martes, 17 de enero de 2017

23 DE ENERO VS 4 DE FEBRERO


Rafael Gallegos    Blog núm. 280

El 23E y el 4F no son lo mismo ni se escriben igual. Es imprescindible diferenciar estos eventos, sobre todo estos días de tanto riesgo de caer en el totalitarismo… si no nos ponemos las pilas.

El 23 de Enero fue un movimiento cívico-militar contra una dictadura militar y realizado por demócratas. Su gestación ocurrió unos años antes, en los albores de la dictadura de Pérez Jiménez, manifestándose principalmente por la heroica  resistencia encabezada por  Acción Democrática y el Partido Comunista. El costo en cárceles, torturas, muertes y exilios fue terrible. Al final la alianza entre civiles y militares, entre los que destacaron la Junta Patriótica y militares demócratas encabezados por el almirante  Larrazábal, logró dar al traste con la dictadura e implantar el período más próspero, con todos sus defectos, de la historia de Venezuela.

El 4 de Febrero fue un movimiento militar-cívico contra el gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez. Su gestación ocurrió unos años antes, luego de la derrota que le propinó la democracia a la guerrilla comunista. Algunos guerrilleros y el movimiento internacional encabezado por la revolución cubana y el gobierno libio, entre otros, elaboraron un plan de largo plazo para infiltrar a las fuerzas militares venezolanas. Se trataba de reclutar cadetes y jóvenes oficiales, para utilizarlos como fichas a lo largo de sus carreras, a objeto de consolidar un movimiento capaz de tomar el poder e implantar el comunismo en Venezuela. Chávez, Arias Cárdenas y los otros comandantes fueron producto de esa política. Por ello no es casual el juramento del Samán de Güere - que aterrado se secó a los pocos años  - ni la intentona golpista en sí. Todo estaba planificado. El documento de presentación de ARMA, movimiento similar y previo a la generación de Chávez, habla de los problemas del país y de la necesidad de recurrir a la “reserva moral” de los militares para solucionar la crisis. El  cruento 4F ¿alguien pagará las decenas  muertos? fracasó; pero al poco tiempo tomaron el poder por la vía electoral y como a diferencia del 23E, el 4F no era un movimiento democrático, implantaron esta casi dictadura que hoy padecemos.

Es muy simple, los demócratas implantan democracias y los comunistas, dictaduras. He ahí la gran diferencia.

POR SUS RESULTADOS LOS CONOCERÉIS

El  23E trajo la democracia a Venezuela. Larrazábal la mantuvo a pesar de presiones de algunos colegas. Luego Betancourt se fajó con insurrecciones militares y movimientos guerrilleros. Triunfó la democracia. Los logros, además de la formación de las generaciones de venezolanos demócratas que hoy resistimos, se palpan en la revolución educativa, la CVG, Pdvsa Azul, los puentes sobre el Lago y el Orinoco, el sureste de Caracas, el crecimiento de ciudades de Venezuela, hospitales, universidades, etc. Venezuela fue modelo en América Latina. Como contrapartida: el crecimiento de la marginalidad, la moneda dura que no permitió una competitividad sustentable y además, muchos jóvenes políticos de los sesenta que viraron a la insurrección, afectando el relevo del liderazgo.

Todas las fallas  eran perfectibles dentro de la democracia. Sin embargo la decadencia de los partidos y el auge de la anti política, aunados al surgimiento de un líder con mucho carisma, Hugo Chávez, desviaron a los venezolanos a la búsqueda de atajos, que como hoy palpamos, tenían tras sí un barranco. También influyó la baja autoestima del venezolano y el hecho de no saber apreciar la democracia. Años ha, se había dejado de celebrar el 23 de Enero.

En cuanto al 4F, fracasó el golpe; pero se organizaron y ganaron las elecciones. Utilizaron a la democracia como una careta a objeto de permanecer en el poder para toda la vida e implantar el comunismo, como en la revolución cubana.  La estrategia fue la destrucción nacional, así que no crea que ellos se equivocaron. Van cumpliendo sus planes: destruir a Venezuela para permanecer en el poder. Poco a poco van llegando a su llegadero. Nos hicieron como a la rana hervida… lentamente sancochados habemus.  Estamos en la hora de la estocada final, por ello no es casual un vicepresidente abiertamente comunista y además, conectado con los radicales árabes.

Es decir, el 4F fue un proyecto de dictadura comunista y el 23E un proyecto de democracia.

CELEBRACIÓN

Los demócratas estamos obligados a celebrar el 23 de Enero. Celebrar luchando, para rescatar  la democracia.

Los comunistas celebrarán su 4F con todo el poder del Estado, cada vez más escuálidos, porque a pesar de tanto poder, nadie los quiere. El estómago del pueblo los descubrió y ese… sí que sabe.


Es la hora de Unidad Nacional por arriba de cualquier diferencia, de cualquier cálculo y de cualquier ambición. La democracia primero. Ese es el Espíritu del 23 de Enero. 

martes, 10 de enero de 2017

ASAMBLEA O TOTALITARISMO



Rafael Gallegos    Blog núm. 279

La Asamblea es el último Mohicano de la democracia. Venezuela se mueve entre el reconocimiento a la Asamblea Nacional elegida masivamente por el pueblo, y el totalitarismo. 

La estrategia totalitaria la complementan en el Poder Ejecutivo. Laposición ideológica de los ministros de Educación, Cultura y Comunas, aunadacon la “inocente” observación del presidente Maduro respecto a que la educación va más allá de las aulas (hasta la calle, sus fiestas, su trabajo, su negocio, su casa) y con su juicio respecto a los mensajes que ven los niños en youtube, indica que van por las redes sociales, y van por su casa.Y llamarán a esto con un pomposo nombre. Tal vez Revolución Cultural Bolivariana, parafraseando al camarada Mao, que  puso a chismear a los patriotas cooperantes chinos contra los vecinos y ocasionó miles de muertos y una gran hambruna. Y todo en nombre de la liberación del pueblo, cínica excusa para permanecer en el poder. 

Y en la vice presidencia colocan a  un reconocido comunista criollo, con amplias conexiones en el arabismo radical y en la nueva guerra fría. Este es el gabinete de la cubanización.Fichas para el Armagedón de la democracia.

Por ello les estorba un parlamento que parlamente. Las autocracias sólo toleran el poder legislativo si está mediatizado como el de la Cuba del heredero y jefe Raúl Castro. Allá la Asamblea se escoge en libérrimas elecciones. Todos los candidatos pertenecen al Partido Comunista ¿qué tal?Los aguerridos diputados sereúnenuna vez cada seis meses. Y que se sepa, sólo se ríen si Raúl echa un chiste. Un apéndice del totalitarismo cubano. Imaginamos que eso es lo que esperaesta “revolución”para eliminar la figura del  desacato.

Otro ejemplo del modelo parlamentario que buscan es el de la dictadura militar de Juan Vicente Gómez.  Recordemos  aquel vergonzoso discurso donde  Gómez les decía a sus  diputados en 1929,cuando se trasladaron a Maracay para rogarle que aceptara la presidencia de la república por otro período: “Yo no acepto la presidencia; pero quiero que me nombren General en Jefe del Ejército… Así es que ustedes tienen que escoger un hombre que de acuerdo conmigo en todo y para todo, ejerza las funciones de presidente… si a ustedes les parece yo les doy un candidato, que tendría yo que escogerlo, buscarlo, para que ese candidato tenga que marchar de acuerdo conmigo en todo”. Y los “acatados” representantes del pueblo aplaudían llorosos y  agradecidos. Así, así, así es que se gobierna – dicen los deslenguados que coreaban al unísono.  Reformaron la Constitución  y entonces el  Presidente de la República estaba obligado consultar al Comandante en Jefe del Ejército Nacional (o sea, a Gómez), hasta para nombrar ministros. Puro servilismo. El Presidente resultó Juan Bautista Pérez. El presidente vive en Caracas; pero el que manda está en Maracay – se burlaban los  deslenguados.¿Es eso lo que usted quiere para Venezuela?

I que: Desacato, Guerra Económica y Poder Popular

Si esta Asamblea actuara como la de Raúl Castro o la de Gómez, no estaría en desacato ysería modelo de “armonía” de poderes, como dicen algunos constitucionalistas gobierneros para desvirtuar la insoslayable“separación de poderes”. En este caso el Estado Amazonas no tuviera un año sin representación… ¿y eso no es desacato contra la voluntad popular? Y los siete meses que tienen sin pagarles a los diputados… ¿con cuál leguleyismo justifican esta barbaridad? Recordemos que Democracia sin Asamblea… es dictadura.

La “revolución” habla de pueblo cuando éste vota por ellos. De lo contrario, éste  es: engañado, confundido, o simplemente oligarca. Venezuela es el único país donde los oligarcas comen en el restorán Basuras, toda una vergonzosa franquicia nacional. A su incapacidad la bautizan Guerra Económica. Una guerra que a todas luces van perdiendo y que ocasionaron ellos mismos. Premio Nobel de Cinismo.

Y quieren sustituir a la Asamblea por el Poder Popular, que al estilo CDR cubano han desvirtuado convirtiéndolo en un apéndice de Miraflores. O sea, el poder es popular mientras es chavista. Paradoja de paradojas. Y con el Congreso de la Patria, otro sustituto fallido de la Asamblea… idem.

Pero están descubiertos. El pueblo, en más del 80%, sabe que ellos son los causantes del hambre y del autoritarismo. Mataron el Revocatorio, que no vive… pero la lucha siguehasta vencer y como diría Betancourt: adelante, por arriba de las tumbas, adelante. 

Mini cuento de abandono.

Lo contrataron como electricista. Llegaba temprano todos los días y pero se ponía a barrer y solo barría. Lo botaron por “abandono del cargo” de electricista… o sea.

PD:Falleció Dr. Alex Lorenz, alto ejecutivo petrolero, un hombre sabio y bueno. De esos que hacen mucha falta en estos momentos tan críticos.Queda su ejemplo y su legado. Paz a sus restos.

sábado, 7 de enero de 2017

SEMBLANZA DE ALEX LORENZ, POR ERNESTO FRONJOSA

SEMBLANZA DEL GEÓLOGO
WOLFGANG ALEJANDRO LORENZ FABIÁN
(ALEX LORENZ)

Nació en Barcelona, estado Anzoátegui el 22 de noviembre de 1926 de padres alemanes, Otto Lorenz Lindner y Anna Fabian de Lorenz.

Estudió primaria en el Colegio Humboldt y se graduó de Bachiller en Física y Matemáticas en el Liceo Fermín Toro en Caracas y de Geólogo en la Universidad Central de Venezuela en 1949. Posteriormente, cursó estudios de post grado en la Colorado School of Mines (Ingeniería de Petróleo. 1952), Northwestern University (Avanzado de Gerencia, 1957) y Columbia University (Administración de Empresas, 1966).

El 29 de diciembre de 1952, contrajo matrimonio con Cecilia Abreu, con quien tuvo cuatro hijos: Ana (11/10/1953 – 14/05/2005), Ernesto (12/07/1956), Isabel (31/01/1958) y Ricardo (24/05/1961).
Su carrera profesional incluye veintiséis años de experiencia (1949-1975) con la Creole Petroleum Corporation, filial de la Standard Oil of New Jersey (Esso) en Venezuela, en las áreas de exploración, producción. Su actividad se desarrolló inicialmente en Falcón y posteriormente en Jusepín, en el oriente del país, y en los campos del Lago de Maracaibo. En 1963 fue asignado al Departamento de Comercio y Suministro. Durante todo este período cumplió también funciones de enlace técnico con los laboratorios de investigación aplicada de la Esso en Houston, en las áreas de exploración y producción. En 1967 fue asesor adjunto de la Esso Exploration en Nueva York con responsabilidades de proyección global. Entre 1969 y 1975, pasó a ser Gerente de Geología y Exploración del Departamento de Producción de la Creole en Caracas.

A partir de la nacionalización de la industria petrolera en Venezuela en 1976, pasó durante cinco años a ser el primer Coordinador de la nueva casa matriz, Petróleos de Venezuela (PDVSA), donde puso en marcha las campañas exploratorias mayores costa afuera, en la Faja Petrolífera del Orinoco y la perforación profunda en el cretácico del Lago de Maracaibo. Finalmente, en 1981 es nombrado Director de Corpovén, S.A. y Director suplente del INTEVEP en representación de la mencionada Corpovén. Durante este período, en 1983, es designado vicepresidente de dicha empresa y Presidente de Cevegas, la empresa comercializadora de gas de Corpovén.

Se acogió a la jubilación el primero de marzo de 1985. Luego de lo cual asesoró a H.L.Boulton en su intento de asociación técnico comercial con Dresser Atlas/Guiberson. En 1986 realiza un viaje especial para entrevistar a estudiantes venezolanos en Alemania interesados en constituir la Reserva Estratégica de Profesionales de Corpoven. Posteriormente, y hasta 1996, fue miembro de la Junta Directiva de la Asociación Cultural Humboldt en Caracas dedicando sus esfuerzos a proyectos educativos y culturales del entorno nacional. Así, por ejemplo, trabajo indirectamente con el Goethe Institut de Alemania en el fomento y promoción bilateral de las artes, la educación y la cultura. Asimismo, colaboró en proyectos con la escuela Fe Alegría de Catia y en iniciativas artesanales del INCE, en colaboración con el gobierno alemán, que se realizaron en Caricuao y la Colonia Tovar, Edo. Aragua.  También se involucró en la creación y dotación de museos, en esfuerzos de conservación ambiental, así como en eventos creativos y exposiciones diversas.

Para finalizar, quien esto escribe, recuerda una anécdota de Alex que refleja con toda claridad su calidad humana:

Durante los primeros años de la nacionalización se presentaron algunas situaciones bastante tensas entre el MMH y la nueva casa matriz que involucraban incluso a las filiales de esta. Las mencionadas situaciones eran, por otra parte, absolutamente naturales en vista de los profundos cambios que se estaban llevando a cabo, pero que no es este el sitio para analizar. En este clima, en cierta ocasión, un funcionario de nivel medio del MMH, que no viene al caso mencionar, y quien tenía una actitud particularmente hostil hacia la Coordinación de Exploración de PDVSA y en particular hacia Alex, convocó a las filiales para discutir un asunto de particular importancia, sin invitar ni informar a la Coordinación. Alex Lorenz, a fin de estar simplemente informado acerca del tema, envió a un joven geólogo, Richard Aymar, que en aquel momento estaba haciendo una pasantía en la Coordinación. Sus instrucciones eran, simplemente, escuchar y poder informar lo tratado en la reunión. El funcionario mencionado impidió la entrada de Aymar diciéndole:

— Díle a Alex Lorenz, que cuando no lo inviten a una reunión, que no se presente.

Por otra parte, en esos mementos, la Coordinación de Exploración de PDVSA era la asesora sobre temas de geología y de exploración del Ministro de Relaciones Exteriores, Isidro Morales Paúl, en el proceso de delimitación de áreas marinas y submarinas con Trinidad y Tobago. Este país recientemente había otorgado unas concesiones en la parte sur oriental de la isla de Trinidad, en el área de Punta Galeota, a la empresa Chevron, la cual había perforado varios pozos exploratorios. Quien esto escribe, era el encargado de hacer seguimiento a dichas operaciones y mantenía al día un mapa sobre los detalles de las mismas.

Un buen día, alrededor de un mes después del incidente con Richard Aymar, me llama Alex a su oficina y me dice:

— Me acaba de llamar (el funcionario del MMH) y me dice que hay una reunión pautada entre el MMH y el MRE y que él sabe que tenemos el mapa en cuestión y le solicita el favor de envíárselo. —Alex me dice— Sácale una copia al mapa y envíaselo.

Me avergüenza decir, sobre todo vista la actitud posterior de Alex, que mi reacción fue decirle:

— Alex, ¿y se lo vas a enviar?

Su repuesta fue breve y escueta:

— ¡Claro! ¿No lo necesita?


Nunca he visto un mejor ejemplo de lo que significa “poner la otra mejilla”. El reto que significaba en aquellos momentos sacar adelante la industria estaba por encima de cualquier sentimiento revanchista de retaliación.

martes, 20 de diciembre de 2016

CAOS ESTRATÉGICO


Rafael Gallegos    Blog núm. 278

Caos estratégico suena  como contraste armónico, círculo cuadrado, o astronomía submarina. Sin embargo para esta “revolución” constituye una parte de su estrategia central: destruir al país para permanecer en el poder. Jugar al caos a objeto de implantar el modelo totalitario.

Es imperativo entender de una vez por todas, la naturaleza destructiva, o alacranidad diría Cortázar, de esta “revolución”. Comprender que para ellos la democracia es una careta. De hecho, la gran discusión de sus inicios versó acerca de luchar por la vía armada o por la electoral. Se decidieron por la ruta electoral y ganaron las elecciones. Pronto iniciaron las  tramoyas como el Kino para la Constituyente, por el que la oposición apenas tuvo el 5 % de los diputados a pesar de lograr más del 40% de los votos. En otra tramoya cambiaron las reglas del Revocatorio 2004, pasando por arriba de la Constitución transformaron al Revocatorio en un plebiscito. El NO obtuvo más votos que con los que ganó Chávez. O sea, que si no hacen el “cambio” de lo expresado en la Constitución, hubiera sido revocado el gobierno.

Luego ganaron elección tras elección, con gigantesco ventajismo. Cuando perdieron el referendo para la reelección indefinida, repitieron la elección ilegalmente, en el mismo período constitucional. Después crearon figuras autocráticas para obstaculizar el ejercicio de la voluntad popular de Capriles en Miranda, o de Ledezma en la Alcaldía Metropolitana. Igual han usado el poder de “su” Tribunal Supremo para inutilizar a la Asamblea Nacional. No hay que olvidar que una democracia sin parlamento, es como una mona que por más que se vista de seda… dictadura se queda.

Ahora que son evidente minoría, eliminan el Revocatorio y aplazan las elecciones regionales y locales. Habrá que esperar las nuevas tramoyas. Por ahora, “su” TSJ reeligió a “sus” rectoras. ¿Habrá elecciones, o excusas, para mediados de 2017? Pregunto porque han manifestado querer impedir la juramentación de la Junta Directiva de la Asamblea en 2017, además, según los deslenguados vienen con un reglamento insólito, a objeto de  dificultar y hasta impedir la legalización de los partidos antes de las regionales… arrecian los rojos.

Este colapso “revolucionario” es parte del libreto. Obedece  a un movimiento internacional tutorado en Venezuela por el gobierno cubano. Luego de fracasar las guerrillas, comenzó la penetración de las fuerzas armadas. Hubo conspiraciones previas al 4F. Y ya nadie piensa que los comandantes no tenían apoyo superior. Hay libros al respecto. Fue una conspiración permanente e internacional. He ahí la razón por la que Castro recibió con honores de jefe de estado a Chávez en 1994. El desiderátum  es el modelo comunista de Cuba: un pueblo pobre y dependiente para comer, del todopoderoso gobierno.

Por ello, ni pensar que estén preocupados por el bajón de calidad de vida de los venezolanos hasta el hambre, o por la caza de comida en los basureros. Mientras usted y yo lamentamos la ida de nuestros muchachos al extranjero, los “revolucionarios” se contentan porque se va gente preparada que estorba para su proyecto lobo feroz: destruir a Venezuela para comerte mejor. Si produjéramos seis millones de barriles de petróleo y hubiera muchas empresas, la prosperidad generaría una vigorosa clase media y alternabilidad democrática.

LA SANGRE DEL SISTEMA

La sangre de los sistemas económicos es la moneda. Entre las causas de la Revolución Francesa y de la caída de la Primera República en Venezuela, estuvo el papel moneda sin respaldo. Ahora  diseñaron el caos eliminando el canje de los billetes de cien. Es como si yo le entregara a usted un cheque y le dijera que ahora no lo puede cobrar porque yo digo que no vale. Usted con toda razón me podría llamar  estafador. ¿Cómo es eso de que un billete que me dio el Estado venezolano ahora no vale? ¿Y eso no es estafa? ¿Qué pasaría en el mundo si Obama  dice que los billetes de un dólar no se pueden canjear?

Esta medida, comunista y totalitaria, va en línea con las confiscaciones derivadas de los destructivos “exprópiese”. Y por cierto siguen la plana del Che Guevara en 1961 y los sandinistas en 1988, que inventaron procesos similares para destruir economías de  “enemigos” y de paso enriquecerse de manera grotesca. ¿Cuándo nos daremos cuenta de que no se trata de un pelón o una locura, sino la aplicación de la estrategia de destrucción? Ahora y que hay una conspiración internacional para que los billetes no lleguen a Venezuela… como si los venezolanos fuéramos bobos. Y ante la furia en el interior del país, ampliaron la agonía del billete de cien hasta el dos de enero. No han entendido que con el caos, no se juega.


PD: Feliz Navidad y un 2017 lleno de pilas, guáramo y logros. La lucha sigue. Hasta enero.

martes, 13 de diciembre de 2016

¿DIÁLOGO O BLABLÁ- LOGO?


Rafael Gallegos    Blog núm. 277

¿Cómo puede haber resultado en el diálogo si no hay el mínimo respeto del uno por el otro? ¿Si emocionalmente el gobierno y la oposición se repelen de manera tan abrupta? El diálogo fue un territorio de agendas ocultas donde se conversó una cosa y mientras se pensaba otra completamente diferente. Puro blablálogo.

Sentimientos encontrados dificultan el diálogo. La fisura emocional es gigantesca, porque en lo profundo polarización es odio. Y de la discordancia de valores ni hablar. El  telón de fondo del fracaso del diálogo es que el gobierno, por más que se jacte de hablar en el nombre del pueblo, no es demócrata. ¿O es que se puede plantear tener valores democráticos  cuando utilizan a “mi” TSJ para anular las decisiones de la Asamblea electa abrumadoramente por el pueblo el 6D, o para reelegir a “mis” rectoras de “mi” CNE? ¿O se pueden decir demócratas quienes nombran “protectores” del Estado Miranda o de la Alcaldía Mayor para desconocer el ejercicio de la voluntad popular? ¿O quienes con “mi” árbitro electoral obstaculizan el febril deseo de Revocatorio de las mayorías? ¿Se puede decir demócrata un régimen que mantiene rehenes políticos? Inútiles caretas que a nadie ocultan el verdadero rostro.

Además, muchos de los líderes de la “revolución” saben que si el gobierno cesa, van a tener serios problemas con la justicia internacional.

Por esas razones, bajo talante democrático y mucho miedo a la justicia internacional, el gobierno no dio ninguna muestra real de querer obtener resultados del diálogo. Puro blablálogo. Ni soltó presos políticos de manera significativa, ni caminó en el sentido de reconocer a la Asamblea, y en cuanto a elecciones… menos que menos.  La verdad es que parodiaron a Cantinflas: ¿dialogamos como demócratas o cómo lo que somos?

La  MUD, al contrario del gobierno, dio muestras de sacrificios para adelantar el proceso. Desmovilizó al pueblo, desincorporó a los diputados de Amazonas y etcétera.

Lo que pasa es que los regímenes autocráticos sólo dialogan cuando están sentados al filo de las bayonetas, y como es obvio que por ahora las tienen en sus manos, irónicamente claman la paz y el diálogo mientras se burlan  de los líderes opositores, le sacan la madre a Ramos Allup, sugieren drogadicción en Capriles, le dicen asesino al valiente Leopoldo López.
Y ahora a lo Juan Charrasqueado, aplican un segundo dakazo, quebrando a la fábrica de juguetes y pequeños comercios, sin tomar en cuenta que en esas empresas trabajan miles de personas del “pueblo” que quedarán desempleados, o sea: más hambre. Si fueran demócratas actuarían de otra manera.

Tampoco han dado muestras de estar dispuestos a hacer las cosas de manera diferente para revertir esta catástrofe. Imaginemos a Venezuela en 2017 si continua la “revolución”. Seguirán quebrando empresas, o sea ¿dónde trabajaremos los venezolanos? El dólar llegará a miles y miles, con la consecuente hiperinflación, o sea ¿con qué compraremos alimentos? En cuanto al hambre, la pobreza, la desnutrición, la escasez, la diáspora… ni les cuento. ¿Y cómo contendrá el gobierno tanto descontento? Represión Habemus.

Al ritmo de este gobierno no hay salida, a menos que sea la salida del gobierno. Y para ello hay infinitas formas constitucionales.

Por primera vez en nuestra historia de guerras de Independencia, Federal, o Libertadora, las medidas del gobierno han llegado tan hondo al estómago y a la desesperanza del pueblo. Pero el régimen sigue discutiendo el sexo de los ángeles, las carcajadas del diablo, bailando salsa en cadena, o  mostrando el irrisorio reloj de Gagarin, mientras retumban las piedras en el  río. ¿Sordera testicular?

Aunque suene exagerado, si el gobierno quiere sobrevivir a esta hecatombe, debe brincar la talanquera, dejar de ser lo que ha sido. ¿Es posible? Lo demás, es prolongar su agonía y hacer irreversible la consecuencia intelectual y física del hambre de nuestros niños y jóvenes más pobres.

A  pesar de todo, es imperativo dialogar. El país está roto y mientras más desvencijado, es más urgente sentarse a conversar. La agonía del gobierno crece como crece la sombra cuando el sol declina. Sin empresas, sin liderazgo y sin instituciones no pueden sobrevivir ni con “precios justos” del petróleo.

Diálogo para la transición, como se hizo en la España del Rey Juan Carlos, en la Venezuela de Larrazábal, en el Chile de tres partidos irreconciliables veinte años antes.

O dialogamos de verdad, o Dios nos agarre confesados, porque el cambio viene, con nosotros, sin nosotros, o contra nosotros. Oiga como ensordecen las piedras del río.

NUESTRO LIBRO EN AMAZON


Continua la venta por  Amazon del libro “Petróleo y gas: el caso Venezuela”, que hemos elaborado conjuntamente Eddie Ramírez y Rafael Gallegos. Para entender al petróleo.

martes, 6 de diciembre de 2016

BETANCOURT Y FIDEL: DEMOCRACIA Y DICTADURA

Como  Busque este artículo en el BLOG:
http://petroleosinreservas.blogspot.com/
informe21.com  y  diariodecaracas.com
elpuntonews.com

Rafael Gallegos    Blog núm. 276


Los años sesenta fueron de redefiniciones, rompimiento de ideas… lumpias. La mayoría de los intelectuales eran de izquierda y los estudiantes, ni hablar.

En 1959 llegó Fidel Castro a Venezuela. Todo un espectáculo, los barbudos fungían de estrellas de rock. Las mujeres los abrazaban, los besaban, les arrancaban botones, y hasta los pelos de la cara.

¿Y ustedes con esas montañas tan altas no han hecho la revolución? – preguntaban asombrados, al observar el Ávila.

La revolución les parecía cosa de montañas.

-      Si fuera así, tal vez deberían comenzar por el Himalaya y dejarnos tranquilos – se habrá dicho entre dientes Rómulo Betancourt.

El gran político venezolano fue uno de los pocos que no cayó en la histeria fidelista.

-      No tengo dinero – le dijo con su voz antipaticona y estridente al comandante Castro, cuando este le pidió petróleo o vaya usted a saber qué, “para echarle una vaina a los gringos”.

Fidel no se llevó ni un dólar, “por ahora”, como diría quien después le entregó a Venezuela. Pero se llevó a la juventud de Acción Democrática (AD), y nació el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), una gran fisura en la alborada de la democracia venezolana.

-      Comandante, por qué usted no convoca a elecciones, con esa popularidad, arrasaría – le preguntó mi padre, el querido e inolvidable Rafael Gallegos Ortiz.

-      Basta que un solo diputado me eche vaina para que yo no pueda hacer lo que tengo pensado- le respondió Castro.

LOS DOS MODELOS

Rómulo Betancourt significó para Venezuela el ideario democrático: elecciones limpias, independencia de poderes, libertad de expresión y de empresa, soberanía económica, desarrollo de agricultura e industrias, infraestructura, educación, servicios, alternabilidad, representatividad de los partidos minoritarios, pilas y guáramo para luchar contra las insurrecciones militares y comunistas…  a la larga se levantaron  Guri, CVG, Pdvsa, aeropuertos, autopistas, crecieron importantes ciudades, sureste de Caracas, becas Gran Mariscal de Ayacucho, revolución educativa. En los años setenta Venezuela  era una referencia, muy perfectible claro, en América Latina. Había derrotado la invasión del comunismo internacional, encabezada por Castro. Lo hicieron a punta de plomo y democracia.

Por su parte Fidel Castro significó la dictadura más totalitaria de América. Cero libertades, un solo partido, fusilamientos, presos políticos, entrega de la soberanía al comunismo soviético, racionamiento, expropiaciones, escasez, hambre… marasmo comunista en nombre de los pobres. Huida en masa de los cubanos, que preferían arriesgar la vida en las fauces de los feroces tiburones del Caribe, que las dolorosas coces del “Caballo”. Cuba terminó cual tiburón, como país martillo. Botaron la hoz del comunismo y dejaron el martillo… “martillaron” primero a la URSS y luego a Venezuela. Reflejaron una revolución que si bien mostró al comienzo avances sociales en medio del totalitarismo, paralizó la agricultura, el azúcar, las industrias y todo lo que se moviera. “Para comerte mejor”, le dijeron a Cuba, cual lobo a la caperucita.

LA SEGUNDA BATALLA

Castro intentó invadir a Venezuela por diversas vías. Los demócratas y militares venezolanos  le dieron  KOT. Fue expulsado del sistema interamericano. A los años, los intelectuales y las juventudes lo fueron abandonando. Al  suicidarse el comunismo soviético, arreciaron los problemas en una Cuba que no producía casi nada.

Por eso los deslenguados dicen que al Fidel observar  a Chávez gritó: Eureka!

Cuando el venezolano le respondió sí a lo que le había  negado  el sagaz Betancourt 40 años atrás, Castro y que rezó:

-      Dios mío tú sabes que yo no creo en ti; pero gracias por haberme mandado a este muchachote desde Venezuela- y sacó el martillo.

Petróleo por espías. Cosas veredes…

DE LOS MISMOS MUSIÚS Y DIFERENTES CACHIMBOS

Betancourt también se llamó José Figueres, Lázaro Cárdenas, Rómulo Gallegos, Álvaro Uribe, López Michelsen, Ricardo Lagos,  y tantos líderes que dedicaron su vida a implantar y mantener sistemas democráticos en América Latina, luchando contra el caudillismo, el militarismo, el comunismo, el golpismo  y tantos ismos tan dañinos.

Fidel Castro perteneció al club de los líderes anuladores  de las  vías electorales, de la libertad de prensa y de pensamiento; propiciadores  de presos políticos, de la represión, del poder para siempre. Estirpe de mesías semillas de falsos profetas: Velasco Alvarado, Somoza, Pinochet, Trujillo… de la larga la lista de dictadores latinoamericanos.

Venezuela hoy se debate entre la dictadura y la democracia. Pilas y guáramo…

NUESTRO LIBRO EN AMAZON


Continua la venta por  Amazon del libro “Petróleo y gas: el caso Venezuela”, que hemos elaborado conjuntamente Eddie Ramírez y Rafael Gallegos. Para entender al petróleo.

martes, 29 de noviembre de 2016

LA COTIDIANIDAD DESPLOMADA


Rafael Gallegos    Blog núm. 275

Las absurdas medidas políticas y económicas  de la “revolución” ya llegaron al estómago de los venezolanos. La propaganda basada en Goebbels, los comunistas soviéticos y en sus alumnos más recientes Fidel y Raúl Castro, ya no hace efecto. La publicidad oficial es infinitamente más pequeña que el hambre cotidiana.

Chávez cantando el Himno Nacional  todos los días a las seis de la mañana y a las doce de la noche por los canales oficiales, no logra rescatar la nostalgia por los comienzos de la”revolución”. Maduro bailando salsa al son de orquestas internacionales, tampoco demuestra la  alegría del  “hombre nuevo”, si acaso parece que estuviera burlándose del “hambre nueva” que ha provocado esta “revolución”. Mientras el venezolano sacrifica su comida en pro de  sus hijos, el presidente los invita a una fiesta en cadena nacional… magnífica representación de la frase poética del gran Andrés Eloy Blanco: el niño pobre ante el juguete caro.

 Ninguna propaganda puede superar la desesperación por la nevera vacía, la incertidumbre de no saber qué comer mañana, el desencanto de engañar a los hijos con teteros aguados, la heroica vergüenza de los padres dejando de comer para que los hijos puedan alimentarse, el sacrificio de madrugar en una  cola para comprar si acaso dos paquetes de pasta o de harina precocida, el retroceso histórico de las mujeres al tener que usar paños para sustituir las toallas sanitarias, la desesperación de no conseguir medicinas para tratamientos crónicos, el macabro abrazo de la muerte en hospitales sin insumos. Y pensar que esto sucede en el país “con las mayores reservas petroleras del mundo”. “Se acabó la Renta”, nos dicen, lo que no explican es que la utilizaron para arruinar a Venezuela.

Los venezolanos leíamos en la prensa de los setenta, ochenta o noventa,  que Argentina, Uruguay, Brasil, Bolivia, o Perú entre otros países latinoamericanos sufrían miles por ciento de inflación. Pobrecitos, decíamos al unísono. Hoy, los “pobrecitos” somos nosotros, la única nación con esta tragedia inflacionaria. El día a día nos ha enseñado que la hiperinflación es más que alza de precios: es el desplome de la cotidianidad. Inflación es no saber si comeremos mañana, es la certidumbre de la desnutrición de nuestros hijos, es concentrar todo nuestro esfuerzo en conseguir alimentos, por encima de los demás gastos que  por imperativo del bolsillo y de la sobrevivencia, pasan a un segundo, e inexistente plano.

Con qué propaganda puede el gobierno convencer a su “pueblo” que la “revolución” vale la pena cuando un huevo de gallina cuesta medio día de sueldo mínimo (Bs. 27.000 mensuales), un perro caliente, una empanada, un litro de leche, un solitario pan sobado, o una lechosa valen un día de salario básico; una hamburguesa dos días, un kilo de comida para perros tres días ( quién pudiera comer perrarina),  un kilo de carne cuatro días y el cine, ni les cuento…  y no tomamos como base el cesta ticket, porque no se los dan a los adultos mayores que son más de tres millones y también comen. Según las cifras de canasta básica, los venezolanos sueldo mínimo para comer bien deberían trabajar por lo menos diez meses al mes, o sea…

Y ahora el dólar disparado. Si la inflación este año superó el 700 %, para el 2017 podrá duplicarse o triplicarse. Aunque usted no lo crea,  el año que sentiremos  nostalgia por este terrible 2106 y diremos que por lo menos hacíamos colas y las cosas costaban dos y tres mil bolívares. A este paso de vencedores,  un pasaje de autobús llegará a mil bolívares y una empanada requerirá un préstamo hipotecario.

Y el gobierno se empeña en justificar este modelo socialista que como todos los que en el mundo han sido, desde Lenin, Mao, Fidel, Allende, Velasco Alvarado, Chávez o Maduro, solo han traído penurias. Todos esos regímenes a pesar de las diferencias de estilo, han tenido los mismos procedimientos y claro, los mismos resultados. Control de divisas, de precios, expropiaciones, estatizaciones, control y que obrero, conculcación de libertades y al final… el pueblo hambriento en el nombre del pueblo.

Hoy los venezolanos estamos probando en carne propia como el socialismo se convierte en desesperación. La “revolución” llegó al estómago del pueblo, que encarecidamente les pide que se vayan.

Qué vergüenza, la primera hambruna petrolera de la historia.

NUESTRO LIBRO EN AMAZON

Me complace anunciar la venta en  Amazon del libro “Petróleo y gas: el caso Venezuela”, que hemos elaborado conjuntamente Eddie Ramírez y Rafael Gallegos.
Para entender al petróleo.