miércoles, 17 de julio de 2013

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (V/VII)


 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 107

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (V/VII)

Nacionalización del petróleo

Como esta “revolución” tiene complejo de Adán -  cree que la historia de Venezuela comenzó con ellos - hay que aclarar que la industria petrolera venezolana ha sido nacionalizada una sola vez, en 1975.

Carlos Andrés Pérez dirigió este proceso de manera armónica y continua. Hubo consenso. No existieron retaliaciones por parte de las transnacionales. Se reconocieron indemnizaciones por 4,3 MMBs y se abrió la puerta para convenios tecnológicos. Además, se incluyó en la ley respectiva un artículo 5to., que permitía inversiones privadas.

Al frente de PDVSA, colocaron un gran equipo, encabezado por el  general Alfonzo Ravard, civilista y muy capaz. Además, se dejó a la politiquería fuera de las  empresas.

Se registraron logros:

Internacionalización. Compraron refinerías en Europa y Estados Unidos, para la colocación de nuestros crudos pesados.

Cambio de patrón de refinación. Se incrementó la obtención porcentual de  gasolina respecto al barril de petróleo, desde 16 % hasta 45 %, triplicando la producción de gasolina en Venezuela.

Incremento de reservas convencionales. Pasaron de 18.000 millones de barriles, a cerca de 90.000.

Desarrollo de nuevos campos. En Monagas y Apure, produciendo más de 1 millón de barriles diarios.

Desarrollo de la Faja. Extra pesada, asociada a altos costos y a sofisticadas tecnologías.

Orimulsión. Creada por INTEVEP y sustituto del carbón en las plantas eléctricas del mundo.  

 Cied, Intevep y Condominio Jose. Centro de investigación de  nivel internacional, universidad corporativa premiada como la mejor del mundo y sofisticado complejo petrolero/ industrial.

Trenes de gas. Licuefacción y separación del gas.

Líder en Responsabilidad Social Empresarial. PDVSA, aplicó esta nueva filosofía de desarrollo, que genera  calidad de vida en los habitantes de las áreas aledañas a los negocios.

Rescate de la industria petroquímica. Hasta ese momento fuente de pérdidas.

Fluyente economía conexa.

La Nacionalización transformó una empresa “saca tubos” en un emporio energético. Y todo esto con personal venezolano.

LA GLORIOSA APERTURA PETROLERA

La Apertura consistió en apuntalar la Nacionalización con tecnologías y dineros foráneos, manteniendo el control del negocio. Veamos sus logros:  

Exploración. Transnacionales desembolsaron más de 2.000 mm$ al Fisco – y por televisión, para más transparencia- a objeto de adelantar estudios de nuestras áreas prospectivas. Además, convinieron compartir las ganancias luego de los pagos de ISLR.

De 14 áreas otorgadas, sólo resultaron explotables dos o tres. El "imperio" gastó más de 15.000 mm$. Venezuela, ni un centavo. Conocimos mejor nuestro subsuelo y generamos nuevos campos productores. No desembolsamos nada, y encima nos pagaron. Eso se llama negociar.

Convenios  de operación. Se otorgaron a empresas contratistas campos maduros de baja productividad, mientras PDVSA invertía en los campos más rentables. La industria les compraba los barriles a un precio acordado, por debajo del mercado. Se generaron 600.000 bpd por este concepto.

Faja Petrolífera. PDVSA se asoció con empresas que trajeron millones de dólares y tecnologías de punta (generar 100.000 barriles por día costaba cerca de 4.000 mm$). Desarrollaron 600.000 bpd de producción, que van a las plantas mejoradoras en Jose.

Por cierto, las regalías y los impuestos eran susceptibles de ser incrementadas cuando cambiaran los escenarios de precios.

Si no fuera por la Apertura, la producción venezolana  sería hoy tan sólo un millón de barriles. O sea…

Con la vieja PDVSA, la producción petrolera venezolana se incrementaba año a año. Todo ello con 45.000 técnicos. De haber seguido esa ruta,  Venezuela hoy producirá  casi seis millones de barriles diarios  de petróleo.

Como contrapartida, se generó un gigantesco y flácido petroestado, que dejó que desear con el manejo de la Renta, la cual como está diseñada, muestra más facilidad para producir mesías y autoritarismo, que prosperidad.

En 1976, se inició fusionando a las empresas productoras de petróleo. Al final quedaron tres: Corpoven, Maraven y Lagoven, en el marco de un amplio Holding.

En 1997, se creó una sola empresa. Esto generó burocracia y colocó la operación petrolera frente a los políticos, al eliminar el colchón, que por 20 años, significó la directiva del Holding.

PDVSA llegó a ser considerada como una de las mejores  petroleras del mundo. Vivimos la combinación de una petrolera eficiente, con un Estado cada vez más incapaz de transformar los recursos del petróleo en prosperidad.

En 1998 llegó el comandante y mandó a parar. A la “revolución” no le convenía una industria petrolera de primera. Los petroleros salieron en defensa de su industria y del país… hasta el próximo artículo.

 

 

 

 

 

miércoles, 10 de julio de 2013

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (IV/VII)


Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 106

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (IV/VII)

El Pentágono Petrolero

La política petrolera tuvo continuidad a partir de  la caída de la dictadura.  Pérez Alfonzo fue el ministro de Minas de Betancourt hasta diciembre de 1963, lo sustituyó Manuel Pérez Guerrero, ya electo Raúl Leoni. En 1967 le entregó a José Antonio Mayobre. Durante el gobierno de  Caldera, el titular de la cartera fue Hugo Pérez la Salvia. Por último, al ministro Valentín Hernández le correspondió la Nacionalización. Todos fueron competentes, serios y estuvieron a la altura de los retos.

El Pentágono Petrolero fue  expuesto por Pérez Alfonzo en 1967. En sus cinco aristas, se sintetiza la estrategia de AD, de Copei y en buena parte del país, hasta la Nacionalización.

 Veámoslo:

1.- No más Concesiones.

 Consistió en no otorgar más concesiones a las empresas privadas, retomándolas a su vencimiento, que comenzaría en 1983. En 1956 y 1957, bajo el gobierno de Pérez Jiménez, se otorgaron unas cuantas. Igualmente, Caldera otorgó otras en 1970, utilizando la figura de Contratos de Servicio.

El espíritu de esta medida, era hacer que  venezolanos usufructuaran y  operaran  el negocio petrolero. O más bien el Estado, porque la medida también afectaba a empresas privadas venezolanas, como Mito Juan y Las Mercedes.

2.- Participación Razonable.

Buscaba equilibrar y superar la proporción de participación del Estado en los beneficios, respecto a las transnacionales.

3. Corporación Venezolana de Petróleo.

 CVP, empresa 100% del Estado Venezolano. Creada en 1960, duró 15 años hasta 1975, cuando la Nacionalización. Llegó a producir casi 30.000 b/d y a procesar 22.000. Se encargó de buena parte del mercado interno.

Su creación generó resistencia en transnacionales, que llegaron a calificarla como un acto de “no amistad” del gobierno.

El espíritu de esta arista del pentágono, fue que los venezolanos aprendiéramos a operar y controlar el recurso.

Al final, CVP, fue parte de Corpoven. Fue  un bastión fundamental en los descubrimientos exploratorios, luego de la Nacionalización, ya que se fortaleció en esa actividad en los sesenta, mientras las concesionarias, sapientes de su salida, la abandonaban.

4.- Comisión Coordinadora de la Conservación y el Comercio de Hidrocarburos (CCCCH).

Creada en 1959, obedeció al supremo interés nacional de maximizar la recuperación de los yacimientos, explotándolos racionalmente y frenando la velocidad que mostraban las transnacionales para agotar el recurso. Ejemplo: en 1970, se alcanzó record de producción de 3,7 millones de b/d, paradójicamente en un escenario de baja en las inversiones de exploración.

Igualmente, la CCCCH, debía reglamentar el comercio para influir en los precios. No hay que olvidar que en los sesenta, Estados Unidos bajaba la cotización del crudo venezolano e imponía cuotas. Como consecuencia, en 1971, enmarcado en  la modificación del ISLR, se creó la figura de Valor de Exportación, que multiplicaba por 1,2 el precio de venta del crudo, a efectos fiscales.

El espíritu de esta Comisión, era maximizar la conservación y optimizar los volúmenes y precios de nuestro principal producto.   

5. La creación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Creada en 1960 en Bagdad.  Los miembros fundadores: Venezuela, Arabia Saudita, Irán, Irak y Kuwait. Los padres: Pérez Alfonzo y Tariki, el ministro de petróleo saudita. El objetivo: influir en la formulación de precios del petróleo.

 

Durante una década su influencia fue mínima. Eso se revirtió a partir del embargo árabe  en 1973, cuando se cuadruplicaron los precios del petróleo… y siguieron creciendo.

 

El presidente Reagan, ante la fuerza del cártel, llegó a decir: “hay que poner de rodillas a la OPEP”.

 

Su estrategia se basa en controlar los precios limitando el volumen de producción. Hoy, su protagonismo ha disminuido.

 

Pero ya los precios petroleros, son respetables y no son determinados como antaño, por las  llamadas siete hermanas. Y la participación fiscal de los estados dueños del recurso, se incrementó, finalizando en la mayoría de los casos, en Nacionalización.

 

Bajo las estrategias del Pentágono Petrolero, Venezuela navegaba hacia la Nacionalización.

 

Ley de Bienes Afectos a la Reversión

 

En 1971, se promulgó esta Ley, a objeto que los bienes indispensables para el manejo del negocio petrolero en todas sus fases, revirtieran al Estado al vencerse las concesiones… o antes.

 

Las condiciones internacionales, el  debilitamiento de la economía norteamericana, el embargo petrolero, la creciente fortaleza de la OPEP y en Venezuela la  creación en 1974 de la Comisión Presidencial de Reversión, integrada por una amplia representación nacional y apoyada por un gran consenso país, culminaron en la Nacionalización, antes de lo previsto.

 

Y esa, es la próxima historia.

miércoles, 3 de julio de 2013

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (III/VII)


 
 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 105

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (III/VII)

El debate Uslar Pietri- Pérez Alfonzo

Rómulo Betancourt resultó electo en las elecciones de 1958. Le ganó al ex presidente Larrazábal, quien en una lección de dignidad y de democracia, se había separado del poder para ser candidato presidencial.

Nuevamente Pérez Alfonzo era el Ministro de Minas. Se reactivó la estrategia petrolera de Acción Democrática, que tendía a la mayor participación y se orientaba hacia la nacionalización de la industria en el mediano plazo. El partido Copei, con algunas variantes, cohonestó esta estrategia.

Existía una contraparte de peso a los postulados adecos. Su máximo representante era el gran novelista y exministro de López y Medina, Arturo Úslar Pietri.  Sostuvo un debate de gran altura con el Dr. Pérez Alfonzo. De la discusión de estos dos ilustres venezolanos, se pueden extraer las principales diferencias de la visión petrolera de ese entonces.

Para poner el debate en contexto, es necesario aclarar que se consideraba que el petróleo se agotaría en pocas décadas; además las transnacionales dominaban el escenario de los precios y de los volúmenes, al punto que Estados Unidos había bajado los precios de cotización del crudo varias veces y asignado cuotas al crudo venezolano.

También, que fue la época del vertiginoso ascenso en la producción petrolera del mundo árabe. Mientras un pozo de petróleo venezolano producía unos 300 barriles en promedio, los pozos árabes generaban 3000 o 4000 barriles de crudo, más  liviano que el nuestro. Esos factores sopesaban la ventaja competitiva que nos quedaba: democracia y cercanía a los principales mercados.

El Debate se realizó el 7 de mayo de 1963. El moderador fue el periodista e intelectual Carlos Rangel.  Uslar era candidato presidencial con bastante chance y Pérez, Ministro de Minas. He aquí una versión libre; pero tratando de conservar el zumo:

En cuanto a No Más Concesiones (NMC), Uslar planteó que esa política beneficiaba al Medio Oriente, creaba desinversión, ocasionaba el despido de 10.000 trabajadores de la industria, paralizaba el incremento de la producción y disminuía la cuota de participación en el mercado.

Pérez Alfonzo mantuvo que NMC permitía ir hacia el control de la industria por parte de los venezolanos y el control de la producción para mejorar, en el mediano plazo, los deprimidos precios del crudo.   

En cuanto a la Conservación; Pérez propuso que la mejor manera de aprovechar el crudo era guardarlo en el subsuelo. Uslar dijo que la forma óptima de  conservarlo era sacar el mayor provecho de los ingresos utilizándolos lo más racionalmente posible. Pérez planteó que Venezuela no tenía capacidad para ello (adelantándose su futuro postulado de “Efecto Venezuela”, nota del autor).

En referencia al Ingreso, Pérez Alfonzo lo limitó en su conversación a  la capacidad del Estado; pero Uslar ripostó que las diferentes operaciones del negocio petrolero dinamizaban la economía venezolana, más allá del Estado.

Así, se expresaban así las dos versiones de Qué Hacer con el petróleo venezolano:

-      Una, continuar otorgando concesiones, para mantener inversiones y crecer en producción, así como sembrar la renta racionalmente.

-      Y la otra, pre-nacionalizadora, que buscaba no otorgar más concesiones, influenciar en los precios y racionalizar la producción, teniendo como desiderátum, controlar el negocio por parte de los venezolanos.

También hubo otra propuesta que pasó por debajo de la mesa, del ex Ministro Egaña. Planteó que a partir del vencimiento de las concesiones, debían operar empresas mixtas, Estado-Empresas, petroleras. Era una media entre las dos versiones expuestas. Tal vez su aplicación hubiera evitado la baja en exploración, en inversiones y potencial y en posición relativa de Venezuela en el mundo petrolero, con que tuvo que bregar la Nacionalización.

Y como sabemos, mandaba AD, por lo que se impuso la versión de Pérez Alfonzo. Todos estos aspectos estratégicos de esa gestión, se sintetizan en el llamado Pentágono Petrolero.    

Éste Pentágono Petrolero, expuesto por Pérez Alfonzo en 1967, cuando ya era ex ministro; pero seguía gobernando AD, resume la estrategia de los gobiernos democráticos hasta la nacionalización de la industria. Destacaron cinco puntos:

1.- La política de No más concesiones.  
2. El principio de Participación Razonable.
3. La creación de la Corporación Venezolana de Petróleo.
4. La Comisión Coordinadora de la Conservación y el Comercio de Hidrocarburos (CCCCH).
5. La creación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Navegando en este Pentágono cuya proa era la OPEP, llegamos a la Nacionalización del petróleo en el año 1975. Eso… lo veremos en los siguientes artículos.

PD: Tuve que agregar un artículo a la serie. Ahora en lugar de seis, serán siete. Recurro a la paciencia de los lectores.