miércoles, 24 de junio de 2015

CUENTOS DE LA BATALLA DE CARABOBO


Rafael Gallegos                   Blog. Núm. 202

1.- Dicen que el Libertador se puso a bailar desaforadamente arriba de una mesa al enterarse que el nuevo gobierno español no le enviaría refuerzos al general Pablo Morillo. Ciertamente, en España había tomado el poder un alzamiento de los liberales encabezado por Rafael Riego, que apresó  al Rey Fernando VII y  simpatizaba con el movimiento independentista.

No era la primera vez que Bolívar bailaba arriba de una mesa al enterase de las buenas noticias. Lo mismo hizo cuando supo del triunfo de Sucre en Ayacucho.

Pablo Morillo al saberse sin refuerzos  y aprovechando su condición de chico casadero a sus 45 años, dejó la jefatura del ejército y se fue a tomar matrimonio en   España. Le dejó el mando  del ejército al general La Torre, que a los meses fue derrotado en Carabobo. Realmente a La Torre lo que le dejaron fue un muerto, porque sin el talento de su jefe y sin los auxilios españoles…

2.- Previamente, en Santa Ana, Trujillo; Bolívar y Morillo acordaron  un Armisticio o Tratado de Regularización de la Guerra, el 25 de noviembre de 1820. Morillo regiamente uniformado y con un nutrido grupo de edecanes, había esperado pomposamente al Libertador para el encuentro. Éste fue vestido de lo más sobrio y casi sin guardaespaldas. Morillo se sorprendió al observar la sencillez con que arribó Bolívar al encuentro.

Los dos jefes se conocieron, departieron alegremente, brindaron de manera copiosa, se devolvieron efectos personales capturados en batallas y hasta compartieron el mismo dormitorio.

Seguramente al firmar el documento Morillo pensó “hago tiempo para que me lleguen las tropas y lo destrozo”, Bolívar, que obviamente no era ningún inocente, habrá pensado otro tanto. Pero Riego, le echó una broma a Morillo al  no enviarle los 10.000 soldados de refuerzo. Por cierto luego, al retomar Fernando VII el poder, Riego pagó con su vida.  Gloria a Rafael Riego.

3.- Para romper el Armisticio de seis meses antes de tiempo,  Urdaneta recurrió a una estratagema. Un oficial, “sin su autorización” tomó Maracaibo, que era territorio realista. Y así, comenzaron nuevamente los movimientos de guerra.

4.- Morillo y Bolívar se respetaron. Y de los llaneros, el general español dijo en  Madrid,  que con 10.000 llaneros venezolanos, hubiera dominado  toda Europa. Qué tal.

5.- En la mañana antes de  la Batalla de Carabobo, Bolívar almorzó con su alta oficialidad. Manuel Cedeño, jefe de una de las divisiones, estaba distraído.

-       ¿En qué piensa, General Cedeño? - le preguntó   el edecán O’Leary.
-      Estaba pensando qué bonito muerto haría Plaza - respondió Cedeño.
-      -Y yo –replicó molesto Ambrosio Plaza,  jefe de otra División- estaba reflexionando en cuál será la bárbara temeridad que le llevará a usted a su fin.

Y casualidad de casualidades, los dos murieron ese día en Carabobo.

6.- Ambrosio Plaza por cierto y como bromeó Cedeño, era muy buenmozo. Había contraído matrimonio, ante los gigantescos y enfermizos celos de Bolívar, con Bernardina Ibáñez, una de las mujeres más bellas de la Nueva Granada, que parece que nunca le hizo caso al Libertador, a pesar de los esfuerzos de éste. Su hermana, Nicolasa Ibáñez de Caro, fue amante de  Santander en una tormentosa relación. Dicen los deslenguados que la rivalidad por estas hermosas hermanas, generó los partidos Conservador y Liberal, en Colombia.

7.- A Páez, en plena batalla de Carabobo, le dio un ataque de epilepsia y quedó tendido en el campo. Un español  realista  lo rescató y lo montó en su caballo, salvándole la vida.

8.- El teniente Pedro Camejo, Negro Primero, se le acercó a Páez en el fragor de la batalla y le inventaron la teatral  frase de mi general vengo a decirle adiós porque estoy muerto. Lo lógico es pensar que con esa plomazón y sálvese quien pueda lo que le  habrá dicho a su jefe sería cualquier otra cosa. Eso no disminuye  al gran  Negro Primero, un maravilloso ícono de la Independencia. Un héroe de color que llegó a ser oficial por intrepidez y méritos.

9- Según cuenta Arístides Rojas, otro muerto en Carabobo fue el perro Nevado. Se lo habían regalado al Libertador en Mérida y responsabilizó de su cuido a un indígena, Tinjacá. Nevado asistió a varias batallas. Hasta fue “preso de Boves”. Para protegerlo, lo llevaban en una cesta. El día de Carabobo se escapó y lo mataron de un lanzazo. Rojas dice que el Libertador, en plena gloria del triunfo, asomó una lágrima por la muerte de su perro.

10.- Cuatro décadas después del 24 de junio de 1821, Juan Crisóstomo Falcón, José Antonio Páez y el joven Eduardo Blanco, futuro escritor de “Venezuela Heroica”, recorrieron el Campo de Carabobo. Páez les contó los detalles de la batalla. Al final, Falcón le comentó al asombrado joven Eduardo Blanco: acaba usted de oír la narración de Troya, de la boca de Aquiles.

No era para menos. 

martes, 16 de junio de 2015

GEOPOLÍTICA DE LA LUTITA

 Busque este artículo en el BLOG:
informe21.com  y  diariodecaracas.com
                             Rafael Gallegos            Blog. Núm. 201
    
Hace diez años pocos imaginaban que Estados Unidos pudiera revertir la decadente curva de producción petrolera de manera significativa, y mucho menos  que se planteara la  posibilidad de convertirse en exportador de gas.

Pero nada para hacer quedar mal, como un pronóstico petrolero. Estos han sido una comedia de equivocaciones. En los cincuenta y sesenta se creía que el petróleo duraría veinte años. En los setenta se pensaba que el Mar del Norte nunca sería comercial y que los precios del crudo llegarían a 200 $ en el año 2000. Así mismo, a nadie le pasó por la cabeza que Estados Unidos revertiría su caída de producción de hidrocarburos.

La producción de hidrocarburos de lutita ha sorprendido al mundo. Aunque en EEUU se venía investigando esta posibilidad hace décadas. De ello da testimonio  Domingo Alberto Rangel, en diálogo que mantiene con Pérez Alfonzo y otros personajes, en el libro “El Desastre”, publicado en 1976. DAR  menciona la producción de hidrocarburos de lutita y las limitaciones tecnológicas del momento.

EEUU apostaba más en otras opciones para lograr la autosuficiencia energética. Pero la sintonía  del viejo fracking con la novedosa perforación horizontal, lograron que las lutitas comenzaran a producir millones de barriles diarios de petróleo y pies cúbicos de gas.  

En el planeta, la producción de hidrocarburos de lutita ha traído como primera consecuencia el rompimiento del paradigma del petróleo ubicado lejos de los principales centros de producción. Ahora hay abundancia de ese recurso en lugares como EEUU, Europa, o en el mar frente a Israel. Como si Dios hubiera atendido las oraciones de algunos políticos  norteamericanos, que casi clamaban como equivocación divina la ubicación de los cerebros del mundo en un lugar y  la energía que los mueve en sitios  distantes y de políticas complicadas.

Para EEUU, ha resultado en un incremento cuántico de su independencia energética, que apuntala su superioridad tecnológica, su condición de emisores de dólares y se refleja en liberación de recursos para invertirlos en actividades que generan crecimiento económico.

Además, ponen en apuros a Rusia, su rival en esta neo-guerra fría, que ve minimizados sus ingresos, a la vez que limitado su rol en Ucrania, su condición de único surtidor de gas en Europa y sus salidas a occidente y al Atlántico.  ¿“Asiatización” rusa habemus?

Por otra parte, la baja de los precios del petróleo limita los recursos de países  “cabeza - calientes” como Irán con su amenaza atómica y Venezuela cuya desfachatez llamada revolución, ya no podrá ser sostenida con ingresos petroleros, habiendo llegado a los límites de la arruga.

Es decir, la geopolítica de la lutita muestra países desarrollados con más independencia energética y mayor acceso al petróleo barato, así como lima las piedras en el zapato que significan las posiciones de Rusia, Irán y entre otros, Venezuela.

JEQUES VS. LUTITAS

A donde vaya Arabia Saudita irá la OPEP. Siempre ha sido así.

Los jeques sorprendieron a Estados Unidos, al cansarse de bajar cuotas y ceder mercados. Les dijeron, vamos a competir por precios, a ver quién es más eficiente. En la Reunión Ministerial OPEP Viena, mantuvieron las cuotas, algunos países siguen incrementando la producción y ni se preocuparon por los precios. Claro, no todos los miembros estuvieron de acuerdo. Entre ellos Venezuela, que se cansó de tratar de “convencer” a los árabes con un “precio justo del petróleo” concepto tan absurdo (aquí entre nos) como la “guerra económica”. Por primera vez la OPEP jugó a precios bajos. Los expertos afirman que estas medidas hacen que los hidrocarburos de lutitas disminuyan su ritmo de crecimiento.

Y AHORA, EL ESEQUIBO

Como dice Poleo “el imperio existe y es maluco”. Apuntalada  por empresas norteamericanas, inglesas y de los “panas” chinos, Guyana violando el Acuerdo de Ginebra, ha perforado, para remate con buenos resultados, en la Zona en Reclamación.

Ha concedido tres bloques petroleros: Stabroek, Pomeroom y Roraima, cuyas áreas, además, bloquean la salida del Delta del Orinoco hacia el  Atlántico. Toda una afrenta contra la Soberanía de Venezuela.

No lo dude, eso es parte de la nueva geopolítica,  seguramente aprovechando el “auto suicidio” que esta “revolución” ha cometido con nuestra industria petrolera.

¿No es suficiente nuestra vergonzosa condición de Cubazuela, para que ahora nos minimicen nuestro territorio por el este?

Botaron a 23.000 petroleros de Pdvsa y acabaron con el equipo de internacionalistas de la cancillería. La guinda de la torta “revolucionaria”, luego de pulverizar la producción y las instituciones, sería una fantasmagórica guerra con fines electorales.

Y ahora, ¿quién podrá defendernos? Nadie. Nosotros mismos. Ya basta.

Pilas y guáramo.



martes, 9 de junio de 2015

LOS DIEZ MANDA - MIENTES


                               Rafael Gallegos            Blog. Núm. 200
    
Hay nervios en el gobierno con las  parlamentarias. En las  encuestas, por primera vez desde que comenzó la “revolución”, van unos 20 puntos abajo de la oposición. Los expertos dicen que la ventaja es irrecuperable. O lo que es lo mismo, que luego de esas elecciones, comienza el cambio en Venezuela.

El gobierno, asustado ante la inminencia de la derrota, basada en su maestro Goebbels repite  hasta la saciedad  mentiras, rumores y suposiciones con el objetivo de que el pueblo las crea ciertas, se desanime, confunda, desmoralice  y al final… no vote.

A continuación, les ofrecemos un decálogo, que intenta sintetizar la campaña referida. Una especie de tablas de la no-ley.

1.- El gobierno no sale con votos. Mentira. Salió Pinochet, salió el régimen comunista de Polonia, salió Milosevic. Ejemplos sobran. Y en Venezuela, Pérez Jiménez fue tumbado semanas después del gigantesco fraude del plebiscito de 1957. Convenzámonos, si el pueblo se manifiesta de la forma apabullante como indican las encuestas, hay cambio constitucional. Así que a votar.

2.- Hablan mal de Chuo Torrealba. Por allí, en el mejor estilo goebeliano, acusaron al coordinador de la MUD, de ser tarifado de Chávez. Eso quisieran ellos, porque el Radar de Chuo sí sube cerros y los concientiza. Y pueblo consciente, no vota por este gobierno. No les crea.

3.- Hablan mal de Leopoldo. Que si monstruo de Ramo Verde, que si asesino. Que si fuera de la MUD. No les crea, que con todo el poder en la mano, han sido incapaces de mostrar pruebas de nada. Leopoldo es un demócrata que ha arriesgado su vida por sus ideales. Le tienen pánico, por eso en años pasados, ante un 70% en las encuestas, lo inhabilitaron para la Alcaldía Mayor. En su torpeza, están construyendo un Mandela. Siéntase orgulloso de que Leopoldo esté en nuestras filas.

 4.-  La MUD está dividida. Mentira. Eso quisiera el gobierno, que sí está dividido. Marea Socialista es la evidencia. Y son tan “demócratas” que les ponen trabas absurdas para que no se legalicen como movimiento y no puedan participar en las parlamentarias.

¿Dividida la MUD? No se puede confundir divergencia de criterios con división. Además, la MUD va con una sola plancha, una sola tarjeta, una sola campaña. Si eso no es unidad…             

Muy simple, no les crea.

5.-  Nos van a robar los votos. Usted vota y luego coteja la caja con la computadora. Luego el testigo anota en el Acta. ¿Trampa? Claro, si nos abobamos y no tenemos testigos. Y eso es lo que buscan, que usted se desanime y no vote y menos que sirva de testigo. Ya Leopoldo lo dijo: la trampa empieza donde no pueden llegar nuestros testigos. Si llegamos a todos los rincones, no hay manera de que nos roben.

6.- Si se acaba la revolución habrá sangre. Sin comentarios… buscan que usted se asuste y el día de las elecciones se acurruque en su casa. Pero: pilas y guáramo. Cada uno un pedacito de Bolívar.

7.- No van a dar la fecha de las elecciones. Y la darán a última hora, después que usted sufra. Tienen al mundo encima. El rey está desnudo y ya nadie disimula. Si no se atrevieron a ver al Papa, menos se atreverán a dar ese golpe. Lo que buscan es que usted se desespere. Le están haciendo buying electoral. O planificando otro dakazo (¿polarazo?) como ese que engaño al pueblo y envió a las nubes la línea blanca. Nunca segundas partes fueron buenas, no les crea. 

8.- Van a quitar los cuadernos electorales. Eso es inconstitucional. Lo riegan jugando con su subconsciente, porque usted sabe que si hubieran revisado los cuadernos electorales, Capriles sería el Presidente. Más terror y más buying. No se deje.

9.- Las marchas son violentas y los culpables serán castigados. Por eso está preso Leopoldo. A lo Richard Kimbel, por crímenes que no cometió. Buscan que usted se asuste, no salga a marchar y que la oposición no se movilice.

10.- Terror, terror y más terror.  De eso se trata. Que usted se asuste. Que diga para sus adentros, si Ledezma está preso, qué no harán conmigo. Que crea que ellos son invencibles y eternos y se quede en su casa el día de las elecciones, agradeciendo que no le pasará nada. Pura campaña de desmovilización.

Diez manda- mientes. Y hay más mentiras y más rumores. Quieren provocarle impotencia inducida. Pero convénzase, las elecciones van y las vamos a ganar, a pesar del CNE y de la cinta del 4F de la rectora, de los acompañantes turísticos en lugar de observadores electorales, de la tradicional, abusiva  e ilegal campaña del gobierno. A pesar de todo.

Nuestras armas, y no son blandengues, son Voto, organización, movilización, guáramo y defensa del voto.

Las cartas juegan a nuestro favor. Adelante, por arriba de las mentiras. Abajo el miedo. A votar y a cambiar a Venezuela. No se deje.


miércoles, 3 de junio de 2015

POBRE CUM LAUDE


                                      Rafael Gallegos            Blog. Núm. 199
      
 “Ser rico es malo” es una de las frases más dañinas que ha pronunciado la “revolución”.

En esa línea lo  maravilloso sería ser pobre. Es decir, tener la nevera vacía, cuando se tiene nevera; o llegar hasta tercer grado de educación primaria; o dormir tirado en un colchón, hacinado con seis personas más en un cuarto; o no tener sanitario ni agua potable;  o estar aterrado con los aguaceros porque se cae la vivienda.

Claro, ser rico es malo… pero para los desenchufados, porque para la nomenklatura, nada que ver. Lo de ellos es  obtener  dólares a seis treinta para revenderlos a cuatrocientos, lograr comisiones para depositarlas en Andorra, visitar a Mickey Mouse todos los años sin la preocupación de que las tarjetas de crédito se “tranquen” en los cajeros, beber güisqui 18 años o tener varios guardaespaldas que los protejan de tanto malandraje. 

Y pensar que esa vida la hacen en el  nombre de los pobres y hasta en el nombre de Jesucristo. Y si apareciera Cristo para reclamarles, le dirían como en “Los Hermanos Karamazov”: mire Jesús, es mejor que se calle porque si no vamos a tener que crucificar a Cristo, en el nombre de Cristo.

La “revolución” ha incrementado la pobreza mientras se rasga las vestiduras en el nombre de los pobres. “Con hambre y sin empleo con Chávez me resteo”, tuvieron el valor de plantearle al bravo y cada vez más hambriento pueblo.

Usan a la pobreza como bandera y la  exaltan.  Algo tan absurdo como si un médico exaltara a la tuberculosis, o  los infartos, o a los enfermos. O los abogados, las injusticias. O los ingenieros, los ranchos y las calles rotas.

Dicen  atacar la pobreza y apenas utilizan políticas sociales aisladas, mientras por otra parte acaban con el país. Invaden haciendas, expropian industrias,  vejan a los empresarios, pulverizan las industrias petroleras, de  hierro y de aluminio, así como las libertades y las instituciones, apresan a los disidentes y  controlan hasta el modo de caminar. Al final los pobres se convierten en  víctimas de la  inflación, escasez, desempleo y violencia.

Si quisieran el despegue de Venezuela, estimularían el desarrollo agroindustrial y promoverían el cambio de la estructura productiva basado en innovaciones y tecnologías, como la manera de generar  mayor valor agregado, productividad y por ende, calidad de vida sustentable para los venezolanos. 

Y ahora, para entrar  en la universidad, vale más ser pobre cum laude (o enchufado cum laude), que suma cum laude. Abajo la meritocracia, perecen gritar. Les estorba el talento porque  no les interesan médicos, técnicos, ingenieros o periodistas de calidad y demócratas. Total ni hay buenos hospitales, ni fábricas, ni prensa libre.

En lugar de procurar estrategias de Estado para ayudar a los  pobres a superarse, no por demagogia  sino mediante estudios de primera y trabajos productivos, los utilizan  como soporte del desiderátum de la “revolución”: permanecer para toda la vida en el poder.

Hoy hay más pobreza que 1997. ¿Entonces? Tanto nadar para ahogarse en la orilla de la playa.

Pero no crean que estos “revolucionarios” se han equivocado. No, ellos van muy bien. De acuerdo a sus planes. Se trata de una destrucción estratégica, como la cubana. Para comerte mejor, como dijo el lobo feroz a la caperucita.

Pero ya emergen liderazgos indetenibles impregnados de pueblo, como los de María Corina, Leopoldo, Ledezma, Capriles y otros más que ya se asoman.

Las encuestas muestran que la “revolución” tiene el sol en la espalda. Y el astro rey... no se devuelve. Las contundentes concentraciones del sábado 30 de mayo en casi 40 ciudades de Venezuela y muchas del extranjero, sin publicidad, sin las televisoras “hegemónicas” o las timoratas, con la poca prensa valiente que nos queda, indican que el pueblo, ya dijo basta.

Los pobres se cansaron de tanto engaño.

Ahora corresponde la Unidad Nacional,  más allá de la  unidad de la oposición. Como la del Pacto de Punto Fijo, que devino en  la  república civil, capaz de superar la intentona de asesinato de Betancourt, los embates del Barcelonazo, el Carupanazo, el Porteñazo, las guerrillas. Se impuso la democracia, con todos sus superables defectos, hasta que… llego un comandante y mandó a parar.

Estamos en la hora de jugárnosla sin miedo por la democracia, por la libertad. Ahora las parlamentarias, ¿será verdad que el pánico a una derrota segura les aconseja diferirlas indefinida e inconstitucionalmente?

Nuestras armas son la unidad, la organización y el voto. Ah! y la voluntad irreversible de los venezolanos de implantar una Venezuela libre y próspera.

Para superar la pobreza, hay que enriquecer los criterios. Venezuela va tras un liderazgo con Visión de país, sin  mesías y sin demagogos.