jueves, 28 de febrero de 2013

DEMOCRACIA VS. REVOLUCIÓN


 

 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 87          

 

 
 

Revolución: No hay independencia de poderes. Todos son complacientes con el Ejecutivo.

Democracia: Los Poderes Públicos son autónomos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Revolución: Los medios del Estado no son del Estado, sino del partido de gobierno.

Democracia: Las televisoras y radios del Estado son pocas y están dedicadas a informar imparcialmente, a lo institucional y a aspectos culturales como historia, ciencia, política, películas de época, etc.

------------------------------------------------------------------------------------------------ 

 Revolución: Las elecciones son arbitradas por un CNE cuyos directivos en su gran mayoría son militantes de la “revolución”. Las  fechas y circunscripciones electorales, van en línea con el gobierno. Hay un gigantesco ventajismo. Y el Presidente se reelige, se reelige, se reelige…

Democracia: Las elecciones son arbitradas imparcialmente, los  directivos son imparciales. El Presidente no puede ser reelecto, o en su defecto, una sola vez.

------------------------------------------------------------------------------------------------

Revolución: El gobierno, excluye del diálogo a todos los que no lo apoyen. Y se refiere a ellos mediante adjetivos descalificativos. En la Asamblea, los “revolucionarios” no toman en cuenta a los representantes del pueblo opositor, en la conformación de la  Junta Directiva.

Democracia: El gobierno respeta a la oposición. La invita a dialogar y toma en cuenta sus opiniones. Se refiere a ella con sumo respeto.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Revolución: Se relaciona especialmente con los países más autoritarios del planeta: Cuba, Bielorrusia, Irán, Siria, Libia anterior… los países panas, etc. El objeto es hacer una internacional de autoritarismos que les permita permanecer forever en el poder.

Democracia: Se relaciona especialmente con países democráticos y buscando beneficios para Venezuela.

___________________________________________________________________

Revolución: Estimula la fidelidad por encima de la eficiencia. A la larga, la productividad se minimiza, y el déficit fiscal, la inflación y la escasez, baten records mundiales.

Democracia: Estimula la productividad buscando a los mejores, desarrollando buenos sistemas contralores, mejorando la seguridad y estimulando a la empresa privada para crear parques industriales y agrícolas que den empleo bueno a la población.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Revolución: Sigue el modelo cubano de destruir estratégicamente al país, para permanecer en el poder toda la vida.

Democracia: Orienta sus esfuerzos a la creación de un país próspero.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Revolución: Centraliza todas las decisiones en un caudillo.

Democracia: Cree en la descentralización. Aborrece el autoritarismo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

 Revolución: Acaba con PDVSA, la CVG, la agricultura, la industria. ¿Quedará algo? Expropia, confisca, amenaza, invade, insulta, desprestigia a las empresas privadas y a los inversionistas.

Democracia: Estimula a los empresarios y a la empresa privada, crea un marco legal de confianza. Se orienta a acabar con la dependencia petrolera.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Revolución: Desarrolla políticas sociales a realazos, por lo que después de 14 años, siguen los ranchos, la inseguridad, el desempleo, la baja calidad educativa. Los pobres siguen sumidos en su pobreza. Engañados. Como en Cuba, luego de 54 años cercada por tiburones come balseros.

Democracia: Ataca la pobreza de manera estratégica y conjunta, desarrollando proyectos sociales dirigidos a elevar de manera sustentable la calidad de vida de los venezolanos. Por ejemplo: Chile o Brasil.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Revolución: Promueven el odio a los oligarcas, vende patrias, pitiyankis… a todo el que se les oponga. De allí los insultos, los perseguidos, los presos políticos. Venezuela con el “corazón partío”. 

Democracia: Promueve la unión de todos los venezolanos como soporte del desarrollo. A lo Bolívar, que superó al Boves que degollaba a los ricos y a los que supieran leer y escribir. Cuando el Libertador unió a los blancos, los negros, los amarillos y hasta los azules tras un objetivo común… arrancó la Independencia.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Usted escoge: caos o prosperidad.

jueves, 21 de febrero de 2013

EL PETRÓLEO NUESTRO DE CADA DÍA (... Y II)



 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 86             

 

La llave petróleo-ignorancia, ha resultado implosiva para Venezuela en los últimos años. Por eso estamos como estamos. Con una PDVSA pre quebrada a pesar de los más de 100$ por barril. El propio Rockefeller no podría creerlo. Se jactó diciendo que el mejor negocio del mundo era una petrolera bien administrada y que  segundo mejor negocio era… una petrolera mal administrada.

Se revolcará en su tumba al observar el caso (y ocaso) de nuestra principal industria. Jamás  hubiera imaginado un tercer “mejor negocio”: una empresa petrolera que botara a 23.000 de sus mejores técnicos, triplicara la nómina con personal dedicado a menesteres distintos los del negocio, regalara la mitad de su producción y se transfigurara desde una empresa petrolera con contenido social, hacia una empresa social con contenido petrolero.

Rockefeller se asombraría al observar los resultados: deuda multiplicada por cinco, producción reducida a la tercera parte de los planes, pavorosos accidentes en las refinerías y etcétera.

La verdad es que los gobiernos anteriores se comieron los huevos de oro: pero estos… asaron la gallina. Demostraron que la ignorancia puede flotar en petróleo. La insoportable levedad de la ignorancia, escribiría Milán Kundera.

Pero no se confunda. Usan la ignorancia como instrumento de la destrucción nacional. La estrategia es destruir al país para comerte mejor, como diría el lobo feroz.

No es suficiente poseer recursos mineros para desarrollarse como país. El único recurso que hace prósperos a los países, es la inteligencia.

Un análisis de nuestras Fortalezas y Debilidades, nos indica que debemos manejar el petróleo combinado con la inteligencia.

Es imperativo que nos aclaremos que el petróleo no es riqueza. Que apenas significa dólares que podemos transformar en prosperidad, o en miseria y división, como tiende a hacer esta “revolución”.

Hay que filosofar acerca de nuestro petróleo. Para transformarlo en bienestar debemos:

1.- Hacer una industria  altamente eficiente a lo largo de toda la cadena del negocio. Hay que apuntar a los seis millones de barriles. Y romper con el absurdo paradigma socialistoide de que el Estado debe operar la industria. Es imperativo buscar socios capitalistas. El Estado, en nombre de los venezolanos debe orientar y controlar el negocio; pero eso no significa producir. En el caso venezolano, hay que asociar capital y tecnología en la recuperación de pozos inactivos, en los campos maduros, en las áreas nuevas, en la Faja, en las refinerías.

Y por cierto, buscar socios que sepan del negocio, no como esos “panas” que se ha buscado la “revolución”, incapaces de producir si no subcontratan… al mismísimo imperio.

También se debe colocar acciones de los proyectos importantes en la bolsa de valores. Sin miedo, que ello dinamiza a la industria y multiplica su eficiencia.

Una industria petrolera próspera, que desarrolle una sólida economía conexa, que genere empleos, permita acelerar educación, servicios e infraestructura y a la larga, apuntale la exportación no petrolera.   

2.- Responsabilidad Social Petrolera. Hay que romper el esquema de empresa rica – pueblo pobre, que ha caracterizado al desarrollo petrolero. Los pueblos petroleros deben ser prósperos.

Existe toda una estrategia de Responsabilidad Social que se debe adelantar. Siempre dentro de la Misión de la Industria. Sin sustituir el rol del Estado, como la actual PDVSA, que por cierto ni lava ni presta la batea.

Es fundamental elevar la calidad de vida de las comunidades aledañas al  negocio petrolero.

3.- Desarrollar una petroquímica de nivel mundial, que sirva como pivote del desarrollo industrial del siglo XXI. Allí hace falta mucho capital privado. He ahí la verdadera oportunidad de convertir a Venezuela en un país próspero y sustentable.

Cuando el petróleo deje de ser negocio, que pasará… viviremos de la industria generada por la petroquímica. La Petroquímica es el petróleo del futuro.

4.- Utilizar la Renta Petrolera para transformar el país. ¿Y qué haremos con tanto dinero? Para transformarlo en calidad de vida se hace imperativo transformar la calidad de gestión del Estado a todos sus niveles. Reorientar los impuestos petroleros. Crear Fondos de Reserva. Utilizar la renta únicamente en inversiones. Se requiere, urgente, un Estado capaz de administrar la gigantesca renta y transformarla en prosperidad. Para ello hay que hacer una reforma profunda: Reingeniería para el Estado venezolano.

¿Podremos? Todo parece indicar que la “revolución” tiene el sol en la espalda. Tenemos el deber de prepararnos para el futuro. Como Bolívar en Pativilca, sólo tenemos una opción: triunfar.  Seamos estelares en esta hora estelar. El petróleo sigue siendo el pivote de nuestro futuro. Pilas y guáramo son nuestras primeras necesidades.  

jueves, 14 de febrero de 2013

EL PETRÓLEO NUESTRO DE CADA DÍA (I)


Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 85         

 
El 2014, el pozo Zumaque1 cumplirá cien años. O sea… cien años de explotación comercial del petróleo en Venezuela. Hora de balance, de reflexión. De filosofar acerca de nuestra realidad petrolera.

¿El petróleo, palanca o valla? Las respuestas son disímiles.  Algunos parafrasearán a nuestros indígenas: el petróleo es el excremento del diablo.

Otros afirmarán la Leyenda Negra: el petróleo es el culpable de todos nuestros males. Dirán que si no tuviéramos petróleo seríamos como Alemania, cuando todos sabemos que no hay ninguna razón para que sin petróleo, fuéramos diferentes a tanto pobre país latinoamericano.

No faltará quien defienda la Leyenda Rosa: somos un país inmensamente rico. La realidad es que nos asemejamos  más a un  frustrado alquimista que no logra dar con la piedra filosofal, que le permita transformar el petróleo en bienestar colectivo.

Pero ni blancos, ni negros… grises son los colores de la vida. El petróleo nos ha traído mucho bienestar acompañado de muchos perjuicios. Y el balance está lleno de altibajos.

Ni bueno ni malo. Simplemente somos un país petrolero. El único miembro importante de la OPEP, en el mundo occidental. Lo fundamental del balance, es sacar lecciones para lograr que el petróleo que nos queda, además de sus tres mil productos, genere el derivado 3001: el bienestar de los venezolanos.

A partir de 1.928, el petróleo se convirtió en nuestro generador de divisas más importante.  Y Venezuela comenzó un crecimiento sostenido por más de treinta años.

Desde la muerte de Gómez hasta el boom petrolero del primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, desaparecieron enfermedades endémicas, la estatura del venezolano subió significativamente, al igual que el consumo de alimento per cápita, los niveles educativos, las escuelas, las universidades, los hospitales, autopistas. Guri,  CVG, desarrollo agroindustrial, clase media, ciudades, el sureste de Caracas.  Pasamos de una a otra Venezuela. Ah!  y a excepción de los diez años de la dictadura  militar… vivimos en democracia. Con todos sus defectos, Venezuela llegó a ser un país modelo en Latinoamérica.

EFECTO VENEZUELA

En 1974 se multiplicaron los precios del petróleo. El primer presupuesto de CAP triplicó al último de Caldera. Venezuela pasó a manejar más dinero del que podía.  Pérez Alfonzo determinó que el país se iba  a indigestar con tanto dinero, cual individuo que ganara el premio gordo de la lotería  y comenzara a comer siete veces al día… hasta la descompensación.  A este fenómeno lo denominó Efecto Venezuela.

Propuso bajar la producción hasta 1 millón de barriles. El gobierno por su parte,  creó el Fondo de Inversiones de Venezuela (FIV) para represar los dólares excedentarios.

Venezuela se deslumbró. En el extranjero teníamos un poder adquisitivo equivalente al de un sueco, cuando en el fondo nuestra productividad no superaba a la de cualquier país latinoamericano. La Tribu Ta Barato. La riqueza del Estado arropó la creciente improductividad del país. La deuda externa llegó a niveles impagables. Tanto recurso deformó a Venezuela. Nos indigestamos.

Nos parecimos más a Sodoma y Gomorra, que a un país productivo. El Estado tenía que darnos todo. Se multiplicó la burocracia, las importaciones, la corrupción. Se aflojaron los resortes morales. Creció la marginalidad. La renta dejó de ser suficiente.

La anti política se puso de moda y dejamos- en general- la política a los más incapaces.

Inflación, deuda, descomposición. A los líderes emergentes se les bloqueó el camino. El país, desmoralizado, dejó de creer en sí y en la democracia.

4 DE FEBRERO

Y llegó el comandante Chávez y mandó a parar. Cabalgó sobre el fracaso colectivo. En lugar de soluciones, ofreció venganza. Y el pueblo… aplaudió.

Miles de millones de dólares. Otro Efecto Venezuela. Más largo, más profundo y más dañino. Ahora la renta, sirve… para desbaratar al país para comerte mejor.

Por lo menos  los otros eran demócratas. Y no le entregaron el país al totalitarismo cubano.

Así, hemos llegado a este despeñadero.

PRIMER EPÍLOGO

1.- ¿Por qué  los países con recursos mineros no se desarrollan? La realidad nos va demostrando que el único recurso que desarrolla es la inteligencia. La libre empresa, la orientación a las exportaciones, las estrategias de desarrollo adelantando agresivas políticas sociales.

2.-  Hay que estar claros en que el petróleo no es riqueza. Apenas dólares que sirven para cualquier cosa. Nuestro deber es   gerenciar los recursos petroleros. Todo lo contrario de lo que hace esta “revolución”.

3.- Tenemos que hacer las cosas de manera diferente a como hasta ahora. Para lograr resultados diferentes.

4.- ¿Podremos? … no se pierda la segunda parte de este artículo.

2013, es nuestra próxima oportunidad.

jueves, 7 de febrero de 2013

¿DÍA DE LA DIGNIDAD?


 
Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 84     
 
Estoy de acuerdo. El 4 de febrero es el día de la dignidad.

Pero…

… de la dignidad de Doña Blanca de Pérez y de su hija Carolina, que demostraron un guáramo supremo cuando se les metieron por la fuerza en La Casona…

… de la dignidad de Carlos Andrés Pérez y el almirante Carratú, quienes íngrimos, y disimulando dar órdenes como si muchos soldados los custodiaran en Miraflores, lograron burlar tamaño ataque y posiblemente libraron al país de un magnicidio.  

Quitémonos tanta careta de carnaval. De ninguna manera puede ser de día de la dignidad, esta efeméride de unos soldados que contraviniendo la Constitución, intentaron tumbar a un gobierno electo por el pueblo, quebrando la continuidad de 34 años de democracia.

Considerar dignidad esa fecha, sería tamaña desfachatez, como si en Chile, los militares celebraran el día de la dignidad el golpe del 11 de septiembre de 1973, cuando Pinochet llegó al poder.  

O como si aquí mismo en Venezuela, se conmemorara  la “dignidad” del 24 de noviembre de 1948, cuando cambiamos al insigne Rómulo Gallegos, por unos golpistas que abrieron paso a la sanguinaria dictadura del general Pérez Jiménez.

¿Qué opinaría usted si Pedro Carujo, el militar golpista que tuvo la desfachatez de decirle al  Presidente depuesto José María Vargas que el mundo era de los más vivos, hubiera celebrado la efemérides de ese  golpe de estado  como el día de la dignidad?

¿Pensaran en tanta dignidad los familiares de los trescientos muertos del 4F?

¿Será que los golpes de izquierda son dignos y los golpes de derecha indignos? ¿Y que los dictadores comunistas como Fidel Castro o el khmer rojo, son dignos y los dictadores anticomunistas como Pinochet, Videla, Chapita o Somoza, indignos?

Desengáñese, golpe es golpe y dictador es dictador.

EL PECADO ORIGINAL

Para el 4F superar su falla de origen – golpe de estado contra un presidente demócrata- debería mostrar resultados muy distintos a los que refleja.

Porque sus resultados son desastrosos. No puede ser digna la licuefacción de las instituciones del Estado, que nos hacen retroceder en política casi a la época de los faraones, con dioses y todo.

No pueden ser dignas, elecciones signadas por el abuso con los recursos del Estado. ¿Aceptarían ellos, estando en la oposición, elecciones con un CNE integrado por cuatro miembros de la MUD, haciendo cambios inconsultos de fechas y de circunscripciones, utilizando los medios del Estado, abusiva e ilegalmente para los candidatos del gobierno?

Es indigno que hagan propaganda a las totalitarias elecciones cubanas, donde el partido único, por recomendación del líder único, escoge a los candidatos únicos y obligan a los electores a acudir a las urnas a votar por los candidatos únicos y luego se jactan de obtener el 99 % de los votos. Tanta indignidad, indigna.  

No puede ser digna la pre quiebra de PDVSA, ni la obligación de que todos los técnicos de esa empresa deban ser  rojos rojitos para mantener su puesto. El fascismo queda como un inocente niño de pecho.

Ni puede ser digna la entrega al régimen cubano. ¿Con que dignidad pueden hablar de soberanía?

Y mucho menos puede ser digna la cantidad de adjetivos descalificativos con que insultan a cada paso a la oposición.

Y un pueblo digno, no puede tener el alma… rota para que le monten un totalitarismo como el cubano.

Y los pobres siguen en sus ranchos, en medio de una creciente violencia, de pésimos servicios públicos, de hospitales enfermos, de una gigantesca crisis educativa.

Los pobres son los grandes engañados de este proceso. Y eso… es más indigno.

Y el dignísimo Simón Bolívar, ¿estaría de acuerdo con tanta desfachatez?

Primero, libertó a Venezuela. Debe estar indignado con la entrega al comunismo cubano.

Segundo, unió el alma nacional para que todo el país: blancos, negros, marrones y beige, lucharan por la liberación. Contrario a Boves, el rey del resentimiento, la mediocridad y la venganza. Parecen más bien bovesianos.

Tercero, el lenguaje de Bolívar fue siempre de altura. Sin comentarios…

Cuarto, fue el fundador del partido Conservador de Colombia. Y además… era oligarca. ¿De dónde sacan que Bolívar era comunista?

Y Bolívar, fue demócrata. Luchó contra las monarquías absolutas y no le gustaba Napoleón por totalitario. Entonces, ¿cómo inventan que él héroe si estuviera vivo, apoyaría a los hermanos Castro? Y mucho menos, reconociéndolos como jefes.

Es indigno lo que han hecho con la figura del Libertador.

Más indigno que el 4F.

RESCATE

Ya las palabras democracia, libertad, elecciones, gobierno, probidad, pobreza, lenguaje, cultura, Bolívar, independencia, comunismo, progreso y dignidad, entre otras, o no significan lo mismo, o… son otra cosa.

Habrá que comenzar por rescatar lo que queda del idioma.

Se solicita democracia digna. Abstenerse salvadores de la patria.