miércoles, 30 de diciembre de 2015

HOLA NIÑO JESÚS

 Rafael Gallegos    Blog núm. 227

Venezuela se ha convertido en un país de chaos, adioses, arriverrerchis y gudbayes. Toda una despedidera. Madres, padres, hermanos y amigos  que intentan vanamente disimular las lágrimas tras sonrisas,  en la esperanza que sus amores sigan su camino de realización, que les ha sido negado “en revolución”. La obra cinética de Cruz Diez, se ha convertido en el símbolo del paso de la emigración. Hijos, hermanos o nietos en cambote. Los nuestros, los del vecino, los del amigo, los de opositor y los del chavista.  Familias rotas al mismo ritmo con que se ha roto Venezuela. Nos hemos acostumbrado a decirle chao al Niño Jesús todas las Navidades.

Excelentes universidades que producen profesionales de calidad para las empresas más allá de la frontera, como si “laváramos” inteligencia. Pura paradoja.
Supuestamente la despedidera es hacia múltiples destinos: Miami, New York, Panamá, Bogotá, Chile, Madrid… Tucusiapón. Pero no se engañe, la realidad es que todos se trasladan a un solo sitio: Libertad.

¿Qué Libertad es un concepto? Eso mismo creía yo antes que me rozara este autoritarismo, hijo menor del totalitarismo. Hoy me doy cuenta que Libertad es el espacio donde debemos vivir todos los seres humanos. El sitio donde podemos pensar, actuar, opinar, recurrir a  la institucionalidad sin ser vejados. Ejercer nuestros derechos. Trabajar optimizando nuestras habilidades sin ser execrados por nuestra manera de pensar. Salir a la calle sin temer por la vida, disfrutar de salud y educación. Alquilar viviendas, tomar préstamos hipotecarios, comprar carros a plazo (como era antes de que llegara el comandante y mandara a parar…). Cosas tan elementales como dar regalos de Niño Jesús a los niños, o comprar salsa de tomate, o aceite, o harina de maíz sin ningún trauma.  Disfrutar de justicia, votar en elecciones sin pensar que van a hacer fraude.

Simplemente, Libertad es un espacio, donde yo puedo ejercer mi yo.

Los autócratas  son alérgicos a Libertad. Y tienen razón. Ésta los fulmina. El autócrata es el Drácula que chupa la libertad a los ciudadanos para permanecer en el poder y de paso, trabaja en la oscuridad, porque lo ciega  la transparencia del día.

Quitan la libertad de empresa porque lo que desean es individuos que, como en Cuba, dependan de la tarjeta de racionamiento. Destruyen la industria petrolera porque si hubiéramos sido libres para producir seis millones de barriles, eso generaría poder económico y alternabilidad. Minimizan libertad de prensa para que perdamos la capacidad de elegir. Inventan lo de ser rico es malo, para que usted y yo (no ellos) apenas usemos nuestros pocos grados de libertad, para buscar comida infructuosamente. Eliminar la libertad, para permanecer, forever, en el poder.

Pero las autocracias pasan y los pueblos quedan. Las sociedades no se suicidan. Todas las autocracias se agotan y dan paso a la Libertad. Como en el Chile del plebiscito que sacó a Pinochet, el 23E de  Venezuela que acabó con Pérez Jiménez, la caída del Muro de Berlín, que le dijo chao al comunismo. La libertad, es como el Ave Fenix, resucita las veces que sea necesario resucitar.

NATIVIDAD EL 6D

El 6D arrancó la Navidad en Venezuela. Parafraseando a Mariano Picón Salas, cuando dijo que el siglo XX se inició en Venezuela en 1936, podríamos decir que el siglo XXI, nació el 6D.

Ese día dijimos, por fin: Hola Niño Jesús. Quedó derrotado el pesimismo ese de que nos van a ganar, son muy poderosos, nos van a hacer trampa, ellos son muy vivos. La fuerza del pueblo demostró más poder que cualquier triquiñuela.

Renació  Libertad para reconstruir la democracia. Las instituciones, la economía, la industria petrolera, la educación.

La larga lista de adioses comienza a recortarse. Hola Libertad. Ya disminuye la inercia de la despedidera. El país se va a levantar. Depende de usted, de mí, de los políticos, de todos. Seremos nuevamente un país de oportunidades. ¿Cómo?, aprovechando nuestro gigantesco potencial, en democracia.

Y habrá más lágrimas; pero para recibir de vuelta por el mismo piso cinético del gran Cruz Diez. Lo de la Asamblea ha sido algo muy grande. Pilas y guáramo para aprovechar esta gran oportunidad.

Hola 2016.

PD: Ahora los ocho diputados serán pasados por el tamiz de la justicia. Pura autonomía de poderes. Adelante por arriba de las tumbas, adelante, como dijo el gran demócrata Rómulo Betancourt.



miércoles, 23 de diciembre de 2015

LA IRREVERSIBLE TRANSICIÓN

Busque este artículo en el BLOG:
http://petroleosinreservas.blogspot.com/
informe21.com  y  diariodecaracas.com  
                
 Rafael Gallegos    Blog núm. 226

La URSS era una potencia militar, y en lo civil  un pueblo reprimido y lleno de privaciones. El comunismo estaba agotado. Gorbachov cumplió su función: la transición desde la URSS comunista hacia la Rusia capitalista. Transparencia, apertura hacia occidente y liberalización económica. El gobierno de Gorbachov se reflejó en un cambio pacífico que cinco años atrás, no vislumbraba nadie.

Cuando murió Franco, nació la transición española hacia la democracia. España era uno de los países más atrasados de Europa. El joven Rey Juan Carlos, sacó de la manga a Adolfo Suárez, que resultó la figura fundamental de la transición.

Las sociedades no se suicidan. En ambos casos, la transición parió sus líderes.

VENEZUELA

1935… el dictador Gómez falleció y comenzó a morir el gomecismo. El sanguinario Eustoquio Gómez aspiraba a suceder a su primo en la presidencia. El General López Contreras también. López fue más hábil, ascendió al poder y, de paso,  comprendió que soplaban brisas de cambio. Fue el hombre de la transición hacia el siglo XX. Entendió que Venezuela era troglodita ante el estado del arte de la política y que el paludismo, el analfabetismo y el hambre generaban una pobre expectativa de vida para los venezolanos: 34 años. López inició la democratización. Dio un gran ejemplo: disminuyó su período presidencial de 7 a 5 años. En 1941, El Congreso eligió a Medina Angarita para sucederlo, un militar civilista.

1945… Las elecciones eran de tercer y segundo grado y no podían votar ni las mujeres, ni los analfabetas. El gobierno, los adecos y los militares de escuela, acordaron aupar a Diógenes Escalante como sucesor de Medina Angarita, con el compromiso de hacer la transición hacia la elección universal, directa y secreta  y acabar con los “chopo e´piedra” y los 46 años de militares tachirenses en el poder. Todo iba viento en popa hasta que el Dr. Escalante le manifestó a su secretario Ramón J. Velásquez que no podía ir a una reunión política porque no tenía camisa. Ante tamaña afección, el gobierno, de manera apresurada, sustituyó a Escalante con el Dr. Ángel Biaggini, que no logró consenso. Falló la transición y… vino el 18 de octubre. Pero eso es otra historia.

1958… El pueblo estaba cansado de la dictadura de Pérez Jiménez y sus presos políticos, exiliados, represión y el inmenso desempleo en el interior del país. El dictador hizo fraude en un plebiscito que inventó para permanecer en el gobierno. Vino el glorioso  23E y surgió como hombre de la transición, el almirante Wolfang Larrazábal. Fue el líder que parió Venezuela cuando lo necesitaba. P.J. lo tenía marginado en un puesto secundario: Director del Círculo Militar. Su carisma lo convirtió en un ídolo de las masas. Su viveza le permitió salir airoso de varias intentonas. Tuve el inmenso placer de conocerlo. Me contó como engatusó a Castro León para que se entregara.  Cuando algunos militares le calentaban la oreja para que encabezara una intentona, les decía: “ustedes me pusieron aquí para que sacara a un golpista ¿y ahora quieren que yo dé un golpe?”. Y me contó que aceptó al Embajada en Canadá porque, cuando era expresidente  no tenía dinero y todo el mundo le seguía pidiendo ayudas. Pura honradez. Los venezolanos tuvimos mucha suerte con el almirante de la transición. Condujo a Venezuela hacia la democracia.

2015/2016… Transición habemus, y comenzó el 6D. Para no fastidiarlos con cifras económicas, circunstancias, o aspectos de la licuefacción institucional, les voy a hacer varias preguntas, indicadoras de agotamiento de la “revolución”: 1.- ¿Recuerda cuando los domingos usted desayunaba huevo frito con arepa? 2.- ¿Y cuando los concesionarios de carros tenían carros? 3.- ¿Y qué opina de los “extrenos” de Navidad? 4.- ¿Y salir de noche…? 5.- ¿Cuándo se podían comprar apartamentos a plazos ( en urbanizaciones clase media y populares) 6.- ¿Y cuándo los candidatos perdedores reconocían su derrota y le deseaban suerte al vencedor en lugar de hablar golpes electorales, inventar parlamentos comunales made in Miraflores, o dar vergonzosas declaraciones como las de un ministro: “el que no sea escuálido se va”?

Este es un régimen trucutrulento, lejos del estado del arte de los sistemas políticos de los países prósperos. Sin economía, con instituciones licuadas, con hegemonía mediática, militarizado, que apoda con ofensas a los líderes opositores. Y mientras tanto… hambre. Porque hay hambre. Vean el estudio de pobreza, de las  universidades Católica, Central y Simón Bolívar. ¿Hambruna petrolera?

Hay que saber leer el 6D: la revolución se agotó, y ya  toca a diana de la transición hacia la democracia.  ¿La oye? En la política, como en la física, lo que se agota, se agota.


Feliz Transición. Jo jo jo.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

7D: AMANECIÓ DE VOTO

 Rafael Gallegos    Blog núm. 225

El grosero ventajismo del gobierno resultó una nimiedad ante la indoblegable voluntad democrática  de los venezolanos.

Las amenazas, la violencia, el CNE gobiernero, el uso y abuso de la imagen de Chávez, las mentiras y medias verdades, la sobresaturación de propaganda oficial, la hegemonía mediática, las amenazas a los medios privados  y el blackout a la oposición; que conformaron un ventajismo típico de dictaduras, fueron impotentes para evitar la avalancha popular.

Definitivamente, los venezolanos le dimos un contundente no a esta desfachatez llamada socialismo, que ha devenido en la destrucción sistemática del país. Y lo hicimos de la única manera con que sabemos actuar: con el voto. El 7D, al contrario de aquel fatídico 4F cuando “amaneció de bala”… amaneció de voto.

Pero la “revolución” no ha entendido. Le pasa como al individuo que ve una pintura de Picasso, y se rasca la cabeza al observar un incomprensible rayero, o como a la persona que  oye música clásica y dice que es música de muertos.

Gobierno “revolucionario” solicita  profesores de arte.

En lugar de entender el contundente mensaje que dio Venezuela, han tenido  la desfachatez intentar castigar al “pueblo”: “como no votaste por mí, no te voy a hacer las 500.000 casas que te iba a hacer el año que viene”. O de aclararle la “confusión” que tuvo el 6D: “tú no votaste contra mí, votaste contra ti mismo”. O el chiste malo de decir que sí fue voto castigo: “el voto fue el 6D y el castigo viene cuando se instale la Asamblea”. O elaboran “análisis” culpando de la derrota a los bajos  precios del petróleo, cuando todo el mundo sabe que destruyeron a PDVSA y a Venezuela con precios altos. O expresiones  como que les dan asco los de la Polar, o monstruo de Ramo Verde, o asesino en serie, o ladrón, o caprichito, o María Violencia. No quieren entender que  el “pueblo” votó en un 60%, entre otras cosas, contra tanta vulgaridad y tanto bulling. Y que por encima de todo, los venezolanos votamos… contra este monumental fracaso.

Y como si el pueblo  fuera bobo, lo intentan engatusar con eso de que está perdiendo todos los “logros sociales” de la “revolución”. Debe ser que creen que no sabemos que la pobreza llegó a niveles de 70% según estudio de las prestigiosas universidades Central, Católica y Simón Bolívar. O que el cacareado millón de viviendas, es tan cierto como,  un billete de 200… o como un comunismo exitoso.

Tratan de vender como un logro de la “revolución” al Poder Popular. Si de verdad quisieran que el Poder Popular fuera popular, lo harían a través de las  alcaldías y con plena libertad de preferencias políticas. Pero en realidad, lo hacen a través de Miraflores y solo para adláteres. Porque lo que buscan es eliminar las gobernaciones y las alcaldías. Pura copia de los soviets, de los CDR cubanos. Con todo y espionaje vecinal, que ahora mientan patriotas cooperantes. O sea… pininos de totalitarismo.

Y ahora vienen con el cuento del inconstitucional Parlamento Comunal. ¿Asamblea paralela? Un disco rayado de los protectorados de Caracas o Miranda. Utilería y parchetes para desconocer de la voluntad popular.

Lo que el gobierno no quiere entender, es que el “pueblo” votó masivamente contra el  “disfrute” de los siguientes “logros de la revolución”: 200 % de inflación, escasez record mundial, violencia, colas, colas, colas, marcaje de huellas digitales para comprar jabón, caraotas, o toallas sanitarias; ecosonogramas para comprar pañales. Se hacen los desentendidos ante la realidad que Venezuela votó para recuperar su producción, sus empleos, su industria petrolera, su hierro y aluminio, los estantes de los supermercados, los precios decentes, los buenos empleos, la democracia, la esperanza… Da hasta pena explicarles; pero Venezuela votó para que brinquen la talanquera, o para que se vayan.

Ah! y dicen que son una gran fuerza porque lograron más de 40% de los votos.  Pero sin ventajismo y abuso de poder, todos sabemos  que llegarían si acaso al 15%. Lo que hubo el 6D, fue un punto de inflexión. Una nueva tendencia hacia la Venezuela democrática.

A partir de esa elección, ya sabemos quiénes son los nuevos “escuálidos” y los que “no volverán”.

Y contra todos los agoreros, el cambio comenzó, en paz. El pueblo se expresó en las urnas. Los militares, respetaron a  la mayoría. El CNE, que se hizo el loco ante tanto abuso gubernamental, tuvo que contar bien.

Tu país está feliz. Metió un jonrón el 6D. La sacó del estadio.

Amaneció de voto. Y si no dejan trabajar a la Asamblea, seguirá amaneciendo de voto. En Revocatorio y si es necesario, hasta en Constituyente. Total, los “golpes electorales” son infinitamente más democráticos que los nefastos golpes militares como el 4F.

Y créalo, estamos haciendo historia. Y como diría el personaje más polémico del 6D: este cambio… es irreversible.





domingo, 6 de diciembre de 2015

YO PETROLERO

                   Rafael Gallegos
22 08

Yo petrolero a mucha honra, escribo la historia de unos venezolanos que cabalgando sobre sus valores decidieron actuar en la álgida escena de la patria. 23.000 petroleros que un buen día, al observar que una tormenta se cernía sobre el cielo del país, se armaron de valor y de valores y decidieron enfrentar al tormentero. Escribo la historia inconclusa por ahora, de valientes hombres y valientísimas mujeres, que antepusieron la patria al sustento, a la seguridad de sus hijos, al futuro seguro.  Que blandieron el estandarte de aquel hombre que dijo al pie del cadalso que lo único que lamentaba era tener una sola patria para morir por ella. Como Páez, aquel terrible patriota ante cuyas lanzas tiemblan los falsificadores de la historia, los 23.000 petroleros ensordecieron la sabana con su cabalgar. Montados sobre sus valores y armados de un gigantesco amor por la libertad.

Yo petrolero y a mucha honra, me uní a  la decisión colectiva de apoyar un paro nacional de un pueblo aterrado por las leyes que querían partir en pedacitos a la patria para comerte mejor. Yo petrolero y cuando digo yo petrolero digo 23.000 petroleros, abandoné la seguridad de toda la vida para luchar contra la falsa democracia de los falsos demócratas. A partir de ese día los compañeros del petróleo fuimos hermanos  del petróleo y, me tiembla la mano al escribirlo, puse la patria por delante de mis hijos, les vacié la nevera por la patria. Pero quien no ama a la patria no ama a sus hijos. Yo petrolero y cuando digo yo petrolero digo 23.000 petroleros, no tenía ojos para mirar los ojos de mis hijos ante la nevera vacía, el colegio atrasado, los domingos sin cine. Yo petrolero me sentí impotente ante los cobradores, incierto ante el futuro, desesperado ante la vida. 

Yo petrolero  a mucha honra y cuando digo yo somos  23.000, me insuflo el aliento ante la valentía de las mujeres y los niños y los hombres desalojados de sus casas de los campos petroleros por la violencia de una soldadesca “heródica”. Dicen que el mismísimo Herodes se avergonzaría de esos procedimientos. Qué mujeres. Pechos al frente y la frente en alto. Preñadas de valor y de valores enfrentaron las armas de los heraldos del totalitarismo. Qué valentía, a lo Luisa Cáceres, heroína de la libertad. “Lo único que lamento es no tener otras patrias para morir por ellas”. Desalojadas con sus hijos a cuestas. Niños que para la “revolución” no eran de la patria. Con el hijo a la espalda andando y desandando los caminos de un  país cuyo gobierno les impedía y les impide trabajar. Yo petrolero y yo petrolera y somos 23.000. Los “heródicos” soldados  tendrán que bajar los ojos al recordar  tamaña entereza
.

Yo petrolero, perseguidos, execrados, sin pago laboral y ni siquiera de la caja de ahorros porque los “revolucionarios” siempre están por encima de la Ley y  cuando  todo pasa y comienzan las carreras por los albañales, lastimosamente dicen yo no sabía, yo no sabía y hasta imploran la obediencia debida.

Yo petrolero. Qué lluvia, qué tormenta, qué huracanes de dignidad. Muchos no aguantaron la mirada infinita de la tristeza del hijo. ¿Cuántos se han tirado del puente… cuántos infartados? O el mártir José Ramón Vilas. Todos  héroes. Héroes del petróleo. Heroísmo que se agiganta como la sombra cuando el sol declina ante los calificativos de saboteadores, vende patria, guarimberos y ante la persecución legal legalita porque la Ley Soy Yo, como es la Ley en todas las autocracias… una dama que olvida para que sirve la balanza. Todos los calificativos. Todos, menos cobardes. ¿Por qué será?

23.000 perseguidos, asilados, exiliados e inciliados (lo mismo que exiliados pero dentro de la patria, cosas del modernismo legal legalito). Yo petrolero  denuncio que al botarnos hicieron una lobotomía a la industria pivote del país. Que como la madre desnaturalizada de Salomón prefirieron matar al hijo. Que por botarnos dejan de producir cien mil millones de dólares al año, amén de sacar cero en gerencia en una empresa que fue emblema de América Latina. Yoprovoquéelparo, la destrucción, la tirada a la calle de doscientos mil trabajadores y sus familiares, valientes familiares como los míos y mujeres de oro como la mía, que temple, que dignidad, que acompañamiento. Sólo podrá absolverlos la misma historia que “y que” absolverá a Castro.

Como diría Rubén Darío, eres todo el poder, cuando tú te estremeces hay un fuerte temblor, cuando mueves los hilos millones de títeres se mueven. Eres el invasor de un pueblo que resiste porque aún cree en la democracia, le reza a Jesucristo y aun habla en español. Y pues contáis con todo, falta una cosa, Dios.


Yo petrolero miro como el peso del pueblo ya doblega las espaldas de los tormenteros. Claro que valió la pena. Y vale la pena. Fuimos el prólogo de los jóvenes y de un pueblo que resiste. Vivos y ansiosos, bregando el alba de oro.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

HORA DE AVE FÉNIX

Busque este artículo en el BLOG:
http://petroleosinreservas.blogspot.com/
informe21.com  y  diariodecaracas.com
                  
 Rafael Gallegos    Blog núm. 224

A Venezuela, al igual que al  Ave Fénix, le llegó la hora de resurgir de sus cenizas.   De las cenizas en que la ha dejado este mal llamado proceso revolucionario. Hace diez años nadie hubiera imaginado esta economía de guerra en tiempos de paz: sin alimentos, ni medicinas, ni seguridad, creciente inflación de tres dígitos,   maxidevaluación, decrecimiento de casi diez puntos de PIB. Pura ceniza.

Y menos hubiéramos imaginado la desfachatez con que apresan o invalidan a los dirigentes opositores que les hacen sombra. Leopoldo, preso. Ledezma preso. María Corina inhabilitada. Pablo Pérez inhabilitado. Y paremos de contar. O el blackout informativo a que es sometida la oposición en los medios de Estado y hasta privados, utilizados, autocráticamente, como medios del gobierno.

Y tienen la desfachatez – como si los venezolanos fuéramos bobos-  de decirnos que la inflación es 80 %, o que han producido 850.000 viviendas. ¿Cuántas viviendas quedarían de pie si se hiciera una auditoría a esa cifra?

La verdad es que el chavismo deja poco a la imaginación. Destruyeron a Venezuela para mantenerse en el poder forever, tipo Cuba. Y ni hablemos de las instituciones, de la convivencia, del respeto al pensamiento diferente. Debemos ser el único país del mundo donde los jerarcas tienen programas de televisión que dedican a insultar a los opositores, a irrespetarlos con sobre nombres, a acusarlos de ladrones y asesinos. Pura bajeza. Puro modelaje…. comunista.

El Ave  Fénix nos enseña que las sociedades pueden reconstruirse a partir de sus cenizas. Por ejemplo, Europa después de la Segunda Guerra. Quedó en la nada y hoy es el continente con mayor calidad de vida. O Japón, luego de las bombas atómicas, humillado, derrotado, sin recursos naturales, fue capaz de utilizar a la Calidad como el arma secreta del dragón y en apenas 20 años cambiar la capital comercial del mundo, desde el Atlántico hacia el Pacífico Norte.

Y el Ave Fénix, no era solo el Ave que renacía de sus cenizas, sino que lo hacía cada 500 años. Es decir, que el mito nos ilustra acerca de los ciclos del poder. Nos indica  que lo único eterno es que nada es eterno. Las eternidades están condenadas, por decir lo menos, al ridículo histórico. Tal como  los mil años de Hitler, que apenas duraron trece. O la eternidad de los comunistas soviéticos, que duró 70 años y cayó sin que el poderosísimo Partido Comunista, integrado por  50 millones de burócratas, moviera un dedo para impedir la debacle.

VENEZUELA FENIX

Ejemplos históricos sobran. Lo que va a pasar en Venezuela es casi una plana de cuando se agotan los sistemas. Van directo a una derrota el 6D. No puede ser de otra manera, ni que fuéramos masoquistas. Y esto implica un giro en la relación de poder en  Venezuela.

Además, no hay que olvidar que en tres o cuatro meses asistiremos al Referéndum Revocatorio, para cambiar al Poder Ejecutivo. La historia está de nuestro lado.

Y es probable, más de lo que usted piensa,  que se vayan por las buenas. La historia nos ilustra en este sentido. Como la salida “por las buenas” del poderosísimo Pinochet, o la pacífica transición de la implacable dictadura de Franco, o el evento local  del correlón Pérez Jiménez, cuyo  apuro le hizo dejar  una maleta repleta de dólares, en el aeropuerto.

A pesar del “como sea”, de declararse en “rebeldía” contra el veredicto del pueblo… ¿cómo la “autoridad” de Caracas, o el “protector de Miranda, harán un “congreso paralelo” con los concejos comunales? Pura autocracia; pero a diferencia de Chávez, sin pueblo. Sus mejores tiempos ya pasaron… diría la revista de caballos. Y anótelo, ya correrán por los mismos albañales que corren los autócratas cuando se ven sin poder.

 Y para remate, la sorpresa de Mauricio Macri les echa a perder las cosas en el vecindario. Todo indica que ya tienen el sol… en los talones. Todo manoteo que observen, se trata de estertores del régimen – sí, del rrrrrégimen.

Porque ya regresamos a peores niveles de pobreza peores que los del 98. Tanto nadar para ahogarnos en la orilla. 

¿CON QUÉ SE COME EL CAMBIO?

Nada del otro mundo: Libertad de los presos políticos. Respeto a la disidencia. Rescate de la imagen del Libertador. Implantación de la iniciativa privada. Medidas económicas coherentes. Gerencia de políticas sociales, del sistema de salud y de la educación. Independencia de poderes. Procesos electorales sin ventajismo. Alternabilidad, limitantes a reelecciones. Rescate de la infraestructura.

Nada del otro mundo. Lo mismo que hacen los países exitosos. El 6D, en tu dedo está tu destino. Eso sí, como dijo el demócrata Rómulo Betancourt: adelante, por arriba de las tumbas, adelante.


Pilas y guáramo son nuestras primeras necesidades.