miércoles, 29 de mayo de 2013

FALLAS DE ORIGEN DE LA “REVOLUCIÓN”


 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 100

 

Nada es casual, todo es causal. Los acontecimientos  siguen un proceso de causa-efecto. Los desastres que se observan en el país, no son espontáneos. La falta de democracia, la improductividad, la inflación record mundial, la escasez ídem, la creciente violencia y los crecientes ranchos (se ha duplicado el déficit de vivienda en los últimos 14 años), los hospitales enfermos, tienen su origen. O mejor, sus fallas de origen. 

Por ejemplo, la pre quiebra de PDVSA tiene su origen principalmente  en los 23.000 botados del 2003 (a mucha honra). A Chávez, “yoprovoquéelparo”, no le importó acabar con PDVSA, tal como la madre desnaturalizada del pasaje bíblico de Salomón. Cual si hubiera botado a los carniceros de una carnicería, a los médicos de un hospital, a los atletas de una competencia. O sea…

Similar hicieron los “revolucionarios” al confiscar Agroisleña, invadir haciendas productivas, expropiar empresas, insultar empresarios, burlarse de los elementales principios gerenciales, etc. Obedecieron al Plan de Destrucción Estratégica de Venezuela, para que nos pareciéramos más al modelo cubano y así como el lobo de la caperucita, “comernos mejor”.

Este desastre, tiene su origen en tanta desfachatez a lo largo de catorce años. La “revolución” tiene varias fallas de origen que han marcado esta ruta hacia el totalitarismo.

Primera falla de origen: el 4F. Emergieron a la política mediante un golpe de estado contra un gobierno democrático. Atacaron ferozmente La Casona, donde se encontraban la esposa e hijas del Presidente Pérez. Hubo decenas de muertos, que por cierto ni se les ocurre investigar. Similar a los golpes de estado de  Pinochet, Pérez Jiménez, Videla. La única diferencia… es que el 4F, fue fallido.

Con esa falla de origen, demuestran que no creen en la democracia, a menos que ellos ganen la elecciones, como en Cuba, donde aunque usted no lo crea, hay elecciones y el gobierno saca un asombroso 99 % de los votos.

De allí nuestras elecciones plagadas de ventajismo, la licuefacción de los poderes públicos… jugo, zumo, hugo y ahora pretenden “madurar” el líquido, para tomarte mejor. O la ledezmización a la Alcaldía de Caracas, que ahora insisten en repetir en Miranda, sin importarles que  el pueblo le haya dicho  NO a Diosdado y NO a Jaua.

Es decir… si el pueblo les gana, lo anulan.

Segunda falla de origen: las elecciones para la Asamblea Constituyente. Esto no se puede olvidar. Es muy simple, en 1999, los candidatos de la  oposición sacaron más de 40 % en esas elecciones y apenas tuvieron el 3 % de los representantes. Este exabrupto… no se puede olvidar. Da una idea del irrespeto por la representatividad de los que pensamos diferente. Allí nacen las groserías, los insultos y los golpes a los diputados y diputadas. El dedismo y el  puñismo. Al mejor estilo del comunismo cubano.

Tercera falla de origen: no revisar los cuadernos electorales.  El gobierno de Maduro está entrampado en esta falla. Mientras no revise los cuadernos, tendrá la sombra del fraude. Y esa sombra, crecerá como cuando el sol declina. Si no se cuentan… son cuento. Seguimos a la espera del TSJ.

La “revolución”, la Constitución y este gobierno, presentan serias fallas de origen. Como cuando usted compra un pantalón de marca, a la cuarta parte del precio, porque tiene una bota deshilachada, que si camina apuradito, no se nota mucho.

La diferencia es que esta  “revolución” no ha sido barata, ni la compramos en rebaja. Al contrario, nos ha resultado carísima.

UN DESTINO FALLIDO

Hitler pregonaba que el nacismo iba a durar mil años… y apenas duró trece. Esta “revolución” y que duraba hasta el dos mil siempre, y ya se le ven las costuras.

Su falta de liderazgo es otra falla de origen. Los  autócratas no forman herederos. Claro, no tienen fecha de vencimiento. Por ello, cuando se tienen que ir, nadie está preparado.

Por ejemplo, esta “revolución”. Chávez amarró el CNE, los poderes públicos, su prensa. Se basó en su gran carisma con el pueblo desvalido. Cuando le tocó irse, miró a los lados y… ni el carisma, ni el tinglado totalitario, se heredan.

Y además, con esta torta, el único país de la historia moderna que se le acaba el papel higiénico…

Este año los capitalistas de América Latina crecen y tienen inflación de un dígito,  elecciones limpias y alternabilidad.

Este comunismo nos  ha convertido en la oveja negra del vecindario. A excepción de Cuba, modelo y martillo.

Ya la “revolución”, sin logros, ni liderazgo, ni respaldo popular, no es sustentable.

En lugar de navegar en el mar de la felicidad (para los tiburones come balseros), navegamos en el mar de las dudas… mientras no se abran los cuadernos electorales.

Un solazo en la espalda. Demasiadas fallas de origen. Y el país no es pantalón. No basta caminar apuradito.

miércoles, 22 de mayo de 2013

ESTERTORES


 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 99
 

Agudice el oído. Observe la jadeante respiración. Oiga los ruidos carrasposos y entrecortados que emanan de los pulmones. Mire los ojos cansados, opacos, con un dejo de desesperación y como queriendo salirse de las órbitas. Palpe las pulsaciones anormales. A la “revolución” le cuesta respirar. Ya el aire no pasa victorioso entre los bronquios como antaño. Tanta mucosa acumulada los asfixia. Está en sus  estertores. Demasiados errores acumulados.

El primer error fue pensar que podían copiarse del modelo cubano. Destruír la democracia y destruir la economía. Destrucción Estratégica, “para comerte mejor”, como le dijo el lobo a la caperucita, curiosamente vestida de rojo rojito como nuestro obligado pueblo.

Se estrellaron con la tradición democrática de los venezolanos. López, Medina, Betancourt, Gallegos. El paréntesis dictatorial del militar Pérez Jiménez y luego los llamados 40 años. Los venezolanos actuales, hemos vivido mayoritariamente en democracia. Por ello, la llevamos en los tuétanos.  

Como advirtió el analista Rafael Poleo:

1.- Esta “revolución” es inviable.

2.- Dejarán tras ella una dictadura para contener las fallidas expectativas de las masas.

La primera parte de la observación de Poleo, se está cumpliendo. Los venezolanos observamos la inviabilidad de tanta desfachatez.

La segunda parte… hay que luchar por una salida democrática.

DESTRUCCIÓN DE LA DEMOCRACIA

Durante la “oprobiosa” y mal llamada cuarta república, hubo nueve elecciones presidenciales, siete fueron ganadas por la oposición. El árbitro era integrado por representantes de los principales partidos políticos y por independientes. Los gobiernos no hacían campaña por su partido. El almirante Larrazábal, sin estar obligado por la Ley, dejó la Presidencia para ser candidato. Puro destello de grandeza.  Raúl Leoni le entregó el gobierno al opositor  Caldera, por apenas treinta mil votos de diferencia en 1968. Aquellos eran demócratas.

Hoy no hay manera de ganarle al gobierno. Capriles pide conteo, impugna, demuestra y la respuesta es, por ahora, el silencio. Como si los poderes públicos fueran propiedad del gobierno. ¿Lo son?

Las elecciones venezolanas están plagadas de ventajismo. Los medios y las empresas del Estado trabajan descaradamente para el candidato del gobierno. El árbitro se coloca el brazalete del 4F. ¿Qué dirían los hinchas de un equipo si un árbitro se vistiera con el uniforme del equipo contrario? Eso… no es democracia.

En la Asamblea, ni dejan hablar a los opositores. No  les pagan y les pegan. El dedo de Chávez  ha sido sustituido por el puño.

Sin embargo, el espíritu democrático de los venezolanos ha impedido que puedan calcar el modelo cubano. Como dijo Betancourt, los venezolanos seguimos adelante, por arriba de las tumbas, adelante.

DESTRUCCIÓN DE LA ECONOMÍA

La otra pata de la copia al modelo cubano, es la destrucción de la economía. Y allí, si han avanzado.

PDVSA produce con el triple de gente, la tercera parte de lo que debía producir. Le debe una vela a cada santo. La refinación da pérdidas, además importamos cien  mil barriles de gasolina todos los días.  

La misma ruta sigue el hierro, el aluminio, la electricidad, las industrias. ¿Quedará algo? Han asfaltado la ruta de la escasez. Desde las invasiones y expropiaciones a los negocios, los insultos, La infiltración “socialista” en sindicatos, los recortes de divisas. Puro obstáculo. Y así quieren que los inversionistas tengan confianza e inviertan.

La consecuencia: no hay. Al revés que la Polar, donde sí hay. No hay mantequilla, papel higiénico, carne, aceite, cabillas, cemento. Los reyes de la escasez.

La excusa: los pobres. Los sin techo que viven en las casas “estadísticas”, que medio comen a precios regulados cuatro veces por debajo de la realidad, que son consumidos por la brutal violencia. Los pobres, pura excusa, porque la carencia se empeña en copiarse del dinosaurio de Monterroso y cuando el pueblo despierta… sigue allí.     

Ah! Y en 2012, el consumo per cápita de carne… es inferior en 28 % al de 1998, Fedenaga dixit. Tanto nadar para ahogarse en la orilla.

Ningún pulmón aguanta tanto desarreglo. De allí los estertores. Y ahora se culpan entre ellos mismos. 

Puro fracaso. El Desastre, diría Pérez Alfonso. Lo cierto es que, primero Chávez y luego Maduro, han resultado el mismo musiú con distinto cachimbo. El peor gobierno de que tengamos noticia los venezolanos.

Desconcertados, sin dirección. Cumplen la máxima griega: los dioses ciegan a los perdedores. Perdieron ellos y perdió el país durante catorce años. Puro estertor. Decía Shakespeare, que la noche es más oscura antes del amanecer.

PD. Tres inventos de la “revolución”:

1.- El TV por cable bidireccional.

2.- El avión caza voces.

3.- La iguana come cables.

Pura creatividad.

miércoles, 15 de mayo de 2013

AL RESCATE DE LA INDUSTRIA PETROLERA


 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 98                   
 

Comienzo por aclarar que el rescate de la Industria Petrolera venezolana, es fundamental para sacar a Venezuela del atolladero. Por ello es imperativo que los venezolanos discutamos y nos pongamos de acuerdo sobre este tema.

 

 Insistimos en el Trípode Petrolero, cuyas tres patas son:

 

1.- Industria Eficiente… cuyo logro requiere superar el desastre de PDVSA, hazmerreir del mundo y hazmellorar de los venezolanos.

 

2.- Estado capaz de manejar la Renta Petrolera… lo cual implica Reingeniería para el Estado venezolano.

 

3.-  Uso de la Renta Petrolera... que requiere un amplio consenso, y la firme intención de no repetir petroestados, que lo único que generan son mesías y revoluciones fallidas.

 

Trípode Petrolero... porque el petróleo es un fenómeno integral y como tal tenemos que abordarlo, si queremos que su mejor derivado sea la calidad de vida de los venezolanos. Lo contrario es seguir siendo un limosnero sentado en un barril: la mayor inflación del mundo, poderes públicos licuados y fluyendo hacia el liderazgo apocalíptico, la mayor escasez del mundo- este debe ser el único país  donde no hay papel higiénico.  Un Presidente que dice que ganó y no se quiere contar. ¿Para eso ha servido el petróleo?

 

PETRÓLEO ¿DISPARADOR DE POBREZA?

 

 Los recursos naturales ya no son los catalizadores de la calidad de vida. Al contrario, parecen ser los  “atrasadores”. La historia de la segunda mitad del sXX nos enseña que las sociedades que se desarrollan no son las bendecidas con recursos naturales, sino las que utilizan como recurso estratégico el  conocimiento y las capacidades gerenciales.

 

Por ejemplo: los dragones asiáticos, todo el norte de Europa, Chile, Costa Rica.

 

EFECTO VENEZUELA

El gran venezolano Pérez Alfonso, nos alertó con su ingenioso Efecto Venezuela, que para mí es el gran descriptor de nuestra historia en los últimos 50 años…y más.

 

Definió el Efecto Venezuela como el exceso de petrodólares - por encima de lo que podemos manejar- que nos haría equivalentes a un individuo que se ganara el premio gordo de la lotería y comenzara a comer siete veces al día… y se descompensara.

 

 Venezuela es un país descompensado. En lo económico, en lo moral, en lo político. De  allí este fracaso que nos enfría hasta los huesos.

 

TRÍPTICO PETROLERO

 

-Industria Eficiente: PDVSA obliga a su personal a ser rojito y tiene 120.000 trabajadores - ¿haciendo qué?

 

Hay que revertir esta realidad. Hacer eficiente la industria petrolera. Y aclaro, la industria es más, mucho más, que PDVSA. Cuando esto pase, habrá que redefinirlo todo. Buscar inversionistas para despegar el negocio. Por ejemplo, inversiones privadas venezolanas para los pozos inactivos, e inversiones privadas internacionales para los campos maduros y para la Faja. Doblar la producción en pocos años. Socios que conozcan el negocio y aporten tecnologías. No como los panas de ahora, que en general, no tienen idea.  Y hay que rescatar las explosivas refinerías.

 

Como dice el estadístico y petrolero Víctor  Silva, la inversión privada en la industria petrolera no es una opción, es una necesidad. Lo demás… es lumpia.

 

Eso sí, los venezolanos debemos controlar el negocio.

 

Pero una industria eficiente no basta. Su Renta, mal usada como hasta ahora, refleja  la vergonzosa versión de patria que somos hoy. Por ello, la segunda pata del trípode es  Estado capaz de manejar la Renta Petrolera. Si  no reformamos a fondo al Estado,  este seguirá despilfarrando la Renta y transformándola en gobiernos como el que padecemos. Además, la sociedad, debe organizarse y mentalizarse para  usar el petróleo como instrumento del despegue. 

 

Y la  tercera pata del Trípode Petrolero: Uso de la Renta Petrolera.  Mientras más te quiero, más te “apórreo”, parece advertirnos la Renta. En los últimos cien años, las épocas de mayor Renta Petrolera han sido las de mayor fracaso. Las de  improductivos mesías, miseria, inflación, violencia y hasta en revoluciones del sXIX.

 

¿Tendrá razón el economista Maxim Ross y habrá que esconder la Renta? Tal vez. Por lo pronto, su uso debería ser determinado por un ente representativo de todo el país, para evitar despilfarros, y dedicado exclusivamente a inversión.

 

 No exagero al plantear que de  los logros que tengamos en este sentido, depende el futuro de Venezuela.

 

 Un  temazo, que si no lo abordamos, seguiremos fracasando… como siempre. Hay que gerenciar la industria petrolera.

 

 

PD1: Si cambian la línea de la gloriosa Globovisión, su nuevo público será… el mismo que ve el canal 8. O sea…

 

PD2: Mendoza / Maduro. Enfrentamiento de dos filosofías: Si Hay Vs. No Hay.

jueves, 9 de mayo de 2013

¿STALIN OBRERISTA Y DIOSDADO MONAGUERO?


Rafael Gallegos 
Blog. Núm. 97 


La Historia es un animalito vivo que se empeña en repetirse. Los escenarios, los actores, los argumentos. Lo único que parece cambiar es el decorado que dan los siglos. “La vida es un escenario y todos somos los actores”, decía Shakespeare.  ¡Y qué actorazos nos han resultado a los venezolanos algunos políticos! 

Muchos de ellos, como Adán, actúan cual si abrieran el primer capítulo del libro de la vida: el primer mesías o el primer salvador de la patria. Y a la larga, resultan… los falsos profetas de siempre. Pura barajita repetida.

Así, Maduro se jacta de ser un líder obrero, como si eso per se, fuera bueno… o malo. Tan absurdo como que alguien se jacte de tener talento para operar una amigdalitis, por haber sido camillero. Lo que se requiere para gobernar bien es…  calidad de estadista. Total, el Presidente es quien “opera” al país.

El primer jefe de Estado comunista y obrerista, fue nada menos que Stalin. Y si a todos los líderes comunistas y obreros se les puede cortar con esa tijera… ¡Dios nos libre!

José Stalin en su juventud fue obrero en los campos petroleros de Bakú, a orillas del Mar Caspio. Se convirtió en un importante dirigente sindical. Allí comenzó su carrera política.

El obrerista Stalin mató toneladas de seres humanos. Históricas las purgas de Siberia. Parece que apenas llegó al poder, olvidó su origen obrero.

Tal vez y sólo tal vez, Stalin, por cierto heredero y fotocopia de Lenin,  comenzó insultando y encarcelando a todo  el que se le opusiera, como nuestro tropical presidente obrerista.

Quién sabe si Stalin le decía traidor a la patria a sus opositores, o si encarcelaba a generales como Antonio Rivero por causas que por su indefinición asombrarían al mismísimo Kafka. O si se haría el loco con solicitudes como los de la dignísima y valiente hija de Simonovic.

Lo cierto es que el obrerista Stalin mató a medio mundo. Y tenía la cachaza de querer lo llamaran “el padrecito de todas las rusias”.

Moraleja: no hay que jactarse de ser el primer presidente obrero, hay que demostrar ser capaz. Sería lo mismo que Bolívar se hubiera jactado de ser el primer presidente de origen oligarca, que lo fue.

No basta ser obrerista. Hay que ser estadista.

¿REPITIENDO EL 24 DE ENERO DE 1848?

Y en la Asamblea, Cabello ha protagonizado uno de los más tristes capítulos. Repetición del militar Tejero, quien en los ochenta agredió a los parlamentarios españoles. Y al prohibir a los parlamentarios parlamentar (¿…?), parecido a aquel general Milán Astray, quien  tuvo el tupé de, en nombre del franquismo, decir en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca y en presencia de nada menos que Unamuno: muera la inteligencia. O sea: Parlamentario, no parlares… Unamuno, no pensares. Ningún líder puede ir contra natura.

PARALELISMOS

El 24 de enero de 1848, el Congreso de Venezuela discutía su traslado a Puerto Cabello para discutir, sin turbas y sin presiones el enjuiciamiento al Presidente José Tadeo Monagas. Paralelismo 30 de abril: EL Presidente del Congreso, ante acusaciones de fraude de los opositores, solicita “reconocimiento de Maduro” y prohíbe parlar a los parlamentarios.

En los momentos en que el Ministro Sanabria exponía su Memoria y Cuenta, turbas instigadas por el partido liberal y según los deslenguados, con la simpatía del gobierno, asaltaron el hemiciclo. El resultado tres parlamentarios muertos, entre ellos el ilustre Santos Michelena. Varios ciudadanos muertos y heridos. Y sobre todo una democracia enferma que, por no parlamentar, devino en la Guerra Federal, una década después. Paralelismo 30 de abril: Varios parlamentarios de oposición, puertas cerradas y cámaras viendo al techo mediante, resultaron heridos, algunos hospitalizados y operados.

EL Presidente Monagas, al llegar al sitio, usó la trilladísima frase de “condenar la  violencia” y solicitó a los parlamentarios que se reunieran nuevamente, como si nada hubiera pasado. Paralelismo 30 de abril: El presidente Maduro, condenó la violencia, dijo que Cabello pondría orden (¿…?). En la noche transmitieron una cadena donde se podría inferir que los parlamentarios heridos intentaron “autosuicidarse”.  

Presionados, los parlamentarios del sXIX volvieron al Congreso. La excepción fue el ilustre venezolano Fermín Toro quien dijo algo así como: “podrán llevar mi cadáver al Congreso; pero Fermín Toro, no se prostituye”. Pura dignidad. Paralelismo 30 de abril: Los parlamentarios se reunieron para discutir condiciones de retorno. Quedó claro que María Corina, Julio Borges y en general todos los parlamentarios de oposición, heridos y no heridos, al igual que Fermín Toro, tampoco se prostituyen.

El futuro: en el siglo XIX, un gobierno corrupto y nepótico, que abrió paso a la Guerra Federal. Paralelismo 30 de abril: Hay que romperlo. Es imperativo rescatar la democracia.

miércoles, 1 de mayo de 2013

A PROPÓSITO DE LA VIEJA PDVSA


 
Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 96

A los emboscados y gloriosos diputados democráticos

 

                            
Llamamos vieja PDVSA, a la empresa que manejó el negocio petrolero venezolano desde 1976 hasta finales del año  2002, cuando la lobotomía empresarial provocada - a confesión de parte relevo  de pruebas - por el mismísimo “yoprovoquéleparo”.

Se trata del proceso empresarial más exitoso de que se tenga noticia en Venezuela. Y sin embargo, esta “revolución”, como al resto del país,  se encargó de acabar a PDVSA.

Ninguna confusión, no caigamos en la trampa de plantear que a la “revolución”, todo le ha salido mal.  Al contrario, si algo le ha funcionado, ha sido su estrategia de destrucción de Venezuela. Destrucción estratégica para comerte mejor. Siguiendo el modelo que los jefes cubanos han aplicado en la isla durante más de cincuenta años. ¿O es que usted cree que esta “revolución” existiría más allá del recuerdo, si produjéramos cinco o seis millones de barriles diarios?

Claro que la vieja PDVSA no era perfecta; pero funcionaba. Y sus logros no caben en este artículo.  Es innegable observar como nosotros -  me incluyo porque laboré allí 23 años hasta que fui botado, a mucha honra, en el conflicto del 2003- transformamos una empresa "mete tubos y saca tubos”,  en un emporio energético.

Las estrategias y logros fueron múltiples:

El Cambio de Patrón de Refinación, que permitió elevar la producción de gasolina en más de 200.000 barriles. En la época de las transnacionales, por cada cien barriles refinados se extraían 16 de gasolina. Venezuela era considerada productora de residuales. Luego del cambio de patrón, a cada cien barriles de petróleo, se le sacaron 42 de gasolina.

La Internacionalización. Se compraron refinerías en Europa y Estados Unidos. Se adaptaron a nuestros crudos, que iban directamente desde nuestros pozos, a  los tanques de gasolina de los clientes del mundo desarrollado. Se duplicó la  capacidad de refinación de la industria venezolana y nos hicimos los dueños de nuestro mercado petrolero.

Descubrimos y desarrollamos  campos petroleros en  Apure y Monagas. Exploramos y arrancamos la producción en la Faja Petrolífera. Desarrollamos el condominio Jose, donde entre otras cosas, se transformaba el crudo extra pesado en mediano o liviano. Ya íbamos a construir otro condominio en Guiria. Pero,  llegó el comandante y mandó a parar…

Fundamos el CIED, premiada como la mejor universidad corporativa del mundo. Fundamos INTEVEP, inventora de la Orimulsión. Rescatamos la petroquímica. Hicimos los trenes de gas. Desarrollamos la política de Inversión Social más avanzada de Venezuela, en su momento.  Y como dice la canción... y muchas cosas más.

LA GLORIOSA APERTURA PETROLERA

Que quede claro, la Apertura no fue, como dicen los trasnochados,  para entregar el negocio al imperio, sino para apuntalar la nacionalización. Resucitamos los campos maduros, logramos grandes capitales para desarrollar la faja y sin gastar- COBRANDO 2000 MM $- nos exploraron medio país. Y desarrollamos la Faja con socios que si saben de petróleo. Allí, a partir de cero, llegamos a 500.000 barriles.

 Ah!, y todos estos logros fueron realizados por… técnicos criollitos. Qué orgullo.

Luego vino el conflicto. Nos unimos a la huelga general del 2002. Lo hicimos  porque no podíamos justificar el daño que - fatal coctel de estrategia de destrucción e incapacidad- planeaba el chavismo. Lamentablemente, fuimos como Casandra. Sólo nos dieron la razón cuando el mal se había consumado en la  PDVSA rojita de hoy. Por mi parte, cada vez que observo como tratan de obligar a los técnicos a vestirse de rojo para comer, le doy gracias a Dios por estar del lado de la Gente del Petróleo.

PDVSA ROJITA  

Luego de la lobotomía empresarial. 23.000 técnicos petroleros expulsados de PDVSA. Comenzó lo que llaman la nueva PDVSA. Una petrolera en barrena. De 45.000 empleados, pasaron a más de 100.000. DE 3,3 millones de barriles, que hoy deberían ser casi 6, bajaron a 2,3 decrecientes. Nada más por esto, dejan de entrar a Venezuela más de cien mil millones de dólares al año. Eso sin contar la gigantesca deuda de decenas de millones de dólares. Ni el continuo drenaje por la deuda china, los regalos a Cuba, etc.

Por si fuera poco, las refinerías han sufrido grandes daños. La máxima expresión es la explosión de Amuay. Como consecuencia de tamaño cero en gerencia, hoy importamos gasolina. Qué vergüenza.

 Con una desfachatez fascista les dicen a los trabajadores que si no son chavistas, los botan. Debe ser un caso único en el mundo petrolero. Dictadura empresarial.

¿Qué hacer cuando esto cambie? Porque júrelo, esto va a cambiar.  Capriles será Presidente más temprano que tarde. No se pierda el próximo artículo: “Al rescate de la Industria petrolera”.