jueves, 30 de agosto de 2012

LA HORA DE CAPRILES


Rafael Gallegos                                                                      Blog. Núm. 64

Reloj no marques las horas, corean los “revolucionarios” aterrados porque saben que si hay algo escuálido en este mundo, es el tiempo que les queda. Reloj detén tu camino, siguen cantando a ver si se les da el milagro de que el reloj detenga al camino que ofrece el candidato de la democracia, Henrique Capriles.

Intentan imitar a Lucho Gatica. Lo único que le imitan es el apellido. Es lo que les queda del fiero tigre que tal vez  y sólo tal vez, fueron por allá en el siglo XX. Reloj detén tu camino, porque puede suceder.

Y júrelo, va a suceder.

Porque  la sarta de mentiras con que intentan engañar al pueblo ya no se las cree  nadie. La cadena de desastres es tan continua que parece a propósito. Los pranes, los muertos de las cárceles, el puente de Cúpira, los caminos rotos. Parece una película de terror.

Y en petróleo, vergüenza de vergüenzas. Rockefeller, el que dijo que el mejor negocio del mundo era una petrolera bien administrada y el segundo mejor negocio, una petrolera mal administrada… jamás pensó en una petrolera tan ineficiente como la que “rescató” la “revolución”.

Plan de Siembra Petrolera, bautizaron pomposamente su plan petrolero. Los derrames hacen pensar que como no podían sembrar el petróleo, decidieron derramarlo por los ríos del país. El coque de Jose, hace pensar que más bien lo han sembrado en los pulmones de los anzoateguienses.

Y ahora con la lamentable explosión de Amuay, al no poder buscar culpables más allá de lo obvio, dicen como Jaimito que más desastroso fue el por ellos denominado sabotaje petrolero. O sea, cuando la meritocracia petrolera se unió a la huelga general, entregando las instalaciones, notaría mediante.

No quieren reconocer que sabotaje, es la continua improductividad que ha dañado hasta niveles insospechados a nuestra empresa bandera, desde el 2003, año de la lobotomía empresarial. Que sabotaje es obligar a los técnicos petroleros a ser rojos rojitos, asociarse en la Faja con países que no tienen ni idea del negocio, descuidar el mantenimiento de las instalaciones y la formación de talentos, dañar los yacimientos, multiplicar por diez la deuda y disminuir entre dos la expectativa de producción. Un largo sabotaje de diez años. 

Como no quieren asumir su responsabilidad, no hayan a quien culpar por la explosión. En la investigación, por supuesto promovida por ellos y con la gente de ellos; “descubrirán” algún culpable. Tal vez sea la Gente del Petróleo por  haber dejado alguna válvula abierta en el 2002. O el imperio mediante algún avión sin piloto. O los paramilitares.

Usted es la culpable…la lista de culpables será más larga que las cadenas a las que el gobierno somete  a los que no tienen cable. Las investigaciones llegarán al mismo fondo a que llegaron con tanto derrame petrolero, con la comida podrida, o con la explosión de Cavim, y por supuesto será “hasta las últimas consecuencias”.

Y la culpa será de los adecos, de los copeyanos, de Fedecamaras, de Cedice, de la Gente del Petróleo, de Coener, de Betancourt, de Gómez… del “traidor” Páez. Hasta podrían culpar a la primera explosión: el Big Bang, pasando por Eva cuando mordió la manzana roja rojita. La lógica es rigurosa: sin Big Bang  no habría mundo y sin mundo no habría explosión. Ojalá no se les ocurra responsabilizar al Autor.

Han pasado de la desfachatez a la calamidad.

Pero ya no engañan a nadie. Todo el mundo sabe que cuando botaron “yoprovoqueleparo”  a los 23.000 petroleros, comenzó la indetenible caída de PDVSA, que hoy se refleja en baja de producción, importación de gas y de gasolina, derrames, explosiones.

Nadie les cree cuando dicen que PDVSA era manejada por una transnacional y que   gran parte de sus directores eran de la CIA. La gente añora la seriedad de la vieja PDVSA y deplora el amateurismo de hoy.


La gente sabe que es la “revolución” la que ha entregado la Faja a países que sin idea del negocio y por eso los tres mejoradores dañados y el bajón en la producción.

Y en cuanto a los 23.000 botados- a mucha honra- la gente sabe que los botó “yoprovoqueleparo”, con pito y todo, y que si estos estuvieran en la corporación, la producción sería cercana a 6 millones  de barriles diarios, no se derramaría tanto crudo, ni habría tantas explosiones. No me rescate compadre, habría que decirles.

Pero, les llegó la deshora. Ya los relojes se les tuercen, se adhieren a las paredes, se arrastran por el piso, como si los hubiera pintado Dalí. 

Reloj no marques las horas… cantan con Gatica. Pero el tiempo es indetenible. Les llega la hora de salida.

Una nueva generación tomará las riendas de Venezuela. Hoy, la encabeza Capriles.

Capriles Presidente. Es un deber patriótico. Hay que detener esta calamidad.

 

jueves, 23 de agosto de 2012

GERENCIAR EL PETRÓLEO


Rafael Gallegos                                                                      Blog. Núm. 63

Para dejar de ser unos limosneros sentados en un barril, debemos cambiar nuestra percepción  del petróleo. El petróleo no es riqueza, es simplemente dólares, que mal utilizados como hasta ahora, se transforman en dolores: desigualdad, desempleo, hambre, frustración y mesías.  

Hay que aterrizar la figura de sembrar el petróleo, sustituirla por otra más concreta: gerenciar el petróleo.  Gerencia, gerencia y más gerencia, para transformar el petróleo en desarrollo sustentable. Dadme una gerencia y moveré a la industria petrolera… hubiera dicho Arquímedes.

El futuro de nuestra industria petrolera radica en la Faja. Por ello es imperativo gerenciar la Faja Petrolífera del Orinoco.

 Transformar el crudo de los reservorios en desarrollo de Venezuela, pasa por  gerenciar integradamente la explotación, la refinación, el transporte, la tecnología, el mantenimiento, los socios, las inversiones, el impacto en las zonas aledañas, la economía  conexa, la renta generada, la capacidad del Estado local, regional y nacional para transformar esa renta en riqueza.

Se trata de una gerencia que incluya aguas arriba, aguas abajo y además... la vega del río. Porque con pobreza y sin bosques, se acaba el agua dulce. Con hambre en los pueblos, ni se sostiene, y mucho menos se justifica, ninguna industria petrolera.

 TE VOY A CONTAR UN CUENTO

La culta “gerencia” del gobierno ha parafraseado a Rubén Darío, en la Faja y en todo el país: Venezuela, te voy a contar un cuento.

En la Faja, que la gloriosa PDVSA anterior logró llevar a más de medio millón de barriles, la “revolución” muestra como logros los mejoradores dañados, la baja de producción, el coque que siembra el petróleo en los pulmones de los anzoateguienses y el frenazo de un comandante que mandó a parar. Es decir, mantenimiento cero.

Luego de la lobotomía petrolera, sustituyeron como socios, a transnacionales conocedoras del negocio, por países panas como Cuba, Nicaragua, Viet Nam, Bielorrusia y etcétera, etcétera. Algo así como aliarse con unos médicos para “operar” una refinería, o con carniceros en un restaurant vegetariano. Aparte de “limpios”, desconocedores. Sin comentarios.

Basta  de cuentos. Hay que gerenciar la Faja.

Comenzando por romper el mito de que basta con una industria eficiente para transformar el petróleo en prosperidad (mito de la gerencia tubo), o el mito de los extranjeros malucos, o el que habla de la Faja como crudo pesado, en la Faja el petróleo pesado es pasado. La tecnología actual permite  llevar  crudos de 8 grados API hasta de 25 o 30 grados.

Lo que sigue siendo pesado, es la inoperante gerencia “revolucionaria”.

GERENCIA INTEGRADA

Cuando cambie el gobierno, lo primero que habrá que adelantar es una auditoría técnico-financiera. Paralelamente vendrá el Plan Maestro Integrado que incluya el desarrollo del negocio en  la Faja, el de  las zonas aledañas, de la economía conexa, del uso de la renta, de la participación del gobierno y de las comunidades.

Misión: Transformar el crudo de la Faja en calidad de vida.

Este plan debe enfatizar en la búsqueda de socios  capitalistas con dinero y con tecnología. En la incorporación de recurso humano cónsono con las competencias requeridas. 

No es suficiente un óptimo manejo operacional para transformar el petróleo en calidad de vida. El Plan Maestro Integrado debe incorporar el concepto de  Responsabilidad Social (RS) para lograr  drásticas mejoras sociales de las zonas aledañas. Es decir carreteras, escuelas, hospitales, agro, industrias, empleos… dinámica socioeconómica.

Y ojo, no se trata de que las petroleras sigan siendo  apéndices de los ministerios, como sucede hoy. Zapatero a su zapato. Las petroleras a producir petróleo y el gobierno a gobernar.  

Y mucho menos de ese potpurrí de empresas “revolucionarias” y politizadas que ahora propone el gobierno entre la CVG y la Faja.  En lugar de competir por producir lo harían por demostrarle al jefe  quien tiene la camisa más rojita. Más quiebra y más hambre. Sería tan absurdo e inoperante como aliar a todo el país en una sola empresa. Concepto que seguramente ronda en la esclarecida  mente del líder de esta desfachatada “revolución”.

La RS implica equipos sociales entre empresas, comunidades y gobiernos, para sustituir el marasmo de nuestros pueblos por dinámica socioeconómica. Alianzas, pero cada quien en lo suyo.

Un  nuevo paradigma. No basta una petrolera que opere bien para transformar el petróleo en calidad de vida. De Perogrullo, la tarea es: desarrollar industria petrolera eficiente + organizar las comunidades + hacer reingeniería en el Estado venezolano.

Visión integral para resolver problemas integrales. De lo contrario, seguiremos de fracaso en fracaso, esperando las langostas luego de los estornudos de los jeques árabes.

 

jueves, 16 de agosto de 2012

MEMORIAS DE OTRO VENEZOLANO DE LA DECADENCIA



                                                                                          Blog. Núm. 62

 José Rafael Pocaterra hubiera encontrado en esta “revolución” un gran filón para hacer otro capítulo de su gran libro, denunciador por excelencia del castro-gomecismo.  Porque lo que hemos vivido los venezolanos en los últimos años es pura decadencia. Con el agravante que nos estamos comiendo la flecha de la historia. En lugar de ir transitar hacia el siglo XXI, vamos directo hacia la cueva de  Trucutrú.

Pura decadencia. Las cifras hablan por sí solas. Comencemos por la tan cacareada soberanía alimentaria: según cifras de el gobierno y Fedeagro aparecidas en El Universal, en los últimos cinco años la producción agrícola ha decaído así: maíz 40%, arroz 35%, caña de azúcar 34%, café 46%, papa 63%, tomate 31% y cebolla 24%. Sólo ha subido el pimentón en 34%. Los deslenguados dicen que por los guisos.

Continuando con la soberanía alimentaria, las mismas cifras dicen que la superficie cultivada ha disminuido entre 5 y más de 40 % en el maíz, arroz, yuca, apio, plátano, aguacate, uva, lechuga, ajo, cacao, soya, tabaco, etc.

Y en cuanto a la carne y la leche. Han seguido el mismo camino. Desde trece millones de vacas hasta once. Suma cum laude de la decadencia.

Ese es el resultado de insultar a los empresarios del campo, expropiar entes productivos, aislar a gobernadores de oposición, descuidar la infraestructura agrícola. Todo un manual para acabar con el agro. Con razón no van al campo a pedir votos. Saben que lo único que pueden pedir, es perdón. 

Y la decadencia es de amplio espectro. En petróleo, antes de la lobotomía empresarial  PDVSA producía  3,2 millones de barriles y pasó a 2,3 millones, cuando debería haber crecido hasta 6 millones. En lugar de mejorar las refinerías, ahora importan gasolina del mismísimo imperio. Y no darles pena.

Ante tanta desfachatez, las exportaciones también han decaído. Según cifras aparecidas en El Nacional,  55% en los últimos siete años. Por otra parte, Venezuela exportaba  en 1998, antes que llegara el comandante y mandara a parar… la producción, más de 5.200 millones de dólares. Hoy, en plena “revolución”, apenas exporta 3.200 millones.  

En Guayana, la  “revolución” convirtió al Guri en apagones y a las empresas básicas en… nostalgia. Las exportaciones de hierro y aluminio han disminuido en  más de 57 %. La verdad es que hay que ser masoquista para votar por la “revolución”. O sea… entre la libertad y el masoquismo. Usted decide.

Y el colmo de los colmos. Según Cavidea, la venta de alimentos cayó al nivel más bajo en los últimos tres años. “Se redujo la comercialización de leche, atún, salsa de tomate, margarina, azúcar y harina, arroz y mayonesa”, explica Katiuska Hernández, de El Nacional.

O sea, producimos menos, exportamos menos, comemos menos. Eso sí, la inflación más alta de América. Que viva la “revolución”… dicen los agricultores de Mercosur.

Puro Trucutrú. Cavernas y mujeres arrastradas por los cabellos. En política, las cavernas de Trucutrú son las viviendas insalubres, léase  ranchos donde campea la inseguridad y los pésimos servicios. Creciente déficit que en revolución ha crecido desde 1,5 millones de viviendas hasta 2,5.

En política, las mujeres de Trucutrú arrastradas por el cabello, reflejan los pisoteados derechos de los pueblos. Derecho a disentir sin ser mandado a apresar por televisión… a criticar al gobierno por los medios sin que no se les renueve la concesión, o sin que caigan en las políticas de “democratización” del espectro… derecho a producir mercancías sin que otro espectro, el fantasma de exprópiese (confísquese en lenguaje revolucionario), acabe con años de esfuerzo y enrute familias completas hacia el hambre.

Trucutrú es el modelo político de los países panas como Cuba, de cuyo líder se dice que estudió primaria con el mismísimo personaje y por eso pretende que los reprimidos cubanos sean como Shakira, ciegos, sordos y mudos. Puro siglo XIX. ¿Eso es lo que usted quiere para Venezuela?   

PARA COMERTE MEJOR

No crea que esta decadencia es casual. Es toda una estrategia de las caperucitas rojas del continente… para comerte mejor, como en Cuba. ¿O  es que usted cree que si en Cuba la gente produjera y se enriqueciera y se organizara y se expresara como en cualquier país próspero, los hermanos Castro estarían en el poder?

O sea… toda esta decadencia es para permanecer cual mesías tropical, en el poder para toda la vida. La ruta del totalitarismo.

Pero hay un camino. El triunfo de  Capriles revertirá tanta decadencia. Los empresarios producirán, los trabajadores trabajarán y progresarán, el gobierno palnificará y aplicará efectivas políticas sociales pobreza cero, el pueblo eligirá.

Y Venezuela progresará. En nuestras manos se recuperará la república. En las suyas y en las mías. Es el único camino.

CAPRILES: PETRÓLEO PARA EL PROGRESO


                                                                                          Blog. Núm. 61

Ya Capriles expuso sus lineamientos petroleros. Hay que comprender que se trata de  un plan de campaña. Su primer deber es GANAR LAS ELECCIONES. Sin embargo, de allí se extraen los lineamientos fundamentales. A continuación los comentaremos y les haremos algunos agregados, a fin de promover un debate enriquecedor.

En primer lugar, Capriles propone continuar EL CONTROL DEL NEGOCIO PETROLERO POR PARTE DEL ESTADO. A este aspecto lo que proponemos agregar es que el control del negocio sea, por parte de la Nación. Por ejemplo, PDVSA debe estar representada en la Junta Directiva por el Estado y además, por entes representativos de todo el país. Igualmente debe haber un CONSEJO CONSULTOR representativo de diversos entes: gobierno, poderes, gremios, sindicato, academia, vecinos, etc. que participe de manera vinculante en decisiones respecto a asociaciones, inversiones, DISTRIBUCIÓN Y USO DE LA RENTA PETROLERA.

Hay que evitar a toda costa que el petróleo en lugar de producir progreso, se continúe reflejando en gigantescos y flácidos Petroestados, Mesías forever, o líderes mundiales con la botija llena de sus reales y de mis reales. 

En segundo término, el llamado Plan Capriles propone DEJAR EN SUS PUESTOS A TODOS LOS TRABAJADORES PETROLEROS…MENOS A UNO. Creemos que el trasfondo de ese aspecto es correcto. Claro que hay que respetar los derechos de los trabajadores… así como apagar tanta  vela prendida en el altar de la impunidad. Paralelamente, es imperativo   reorganizar a PDVSA y a la industria petrolera para HACERLAS PRODUCTIVAS. Redefinir la Visión,  Misión, objetivos y estrategias. Reingeniería para PDVSA y la industria petrolera. Y claro, RECONOCER LOS DERECHOS DE LOS 23000 TRABAJADORES que se adhirieron a la huelga general del 2002. Es justo y necesario… para el rescate. 

En tercer lugar, el Plan propone CONTINUAR CON LA INVERSIÓN PRIVADA. En efecto, si queremos incrementar la producción hay que atraer miles de millones de dólares de venezolanos y de extranjeros. Para activar los pozos inactivos, repotenciar los campos maduros y en general, el área tradicional. Igual hacen falta ingentes recursos para la Faja, el gas, las áreas nuevas. Claro, hay que redefinir y reorientar TANTO DESAGUISADO CON PAÍSES PANAS, CON LOS CHINOS y etcétera. Igualmente, es importante colocar proyectos petroleros en la bolsa de valores, a objeto de dinamizarlos y hacerlos más competitivos.

Además, el Plan Capriles propone llegar a SEIS MILLONES DE BARRILES DIARIOS DE PRODUCCIÓN. Los expertos consideran exagerada la cifra. Primero hay que reparar tanto daño en la infraestructura, organizar a los técnicos, determinar estudios. Ojalá LLEGÁRAMOS A CUATRO MILLONES DE BARRILES en seis años. Pero eso sí, de acuerdo en que la tendencia es: CRECER.



PETRÓLEO, TRÍPODE Y CALIDAD DE VIDA

 Insistimos en el TRÍPODE PETROLERO: 1.- Industria Eficiente… 2.- Renta Petrolera bien utilizada… 3.- Estado y país Capaces de administrar los recursos.

Si las tres patas del trípode no funcionan en armonía, NO PODREMOS TRANSFORMAR LA BURBUJA PETROLERA EN CALIDAD DE VIDA DE LOS VENEZOLANOS.

Ya comentamos trazos macros que propone el Candidato Capriles para lograr una INDUSTRIA EFICIENTE.

En cuanto a la RENTA PETROLERA, hay que redefinir su uso. Romper ese esquema de renta rica, pueblo pobre. Orientarla a la inversión, a los grandes proyectos. Convertirla en pivote del desarrollo, transformarla en un disparador de calidad de vida.  

También hay que transformar profundamente al ESTADO para  que pase del gigantismo y la flacidez, a la productividad. CAMBIOS PROFUNDOS. Igual, el país que va a manejar la renta conjuntamente con el Estado, requiere MUCHA ORGANIZACIÓN.

He allí el TRÍPODE PETROLERO. Sin su constitución y aplicación, desengáñese, estaremos condenados a repetir la historia.

Queda pendiente la gasolina. ¿Alguien le pondrá el cascabel al gato? La electricidad, íntimamente ligada con el petróleo. Y finalmente, la Industria Conexa y la Petroquímica, verdaderos canales para transformar el petróleo en calidad de vida.

El petróleo no es riqueza. Apenas significa  dólares. Y esa Renta, mal utilizada, como en nuestro caso,  trastoca los DÓLARES en DOLORES. 

Hay que  GERENCIAR EL PETRÓLEO, PARA TRASFORMARLO EN CALIDAD DE VIDA. Gerenciar a lo largo de todo el sistema: empresa, industria, comunidad, estado, industriales.

Es la hora de cambiar la rimbombante SIEMBRA PETROLERA, que por los resultados de la revolución parece más bien derrame petrolero… por la figura más moderna y efectiva: LA GERENCIA PETROLERA. O gerenciamos o erramos. Y entre Chávez y Capriles, adivinen de qué lado está la gerencia.
Capriles tiene la oportunidad histórica de ASFALTAR EL CAMI

jueves, 2 de agosto de 2012

FUTURO VS PASADO


Blog. Núm. 60

La ERA Chávez, o más bien, la continuad-ERA de Chávez, toca a su fin. Después de Gómez, Hugo Chávez posee el triste record, SÓLO HOMOLOGABLE EN LOS PAÍSES MÁS ATRASADOS DEL MUNDO, de ser el  Presidente que ha ocupado por más tiempo la silla de Miraflores. Sin duda, uno de los peores gobiernos de que tengamos noticia los venezolanos. Y el más destructivo.

Un corazón de gigante, al decir del Presidente; pero partío. Las industrias y agricultura minimizadas. PDVSA al borde de la quiebra. Las empresas básicas de Guayana en la inopia. La deuda, gigantesca. La inflación más alta de América. La violencia, ni hablar.  Las instituciones, ministerizadas. Y todo en el nombre de Bolívar. Ahora y que le dicen el negro Bolívar. A este paso… ¿tendríamos país en el siglo XXI?

La respuesta es sí; pero, ¿qué clase de país? No lo dude, uno como el modelo y ductor Cuba. El país más igualitario de América: todo el mundo en la inopia. Con Mesías eterno, comunidad amordazada y dependiente del Estado y, lo más increíble, una Internacional de Democracias Opacas respaldando a esa revolución comunista tan demodé, i que en  el nombre de la independencia y la libertad.

Pura ironía, el Alba y los panas de Bielorrusia, Irán y otros, apoyan hoy a la democracia cubana. Y ni hablar del triste aplauso que los presidentes de UNASUR le tributaron al dictador Raúl Castro. O sea, una pita a la bloguera, a las damas de blanco, a Oswaldo Payá y al digno y oprimido pueblo cubano. La Internacional de las Democracias Opacas.

 Algo así como la internacional de los Sables de los cincuenta, cuando se legitimaban entre ellos sus tenebrosas dictaduras, Chapita, Pérez Jiménez, Odría, Somoza y etcétera. Y como la historia no perdona, cuando el sol se les colocó a la espalda… los DURÍSIMOS DICTADORES… se derritieron toditos en pocos años.

 Y dieron paso a una Nueva Era. Una ERA como la que viene en Venezuela y denominaremos ERA CAPRILES, porque el candidato de la democracia, encarna EN ESTE MOMENTO ESTELAR, el proyecto unitario. Pero podríamos llamarlo LA ERA DE LA RESURRECCIÓN DE LA DEMOCRACIA. O la ERA del AVE FENIX VENEZOLANO. Hasta podríamos denominarla, la ERA DEL RESPETO A LA FIGURA DEL LIBERTADOR. Nombres es lo que sobra. Lo importante es que los venezolanos nos preparamos para hacer las cosas de manera diferente… para obtener resultados diferentes.

LA DIFERENCIA

No se trata de un quítate tú pa poneme yo. Eso equivaldría a tener otro Mesías más sabido, tocando las puertas de Miraflores en diez años. Se trata  de RESCATAR A VENEZUELA.

Hay una gran diferencia entre el FUTURO Capriles y el PASADO Chávez.

FUTURO implica liberar los presos políticos, dejar de perseguir a los que piensan diferente, la reactivación de los inciliados y el retorno de los exiliados. PASADO implica continuar ordenando prisión y sentencia contra jueces, políticos, policías, etcétera; continuar aplicando las fascistas listas Tascón y Maisanta; el crecimiento de la diáspora.

FUTURO implica  que nuevamente los gobernadores y alcaldes conversen con el Presidente para discutir los proyectos y las asignaciones presupuestarias; la asignación de la directiva de la Asamblea de acuerdo a la representación popular; el trabajo político integrado en       EQUIPOS SOCIALES de todos los colores. PASADO implica seguir con la centralización, la descalificación e insulto a los opositores; la PDVSA roja rojita.

FUTURO implica el respeto a la propiedad privada, las seguridades legales a los inversionistas, el crecimiento de los empresarios y por ende del trabajo bueno, el rescate de la agricultura, de la industria, de PDVSA y de todos los entes que generen bienestar. PASADO implicaría la profundización de los exprópiese transmutados en confísquese, de las invasiones, de las nacionalizaciones improductivas y por ende del desempleo, de la violencia, de la erialización, de la SOBERANÍA ALIMENTARIA… DE LOS PAÍSES PANAS.

 FUTURO implica la reunificación del alma nacional. PASADO se reflejaría en la atomización del espíritu de Venezuela.

FUTURO se reflejará en carreteras, autopistas, hospitales, escuelas, turismo. Mientras PASADO aumentaría la desidia y el país de calles rotas, hospitales inservibles, escuelas de segunda… Venezuela rota.

El FUTURO superará las ineficientes Misiones y procederá a GERENCIAR POLÍTICAS SOCIALES  QUE REVIERTAN TANTA POBREZA. El PASADO, no se engañe… más de lo mismo.

Sí hay diferencias entre Capriles y Chávez. Muchísimas. Dos conceptos de país. Y eso que no hemos tocado lo referente a alternabilidad y elecciones limpias.

O sea, el camino del portentoso siglo XXI… o la ruta rota hacia las cavernas de Trucutrú. Es tan simple. El 7O decidiremos la dirección de  la flecha que orientará nuestro futuro. La ERA Capriles, es una necesidad nacional.