEZA: Para ello es imperativo aplicar REINGENIERÍA AL ESTADO VENEZOLANO: desarrollar una VISIÓN retadora y plausible, rediseñar los PROCESOS desde base cero, REORGANIZAR sus estructuras, habilitarlos TECNOLOGICAMENTE y preparar agresivamente al RECURSO HUMANO. Todo ello para revertir el incumplimiento de objetivos y potenciar los logros, en línea con las ingentes necesidades de los venezolanos.

Si sembramos más vientos, seguiremos recogiendo más tempestades. Si sembramos bien el petróleo, cosecharemos calidad de vida. Usted decide y por cierto… ¡hasta cuándo!, ya basta de tanto desaguisado en sus propias narices.

jueves, 5 de enero de 2012

2012: EL AÑO D

Rafael Gallegos Blog número 30

El seis de junio de 1.944 fue el Desembarco de Normandía, a partir del cual se hizo irreversible la victoria aliada sobre el eje encabezado por el dictador Hitler, quien juraba que duraría mil años en el poder y apenas duró… trece. Cualquier parecido con nuestro trece… pura coincidencia. La fecha es conocida como el DÍA D. ¿D de Democracia? Para los venezolanos este año Doce, también es un AÑO D. De Definiciones y de afianzamiento de la Democracia que debe ser la base de un vertiginoso Desarrollo. Pura D, de las buenas. La idea es que acabemos con las D de las malas, como Desfachatez, Dictadura barnizada de leguleyismos, Disfraz, tantas cifras Discordantes y sobre todo, con ese poderoso Dedo que quiere señalar a un país Descontento, su Destino.

DESMANTELAR EL DESMANTELAMIENTO

La “revolución” va en serio. Al quienes todavía creen que es un mal gobierno más, hay que aclararles que se trata de un proyecto internacional que busca implantar el comunismo por la vía del leguleyismo. Distinto a las implantaciones que en el mundo han sido, como la de los fracasadísimos comunismos soviético, cubano, o chino, productos de movimientos violentos. El comunismo soviético (incluyendo los prisioneros países tras la cortina de hierro) tuvo un fracaso tan gigantesco, que SE SUICIDÓ. El pueblo aturdido de tanto totalitarismo y al borde del hambre por tanta ineficiencia, derrocó sin un solo tiro tamaño régimen. De nada le sirvió a la nomenklatura los setenta millones de miembros del partido comunista, ni las bombas atómicas. Por su parte él régimen chino descubrió que los gatos rojos no cazaban nada y ABRIÓ LAS PUERTAS DEL CAPITALISMO, en un proceso dirigido, ¿dónde estás Ripley? por el mismísimo partido comunista chino. Y en cuanto al proceso cubano, decartó la Hoz y rescató el Martillo: puro “martillo” a Venezuela, para sobrevivir.

En Venezuela, al contrario que en los casos mencionados, la implantación del comunismo es una eficiente camaralenta, tal como el principio gerencial de LA RANA HERVIDA: si se hierve agua y se tira una rana en la olla, ésta brincará en el acto… si se le introduce en agua tibia y se le va subiendo la temperatura suavemente, se irá durmiendo plácidamente hasta… quedar hervida, muerta, desmantelada. ¿PAÍS HERVIDO? NO, estamos despertando a tiempo: la unidad, la MUD, las primarias, la indoblegable democracia en el subconsciente de los venezolanos, así lo indican.

Nuestro leguleyismo no es nada nuevo, el propio Gómez tuvo SIETE CONSTITUCIONES que le sirvieron de careta para mantenerse en el poder durante largos y terribles 27 años. Pérez Jiménez usó la fachada fraudulenta de una elección en el 52 y un plebiscito en el 57, con el mismo objetivo. Ningún presidente autoritario de los que hemos padecido, ha negado ser demócrata. Leguleyismo habemus.

Y AHORA… EL “CIFRISMO”

Escoja su cifra. Ante cifras anunciadoras del desmantelamiento nacional, el gobierno nos ofrece, válgame Dios, sus propios números. No conformes con inventar su propia historia donde por ejemplo Betancourt fue un dictador, que en un gesto antipatriótico se negó a entregarle a Venezuela al demócrata Fidel Castro en los años sesenta… o el 4F una rebelión de ángeles que trataron de derrocar al dictador Carlos Andrés Pérez, ahora, en un creativo ejercicio de realismo mágico (¿magia negra?), nos ofrecen un menú de cifras “revolucionarias”.

Ante las cifras de la OPEP y de la AIE de producción petrolera de 2,3 millones de barriles diarios, nos dicen con la mayor desfachatez que producen más de 3 millones… ante las cifras más bajas en la construcción de vivienda de que se tenga memoria, nos dicen que legaron a 130.000, mañana culparán al imperialista Houdini por haberlas desaparecido. Ante las cifras de FEDEAGRO donde baja en cinco años a la mitad la producción de renglones más importantes como el maíz, el arroz, el café, o la papa, con toda la desfachatez plantean que la cosecha ha subido, como si Fedeagro fueran unos improvisados o los venezolanos bobos que no sintiéramos la creciente escasez de alimentos en los mercados. Ante la quiebra de la mitad del parque industrial, nos “propagandean” con un fantasmagórico Hecho en Socialismo, como si no fuera mejor Hecho en Libertad, como en todo el mundo productivo. Tal como el leguleyismo, puro “cifrismo”, que ni de lejos tapa las realidades de inseguridad y desempleo que a diario padecen los venezolanos.

Este año nos corresponde sustituir al “cifrismo” por productividad, al leguleyismo por el espíritu democrático de la Ley, al miedo por guáramo. Acabar con este desmantelamiento estratégico. Convertir este 2012 en un AÑO D. El 12 F y el siete de octubre, son nuestro desembarco de Normandía. A partir de allí, será irreversible la recuperación de Venezuela. Feliz año.