lunes, 28 de mayo de 2018

DESEO UNA PDVSA SOCIALISTA, ÉTICA, SOBERANA Y PRODUCTIVA


Rafael Gallegos    Blog núm. 351

-      Ahora sí que Pdvsa va a resucitar de sus cenizas- me dije al observar cómo el Presidente de la Republica le transmitía tamaño deseo a su experto petrolero presidente de Pdvsa y ministro de Petróleo.

Ahora sí es en serio aquello un millón de barriles de petróleo. Aunque primero hay que aclarar que no se trata de viviendas, de las cuales nos han enseñado la número un millón, o la dos millones, mientras televisan si acaso cien o doscientas.

 Aclaratoria que hacemos, no se les vaya a ocurrir hablar del barril número un millón, mostrarlo por televisión lleno de petróleo de la faja, otorgarlo a algún “revolucionario” carnet de la patria mediante, o hasta ponerlo de respaldo a los petros. Seriedad, el millón de barriles es todos los días, y de paso los barriles físicos no existen. Además, la OPEP y muchos organismos especializados están pendientes de contar los barriles de petróleo uno a uno. Diferente al  fantasmagórico número de las viviendas de la patria. 
   
Por cierto, el cacareado millón de barriles  es hacia arriba, no hacia abajo. Digo esto porque desde que el general asumió las riendas petroleras de Venezuela con su oferta de un millón, se han perdido 500.000 barriles de producción. O sea que del prometido millón ha cumplido con la mitad… pero hacia abajo.

Es decir, ahora el general nos debe millón y medio de barriles de petróleo (todos los días). Un millón que prometió, más medio millón que perdió, y eso sin contar la declinación de los yacimientos, que podría elevar la deuda  hasta dos millones de barriles.

Menos mal que el presidente le dio el direccionamiento estratégico: una Pdvsa Socialista, Ética, Soberana y Productiva. Hablando se entiende la gente. Cuando el general se paró firme y presto a cumplir la orden, yo pensé “se salvó Pdvsa”. Analicemos el deseo presidencial.

Pdvsa Socialista… o sea nada que ver con esas transnacionales capitalistas como la Shell, o la Exxon, o la Aramco, pendientes de producir divisas con la venta del petróleo, o de pagarle buen dinero a sus empleados. La Pdvsa socialista le vende petróleo a los gringos y se lo regala a los países pana como los jefes de Cuba en alardes de robinhoodismo energético. Emplea a muchísima gente en trabajos que no tienen nada que ver con la producción, refinación o venta de hidrocarburos y como son muchos les paga una miseria a cada uno. Ah! y les pide que sean rojitos, maduristas, revolucionarios y chavistas. Que sigan  la línea del maestro fundador del desastre, el experto petrolero Ramírez, cuando les dijo a los trabajadores que estaban allí no por sus años de estudios y de experiencia… sino por Chávez. Y que el que no fuera socialista dojo dojito tenía que irse. Pdvsa socialista es Pdvsa rojita. Por eso pintaron los logos de rojo. Aquí entre nos, un deslenguado me dijo que los jefes cubanos, que saben de todo hasta de petróleo, habían ordenado pintar los logos de rojo porque ese color generaba más producción de petróleo. Vaya usted a saber.

Pdvsa Ética… O sea sin enchufados, sin cuentas en Andorra, sin lavado de dinero, sin chanchullos en los contratos, sin personal evaluado por el carnet de la patria o el del PSUV, sin petroleros rojos llenos de dólares, sin fondos y sin recursos para el gobierno en elecciones… sin comentarios.

Pdvsa Soberana… que no caiga en default, que no se le venzan deudas por 2.000 millones de dólares, que sus tanqueros no le huyan a Conoco porque no tienen divisas para responder la demanda, que su refinería cubana no sea expropiada por no tener ni dinero ni guáramo, que no tenga que importar gasolina… pura soberanía macuquina.

Pdvsa Productiva… Con un bajón de 500.000 barriles diarios en los  últimos seis meses, con una producción de 1,4 millones de barriles (igual a la de 1947), que puede llegar a un millón de barriles para fin de año.  Con una producción de 10 barriles al día por trabajador contra setenta de cuando la república civil. Con las refinerías desmanteladas. Importando gasolina. Va a tener que darle duro general para complacer al presidente, porque la Pdvsa roja es sin duda… la empresa petrolera más improductiva del mundo. 

Qué envidia deben sentir Rockefeller y Detterding  desde sus tumbas con la Fórmula Maduro para levantar petroleras. Extrapolando esa estrategia gerencial con la que levantarán a Pdvsa, tengan la plena seguridad que el Titanic no se hubiera hundido… porque ni siquiera hubiera podido salir del puerto.

Seriedad señores, que Venezuela está pasando hambre.

PD: Primero la Pdvsa azul, luego la roja y ahora, vía Caminpeg y el decreto que da poder absoluto al general… Pdvsa verde. 

Venezuela exige una Industria Petrolera Vino Tinto.  

lunes, 21 de mayo de 2018

VENEZUELA, BOOM SIN PETRÓLEO


Busque este artículo en el BLOG: http://petroleosinreservas.blogspot.com. Además en informe21.com/diariodecaracas.com/elpuntonews.com

Rafael Gallegos    Blog núm. 350

Nuevamente suben los precios del petróleo. La cesta venezolana se acerca a los setenta dólares. Se proyectan cien dólares por barril. Nada nuevo bajo el sol. Los precios petroleros obedecen a aquella ley creo que de Cantinflas: lo que sube tiene que bajar… y lo que baja sube.

Tradicionalmente, cuando el precio del petróleo ha subido, Venezuela se ha embarcado en una “ilusión de armonía”. ¿Recuerdan los tabaratos cuando los venezolanos viajábamos por el mundo cual jeques, mostrando al mundo la gigantesca paradoja de un poder adquisitivo de suecos con el trasfondo de una  productividad  africana?, y cuando bajaban los precios, nos invadía una desilusión.

Similar ocurrió al comienzo de nuestro siglo (y más) petrolero. Cuando el dictador Gómez se multiplicó el ingreso del fisco, llegamos a ser el primer exportador de petróleo del mundo. Paralelamente, vivimos la decadencia de nuestra agricultura. Pareciera que la riqueza petrolera a duras penas hubiera servido para sostener al dictador. A su muerte éramos un  país plagado de enfermedades endémicas y con más de 80% de analfabetismo.

A partir de López Contreras, el país inició un sostenido crecimiento – el más alto del mundo- por cerca de cincuenta años. Con todos los defectos, cada hoy era mejor que ayer y como dijo Carlos Andrés Pérez en los setenta, Venezuela era una isla de tranquilidad en Latinoamérica.

EL BOOM DE CAP

A partir de la guerra de Yom Kipur los precios del petróleo se multiplicaron. En Venezuela el último presupuesto de Caldera fue de 14.000 millones de bolívares y el primero de Carlos Andrés Pérez, de 42.000. Comenzó la “Gran Venezuela”. Maravillosos y gigantescos proyectos como Plan IV de Sidor,  Becas Gran Mariscal de Ayacucho. También se condonó la deuda agrícola, se aceleraron cuánticamente las importaciones, se manifestó la tribu Tabarato, se duplicó el número de empleados públicos. Y los planes de inversión se manejaban como si los precios del petróleo fueran a subir eternamente.

Se manifestó el Efecto Venezuela de Pérez Alfonzo que rezaba que el exceso de dinero por encima de la capacidad de gastarlo iba a descompensar al país. La deuda creció a niveles insospechados. Tanto que Luís Herrera Campíns al tomar posesión dijo que recibía un país hipotecado. Y no pudo sostener el 4,30. En 1983 nuestra moneda comenzó un camino de devaluación imparable que nos ha traído hasta el drama que vivimos.

EL PAQUETE DE CAP II

En 1989 CAP II trató de implementar un  paquete económico para resolver los crecientes déficit fiscal, de divisas y de reservas internacionales. Pactó con el FMI. “Sólo Pinochet y yo podemos aplicar un paquete”, dijo en una muestra de sobreestimación de su liderazgo. Dicen que lo aplicó mal y lo comunicó peor. Lo cierto es que dio pie a la fatídica intentona encabezada por Chávez que trastabilló a Venezuela hasta el sol de hoy.

El BOOM DE CHÁVEZ

Años después, a Chávez le tocó el boom más largo de la historia. Más de cien dólares el barril durante años. Usó la Renta para catalizar la destrucción del país. Para desarrollar políticas sociales insostenibles mientras se destruía la institucionalidad y el parque industrial de Venezuela. Se dieron el lujo de botar a más de 20.000 técnicos de Pdvsa (a mucha honra), una gigantesca  lobotomía empresarial que fue la primera piedra de la destrucción de nuestra industria petrolera.  

EL “NO PAQUETE” DE MADURO

Y como lo que sube tiene que bajar, el petróleo cayó y Maduro, en lugar de tomar medidas, intentó engañar al país con el cuento de la guerra económica mientras repartía dinero sin respaldo y dejaba agravar el problema en su estrategia de destrucción nacional “para comerte mejor”. El modelo cubano para mantenerse eternamente en el poder.

AHORA EL BOOM DEL 2018

La destrucción, de Pdvsa y del país, ha sido tan grande que hoy los precios suben, ya vamos por setenta dólares y se proyectan cien en un nuevo boom petrolero… y paradójicamente, no tenemos petróleo para exportar de manera significativa. De ser un exportador de más  de dos millones de barriles por día – tipo Irak, Irán, o Kuwait- nos hemos desinflado a exportar apenas medio millón apurado y decadente.

O sea, que en este nuevo boom petrolero, no tenemos hidrocarburos. Pdvsa destruida. La “revolución” nos ha convertido en simples espectadores del boom petrolero desde nuestro nada envidiable palco de buscadores de basura, hiperinflación record mundial, sueldos y pensiones de uno, dos o tres dólares mensuales, muy por debajo del nivel de dólar diario pobreza  extrema expresado por la ONU. Nuestro  Rey Midas (al revés) ha arrastrado a un  país lleno de recursos, a la miseria.

¿Se acuerdan de cuando éramos un  país petrolero? Tanto esperar el boom y ahora no tenemos que exportar. Pero no se preocupen que Maduro arregla esto que él mismo destruyó.  

Dios nos ampare !!!!


lunes, 14 de mayo de 2018

“VENCERÉIS PERO NO CONVENCERÉIS”


Rafael Gallegos    Blog núm. 349

-      Venceréis porque tenéis la fuerza bruta;  pero no convenceréis porque no sabéis el significado de persuadir, necesitáis lo que falta en esta lucha: razón y derecho.

Así le expresó Don Miguel de Unamuno al generalote Millán Astray en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, cuando las fuerzas franquistas tomaron esa prestigiosa casa de estudios. Entonces el generalote respondió con la frase que lo ha llevado al libro de oro del fascismo: muera la inteligencia.

-      Viva la muerte- lo respaldaron las turbas que colmaban el Paraninfo.

-      Decir viva la muerte es como decir muera la vida- fue la respuesta del lúcido Unamuno.

La historia se repite. En Venezuela nos acercamos a las “elecciones” del 20 de mayo. Seguramente ganará el presidente Maduro. Vencerá; pero… ¿convencerá? ¿A quién?

Va a “ganar” con el 80 % de la población en su contra, con millones de venezolanos expatriados, con pavorosas cifras de hiperinflación, con decrecimiento del 15% del PIB,  con el sueldo mínimo más bajo de América, aunque usted no lo crea, 90% por debajo del nivel de pobreza crítica expresado por la ONU… hambre… ¿A quién convencerá? ¿A tanto estómago vacío?

Con el árbitro rojo, con emblemáticos líderes inhabilitados o presos, con principales partidos excluidos de los procesos electorales. Más de 80 países democráticos han dicho que no reconocerán las “elecciones”. ¿Qué diría Unamuno?

Por cierto, al mejor estilo tan repetido en la Venezuela “revolucionaria”, Unamuno fue expulsado del cargo de Concejal y de la rectoría de la Universidad de Salamanca.

El militarote Millán Astray demostró el poder de la fuerza bruta. El mismo poder que por años exhibieron la internacional de los sables: Chapita, Odría, Perón, Pinochet, Pérez Jiménez, Gómez… hoy edulcorada por el populismo latinoamericano que hace oscuras elecciones y trata de permanecer en el poder para toda la vida: Daniel Ortega, maestro en elecciones donde corre sólo luego de inhabilitar líderes y partidos, ¿les suena?  Evo y su inútil esfuerzo por eternizarse. El jefe Raúl Castro, quien luego de décadas de “elecciones” monopartidistas, planea abandonar el poder… cuando cumpla 90 años.

Ahora padecemos la “internacional de la democracia simulada”. Historias que se repiten, como la de…

… LOS BANQUEROS PRESOS 

Cuando Cipriano Castro llegó al poder, los banqueros encabezados por Manuel Antonio Matos, tal vez el hombre más rico de Venezuela, le prestaron dinero. Cuando se le acabó, el presidente Castro les pidió renovar el préstamo. Los banqueros se negaron y el Cabito los mandó a la cárcel. “Para que recuerden algún entierro”- les echó ese chiste malo aludiendo a los entierros de morocotas. Luego los humilló haciéndolos desfilar, encadenados, ante la turba que los llenó de “mentadas” de madre, de insultos y hasta de orines. Después Castro en su magnanimidad, los liberó y les hizo una fiesta de desagravio.

Brindaron por los nuevos tiempos. Por la amistad de los banqueros y la revolución restauradora. Con los palitos de aguardiente subidos a la cabeza hasta se ofrecieron hacerse compadres. Pero nada se olvida menos que una humillación. Al poco tiempo Manuel Antonio Matos, apoyado por el capital norteamericano, encabezó la Revolución Libertadora, que tuvo inmenso apoyo del pueblo y al final  fue derrotada.

Castro, en su infinita arrogancia, rompió relaciones con Colombia y con Estados Unidos. Se creía el dueño del poder. Jamás esperó que su compadre Juan Vicente Gómez se aprovechara de su supurante riñón operado en Alemania, para desalojarlo del poder, con el apoyo de los banqueros venezolanos…y de los Estados Unidos.

El gobierno actual apresó bancarios – no se ha atrevido con los banqueros- y ha agriado relaciones diplomáticas con muchos países. Con el cabello rapado, uniformados, humillados… nada nuevo bajo el sol de las autocracias. Los políticos  que no conocen la historia tienden a repetir lo negativo  y a evadir acciones que agregan valor a los pueblos, como el…

… PACTO DE PUNTO FIJO

Acordado entre los jefes políticos Betancourt, Caldera y Villalba, próceres de la Democracia venezolana.  Dio gobernabilidad a la naciente democracia y fortaleza para enfrentar exitosamente  las intentonas golpistas y las guerrillas.

Hoy un Pacto Unitario es más necesario que nunca. Los venezolanos padecemos la desunión. Si la oposición estuviera unida ganaría el 20 de mayo votando… y no votando. Es imperativo implantar la Democracia.

Mientras tanto, Maduro ofrece que ahora sí va a arreglar lo que el mismo echó a perder.  Como si durante estos años nos hubiera estado “echando broma”. Mientras no enfrente las causas, que no le interesa, Venezuela seguirá por este despeñadero.
Ahora y que luego del triunfo electoral promoverá la “economía de calle”… Dios nos ampare.

Venceréis; pero no os legitimaréis.   

lunes, 7 de mayo de 2018


Rafael Gallegos    Blog núm. 348

¿TRANSICIÓN O CONTINUISMO?

Venezuela está en la “Y” del camino. Democracia o  Comunismo.

El chavismo frenó a Venezuela, que siguió rodando por la inercia de la República Civil. Pero ya llegamos a velocidad cero. De allí este marasmo. Nada funciona. Paralizadas o “en vías de”: Pdvsa, las empresas de Guayana, el agro, las industrias, los hospitales, los autobuses, los comercios. Apagones, sequía, buscadores de basura, teléfonos averiados… ¿Habrán dejado algo?

Solo crece la nostalgia de cuando teníamos a mano a nuestros hijos, de cuando los ingresos alcanzaban para comer completo, de cuando no era obligatorio encerrarse cuando anochece…

Todo está destruido. Y para las “elecciones”, el gran destructor de la comarca nos dice que en su próximo gobierno arreglará el desastre que él mismo provocó. Casi como que oyéramos: Nooo chico te estaba echando broma… ahora sí voy en serio.   

Lo único cierto es que el fracaso -del país, porque el gobierno cumple su estrategia de destrucción- es monumental. Somos una ruina sin gloria. Estamos muy lejos de cumplir nuestros objetivos y se requieren cambios radicales. Es la hora de la Transición  hacia la Democracia. Lo otro  es la continuidad de este desastre.

Venezuela está entre la transición y el continuismo. Y no es la primera vez. Veamos: 

TRANSICIÓN DE LÓPEZ CONTRERAS

En 1935 a la muerte de Juan Vicente Gómez, su lugarteniente general Eleazar López Contreras asumió el mando. Se temía que el terrible general Eustoquio Gómez, primo del difunto, se empeñara en tomar el poder.

Eustoquio tenía un prontuario poco visto en este país de prontuarios. En 1907 asesinó, borracho, al Gobernador de Caracas Mata Illas en un bar, disparándole desde debajo de la mesa. Fue preso a  La Rotunda. Luego Juan Vicente Gómez hizo una tramoya y liberó a su primo bajo el seudónimo de Evaristo Prato. Lo nombró – habrase visto- jefe del Cuartel San Carlos en Zulia.

Con el tiempo Eustoquio fue un siniestro Gobernador de Lara y de Táchira. Lo  asesinaron cuatro días después de la muerte de su primo. Dicen que trataba de tomar la gobernación de Caracas para luego hacerse con el poder. Aunque sus familiares dijeron que sólo iba a saludar al gobernador…

Indudablemente Eustoquio representaba la continuidad de la dictadura. Y López Contreras, muy inteligente, representó la transición. Se salvó Venezuela.

EL CONTINUISMO DE PÉREZ JIMÉNEZ

En 1950 una Junta Militar encabezada por el general Delgado Chalbaud gobernaba Venezuela. Hacía dos años que habían tumbado al escritor Rómulo Gallegos y debían legitimarse. Delgado Chalbaud quería llamar a elecciones. Pérez Jiménez se oponía por aquella vieja alergia de los déspotas a las decisiones del pueblo.

La historia es conocida. El presidente Delgado fue secuestrado y asesinado. El jefe de la banda se escondió en la Embajada de Nicaragua. Cuando la abandonó lo cosieron a tiros. Sabía demasiado… Jamás se determinó quien fue el asesino. A nadie en el gobierno le interesaba. Aunque el primer sospechoso fue Pérez Jiménez.

Y no hubo transición, sino continuidad de la dictadura. Pérez Jiménez le colocó tenues caretas de democracia a su autoritarismo. En 1952 convocó a una Asamblea Constituyente. Participaron tres partidos: FEI, URD y Copei. El ilegalizado AD le ordenó a su militancia no votar. Pero esta no hizo caso y acudió en masa. El gobierno terminó contando los votos en los cuarteles. Y allí milagrosamente se voltearon los resultados. El ganador oficial fue el FEI, del gobierno. Villaba ganador sentimental y por votos, fue “invitado” a abandonar el país. Varios miembros del árbitro electoral, renunciaron  ante el gigantesco fraude.  Perdió la transición, ganó la continuidad de la Dictadura. El militar Pérez Jiménez fue dictador por cinco años más.

LA TRANSICIÓN DE LARRAZÁBAL

En 1958, militares encabezados por el Vicealmirante Wolfang Larrazábal derrocaron Pérez Jiménez. Pero la transición estuvo en veremos. Seis meses después el general Castro León trató fallidamente de derrocar a Larrazábal.

Éste contaba que los mismos que lo habían acompañado a derrocar a Pérez Jiménez le calentaban la oreja para que diera un golpe. Larrazábal les dijo: ustedes que me convocaron para acabar una dictadura ahora quieren que yo me convierta en golpista, ¿cómo es eso? 

Luego, cuando fue candidato presidencial, sin que lo obligara ninguna Ley, el vicealmirante  renunció al gobierno para evitar comentarios de ventajismo. Igualito a los “revolucionarios” que padecemos. Larrazábal, quién lo duda, fue el portaestandarte de la transición hacia la democracia. 

La historia se repite. Hoy, en 2018 estamos en otro dilema: Democracia o Comunismo.
Pueblo en “Y” solicita  lópeces y larrazábales  para la transición hacia la democracia. Abstenerse los déspotas tipo Eustoquio, Castro León o Pérez Jiménez.