lunes, 19 de febrero de 2018

NI LIBERTAD NI COMIDA


Rafael Gallegos    Blog núm. 337

Este gobierno preside el gran deslave nacional. ¿Quedará algo? Luego de diez y nueve años de “revolución” el país transita su peor etapa. El dudoso honor de ser la primera hambruna petrolera de la historia, en medio de la permanente violación de la Constitución que diseñaron ellos mismos, como traje a la medida para Chávez. Y con el mayor desparpajo le dicen al pueblo que es libre y aunque usted no lo crea… que lo del hambre, la desnutrición, las enfermedades, la jurungadera de la basura, son mentiras inventadas por la derecha golpista en conchupancia con el imperio.

-      Tú no tienes hambre
-      Entonces, ¿qué son estos vahídos? – se pregunta Juan Pueblito con los ojos casi desorbitados.
-      Esa es una droga que te manda la extrema derecha.
-      Como nié.

 Juan Pueblito,  el venezolano que a falta de trabajo digno pasa la vida esperando que Maduro le mande vía carnet de la patria – hoy te puede tocar a ti-  dinero para comprar un kilo de carne o un cartón de huevos. Y como ya no le salió el bono de carnaval (hablo estadísticamente), se sienta a esperar el Bono de Semana Santa.

Eso sí, no te olvides de votar y de pasar con tu carnet de la patria por el punto rojo.
Un deslenguado me dijo que sería mejor “carne de la patria”… y sin sorteos, porque la desnutrición crece y mata. Observen las aterradoras cifras.

La oferta de la  “revolución”, es tan anémica de comida y tan anémica de libertades, que le cabe perfectamente el dicho de Henry George: “decir a un hombre que es libre sin que tenga un pedazo de pan con qué comer, es como soltar un hombre en la mitad del océano y decirle que es libre de llegar nadando hasta la costa.”

Porque los venezolanos navegamos en medio del océano sin observar costa en el horizonte. El gran naufragio nacional. Es significativa la falta de insumos, de dólares, de seguridad legal, de repuestos. Producir en Venezuela es un acto de heroísmo. Pdvsa quebrada, las empresas básicas de Guayana idem, la agricultura y la industria desmanteladas, y eso… es hambre. Y no del imperio, del estómago.

VOTO SÍ TRAMOYA NO

Y en cuanto a las libertades, basta con revisar la maxi tramoya electoral. Inhabilitan de mil maneras a líderes fundamentales como Capriles, Leopoldo o Ledezma. Desaparecen de las elecciones a importantes partidos como Primero Justicia y Voluntad Popular. Idem con la MUD. Aceleran, a su favor lapsos electorales. Puro ventajismo. La oposición acudiría, supuesto negado, contra un árbitro rojo y con una mano amarrada.  

Por lo menos yo, quiero votar y elegir… no ser telonero de un show autocrático. A este paso seremos como los líderes cubanos: un solo partido, un solo candidato, aguerridos testigos… del PSUV, acompañantes de los países panas… ¿cuántos votos quiere que le coloque mi candidato?

23 DE ABRIL, DÍA DE LOS MUERTOS INMORTALES

El 23 de abril de 1616 murió el gran Shakespeare. En la misma fecha 23 de abril de 1616 murió también (aunque usted no lo crea) Don Miguel de Cervantes. Dos muertos inmortales, porque ¿quién lo duda?, ante el mundo están más vivos que muchos de nosotros.

El 23 de abril de 2018 podría ser la de la muerte de la Democracia venezolana. Sin ningún opositor representativo de la mayoría que ya no lo soporta, Maduro sería un proclamado “irrevocablemente” en medio de inocultables vacíos de los sitios de votación. A lo Ignacio Andrade contra el Mocho, ganaría por una ventaja astronómica sobre el segundo. Ganará, pero no convencerá.

¿Muerte de la Democracia?, qué va porque las grandes ideas, a lo Shakespeare o a lo Cervantes, son inmortales. La democracia está en el ADN venezolano y en cualquier momento aflora.

Recuerden que Hitler planeaba durar mil años y duró trece. Y que cuando se derrumbó el muro de Berlín nadie lo podía creer.

Porque la historia es un mar de fondo que cuando aflora, ningún régimen puede detener.

PD: LA OTRA GALLINA DEGOLLADA

Rafael Ramírez acaba de publicar su artículo “La gallina degollada”. Explica que el título lo toma del cuento de  Horacio Quiroga y compara con “la gallina de los huevos de oro”. Mi artículo del 9 de enero de 2018 se titula igual, se basa en el mismo autor y hace la misma comparación con “la gallina de los huevos de oro”. Pura casualidad, me recuerda a “Pierre Menard, autor  del Quijote”, un relato del maestro Borges, donde el personaje pretendía reescribir el Quijote con las mismas letras, sin copiarlo…

Pero lo verdaderamente deleznable del artículo es que habla del desastre en que los “autoproclamados meritocráticos”, dejaron a Pdvsa. Y claro su magnífica gestión ante la Pdvsa roja rojita, la salvó.  Habrase visto.

Incendiario se ofrece como bombero. A dónde han llegado.  





lunes, 12 de febrero de 2018

CUENTOS DE FARSAS ELECTORALES


Rafael Gallegos    Blog núm. 336

Para las presidenciales del 22 de abril la “revolución” ofrece un  juego de fútbol con árbitro rojo y manos amarradas. A los  gobernantes que padecemos no les interesa la democracia, sino mantenerse en el poder… “como sea”. Nada nuevo, la historia electoral de Venezuela está saturada de caretas y farsas, caracterizadas por leyes arbitrarias, represión o simplemente fraudes. Para muestra algunos botones:

1897, IGNACIO ANDRADE O EL FRAUDE DESCARADO… Joaquín Crespo iba a cumplir seis años en el poder. Por exigencia de “su” Constitución debía seleccionar un sustituto. Entonces nombró a Ignacio Andrade como candidato presidencial para que le cuidara el coroto por cuatro años. Éste era oriundo de Mérida; pero las malas lenguas le decían el “ilustre cucuteño”. Y después dicen que exageramos con aquello de la historia que se repite.

El candidato Andrade no arrancaba. El Mocho Hernández, su principal rival, arrasaba con las multitudes. En el fraude más  descarado de nuestra historia, Andrade sacó 406.610 votos y el Mocho apenas 2.203. El pueblo burlado inventó aquello de “el Mocho se quedó con las masas y Andrade se quedó con las mesas”.

Ante el fraude, el Mocho se alzó. Joaquín Crespo, el hombre fuerte, salió a combatirlo; pero en la Mata Carmelera lo asesinaron disparándole desde un árbol. El presidente Andrade -el hombre de las mesas -  quedó sin soporte y tuvo que abandonar el poder ante la llegada de  Cipriano Castro, quien arribó a Caracas en un ferrocarril, acompañado por los mismísimos partidarios de… Ignacio Andrade.  Así es la vida.

1913, GÓMEZ ENCARCELA A LOS QUE SE CREEN SU CUENTO… Cuando Gómez tumbó a su compadre Cipriano Castro, muchos creyeron que se iniciaba un período democrático. Para las elecciones de 1914, el periodista Rafael Arévalo González cometió la ingenuidad de lanzar la candidatura presidencial del Dr. Félix Montes. La respuesta de Gómez fue apresar a González, y el Dr. Montes ni corto ni perezoso se autoexilió en Curazao. Luego por más de 20 años, nadie se lanzó a la presidencia. No era para menos.

Gómez murió en su cama en 1935, humedecido por el llanto de sus áulicos, que en el propio cuarto del moribundo mostraban su gomecismo a punta de berridos.  Y el pueblo… padeció una terrible dictadura impregnada de analfabetismo, paludismo, hambre, tortura, y cárceles. Por cierto, Gómez llegó a ser el hombre más rico de Venezuela.

1957, PÉREZ JIMENEZ CORRE SOLO… Pérez Jiménez también tenía “su”  Constitución. En 1957 se le vencía el período presidencial y si se lanzaba “competitivamente” (como dicen ahora) perdía. Cualquier parecido con la Venezuela de hoy… es cierto. Entonces sus leguleyos le inventaron un plebiscito que por supuesto ganó el dictador. Ganó pero no convenció, porque quedó más ilegítimo que nunca. A los 50 días, estaba  pidiéndole asilo en… ¡República Dominicana!... a su colega Chapita. 

2018, “MI” YONSTITUTENTE… Con precandidatos inhabilitados, con los partidos PJ, VP, Puente y MUD anulados; con el árbitro rojo – rojito, con dominio absoluto de casi todos los poderes, con fecha de elecciones  tan adelantadas que atropellan al proceso y con el grotesco ventajismo del gobierno, se lanza Maduro a la reelección en medio del repudio del mundo democrático e inmerso en un país destruido por ellos mismos a niveles de guerra. 

El gobierno firma en solitario un “acuerdo”. La oposición, llena de razón, no lo rubrica. Algo así como una boda donde uno de los novios dice no y el otro insiste en que sí está casado.
-      Yo me casé, yo firmé.

-      Pero yo no, entonces NO estamos casados- replica el casi consorte.
-      No importa, yo iré a la calle para que el pueblo firme y diga que nos casamos.
Así, no hay boda que valga, y mucho menos  luna de miel.

Maduro irá a la elección solo, o con un telonero. Entonces el repudio popular, la ilegitimidad y el rechazo internacional crecerán “como crece la sombra cuando el sol declina”.

Lo que todos sabemos, incluyendo a los “revolucionarios”,  es que si se hacen elecciones “competitivas”, tendrían que hacer sus maletas. 
 
Pero la historia desarrolla anticuerpos contra las autocracias: Vargas vs Carujo,  López y Medina vs Gómez; Betancourt, Leoni, Caldera, Villalba y Larrazábal vs Pérez Jiménez.

Y ante esta “revolución” destructora de Venezuela, hay un liderazgo que si se une (y por favor únanse)… está llamado a rescatar la democracia. Ya los rectores, los curas y los estudiantes dan los primeros pasos.   

Pueblo hambriento solicita democracia sin caretas.

PD. Leí la nueva revista “Diplomacia”, del Embajador Julio César Pineda. Magnífica factura y un contenido de política internacional que llena un vacío en estos momentos tan álgidos. Felicitaciones y los mejores augurios.

lunes, 5 de febrero de 2018

CUATRO FRUTOS AMARGOS DEL 4F

Rafael Gallegos    Blog núm. 335

Parodiando al Libertador, los futuros golpistas hicieron un juramento  en el Samán de Güere. Juraron por la Libertad de Venezuela y desembocaron en este autoritarismo. Juraron acabar con la injusticia y nos han traído la mayor pobreza y desastre económico de que tengamos noticia. Por cierto, el samán se secó. No era para menos.

De ese juramento nació la intentona del 4F, una fecha fatídica de la historia de Venezuela. Por sus frutos los conocemos. Pura amargura.  Utilizaron la renta petrolera para implantar la primera hambruna petrolera de la historia. ¿Y la Libertad?, bien gracias. Veamos cuatro frutos del 4F:

FRUTO NÚMERO UNO: “NO ME HAGAS TRAMPA”

Ahora resulta que en República Dominicana, los negociadores de oposición tienen que sentarse a pedirle al gobierno que no haga trampa en las elecciones. Habrase visto.

Aunque usted no lo crea, deben “negociar” árbitro imparcial, lapsos legales para el proceso electoral, que el gobierno no aplique su tradicional ventajismo, que no instalen puntos rojos dentro de las áreas de votación, que acepten testigos internacionales. Aspectos que son norma en todas las elecciones del mundo democrático. Algo así como si para un juego de fútbol se “lograra” que el árbitro no fuera un hincha del equipo contrario y que los jugadores no tuvieran que acudir con un brazo amarrado. “Negocian” para que el gobierno que no haga bulling electoral.

Hoy las elecciones en Venezuela son mucho más injustas que las que había en la época del 4F. ¿Entonces?

FRUTO NÚMERO DOS: TODOS SOMOS IGUALES (MENOS LOS ENCHUFADOS)

La igualdad de los seres humanos es el gancho del socialismo. Ha hipnotizado a generaciones completas a lo largo del siglo XX y lo que va del XXI. Con eso jugaron el jefe Fidel Castro y el líder eterno Hugo Chávez. Nos dijeron que en Venezuela había mucha pobreza y que la iban a acabar. Recuerdo una transmisión televisiva en una habitación del otrora Caracas Hilton, cuando Chávez abrazó a un jeque árabe, o no sé si el entonces Rey de Arabia Saudita, y mostrándole una panorámica de los ranchos de Caracas (por supuesto producto de las “cúpulas podridas”), le dijo al Rey que acabarían con eso en unos doce años.

Si hoy se repitiera la escena… habría más ranchos. ¿Entonces? Más ranchos y menos libertad. Ahora todos somos iguales: dinero escaso, nevera vacía, desnutrición amenazante, pobreza, diáspora. Esta “revolución” igualó a los venezolanos… por abajo. Claro, menos a los enchufados. ¿Y eso era el socialismo?

 - yo no te dije por dónde los iba a igualar - podrían argumentarnos en su infinito cinismo.
Hoy los venezolanos somos más pobres que el 4F. ¿Entonces?

FRUTO NÚMERO TRES: “ES LA ECONOMÍA ESTÚPIDO”

En la campaña electoral de 1992 en los Estados Unidos, el presidente Bush padre era el gran favorito. Su campaña se centraba en proclamar el liderazgo mundial de USA por logros en política exterior como el fin de la Guerra Fría y la Guerra del Golfo Pérsico. Pero los norteamericanos eran víctimas de una recesión que los empobrecía día a día. Clinton contradijo el espejismo con una frase memorable: ¡Es la economía, estúpido! Tocó el estómago del pueblo… y ganó las elecciones.

Los políticos del 4F han quebrado la economía. Mientras  tanto, buscan cortinas de humo hablándonos infructuosamente de grandezas. Se jactan de peleas contra el imperio, de guerras económicas, de presidente obrero, de poder popular… como tratando de contrarrestar a un  pueblo con el estómago vacío.  

No explican que la destrucción estratégica de Venezuela (siguiendo el modelo cubano) se alimenta con los exprópiese de Chávez, con los 23.000 botados de Pdvsa, con los insultos a los empresarios, con las tomas de empresas y haciendas. Y el modelo, ahora madurista, ha traído hiperinflación - que acaba hasta con la moral- escasez, corralitos. Pura desesperanza y hambre. Intentan calmar el hambre creciente a punta de heroísmos. Cuidado con el general hambre…

Hoy hay muchísima más  desnutrición y pobreza que el 4F. ¿Entonces? 

FRUTO NÚMERO CUATRO: BOLÍVAR FALSIFICADO

Falsifican al Libertador para hacer creer que se le parecen. Por ejemplo: siendo éste un blanco español, lo volvieron mulato contrariando a todos los pintores del siglo XIX. Además sus conductas lo contrarían: Bolívar nació rico y murió pobre… sin comentarios con los enchufados que nacieron pobres y son ricos. Luchó por la Independencia… y nos han convertido en una colonia cubana.

Algún día el Libertador tendrá que usar  el látigo y darle una pela a tanto mercader del templo de la historia.

Bolívar hoy y Bolívar el 4F… compare y comente.

Hay más frutos del 4F. Muchos fatídicos como los más de cien muertos de ese día. Y hoy estamos peor que nunca. Hemos retrocedido décadas. ¿Entonces?


Nada que celebrar. Todo lo contrario. 

lunes, 29 de enero de 2018

ENTRE LA UNIDAD Y EL INFIERNO

Rafael Gallegos    Blog núm. 334


Ahora convocan a unas elecciones con las cartas marcadas. El infierno sí existe, pregúntele a Dante, y si no nos ponemos las pilas con la próxima elección presidencial… llegaremos a sus pailas. Porque además de los malos, para allá van los cómplices, los que se hacen los locos y los pusilánimes que dejan hacer.

Ya está bueno de padecer  un gobierno que pretende que nos acostumbremos a tener agua tres días a la semana, a los apagones, a la nevera vacía, a los hijos pidiendo comida, o a no verlos por años; a sufrir por amigos o por familiares muriendo por falta de cualquier medicina que en el capitalismo se consigue de rutina.

Ya está bueno del triste panorama de ver gente durmiendo en la calle, o hurgando en la basura, o haciendo humillantes colas en los bancos retirar- saque cuentas-  un centavo de dólar. De padecer esta hiperinflación que destruye hasta el espíritu. De observar cómo han acabado con Pdvsa, las empresas y el agro. De parar los carros eternamente por reparaciones menores. ¿Eso es la “revolución”? ¿Para esto provocaron la muerte de decenas de venezolanos el 4F? Alguien que me explique.

Y el maquiavelismo de ignorar el hambre y la inflación en las interminables cadenas. De jactarse de darle la pensión a todos los viejos (ni un dólar mensual a cada uno), o de dar inservibles aumentos a los trabajadores. Cuando una empanada subió de dos bolívares a 35.000 debemos concluir que junto a la evaporación del bolívar “fuerte”, se diluye la calidad de vida de los venezolanos. Sería más rendidor que pagaran en empanadas.

MESA DE DIÁLOGO DE LA OPOSICIÓN

Pero más grave que la tramoya de los comunistas que nos gobiernan, es la división de la oposición. Es hora de que usted y yo y su vecino exijamos Unidad. Es muy simple, sin ella vamos a una ¿definitiva? derrota en el 2018.

Es fundamental exigir una Mesa de Diálogo… entre los opositores. Una mesa seguramente más trascendente que la de República Dominicana. Una mesa redonda que incluya a todos los partidos, a muchos movimientos políticos, a los rectores, los académicos, los empresarios y trabajadores, a los chavistas arrepentidos y moderados. A la mayoritaria Venezuela empeñada en rescatar la Democracia.

De no hacerlo, seguiremos nariceados como el toro de Canaima.

Que decidan ir o no ir a elecciones, no es lo importante. Lo fundamental es tomar la Decisión Unitaria. Lo contrario es seguir como francotiradores llamando o execrando el diálogo, llamando a votar o a abstenerse, haciendo de guerreros del teclado, solicitando invasiones, imaginando heroicas tomas del poder. Todo ello mientras el gobierno se ríe observando cómo nuestra desunión les garantiza la permanencia de su fatídica “revolución”.
Una sola voz, un solo programa, un solo deseo… o bienvenidos al infierno. No queda otra.

LA RUTA TOTALITARIA

Cuando el demócrata comandante Ortega se requeté eligió – ahora con la nepótica novedad de su esposa como vicepresidenta – inhabilitó partidos y líderes opositores. La democracia cubana inhabilitó (a su violenta manera) a sus líderes  Huber Matos y Camilo Cienfuegos. Mao tuvo la “mala suerte” de que quien le hacía sombra, Lin Piao, se matara en un avión.

En Venezuela el dos veces candidato presidencial Capriles está inhabilitado, el carismático Leopoldo López sentenciado y el veterano líder de masas Antonio Ledezma, en fuga. Tres de los más importantes líderes no pueden ir a elecciones. La MUD acaba de ser “inhabilitada”. La ruta de la nicaragueñización…

Y en cuanto a la “ledezmización”, nuestros “revolucionarios” han generado escuela.  Al Alcalde Ledezma, le quitaron presupuesto y funciones. Además lo sustituyeron. Luego lo apresaron y ahora…. eliminaron la Alcaldía Mayor, dejando a sus empleados en la inopia.
También ledezmizan a la Asamblea Nacional. Le quitan funciones, la ignoran, no les pagan a los diputados.

Y júrenlo, que si hay elecciones y gana la oposición, mientras “constitucionalmente” entregan el poder nueve meses después – alumbramiento del totalitarismo- vaciarán las ollas, le quitarán atribuciones al  Presidente de la República hasta convertirlo en reina de carnaval. Para eso disponen de una Asamblea Constituyente que hasta podría innovar las leyes e incorporar la figura hípica del distanciamiento…

-  no chico yo no creo que sean capaces… - me dirá usted.

UNIDAD, EL ÚNICO TESORO

Humildemente les exijo a todos los políticos que quieran establecer la democracia, que se conviertan en una sola voz. Es el único camino. Lo demás es derrota e infierno. Es la hora de la grandeza.

Llegaremos al cielo democrático sí y solo si vamos juntos. Y al infierno, tal como estamos llegando uno a uno, los hampones, los pusilánimes, los dueños de las lumpias y sobre todo nuestra juventud.

Adelante, por arriba de las tumbas adelante… y unidos, por supuesto.



lunes, 22 de enero de 2018

LA QUILLA PETROLERA

Rafael Gallegos    Blog núm. 333

Se acelera la barrena de Pdvsa. 1,6 millones de barriles por día. Cada mes la producción baja en más de cien mil barriles, redondísimo cero en gerencia.  ¿A dónde llegaremos? Además, las refinerías se volvieron chatarra y los empleados se quejan de sueldos de hambre. La Pdvsa roja va llegando a niveles de producción de hace treinta años. Y sorpréndase: a niveles de cobro de los años treinta. Sí, como lo lee, a niveles de hace más de ochenta años, porque como si no bastara con esta bajísima producción, apenas cobramos… medio millón de barriles. Veamos:

La producción nacional es de 1.600.000 barriles. Restémosle 400.000 barriles que se envían a China y 100.000 a Rusia, ninguno se cobra porque son parte de unas deudas que no se sabe en qué se gastaron; reste y siga con por lo menos 300.000 del mercado interno que tampoco generan flujo de caja ya que casi que se regalan; siga restando con 100.000 barriles que se envían a Cuba y se cambian por espías y otras profesiones y aunque usted no lo crea, les quedamos debiendo;  luego sustraiga los 100.000 barriles que se exportan al Caribe en condiciones de pago con valor presente negativo (o sea tan “fiaos” que dan pérdidas). Finalice la resta y apenas quedan  alrededor de 600.000 barriles diarios para exportar a Estados Unidos e India, que son los únicos que pagan como debe ser. Ah! y reste de ese número  los 100.000 barriles (por ser benevolente) que esta ex potencia petrolera  importa en gasolina, petróleo y productos desde el mismísimo imperio y otros países. ¿Cuánto queda? Pues… alrededor de medio millón de barriles.

Un chiste malo, ahora el problema no es que el imperio no nos quiera comprar petróleo, sino que no nos  lo quiera vender.

La “revolución” a punta de tanta soberanía convirtió al país con “las mayores reservas del mundo” en un país petrolero de medianas dimensiones. Estamos, como exportadores, entre Ecuador y Colombia, cuando de acuerdo a los mismos planes  “rojos rojitos” de siembra petrolera, deberíamos superar a Irak y a Irán.

Sin sacar muchas cuentas la “revolución” todos los días nos queda debiendo a los venezolanos de a pie (o sea todos menos los enchufados) por lo menos cuatro millones de barriles. Algo así como un Irán o un Irak.

El precio del petróleo subió considerablemente, ya el promedio de la cesta  venezolana va por 60 dólares el barril, lo que es magnífico. No se deje engatusar por el gobierno con eso de que los precios están deprimidos. Lo que pasa  en el balance es que cobramos tan pocos barriles (unos quinientos mil), que apenas ingresarán unos doce mil millones de dólares al año, que no alcanzan para Pdvsa y mucho menos  para esta endeudada Venezuela.  Entonces la empresa petrolera le seguirá pidiendo al Banco Central bolívares devaluados (casi evaporados) que lo único que generan es hiperinflación.

Si produjéramos cinco o seis millones de barriles diarios, de acuerdo a lo soñado por los mismísimos planes de la “revolución”, podrían entrar a las arcas de la nación cerca de cien mil millones de dólares. O sea por la ineficiencia, corrupción, falta de visión y destrucción estratégica del gobierno, los venezolanos perdemos – siéntese - unos setenta u ochenta mil millones de dólares al año (más de dos mil dólares por persona) que se traducen en hambre, enfermedad, inseguridad  y pobreza. Y encima se jactan con eso de “el petróleo ahora es de todos”. Dime de que te jactas y te diré de qué adoleces.

¿A cuánto debería estar el precio barril para que el gobierno supere la crisis? No se ría y saque cuentas, por lo menos a 300 $. Todo un milagro energético que requeriría de muchísimos estornudos de los jeques árabes, o de una guerra que Dios nos ampare. 

Y como a donde vaya la industria petrolera irá Venezuela: petróleo en la quilla… país en la quilla.

PDVSA NO ESTÁ SOLA

En las empresas de Guayana sucede otro tanto. Alúmina, aluminio y hierro en la inopia. La agricultura y la industria al 30 % (según los más optimistas). Del sistema de salud, ni hablar. Las universidades con presupuestos jadeantes.

Nada nuevo bajo el sol. Así son los comunismos. Destruyen a sus países “para comerte mejor”.

¿ES RECUPERABLE LA INDUSTRIA PETROLERA?

Claro que sí, aunque con este gobierno claro que no. Como dijo Einstein, si queremos resultados diferentes hay que actuar de manera diferente. O sea, hay que cambiar este fatídico y fracasado modelo petrolero.

Y para cambiar el modelo, hay que cambiar al gobierno. La buena noticia es que hay mucha gente repensado el petróleo. Gente que sí sabe de petróleo porque es su especialidad. Trabajando en equipo para salvar, o mejor resucitar a la industria petrolera cuando llegue el momento.  


Para elevarla desde la quilla hasta el sitio desde donde Rodrigo de Triana gritó  tierra. Claro, habrá que gritar: petróleo. O mejor… gerencia petrolera. 

lunes, 15 de enero de 2018

PDVSA: PITOS, HITOS Y MITOS

Busque este artículo en el BLOG: http://petroleosinreservas.blogspot.com. Además en informe21.com/diariodecaracas.com/elpuntonews.com
Rafael Gallegos    Blog núm. 332

PITO

“Yo provoqué el paro”, dijo el comandante eterno, responsabilizándose ante la historia por la exclusión de 23.000 trabajadores de  Pdvsa. Previamente había botado con un pito y por televisión – ¡habrase visto!- a siete valientes y admirados compañeros que estaban al frente del movimiento. El pito, tradicionalmente utilizado por uniformados para dirigir el tráfico, se convertía en el símbolo del tránsito a la calle de miles de trabajadores y técnicos, que trajo como consecuencia la caída de Pdvsa desde la honrosa posición de la segunda empresa petrolera del mundo, hasta estos lichers corporativos que padecemos.

HITO

En 2002 miles de trabajadores petroleros de la Pdvsa azul se unieron (a mucha honra) al paro nacional preocupados por ruta de destrucción que ya se observaba en Pdvsa y en el país. No pidieron absolutamente nada para sí. Por única vez en la historia, las instalaciones se entregaron de manera notariada. Al final botaron a miles. Ilegalmente y sin cancelarles absolutamente nada de sus prestaciones, ni caja de ahorros. Nada.

Se trató de uno de los hitos más importantes de la historia del petróleo venezolano. Cual director de hospital que bota a sus médicos, el gobierno de Chávez se atrevió  a botar a la mayoría de sus técnicos, iniciándose el acabose, por ahora, de la industria petrolera venezolana.

Un hito, tan importante como la Ley de Hidrocarburos o la Nacionalización del  petróleo. Los dojos dojitos bautizaron el conflicto como “sabotaje petrolero”. A la luz de estos fatídicos resultados luego de diez y ocho años, es obvio deducir quienes son los padres del largo sabotaje gerencial.

MITOS

La pre quiebra  de Pdvsa parece haber completado lo que hemos denominado Tercera Ley de Rockefeller con aquello del mejor negocio del mundo es una empresa petrolera bien administrada, el segundo una mal administrada y el tercero: la Pdvsa roja. El viejo petrolero debe revolcarse en su tumba por no haber imaginado tamaño desastre.

Producción en picada, importación de gasolina, renuncias masivas, onerosa deuda y sueldos insuficientes han dejado al descubierto los Mitos de la “revolución”. Veamos:

La culpa del imperio… como si éste hubiera desmantelado las refinerías. Pdvsa es de todos… cuando ya no hay nada que repartir “entre todos”. Pdvsa es un estado dentro del estado… mientras ellos mismos se acusan unos a otros de robarse miles de millones de dólares. Vamos a acabar con las colitas… y acabaron con la aviación de la empresa. Se burlaron de la meritocracia (a cada quien según sus méritos), mientras implantaron el mito de los petroleros “revolucionarios” (a cada quien  según su fidelidad al proceso). Estos mitos han caído en seguidilla como piedras de dominó.

Y el mito de los mitos: “ahora Pdvsa es del pueblo”, se ha derrumbado porque cuando la empresa era “de los oligarcas” daba ganancias y ahora “que es del pueblo” sobrevive por las dádivas de dinero inorgánico que le da el Banco Central, que a su vez ha generado esta hiperinflación que nos agobia.

No me defienda compadre, le dice el pueblo a los petroleros dojo dojitos. Y como diría el gran Becker: no hay máscara semejante a su rostro.

“UNA VISIÓN SIN ACCIÓN ES SÓLO UN SUEÑO”

Y aunque usted no lo crea, como si no fueran los incendiarios, pretenden convertirse en los bomberos. Y ofrecen unos planes que son… puros sueños.

Hundiéndose en una producción que se dirige al millón y medio de barriles, prometen 2,47 millones de barriles diarios para el 2018 y… cáigase: seis millones para el 2025. Por segunda vez ofrecen esta meta. Dicen que a la tercera va la vencida. ¿Y cómo lo harán? Lo que expresan es que ahora los trabajadores elaborarán el plan. No se trata de minimizar a los trabajadores, pero cada quien cumple su rol. Zapatero a su zapato. La planificación es compleja y la elaboran los estrategas. Un plan contiene estudios de entorno, de mercado, relación de inversiones, inversionistas, taladros, estudios de yacimientos, estrategias de producción, decisiones de altas finanzas.

Petrolera desvencijada solicita estrategas, abstenerse los que no tengan carnet de la patria.
Tampoco ofrecen cómo levantar las desmanteladas refinerías. Se requieren  millones de dólares para ponerlas… como las tenían los “oligarcas de la cuarta”.

Pareciera  que todavía manejaran el mito de que producir petróleo es soplar y hacer botellas… y lo que soplan es hambre y desesperación.

Ya basta de mitos. La industria petrolera para transformarse en competitiva requiere de gerencia estratégica, gigantescas inversiones y tecnologías de punta. ¿Posee alguno de esto factores la Pdvsa actual?


  A donde vaya la industria petrolera  irá Venezuela, por ello es imperativo rescatara y ponerla al servicio del desarrollo. Hay muchos venezolanos capaces de ello. 

lunes, 8 de enero de 2018

LA GALLINA DEGOLLADA

Rafael Gallegos    Blog núm. 331

La realidad se alimenta de la fantasía. Por ello el prisionero más famoso es el Conde de Montecristo, Macondo la ciudad más emblemática y Doña Bárbara uno de los personajes más comentados de Venezuela. Y ninguno ha existido más allá de nuestras mentes.

El cuento “La gallina de  los huevos de oro” ha significado una figura petrolera muy poderosa en nuestro imaginario colectivo: los huevos de oro son la Renta Petrolera y  la gallina de los huevos de oro es Pdvsa.

Hoy el desastre de Pdvsa es tan gigantesco, que el cuento referido ha quedado demodé. Podemos sugerir otro, catalogado como de terror, cuya autoría es del maestro uruguayo Horacio Quiroga: “La gallina degollada”. El argumento lo mostramos a continuación de manera muy resumida y demasiado libre:

“Se trata de un matrimonio que tuvo la mala fortuna  de procrear cuatro niños que en su infancia desarrollaron problemas mentales muy severos que los llevaron a nivel de inconciencia. Con el tiempo los padres  los fueron rechazando y no los mantenían ni limpios ni alimentados como era debido, ni con cariño. Luego tuvieron una niña linda y saludable a la que consentían hasta lo indecible.

Un día degollaron en casa una gallina y los niños observaron la operación y la sangre derramada. Otro día todos los niños estaban solos, hubo un accidente y los varoncitos le hicieron a la niña lo mismo que a la gallina.”

Pdvsa, roja como la sangre de la gallina, refleja este cuento de Quiroga. Para empezar hace tiempo que no da huevos suficientes. Los ingresos por venta de petróleo ya no le alcanzan. Tiene que pedir al Banco Central que le pase una mesada de dinero inorgánico que termina alimentando esta vorágine hiperinflacionaria. ¿Recuerdan cuando  Pdvsa mantenía al país?... parece que fue ayer.

Cual antípoda de Midas, quien todo lo que tocaba lo transformaba en oro, los “revolucionarios” tocaron con su varita mágica a  la empresa “con las mayores reservas petroleras del mundo” y aunque usted no lo crea… la transformaron en hambruna petrolera.

¡Que la gallina no ha muerto!, podrían argumentar algunos “revolucionarios”. Yo no lo sé. Lo que sí sé es que ha perdido sus funciones vitales. Como producir gasolina  (ahora la importan y como son tan mala paga nadie les quiere fiar), o  producir divisas para el país (cada vez producen menos y deben más), o  incrementar la producción (la única barrena “exitosa” es la baja de producción a paso de vencedores), o la transparencia de las operaciones financieras (cómo será el desfalco que en un “¿autosuicidio?” ellos mismos se están “privando de libertad”). Ah! y ni hablar de la conservación de las instalaciones y el ambiente donde abundan las explosiones, los derrames, los pozos dañados y un largo etcétera.

Funciones vitales: pulsaciones, respiración, fondo de ojo, qué se yo. Tal vez los petroleros revolucionarios argumenten que Pdvsa no está muerta, que está de parranda. ¡Ojalá! O tal vez el general presidente de Pdvsa y su muy experimentada Junta Directiva sean asertivos con el negocio. ¡Ojalá!... pero las peras no  dan olmos, ni los mangos aguacates.
Ingenieros petroleros solicitan batallón militar para comandarlo. Y no se rían… lo que es igual no es trampa.

Hoy observamos videos de trabajadores petroleros tocando cascos (en lugar de cacerolas), se habla de taladros y refinerías parados, de muchas renuncias. La destrucción es tan gigantesca que la gallina para sobrevivir solo le quedará transformarse en Ave Fénix. 

Yo provoqué el paro, había que tomar esa colina que era Pdvsa… dijo el comandante eterno. Y botó más de 20.000 técnicos enorgulleciéndose de tomar esa colina… de quiebra petrolera programada. Pura destrucción estratégica. Tipo Cuba comunista. Y desengáñese, que esto sí es comunismo.

Y este modelo de destrucción comunista lo extrapolan al país. Acciones y frases como guerra económica, exprópiese, yo te voy a dar pernil, los puntos rojos en el área de votación, dakazo en los supermercados o monstruos que atacan en altamar a los barcos que traían los perniles, alejan a las masas de valores como la productividad, el trabajo, el esfuerzo y la democracia, pilares fundamentales para desarrollar un país.

Y esto de los sueldos que están tan pero tan malos, que ya no es negocio trabajar es típico de los comunismos que buscan el marasmo social… para comete mejor.  

Pilas y guáramo, porque a pesar de todo somos más, tenemos razón y la historia nos favorece. Pilas y guáramo, no tengamos que escribir mañana Venezuela degollada.

PD1: Marzo: “elecciones” en la “democracia” cubana… sin comentarios.


PD2: ¿Cuándo le responderán a Andrés Velásquez?