domingo, 13 de octubre de 2019

EMPRESAS MIXTAS, EL ÚLTIMO MOHICANO DE PDVSA


Rafael Gallegos    Blog  418

La Apertura Petrolera fue la segunda etapa del proceso de nacionalización del petróleo. Se trataba de apuntalar las operaciones mediante la incorporación de capital privado. Para ello se utilizó el Artículo Quinto, que en 1975 había hecho una fisura en el consenso previo a la nacionalización. Los partidos de izquierda no lo apoyaron  porque consideraron que su aplicación significaría que las transnacionales retomarían el negocio. Pérez Alfonzo tampoco estuvo de acuerdo y calificó a la nacionalización de “chucuta”. Sin embargo los entonces mayoritarios AD y Copei impusieron la aprobación del Congreso. 

Y menos mal, porque la Apertura era una necesidad en los años noventa. El estado no podía acometer los retos del negocio y requería de inversiones privadas. La Apertura, aparte de ser transparente, televisada y aprobada por el Congreso, fue un gran negocio.

En Exploración, el estado subastó y cobró millones de dólares para permitir trabajos en áreas exploratorias. Las transnacionales determinaron  unas catorce áreas que incrementaron el conocimiento de las potencialidades de hidrocarburos, que hubieran requerido al estado desembolsos por miles de millones de dólares y tal vez décadas.

En el área de producción, se escogieron campos maduros que no eran prioridad en los desembolsos de Pdvsa concentrada en Monagas y Apure; pero que generaban expectativas económicas para medianas empresas privadas, que firmaron convenios  mediante los cuales producían y le vendían a Pdvsa el crudo, a aproximadamente la tercera parte del precio del mercado. Así la empresa estatal vendía en el mercado al triple de la adquisición. Este proceso de los Convenios atrajo inversiones por 12.000 millones de dólares y generó 550.000 barriles diarios.

En la Faja Petrolífera se crearon las Asociaciones Estratégicas (entre empresas productoras y empresas mejoradoras) que activaron ese campo no convencional, atrajeron inversiones por más de 12.000 millones de dólares y generaron 620.000 barriles de producción. Los contratos determinaron una regalía de 1% y un ISLR de 34%, mejorables en la medida que se incrementaran los precios. ¿Bajos?, cierto, pero ¿qué empresa hubiera invertido con otras condiciones en un crudo costoso, y difícil de colocar el mercado? Y de paso con un precio de 15$ el barril.

En síntesis, la Apertura permitió atraer para producción inversiones por casi 25.000 millones de dólares que generaron cerca de  un millón doscientos mil barriles diarios. Casi el doble de lo que producen hoy los “revolucionarios”.

LA “NACIONALIZACIÓN” DE CHÁVEZ

En el año 2007 el gobierno, haciendo del petróleo un heroísmo y una fanfarria en lugar de un negocio y tal vez intentado emular a Carlos Andrés Pérez procedió a nacionalizar; pero lo hizo con lo ya nacionalizado. Algo así como llover sobre mojado. A las empresas de los Convenios, que eran como inquilinos, los convirtió en propietarios (¿nacionalizó?). Los agrupó en Empresas Mixtas donde ahora Pdvsa, tenía unas acciones no menores del 60%. Una medida muy discutible porque ignora lo de la acción de oro que permite al dueño del recurso imponerse a la hora de decisiones trascendentales, y requiere de más inversiones por parte del estado.

En las EM de la Faja elevó la participación de Pdvsa a 60%, incrementó la regalía de 1 a 16% y el ISRL hasta 50%. Medidas que estaban previstas en los contratos de la Apertura cuando el precio del petróleo se incrementara. La “revolución” subió los impuestos cuando el barril rondaba los 100 $. Por cierto, Exxon y Conoco no aceptaron las nuevas condiciones, se fueron, demandaron, ganaron  y observen lo caro que nos ha salido a los venezolanos el nacionalismo fatuo de la “revolución”.

En el Lago de Maracaibo “nacionalizaron” muchas contratistas, lo que llevó al acabose de los servicios petroleros y de la producción en la zona.

EMPRESAS MIXTAS (EM)

Basándonos en la excelente y esclarecedora Presentación acerca del tema del ingeniero Luis Soler, podemos afirmar que existen en Venezuela 44 Empresas Mixtas que en septiembre del 2018 producían 806.000 barriles por día. Claro hoy debe ser mucho menos. De ellas hay 18 en occidente y el resto en oriente, fundamentalmente en la Faja, donde cuatro empresas trabajan con mejoradores – más exacto trabajaban porque están inutilizados- y ¡20! como mezcladoras.

De esas 44 empresas, 18 no producen casi nada y fueron otorgadas a los países panas como Cuba (pana y jefe) y Viet Nam, entre otras “luminarias” petroleras que por cierto, producen entre todas menos de tres mil barriles.  

Es importante destacar el rol de las EM porque desde que se agudizó la debacle de Pdvsa, producen hasta el 70 u 80 % del total de la empresa. Se han convertido en el último mohicano de la producción. Claro, el ojo del amo engorda  el ganado, contrario a la desmantelada Pdvsa 100% estatal,  con una gerencia muy lejos de lo que requiere una empresa petrolera. 

Las EM se han convertido en el pivote de Pdvsa a pesar de las  limitaciones de CAMIMPEG (empresa militar que maneja los servicios  petroleros de Venezuela), y el cheque en blanco para hacer cualquier reforma en la gigantesca empresa  que le otorgaron el general presidente del millón de barriles adicionales. Petróleo en manos de militares, debe ser que Rockefeller fue capitán de milicias  y no de empresa, o que a los ingenieros petroleros nos van a poner a manejar el estado mayor.

Las EM ven mermada su productividad por la opacidad de los procesos y por esa ley que no les permite poseer  más del 40 % de las acciones.

Cuando  no éramos soberanos  Pdvsa poseía en la Faja el 40% de 620.000 barriles (250.000 barriles) y hoy en época de soberanía poseemos el 60% de 200.000 barriles (120.000 barriles)… no me defienda compadre.

Y sin echarle la culpa al bloqueo, porque este llegó cuando Pdvsa de manera insólita había declinado desde 3,5 millones de barriles hasta 1 millón. La culpa es del largo sabotaje gerencial a que han sometido a esta empresa, cuyo hito fundamental fue la exclusión de los 23.000 técnicos en 2002, hoy agrupados en Gente del Petróleo… a mucha honra.

El pensamiento petrolero venezolano ha elaborado, en equipo, un Plan de Emergencia que será aplicado en su momento, para el Rescate de Pdvsa, manejar la emergencia y Estabilizar la empresa,  y sentar las bases para la Transformación la industria petrolera venezolana.

Y este Plan  comienza por eliminar las trabas que no dejan operar a las EM a objeto que incrementen cuánticamente su producción. Por ello las EM cumplen el doble rol de ser hoy el omega de esta fatídica era, y mañana el alfa de la resurrección de la industria petrolera, que obviamente está enmarcada en el recate de la democracia y de Venezuela.   


domingo, 6 de octubre de 2019

DIÁSPORA Y XENOFOBIA… OTRO LEGADO MÁS


Rafael Gallegos    Blog  417

La diáspora no es, como pregonan los personeros del gobierno, producto de engaños de los políticos de “derecha a los venezolanos, ni de la propaganda del capitalismo, y mucho menos culpa del bloqueo. Es más simple, la diáspora es la huida colectiva de millones de venezolanos al extranjero, buscando oportunidades de vida que les ha quitado esta “revolución”.

Los venezolanos se van cansados de este comunismo tan parecido al cubano, aunque desarrollado por ruta diferente. Por sus resultados los conoceréis, veamos: al igual que en el comunismo cubano los venezolanos consumen mucho menos de las calorías necesarias, que se refleja entre otros aspectos en extremada delgadez y muchachos famélicos víctimas del raquitismo leninismo, mientras tanto lo único que se le ocurre al genial gobierno para mitigar el hambre infantil es: ¡criar gallinas en las escuelas!... Cuiden la idea no se la vayan a robar los japoneses.

Al igual que en el comunismo cubano los venezolanos andan con la ropa vieja y casi desvencijada, padecen un gigantesco retraso tecnológico, sus ciudades son desfiles de carros antiguos (Cuba) y carros viejos (Venezuela),  las neveras están vacías. En ambos países la respuesta de la población es la diáspora. Recordemos que media Cuba salió para Miami en los sesenta y setenta huyendo del hambre y la represión de  la “gloriosa” revolución fidelista.

Al igual que en Cuba, en Venezuela la infraestructura existe porque hubo gobiernos anteriores. Observemos en cualquier ciudad las calles rotas y sucias, la inexistencia de obras nuevas, los negocios cerrados o vacíos, la mitad del tránsito automotor paralizado y la otra mitad canibalizado. La vida nocturna es como la canción, “recuerdos de un ayer”. ¿Recuerda la invitación a un cafecito sacando un sencillito del bolsillo?

Como en todo comunismo que se respete la gente no paga luz pero no tiene servicio eléctrico, no paga agua pero el servicio es tan malo que tiene que gastar un dineral – si puede- en cisternas. Ah!, y un sistema de internet desactualizado, que de paso en Cuba ni siquiera  existe para el ciudadano común.

Aunque usted no lo crea en los foros internacionales como por ejemplo la ONU, el gobierno plantea que el “imperio” le tiene rabia (y hasta envidia) por sus éxitos  y se jacta que hay hospitales gratuitos aunque no aclaran que están más enfermos que los pacientes, que todos los niños y jóvenes tienen escuelas obviando que están en buena parte destartaladas y que los sueldos a los profesores y maestros son tan “nada” que estos han preferido, al igual que los médicos, integrarse a la diáspora.

Y la guinda de la torta (que han puesto) es el salario. ¡Treinta veces! por debajo del nivel de un dólar diario que la ONU determinó como frontera del hambre. Y los dos salarios mínimos más bajos de América – adivine- Venezuela y Cuba…

El comunismo ha devenido en máquinas de producir hambre, con el vergonzoso agravante que esta “revolución” se ha constituido en la primera hambruna petrolera de la historia.

Y el presidente de Cuba, en un acto que por supuesto no es considerado  injerencismo por la “revolución”, habla de la Venezuela de maravillosos hospitales, escuelas y ayudas hospitalarias, luz y agua gratis, que a su entender colocan el salario mínimo muy lejos de los vergonzosos 40$... en casi 300 $. Sin comentarios.

La estrategia  de implantación de este comunismo supera a la cubana. No expropiaron de un golpe como Fidel, sino que aplicaron le teoría de la rana hervida e igual acabaron con la producción. No montaron la dictadura desde el primer día; pero igual han acabado con elecciones limpias y  han implantado un ventajismo insuperable. Pero  eso no es obstáculo para que se jacten de tener el mejor sistema electoral del mundo.  

Y la “revolución” venezolana ha hecho cosas que no ha podido hacer la cubana: acabar con el Metro (en Cuba no hay porque eso es para los oprobiosos países capitalistas), acabar con Pdvsa, con el Guri, con la CVG y con tantos portentos que la democracia implantó en pocas décadas. Y sus barbaridades económicas, que no Trump,  provocaron una hiperinflación  única en la historia de Venezuela y tal vez de América Latina.

¿Y POR QUÉ LOS VENEZOLANOS SE VAN DE VENEZUELA?

Está más que claro que la gente se va porque no puede vivir en Venezuela. Se los lleva el estómago vacío, las carencias, el miedo, la desesperanza. Y las familias están rotas, porque estemos claros, el internet no sustituye el abrazo de una madre, menos cuando hay centenares de miles de menores de edad criándose solos porque sus padres los dejaron aquí con la esperanza de mantenerlos a punta de remesas. ¿Para eso fue el 4F?

Aunque parezca tautológico hay que expresar que Venezuela es el único país del mundo donde no somos musiues. Los venezolanos se van a sobrevivir, a colgar los títulos y trabajar  en lo que sea. Más de cuatro millones, casi 15 de cada 100 venezolanos. Y lo que falta, porque esto empeora cada día. Pura destrucción estratégica, acabar con el país para gobernarlo por toda la vida (modelo made in La Habana).

Se van porque tienen derecho a vivir. Y punto.

Y el gobierno dice haber regresado con su Vuelta a la Patria, a 15.000… de 4 millones de emigrantes. Menos mal que la ONU les va a dar 200.000.000 $ para traerse a los venezolanos que viven en Perú. Sólo falta que pidan 5.000.000.000 o algo así para hacer una vuelta a la patria en todo el mundo y acabar con la diáspora. Que negoción.

Sería maravilloso que regresaran los 4 millones de compatriotas, pero bajo los esquemas actuales, ¿de qué vivirían? Y, ¿quién pasaría las remesas que salvan la vida a tantos?

Dejen la fanfarria, si en realidad quisieran que la gente regresara, tendrían que revertir esta revolución. O sea, acabarla. Ese es el único camino para que finalice  la diáspora y comience a resucitar este casi ex país.   

Porque la diáspora y esa humillante xenofobia, son simplemente el legado de destrucción de Venezuela que nos han dejado estos veinte años.




domingo, 29 de septiembre de 2019

RECUERDOS DE MI PADRE



Rafael Gallegos    Blog  416

Muy poco uso esta columna para tratar aspectos personales. Sin embargo creo que mi padre, el queridísimo e inolvidable Rafael Gallegos Ortiz,  hizo una vida cuyo anecdotario podría ser muy útil porque la dedicó con pasión a la política y a la cultura, a la  lucha sin tregua para restablecer la democracia cuando la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y a mantenerla durante la república civil.

Pienso que recordar  pasajes de su vida puede ser una referencia útil para ilustrar la acción en estos álgidos momentos, y una manera de evitar que su labor caiga en el olvido, en este pueblo tan desmemoriado que ya va creyendo que Rómulo Gallegos es apenas una avenida del este de Caracas.

Pienso con él que los pueblos que no conocen su historia tienden a repetirla…hasta que se la aprendan.

Mi padre hubiera cumplido 97 años este mes. Tal vez la cercanía de los cien - Borges decía que sentimos fascinación por el sistema decimal – me inspira a recordarlo.

VUELTA A LA PATRIA

En 1958 regresó del exilio en Ecuador. Había participado en la clandestinidad con AD y fue preso y exiliado del régimen de Pérez Jiménez.  Cuando  la presidencia de Rómulo Gallegos, fungió como secretario general de AD en Mérida y fue diputado de la Asamblea Legislativa de ese estado.  

Las limitaciones económicas  que sufrió mi familia en ese exilio – ninguno es fácil, ni los de antes ni los de ahora – se refleja en la siguiente anécdota: ya en Venezuela, en la casa de mi queridísima tía Dulce, estábamos almorzando chuleta y  papá comenzó a picar la carne de una. En esas yo asombré a los comensales  cuando comenté:

-      Papá, los adultos no comen carne de chuletas, se chupan los huesos.

CARACAS

Le ofrecieron y aceptó la Dirección de Cultura de la UCV. El Rector era el Dr. Francisco De Venanci. Cuando vino Fidel Castro a Venezuela en su primer viaje oficial al extranjero, el presidente electo Rómulo Betancourt comisionó a mi padre para participar  en el en el comité de recepción.

De esta manera, él pudo palpar el recibimiento de héroe que le dieron al nuevo mesías y a su comando. Los guerrilleros, jóvenes (el más viejo era Fidel y tenía 30  años), uniformados y barbudos parecían estrellas de rock. Las mujeres se les encimaban, les arrancaban los pelos de las barbas y hasta los botones de los uniformes.

En una ocasión Fidel llamó a mi padre a su habitación en el Hotel Tamanaco. Allí los guerrilleros, sin camisa y en calzoncillos comían en el piso o en cualquier lado del cuarto. Fidel le dijo, por favor explícame acerca del panamericanismo. Mi papá empezó a decirle lo que sabía y Fidel ni le hacía caso y hablaba con los demás. Para su asombro, cuando terminó de hablar, el comandante le mostró total comprensión de su narrativa  cuando le dijo esto me gusta, esto no, esto lo voy a decir de esta manera en el discurso, y esto de la otra.

En otra oportunidad papá le preguntó a Castro por qué  teniendo tanto respaldo popular  no convocaba a unas elecciones.

-      Basta que los opositores metan un solo diputado en el Congreso para que no pueda hacer lo que tengo pensado… - fue la respuesta del comandante.

Al finalizar el periplo por Venezuela, el comandante Castro lo invitó a visitar Cuba. Saliendo hacia La Habana, ocurrió un accidente en Maiquetía. Una hélice descabezó a uno de los guerrilleros. Los cubanos lloraban como unos muchachitos por el compañero muerto – contaba mi padre.

En Cuba, los nuevos gobernantes  lo invitaron en una ocasión a visitar a los presos que iban a fusilar al día siguiente.

-      Claro que les dije que no – me comentaba al referir la historia. 

REPÚBLICA DOMINICANA 

Mientras fue  Director de Cultura de la UCV desempeñaron labores en ese despacho varios exiliados dominicanos. Entre ellos el excelente cuentista y futuro presidente derrocado Juan Bosch. Cuando crearon el “Comité pro Liberación de Santo Domingo”, a mi papá lo nombraron Secretario Ejecutivo. Tal vez ese secretariado, aunado a sus artículos de prensa y la orientación antitrujillista  del  programa de opinión de RCTV patrocinado por la UCV “Venezuela mira su futuro”, que él moderaba, lo hicieron casi víctima de un atentado.

Un domingo estaba trabajando en su oficina y llegó a visitarlo mi hermana mayor Anela. Al momento de pararse a saludarla  y decir hola hijita… una gigantesca lámpara se desprendió del techo y cayó sobre la silla de su escritorio, de donde se acababa de levantar mi padre. Las investigaciones dieron con un trabajador que confesó y detectaron que la orden venía de la dictadura dominicana.

En esa época, año 59, había tres polos políticos en América Latina: Betancourt, Fidel y Chapita.  Los dos primeros se aliaron para derrocar a Chapita mediante una invasión desde Cuba. El entrenamiento fue de meses. En su condición de secretario ejecutivo del “Comité pro Liberación de Santo Domingo”, mi padre hizo acto de presencia en La Habana.

Los patriotas, dominicanos, venezolanos y cubanos, salieron desde el aeropuerto de La Habana el 14 de junio. Vía aérea, el día anterior habían salido unas lanchas. El líder de la operación era Enrique Jiménez Moya. Los  despidieron como héroes en medio de lágrimas y llantos, en presencia de Castro. Al rato debió salir una segunda expedición. Pasó el tiempo y nada. Se dijo que Castro fue amenazado de una invasión por los Estados Unidos, amigos del dictador  Trujillo. Y Castro… lo dejó así.

Apenas sobrevivieron seis de los 196 expedicionarios. Una mortandad. Pero ese evento marcó el inicio de  la caída de Chapita, quien sería víctima de un atentado dos años después.

Otro día, antes de sus cien años de nacido, seguiré recordando a mi padre. Y Dios me de salud y gobierno para publicar sus obras completas.

Mientras tanto, su eterna presencia nos seguirá inspirando  en esta lucha sin cuartel por el restablecimiento de la democracia.

domingo, 22 de septiembre de 2019

¿PETRÓLEO POR ALIMENTOS?


Rafael Gallegos    Blog  415

Venezuela antes exportaba cerca de tres millones de barriles de petróleo y ahora exporta cinco o seis millones… de personas. Durante la república civil el país  era percibido en el mundo como exportador de petróleo, telenovelas y mises. Hoy quebraron a Pdvsa; nuestros artistas - incluyendo las estrellas - tienen que madrugar haciendo castings en el extranjero para lograr trabajitos de principiantes, y nuestras bellas mises han cesado los triunfos internacionales.

Ahora se les ocurrió, como “acuerdo” del polémico diálogo del gobierno con los mini partidos, la propuesta de intercambiar petróleo por alimentos. ¿Sabrán qué significa y que procedimientos conlleva? Aunque no supone nada raro en la ruta de “avance comercial” a paso de perdedores, a que nos han acostumbrado.   

¿Qué veinte años no es nada?...pregúntele a los venezolanos.

La propuesta de intercambiar petróleo por mercancías ya es una  rutina  para la “revolución” en su trato con los países “panas”. Nicaragua ha materializado el canje de petróleo por pantalones, y Cuba ni hablar: petróleo por maestros, médicos, jefes y espías. Y aunque usted no lo crea, en el balance le quedamos debiendo divisas al comunismo cubano. Habrase visto.

LAS SANCIONES DE IRAK

Nos retrotraemos a la sanciones de Irak porque la experiencia de “Petróleo por Alimentos” (PPA), surge en el marco de la invasión de Irak a Kuwait en agosto de 1990, cuando Hussein, con su ego hinchado se creyó su leyenda y quiso tomar posesión de los recursos petroleros su vecino.

Hussein se había convertido en el policía del petróleo del mundo árabe tras la larga guerra – 1980-86 – contra el Irán del Ayatola Komeini, apoyado por la URSS y enemigo declarado de los Estados Unidos. 

Apenas habían transcurrido siete días de la invasión a Kuwait cuando la ONU comenzó a aplicar sanciones a Irak. Le prohibió el libre comercio, las negociaciones financieras y los vuelos para importación o exportación de mercancías, a excepción de alimentos y medicinas.

En enero de 1991 Irak fue  derrotado por las fuerzas de la ONU y de Estados Unidos.  No se le permitió producir petróleo más allá de lo muy elemental. Arabia Saudita le sustituyó en la producción de petróleo y de paso se convirtió en el nuevo policía petrolero de la zona… hasta el atentado a las Torres Gemelas. Pero eso es otra historia.   

PPA

Luego de más de cinco años de sanciones, en 1996, se implementó para Irak el Programa Petróleo por Alimentos (PPA). Buscaba que los iraquíes vendieran petróleo para comprar bienes de primera necesidad y excluía materiales y equipos  que pudieran ser utilizados con fines militares.

El procedimiento era que Irak vendía hidrocarburos, sus clientes le depositaban en un fideicomiso. Ese dinero se distribuiría tomando 30% para daños ocasionados a  Kuwait, 17% para pagar gastos de guerra y el resto a disposición de Irak, bajo estricta supervisión de a ONU.

Con altibajos, diferencias por inspecciones de sustancias y armamentos dentro de Irak y la declaración de Bush hijo acerca del Eje de Mal Irak, Siria y Corea del Norte, el PPA se mantuvo hasta el año 2003, cuando sacaron a Hussein del poder y lo ajusticiaron.

¿PETRÓLEO POR ALIMENTOS PARA VENEZUELA?

Hay parecidos y diferencias con el caso Irak. En primer lugar las sanciones de Irak eran promovidas por  la ONU, las de Venezuela por Estados Unidos. ¿Negociará Venezuela con Estados Unidos petróleo por alimentos? ¿Es este un Plan B en caso que no puedan eliminar las sanciones?

En segundo término, un PPA implica un fideicomiso cuyo uso sería de estricto control por parte del sancionador. ¿Venezuela dejará que USA le maneje los reales?

Y en  tercer lugar, a Iraq le bastaba con abrir los grifos para vender petróleo. Y aquí surge una pregunta fundamental: luego de la destrucción de Pdvsa, ¿Venezuela está en condiciones de elevar la producción de hidrocarburos? ¿Qué volumen de petróleo vamos a intercambiar por alimentos?... Venezuela ha transitado el despeñadero desde primer exportador de petróleo del mundo durante 40 años, hasta ser nostálgicos espectadores del mercado cuando se produce el alza de los precios de crudo. Ya somos casi un país ex petrolero… y sin echarle la culpa a las sanciones.

LEVANTAMIENTO DE SANCIONES

Para el gobierno, o mejor para Venezuela,  lo más conveniente es revertir las causas que provocaron las sanciones, cuyo levantamiento no depende de la oposición, sino de Estados Unidos.

Las causas, y no nos engañemos, tienen que ver con las molestias que causa la diáspora en los países huéspedes; con la amenaza  totalitaria que encierra la distorsión de la democracia venezolana, con los centenares de presos políticos, la licuefacción de poderes, el desconocimiento de la oposición, las tramoyas electorales. Todo ese tinglado  que ha conllevado a  la destrucción estratégica de Venezuela y al hambre de una población que no puede vivir con dos dólares al mes y consumiendo un 80% menos de alimentos. 

Cierto que las  sanciones nos perjudican; pero no tanto como los veinte años de sanciones a que nos ha sometido el régimen.  No hay que olvidar que una las primeras fue aquel  “exprópiese”, que encerraba en su seno la destrucción de la empresa privada y de libertades  que  hemos padecido. Las sanciones norteamericanas apenas son la guinda de la torta, llegadas a última hora como para certificar el desastre.

La manera más efectiva de acabar con las sanciones, es restituir la democracia.

PD: Sorprendidos y adoloridos con la infausta noticia del fallecimiento de nuestro apreciado amigo Francisco Javier Larrañaga. Hombre sencillo, íntegro, brillante y un luchador a tiempo completo por la restauración de la democracia. De esas personas imprescindibles por su indeclinable batallar por sus valores y su inmenso Don de gente.  A su muy bella familia - un reflejo de lo extraordinario de su vida - toda nuestra solidaridad. Su memoria queda viva como un maravilloso ejemplo para quienes le conocimos. Paz a tu alma, Javier.

        


domingo, 15 de septiembre de 2019

LA REINVENCIÓN DEL PETRÓLEO (II/II)

Rafael Gallegos    Blog  414
Decíamos en el artículo anterior que la recuperación de la industria petrolera debe ser sistémica y sin parchetes. Que no se trata de contratar a inversionistas aislados para que hagan trabajos aislados. Que el daño a Pdvsa es gigantesco y que la recuperación de la industria debe ser precedida por análisis de la totalidad de ésta. Afortunadamente el pensamiento petrolero, agrupado en diversas instituciones y personalidades, ha trabajado este aspecto, en equipo y por casi dos años. El resultado es el Plan para superar la   Emergencia de Pdvsa, activable cuando haya  un cambio político. Y a corto plazo la creación de una nueva industria petrolera, para lo cual se está elaborando la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos con amplia participación, como debe ser.
La nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos debe tomar en cuenta tres necesidades fundamentales de este momento:
1.- Necesidad de Inversiones… Proyectar Seguridad a las inversiones. Nadie va a colocar cientos o miles de millones de dólares para que se los expropien, o para que se pierdan en la burocracia o en injustas decisiones de los tribunales.  Esas reglas y praxis claras corresponden a la industria petrolera y al gobierno nacional.  
La nueva Ley debe ampliar el abanico de inversiones para que Venezuela pueda, al igual que los países petroleros de América Latina, elaborar Rondas de Licitación de Campos  que permitan a los inversionistas del mundo asociarse mediante modelos de Ganancias Compartidas, Concesiones, Empresas Mixtas, Contratos de Servicios y todas las modalidades que redunden en beneficio mutuo. Igualmente hay que  llevar los proyectos petroleros a la bolsa de valores.
Muy simple, competir para reinstalar a Venezuela en el escenario petrolero internacional.
2.- Necesidad de Despolitizar… Hay que crear estructuras organizativas que impidan a los políticos tomar decisiones a discreción, que perjudiquen la productividad del negocio y empobrezcan al país. A tal efecto en los países latinoamericanos funcionan las llamadas Agencias de Energía.
En Venezuela aplicaría la Agencia Nacional de Energía que se encargaría de otorgar los contratos a los inversionistas y de monitorearlos. Sería autónoma, dependiente del Ministerio de Petróleo e integrada por miembros del gobierno, los gremios, la academia, las empresas y otros, electos por tiempo definido.
El Ministerio se encargaría de la elaboración de las Políticas, (aspectos sistémicos, OPEP, empresas en el extranjero) y del seguimiento fiscal y operativo.
Igualmente hay que diseñar una especie de Holding muy específico (estado - empresas privadas) que coordine y armonice la operación integral de todas empresas hidrocarburos.
La idea es minimizar la discrecionalidad del Estado en el manejo de esta poderosa industria. A tal efecto, la nueva Ley también deberá - y esto sería una novedad, parte de la Reinvención del Petróleo…- incluir el impacto de los hidrocarburos el País. Veamos:
3.- Necesidad de planificar el Impacto de la Industria de Hidrocarburos  en Venezuela…  Hay que superar el esquema rentista. A la industria petrolera hay que observarla como generadora de Beneficios. Estos Beneficios, además del ISLR y la Regalía, incluyen la Economía Conexa, la Petroquímica, la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y la aplicación de Energías Alternas.
Es decir: Beneficios= ISRL+ Regalía+ Economía Conexa+ Petroquímica+ RSE + Energías Alternas
La Ley debe contemplar estrategias en un abanico que va desde el pozo, hasta la calidad de vida. Allí radica el secreto en la construcción de un país de desarrollo sustentable. Se propone:
-      Utilizar el ISRL sólo en inversiones que sean aprobadas por un ente específico.
-      Dejar un alto porcentaje de la   Regalía en las zonas que la generan y sólo utilizarla en inversiones.
-      Planificar la Economía Conexa a objeto de desarrollar las zonas petroleras de manera que no se conviertan en pueblos fantasmas cuando el petróleo deje de ser el motor de la zona.
-      Utilizar la Petroquímica como el pivote de la industrialización, es el petróleo del futuro.
-      Aplicar la RSE para en primer término, elevar la calidad de vida de las zonas aledañas a la industria petrolera, y en segundo lugar generar una nueva dinámica económica.
-      Impulsar las Energías Alternas, imprescindibles para generar nuevas realidades energéticas donde Venezuela tiene mucho potencial: solar, eólica etc.
Se trata de utilizar estratégicamente a  la industria petrolera como un eje concéntrico irradiador de prosperidad. Una industria próspera para un país próspero. Reinventar la relación petróleo país. No hacerlo así significa repetir nuestro eterno esquema, de boom en boom y de fracaso en fracaso.
REINVENTAR EL PAÍS
Pero desengañémonos, si se reinventa el petróleo y no se reinventa al país, poco se habrá hecho. No es suficiente una industria petrolera de primer mundo, hay que orientarla a crear un país de primer mundo. Por ello, además de la Estrategia de Impacto de los Hidrocarburos en Venezuela, hace falta rediseñar un nuevo país. Reinventarlo, de manera que las estrategias de impacto encuentren terreno fértil y no signifiquen arar en el mar.  
Es imperativo un cambio no solo de gobierno, sino de modelo. ¿Difícil?, sí; pero lo contrario… es más de lo mismo.
Reinventar el país pasa por re-institucionalizarlo, descentralizarlo, democratizarlo. A la  Constitución actual hay que corregirle muchas fallas: Ese Presidente eterno, seis años que se repiten y se repiten, hay que sustituirlo por digamos, cuatro años y una sola reelección. Hay que volver al Congreso Nacional (Senadores y Diputados) en lugar de esta Asamblea Nacional. El CNE con puros “independientes”, lo que ha traído es un ministerio electoral, es mejor  sincerarse y dejar en su dirección los partidos más grandes como antes, y algunos independientes.
Un tópico fundamental es dar prioridad a la empresa privada. Disminuir el tamaño del Estado, y el excesivo poder presidencial, ¿qué tal un primer ministro? Hay que aplicarle Reingeniería al Estado venezolano. Cambios radicales porque estamos muy lejos de cumplir los objetivos.
Reinventar el Petróleo y Reinventar a Venezuela. Son dos… ligaditos. Lo contrario es cambiar al gobierno (que va a suceder) y sentarse a esperar en diez años otro Chávez más aprendido.

La reinvención empieza ya.

domingo, 8 de septiembre de 2019

LA REINVENCIÓN DEL PETRÓLEO (I/II)

Rafael Gallegos    Blog núm. 413

Al revés del Rey Midas quien todo lo que tocaba se convertía en oro, esta “revolución” se ha transformado en “el Rey Sadim” y todo el oro que toca lo convierte en miseria. Tocaron el agro y lo convirtieron en erial, tocaron el parque industrial y lo convirtieron en parque fantasma, tocaron la educación y la convirtieron en ignorancia y atraso… tocaron a Pdvsa y transformaron el petróleo en hambre. El “toque” a Venezuela ha sido explosivo. El petróleo, otrora pivote de nuestro desarrollo, está jadeando y requiere, al igual que el país, ser reinventado.

HIDROCARBUROS: PÉSIMOS RESULTADOS

Rockefeller dijo que el mejor negocio del mundo era una empresa petrolera bien administrada, y que el segundo mejor negocio del mundo era una empresa petrolera mal administrada. No estaba en sus cálculos  pensar en el escenario de una empresa petrolera quebrada. Si él pudiera observar los resultados de la Pdvsa roja, sorprendido y tal vez desesperado arañaría su tumba. Producción en picada, refinerías destartaladas, personal botado en 2003 (23.000 trabajadores) y hoy en día personal en fuga, y lo peor, la cuantiosa renta petrolera utilizada para destruir a Venezuela.

Nada que ver con la Pdvsa azul, que fue calificada como la segunda empresa petrolera del mundo. Claro, no podemos hacer un ejercicio de inocencia creyendo  que la solución es volver a la Pdvsa azul. En todo caso esa es una nostalgia… irrepetible. Primero porque no se trata de un cuento de hadas. A los resultados positivos los de la nacionalización, los acompañan el petroestado que facilitó  a Chávez un comportamiento monárquico y la creciente marginalidad que no fue casual y hay que estudiar sus porqués. Además, recuperar Pdvsa requeriría la misión imposible de reconstruirla sobre los restos de este desastre que es la Pdvsa roja, contrario al proceso de nacionalización que arrancó de unas transnacionales organizadas, con valores y  con inercia positiva. La Pdvsa roja es una Pdvsa escombro. 

Pdvsa no es recuperable; pero ojo, la industria petrolera sí, y más que eso es necesario  reconstruirla y para ello es imperativo reinventarla. Hay muchas ventajas competitivas y comparativas: gigantescas reservas, personal venezolano con vastos conocimientos, tradición hidrocarburífera de más de cien años,  y una infraestructura seguramente averiada pero con posibilidades de reparación. Claro que Venezuela tiene futuro petrolero; pero pasa por una óptica diferente.

NUEVAS PREMISAS

El mundo de los hidrocarburos ha cambiado significativamente en los últimos 20 años. La industria que se planifique tendrá que considerar las nuevas premisas, que destacamos a continuación:

-      Las reservas de hidrocarburos no se van a agotar… El Pico de Hubbert, que planteaba la decadencia de producción de Estados Unidos a partir de 1970, quedó desmentido con la resurrección de la producción norteamericana por efecto del petróleo y gas de lutita. Igual los avances  tecnológicos han permitido cuantiosos descubrimientos, tantos que ahora se habla de Pico de Demanda, es decir que no se agotaran las reservas petroleras, sino que las energías alternas las dejarán en el subsuelo.

-      La producción de hidrocarburos de lutita… Permitieron a Estados Unidos revertir su decadencia y pasar de 6 millones de barriles a 12, creciendo. Un gran cambio geopolítico. Las reservas de gas de lutita superan el volumen convencional. Otros países avanzan en su explotación y los hidrocarburos se han convertido en un mercado de sobreoferta, que obligará a competir más que en los años anteriores.
 
-      Las Matrices Energéticas… Por lo menos  hasta el 2040 las proyecciones indican que la demanda de hidrocarburos crecerá paulatinamente. La transición energética ha sido mucho más larga de lo que se consideraba.  

-      El cambio climático… Hace necesario acelerar energías limpias. La industria de los hidrocarburos se ve forzada a desarrollar tecnologías menos contaminantes a lo largo de toda la cadena de valor. Ya se habla, por ejemplo, de enterrar el CO2.

-      La OPEP… No tiene la influencia de antes. Sin embargo en los últimos años ha efectuado recortes que sostienen los precios. Por otra parte los conflictos árabes como el de  Arabia – Irán, o las sanciones norteamericanas a Irán influyen en el alza de precios, claro con el gigantesco riesgo nuclear.   

-      Ex Monopolio… Ya Venezuela no tiene el monopolio energético de América Latina. Presal de Brasil, Vaca Muerta de Argentina, las reservas de México y otros países, dinamizados por las Rondas de Licitación, obligan a los venezolanos  a proyectar seguridad jurídica y diseñar esquemas muy competitivos para atraer las inversiones.
  
-      La Faja… En este ambiente la Faja tiene mucha competencia. ¿Será rentable?... depende, de los esquemas de inversión y de la calidad de los proyectos. Canadá para producir que tala el bosque, saca el petróleo con palas, lo envía para procesamiento, le extraen el petróleo a la tierra, la cual regresan a su sitio y vuelven  a sembrar el bosque, y produce más de 3 millones de barriles… si los canadienses pueden, nosotros también. 

EL RETO

Es imperativo planificar el rescate de la industria petrolera de manera sistémica. Es decir, desde el pozo hasta la calidad de vida… y sin parchetes. No se trata de llamar unos inversionistas aislados, sino de estudiar el todo y a partir de allí diseñar una estrategia. Es necesario poseer una industria de alta calidad que tenga como Misión: 1.- generar divisas para el desarrollo -no el rentismo- del país, 2.- satisfacer el mercado interno (gas, gasolina, diésel), y 3.- proveer a la industria eléctrica de los insumos necesarios.

Y además, que los Beneficios del Negocio (ISRL, Regalía, Economía Conexa, Responsabilidad Social y Petroquímica) sean orientados hacia el desarrollo sustentable del país. Nada ganamos con una industria de primera si no logramos que sus beneficios impulsen una sociedad próspera. Una industria próspera para un país próspero.

La futura industria de los hidrocarburos requiere de tres “altas”: altas inversiones, alta tecnología y alta gerencia. Por cierto, de las tres adolece la Pdvsa roja. 

Continuará…

domingo, 1 de septiembre de 2019

DIÁSPORA Y DECADENCIA


Rafael Gallegos    Blog núm. 412

Se vacía Venezuela. Millones de compatriotas han abandonado el país. Las proyecciones indican que de seguir esta situación se incrementará la cifra. Y al gobierno - no darle pena- lo único que se le ocurre para contrarrestar este grave fenómeno es su escuálida “Vuelta a la Patria”. Con la fanfarria que los caracteriza  retornan a los emigrantes  de cien en cien. Así tardarán miles de años en devolverlos. Claro que al gobierno lo que le importa no es que regresen… sino la propaganda. 

Venezuela ahora es un  país de viejos. Un deslenguado me dijo que hay tanta tercera edad en los bancos que es preferible tomar los tickets de atención normales, sobre los preferenciales.

Un país sin médicos. Sin profesionales ni técnicos. Venezolanos que huyen de los comercios cerrados, de las noches citadinas vacías y peligrosas, de los parques industriales fantasmas. Un país invertebrado. Con precios dolarizados y sueldos evaporados. 

La gente se va de Venezuela porque esta “revolución” no le ofrece alternativas de sobrevivencia. Contrario a la  tradicional inmigración que existió el siglo pasado, hasta que llegó el comandante y mandó a parar… la producción.

¿Por qué será que ningún venezolano emigra hacia Cuba, o Nicaragua, o Bolivia? Puro capitalismo: Estados Unidos,  Colombia, Panamá, Chile, España, Perú, Ecuador y paremos de contar.

Ya no hay salario mínimo, sino salario microscópico. Tres o cuatro dólares, si acaso, al mes. Qué vergüenza, en Haití es más de  cien dólares. En Chile casi 500. En el oprobioso capitalismo norteamericano ocho dólares, la hora. El sueldo con que se remunera a venezolanos por un mes de trabajo, lo consiguen  los chilenos en dos horas y los haitianos en un día. Y un norteamericano, ni se diga… en media hora. Somos el país más pobre de América.

Esta diáspora, que por su caudal y volumen incomodan hasta la desesperación a muchos países americanos y europeos, es producto de la política de destrucción estratégica (lobo feroz) “para comerte mejor”. Similar a la  Cuba de los sesenta, cuando buena parte de su población se mudó a Miami.  A los proyectos comunistas les estorban las clases pensantes y trabajadoras.

LA LEJANA DIÁSPORA ESPAÑOLA

Cuando los Reyes Católicos Fernando e Isabel expulsaron a cientos de miles de  árabes y judíos (diáspora decretada), España quedó desvalijada. Fábricas, agricultura, industrias. Madrid disminuyó de cuatrocientos mil a doscientos mil habitantes (¿por cuántos habitantes irá Caracas?), Sevilla pasó de 1600 telares a 300 y Toledo de 50 manufacturas de lana a trece (En Venezuela las industrias han disminuido desde 13.000 hasta 2.500). A la  diáspora se aunó el  rentismo español  con  el oro y la plata americana. Los españoles importaban los lingotes, los vendían y vivían de su renta. Similar al rentismo venezolano.

Luego cuando Lutero y Calvino, España (tras el Concilio de Trento) desechó las ideas de avanzada de los Jesuitas, profundizó el ya demodé absolutismo y casi que resucitó la Inquisición, contrario a una Europa que se abría a la modernidad. Algo así como los socialistas venezolanos que tratan de imponer un decadente y pasado de moda socialismo, ante un mundo que ha demostrado con creces que la empresa privada con contenido social es el motor de la prosperidad.

Diáspora, rentismo y desactualización ideológica. Un coctel decadente  que disminuyó a  España. De ser una potencia, se convirtió en uno de los países más atrasados de Europa hasta mediados del siglo XX.   ¿En qué se les parece a Venezuela?

VENEZUELA

Cuando esto pase, que va a pasar, ¿cuánta falta harán los médicos, ingenieros, contadores, administradores, abogados, técnicos, comerciantes y obreros que se fueron a agregar valor a otros países? ¿Cuántos de ellos podrán volver? ¿Hasta dónde nuestra  decadencia será irreversible?

Eso sin contar el daño que le ha causado al alma nacional tanta familia rota.  Padres e hijos que sustituyen el insustituible abrazo cotidiano por una computadora… claro mientras  la “revolución” no acabe con las redes.  La ilusión más grande de los padres es poder visitar esporádicamente a los hijos en sus nuevos países. Y siempre con el temor que la “revolución”, siguiendo a sus panas y jefes de la revolución cubana, acabe con los pasaportes.

Una tragedia de pueblo de la que somos espectadores y víctimas. Aunque, ojo, esto no quiere decir derrotados.

Recordemos cómo nadie podía creer cuando el muro de Berlín cayó como piezas de dominó, o cuando Gorbachov demostró que no hay peor cuña que la del mismo palo. Hoy presenciamos un guanteo parejo entre una “revolución” sin pueblo y repudiada internacionalmente, y una  naciente democracia.

Pilas y guáramo siguen siendo nuestras primeras necesidades. La meta debe ser, brincar por arriba de las tumbas como diría  el gran Rómulo Betancourt. Revertir la flecha del monumento cromático de Maiquetía.

Venezolanos en Venezuela. Y punto.