miércoles, 24 de febrero de 2016

TRES PEDEVESAS

               
 Rafael Gallegos    Blog núm. 235

En Venezuela hemos presenciado el desarrollo de dos Pdvsas y el intento, esperemos que fallido, de implantar otra. Nos referimos a la Pdvsa Azul (producto de la única nacionalización del petróleo), la Pdvsa   Roja  (también conocida como doja-dojita) y ahora  la recién nombrada Pdvsa Verde  (verde militar, no verde ecológico). A continuación haremos una descripción de cada una:

PDVSA AZUL… (Nacionalización) Fundada en 1976.Entre sus logros destacan, el Cambio de Patrón de Refinación, que llevó desde 16% hasta 45 % el porcentaje de gasolina y generó más de 200.000 b/d adicionales de este producto. La Internacionalización que consistió en la compra de refinerías en Estados Unidos y Europa, a objeto de garantizar el mercadeo de los crecientes crudos pesados, llevándolos directamente desde los pozos a los centros de distribución del mundo. El desarrollo de áreas nuevas de Monagas y Apure, que permitió generar más de un millón de  b/d de petróleo. Extracción y fraccionamiento de Gas, generando más de 100.000 b/d de líquidos. Desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco, lográndose la producción de 500.000 b/d de extrapesados, y su procesamiento en el Complejo Jose. Intevep, centro de Investigación que desarrolló entre otros el HDH y la Orimulsión. Cied, premiada un año antes de su cierre, como la mejor universidad corporativa del mundo. Responsabilidad Social, que se reflejó en mejora de la calidad de vida en las zonas aledañas a las operaciones.

Luego se realizó la Apertura Petrolera, a objeto de afianzar la nacionalización mediante inyección de tecnologías y capitales. Ésta materializó el Desarrollo de la Faja, ya descrito. La exploración de ocho áreas a Riesgo y Ganancias Compartidas, Venezuela conoció mejor sus prospectos y de paso le pagaron 2 mil millones de dólares. Finalmente, el Desarrollo de los Campos Maduros, de baja rentabilidad, comparados con los mejores prospectos de Pdvsa, los socios llegaron a producir 500.000 b/d que la empresa compraba a precios fijados y vendía a precios de mercado.

La producción de la Pdvsa Azul llegó a 3,3 millones b/d, se estimaba crecer  hasta cerca de 6 millones. Todas estas acciones se gestionaron  con trabajadores venezolanos. Con mucho orgullo, transformaron la industria  petrolera recibida de las transnacionales, en un emporio energético.

PDVSA ROJA… (Nazionalización) Creada a partir del gobierno del presidente Chávez. Se ha caracterizado por una marcada politización y por desvirtuar su Misión. La Pdvsa Azul fue una empresa petrolera con alto contenido social  y la Pdvsa Roja, ha sido una empresa social con algún contenido petrolero.

En el 2003 botaron a cerca de 23.000 técnicos que se unieron a la huelga general. Para los que les dicen saboteadores, esta perla: el presidente Chávez dijo, “yo provoqué el paro”, a confesión de partes… Luego Rafael Ramírez, Presidente de Pdvsa,  les exigió a los trabajadores que para permanecer en la empresa debían ser rojos -  rojitos, puro fascismo. Desde la botada masiva de los técnicos, la empresa bajó su producción desde 3,3 millones de barriles hasta decrecientes 2,4 de hoy. Su personal se ha incrementado desde 45.000 hasta más de 170.000. Su deuda desde 5 o 6.000 millones de dólares, hasta casi 200.000. Además, desde records mundiales de seguridad, pasaron a multitud de derrames y explosiones. En lugar de “sembrar el petróleo”, lo derraman en la tierra y en los ríos de Venezuela.

De ser pivote del desarrollo venezolano, ahora sobreviven gracias  los bolívares que les entrega el desvencijado Banco Central. O sea… han convertido a la empresa en otra carga para Venezuela. Se acabó la Renta y acaban con Pdvsa.

PDVSA VERDE… (Militarización) Ahora resulta que el gobierno le ha otorgado a los militares, todos los servicios petroleros. Algo así como entregarles a los a los marineros la Fuerza Aérea. Zapatero a tu zapato. Pero como el gobierno no es ingenuo y nosotros tampoco, creemos que complacen a los militares por oscuras razones, entregándoles el lomito de la contratación en Venezuela, miles de millones de dólares al año. ¿Qué criterio utilizarán los militares? ¿Enseñarán petróleo a técnicos que han dedicado su vida al petróleo? ¿Será que acabarán con el contrabando de gasolina administrando las estaciones de servicio en la frontera?  La empresa militar  es tan ilógica, que el gobierno, sacó la Gaceta Oficial y hasta ahora, en lugar de justificaciones, ha dado evasivas.

El TSJ complace a Maduro con la Emergencia Económica y Maduro complace a los militares con  CAMIMPEG. ¿A dónde llegaremos?


Con esta lógica tan ilógica, podrían entregarle a los petroleros los contratos militares, para que estos se encarguen del negocio de los tanques, las metralletas y los Sukoil. Lo que es igual no es trampa.

miércoles, 17 de febrero de 2016

SORDERA POLÍTICA EN TRES ACTOS

 Rafael Gallegos    Blog núm. 234

La resurrección de la Emergencia Económica muestra hasta donde está dispuesto a llegar el régimen para permanecer en el poder.  Como la madre falsa del pasaje de Salomón, prefiere partir al niño en dos pedazos antes que dejar que viva con su verdadera madre. Todo, con tal de quedarse en el mando, sin importar que con el casi ex país que están construyendo, cada día sean, como en la canción del Puma, más dueños de nada.

La decisión del TSJ refleja la licuefacción de poderes en beneficio del Presidente de la República, siguiendo la ruta jugo, zumo, hugo y ahora “madurado”. Y que les quede claro: la separación de poderes no es cosa de neoliberales, sino imperativo de las democracias.

 Lo peor de esta “resurrección” de la Emergencia Económica, es que muestra una peligrosa sordera política que le impide al gobierno interpretar la realidad: el pueblo ya no los quiere,  los ve como un obstáculo para su calidad de vida y desea que se vayan. ¿No escucharon el atronador ruido de las parlamentarias? La historia, como los ríos, suena cuando trae piedras. Los políticos, deben agudizar el oído. Cuando no oyen, o se hacen los sordos, devienen los movimientos violentos que a veces ocasionan mucha destrucción. Ejemplos históricos de sordera política, sobran. Veamos:

1.- La Guerra Federal… en 1846 los liberales eran seguros ganadores de las elecciones presidenciales. Habían arrasado en las municipales de Caracas. Se estimaba que el 60 % de los grandes electores estaban con el liberalismo y el pueblo llano, que no votaba, los vitoreaba a lo largo y ancho de Venezuela. El líder Antonio Leocadio Guzmán, era la esperanza.

Los conservadores empezaron con leguleyerismos (¿les suena?) e inhabilitaron como candidato a Antonio Leocadio Guzmán y luego lo condenaron, fallidamente, a muerte; encarcelaron concejales y acabaron con la mayoría liberal en el Concejo Municipal, apresaron  joven líder Ezequiel Zamora. Al final, los godos y  algunos liberales blandengues se transaron con José Tadeo Monagas, se inició el “monagato”, diez años de nepotismo, que incluyeron el asalto al Congreso del 24 de enero  1848. El  pueblo siguió con hambre, sin tierras, sin elecciones directas. Nadie lo oyó, pura sordera.

Trece años después, la Guerra Federal arrasó a Venezuela. Si se hubiera escuchado al pueblo en 1846, se hubiera evitado tamaña destrucción.

2.- El 18 de octubre… el pueblo, que sí existe y hay que oírlo, solicitaba elecciones directas, universales y secretas. Hasta ese momento sólo votaban los hombres que supieran leer. Elegían a los diputados que reunidos, seleccionaban al Presidente de la República. Por eso fue que Don Rómulo Gallegos en el 41, con gran apoyo popular, apenas obtuvo 13 votos en las presidenciales, contra 120 del coronel Medina Angarita. Además, los militares de academia estaban cansados de ser mandados por los “chopo e’piedra”.

En 1945 seleccionaron al Dr. Diógenes Escalante como candidato unitario. El compromiso era materializar esos anhelos durante su período presidencial. Pero Escalante enfermó. El gobierno escogió como candidato al Dr. Ángel Biaggini, que ni tenía ángel, ni garantizaba los cambios.

Medina, un gran presidente, no oyó el clamor popular y lo tumbaron. Su sordera política, trajo un golpe, que se hubiera podido evitar.

3.- El triunfo de Chávez… el llamado puntofijismo mostró grandes logros: revolución educativa, crecimiento de la producción, democracia, grandes obras de infraestructura, Guayana, Pdvsa, etc.  Sin idealizar, construyó una democracia perfectible, el período de más prosperidad en la historia de Venezuela. Sin embargo, los líderes tradicionales no dejaron pasar a los relevos y cuando se agotó el modelo, no supieron implantar los cambios. La pobreza empezó a crecer, la inflación a dispararse, la calidad de vida a disminuir  y los cogollos de los partidos a solidificarse. El pueblo, que sí existe más allá de los votos, pedía cambios de manera cada vez más urgente. A falta de respuestas creció la anti política y surgió Chávez. El pueblo, desesperado y mesiánico, lo siguió. Y cual Flautista de Hamelin, los ratones al barranco. Si los líderes hubieran oído el clamor de la historia, otro hubiera sido el derrotero.

Hoy observamos como la “revolución” repite la historia y no oye al pueblo que les dice ya basta, fracasaron, queremos democracia y modernidad para nuestra calidad de vida.

Al ir el TSJ contra la Asamblea, va contra la historia  y ojalá me equivoque, contra el cambio pacífico. La historia dice que es hora de cambio, y que éste viene con nosotros, sin nosotros, o contra nosotros. Es hora de cambiar. Oído.

O no oyen, grave, o padecen de sordera testicular, u oyen pero “no le paran bola”… peor para Venezuela. 


miércoles, 10 de febrero de 2016

AUTO REBELIÓN, O LA REBELIÓN SIN LAS MASAS

               
 Rafael Gallegos    Blog núm. 233

CASTELLANO

El Presidente Maduro se declara en Rebelión. Lleno de curiosidad, busco la palabra en INTERNET y consigo: “Levantamiento contra una autoridad o un gobierno, en especial cuando se realiza con el fin de derrocarlo y sustituirlo por otro”. Entonces me asaltan dudas. ¿Será que el presidente se va a rebelar contra sí mismo? , o sea ¿nos está informando una auto rebelión? La verdad es que nuestros presidentes en su infinita sabiduría siempre han inventado palabras, como aquel “millardo” que envió Rafael Caldera a la Academia y le fue aprobada, o como aquel “auto suicidio” de Carlos Andrés Pérez. Pero confieso que más allá de las consideraciones lingüísticas, me preocupa lo que revela esta auto rebelión, ¿se rebela el presidente  contra la autoridad? ¿Y entonces?, ¿será que esa rebelión revela que hay otra autoridad, léase  Asamblea, Raúl, o algún personaje local? ¿Entonces?

Literatura

Por el discurso de la Fiscal –no creo que se haya equivocado-  deduzco que algún diputado cabeza caliente  de Nicaragua, afirma tener una partida nacimiento que asegura que Víctor Hugo nació en Managua y papeles que comprueban  que Jean Valjain, no se llama así sino Juan Val-juan y que la novela Los Miserables fue plagiada por los franceses.  ¿Qué diría el gran Ruben Darío, Padre de la Patria en Nicaragua? A este paso lo pondrán a recitar “Rojo”: “Yo soy aquel que ayer no más decía, el verso rojo y la canción profana”,  sin que se les agüe el ojo.

Política

Resulta que el 4F no fue un cruento golpe de estado que produjo más de 300 muertos, sino una angelical rebelión de jóvenes patriotas. Quisiera que algún politólogo de la “revolución” me explicara en que se diferencia el 4 F de un golpe de estado tipo Pinochet contra el presidente democrático Salvador Allende, o tipo Videla contra la presidenta democrática María Estela  de Perón, o tipo Pérez Jiménez y Delgado Chalbaud contra el presidente democrático Rómulo Gallegos, y paremos de contar, porque el 4F fue contra el presidente democrático Carlos Andrés Pérez. Y por favor explíquenme la impunidad respecto a los muertos de 4F. Ah! y ya que estoy preguntando, ¿en qué se diferencian Pinochet y Fidel Castro?

DICCIONARIO CHAVISTA

Pueblo: se llama así cuando vota por el gobierno, y se llama “oligarca, traidor, confundido y arrepentido”, cuando lo hace por la MUD. 

LAS MARCHAS QUE QUISIERA EL GOBIERNO

 - Contra la Privatización de las viviendas… el soberano saldrá masivamente a la calle solicitando que no “privaticen” la Gran Misión Vivienda, o sea para que no les entreguen ese Título de Propiedad oprobioso y capitalista, que los hará dueños de su habitat. El  “pueblo” solicitará que cuando vaya a vender su casa, tenga que entregársela al Estado para que éste le ponga precio y se lo pague cuando le parezca.

      -Papá, ¿la casa donde vivimos es tuya?
     - Claro hijo.
     - Y entonces ¿por qué no la puedes vender, o hipotecar, como hacen los propietarios de verdad -  verdad?
     - Esteeeeee…

- Marcha de los viejitos pensionados… furiosos exigirán que la asamblea adeco burguesa no apruebe el pago de cesta ticket, ni el bono médico. Argüirán que si el gobierno “revolucionario” no se los ha otorgado, por algo será. Tal vez porque ser rico es malo.

- Marcha de los trabajadores de POLAR… exigirán que expropien a Lorenzo y los conviertan en trabajadores del Estado para producir más comida, tal como hacen los del gobierno y los de las 4.000 hectáreas expropiadas ( confiscadas) al grito de “arruínese” que no producen ni vacío para los estantes. Y además para que el explotador - otra vez Lorenzo - deje de pagarles salarios miserables, porque ellos quieren que les retribuyan su labor  abundantemente, como a los trabajadores de las empresas expropiadas, que hacen que trabajan y el gobierno hace que les paga.

- Marcha de las amas - y amos -  de casa…  para que el régimen mantenga las “sabrosas” colas (Jakeline dixit) donde hacen tantas amistades y ejercitan la solidaridad socialista “truequeando”  papel higiénico por espaguetis, medicinas por pasta de dientes y sobre todo disfrutando de cuentos de terror: neveras vacías, almuerzos inciertos,  precios inalcanzables, desnutrición y pobreza. 

   - Marcha Cuatro Paredes, de los presos políticos… gritarán desde las cárceles que no quieren Ley de Amnistía…

AHORA EN SERIO

Ya se plantean la  emergencia humanitaria, el default, la  inexistencia de dólares para lo básico. Duele decirlo; pero nos encaminamos hacia la primera hambruna en un país petrolero. ¿Guinda y despedida  de  la “revolución”?

Tal vez el Presidente Maduro tenga razón con su auto rebelión. Su única opción es rebelarse contra sí mismo y brincar la talanquera.

De lo contrario, nos comeremos los unos a los otros.




miércoles, 3 de febrero de 2016

MODELO ¿AGOTADO O INSERVIBLE?

                 
 Rafael Gallegos    Blog núm. 232

Se dice que  Don Andrés Bello era muy faldero y que su esposa en una ocasión lo capturó con las manos en la masa y le dijo: “Andrés, estoy sorprendida”, y Don Andrés, muy conocedor del idioma le respondió: “no mi amor, el sorprendido soy yo, tú lo que estás es estupefacta”.

Paralelamente, este gobierno nos dice ¡sorpresa!, se acabó la renta petrolera… y nos dejan, estupefactos. Los sorprendidos son ellos, sus avezados estadistas fueron incapaces de prever que los precios del petróleo podían bajar de un momento a otro. Y más estupefactos quedamos cuando, aclarando oscurecen, y nos dicen que ahora sí hay que comenzar una economía productiva. Por ello inferimos   que tienen  diez y siete años desarrollando una economía improductiva.

Puro concepto caza bobos. Pretenden seguir engañando al pueblo. La gran realidad es que tienen diez y siete años destruyendo la economía. Y no inventamos nada. Esta “revolución”, siguiendo el modelo cubano ha practicado una destrucción estratégica del país, a objeto de permanecer para toda la vida en el poder.

Por eso destruyeron la producción nacional. ¿O es que ustedes creen que Chávez, no sabía que con su “exprópiese” estaba diciendo “destrúyase”? ¿O que  el gobierno ignoraba que las invasiones y tomas a los hatos y haciendas  iban a crear miles de hectáreas de eriales sustitutivas de la agricultura, la ganadería y la agroindustria existente? Nada es casual. ¿Podemos creer que el gobierno ignoraba que la multiplicación del circulante iba a generar hiperinflación, o que el control de precios por debajo de los costos, cierre de empresas; o que el goteo de dólares para los empresarios se reflejaría en escasez y devaluación? Claro que sabían que estaban destruyendo a Venezuela. En el lenguaje del lobo de la caperucita roja rojita, destrucción estratégica del país: “para comerte mejor”.

En cuanto a la destrucción de PDVSA, que los “revolucionarios” acusan de sabotaje como si no tuvieran nada que ver, no hay que olvidar la frase del mismo Hugo Chávez: “yo provoqué el paro”. A confesión de parte, relevo de pruebas. O sea que ellos y sólo ellos  son los saboteadores de la industria petrolera venezolana. Se refuerza esta verdad cuando se observa cómo incrementaron el personal de PDVSA desde 45.000 a por lo menos 150.000 trabajadores, la deuda desde 5.000 millones de dólares hasta más de 100.000 y llevando la producción desde crecientes  3,3 millones de barriles por día, cuando botaron a 23.000 dignos trabajadores petroleros, hasta decadentes 2,3 millones, según cifras de la OPEP,  trastocando el rol de la principal industria venezolana desde robusto pivote del desarrollo, a pre quebrada  empresa mantenida por la imprenta del Banco Central .

¿O es que se nos puede ocurrir que a un gobierno como éste le hubiera convenido una producción de seis millones de barriles de petróleo por día, o producción agrícola suficiente, o industrialización, o un emporio en Guayana?... no, porque eso generaría capitales y alternabilidad en el poder, como en todos los países prósperos. En los comunismos, los pueblos languidecen tras una tarjeta de racionamiento y se visten de rojo para mantener los trabajitos que da el gobierno en sus improductivas empresas, donde el trabajador hace que trabaja y la “revolución”, hace que les paga.

Este modelo, no está agotado, nació inservible como todos los modelos comunistas. El modelo cubano es un milagro de sobrevivencia, cadáver insepulto y momificado, al que increíblemente algunos  todavía le rinden honores.

Nos hablan de guerra económica y como el capitán Araña que embarcaba a la gente para la guerra y se quedaba en tierra, embarcan al pueblo en colas de supervivencia  en las gloriosas batallas de los supermercados, mientras ellos se quedan disfrutando de sus alacenas llenas. Ya quisiéramos ver en una cola a algún jerarca “revolucionario”.

 Culpan de las fallas de distribución a las grandes empresas y amenazan con tomarla en sus manos. Dios nos libre si toman, por ejemplo la Polar, porque allí si es verdad nos comeremos los unos a los otros.

Puro modelo cubano; pero no contaron ni con la tradición democrática de Venezuela que el 6D les dijo ya basta, ni con la condición continental del país, que impide a nuestros tiburones hacer el papel de cancerberos cuidando que nadie huya del infierno comunista.

Ah! y tampoco contaron con al contrario que el comunismo cubano…. no tenemos a quien “martillar”. Observen la respuesta que le dio la CELAC a Maduro: no hay.


Lo que sí hay, es un proceso de cambio irreversible.