miércoles, 22 de febrero de 2017

DEMOCRATICIDIO EN GOTAS

Rafael Gallegos    Blog núm. 285


Poco a poco, como el agua que golpea la roca, la “revolución” ha ido cumpliendo la destrucción estratégica de  Venezuela “para comerte mejor”.

Padecemos un  proyecto totalitario. Ante la derrota que valientes políticos y militares venezolanos le infringieron a Fidel Castro en los años sesenta, los comunistas abandonaron la guerrilla y cambiaron de táctica. Comenzaron por incorporar cuadros “revolucionarios” en la en la milicia, apoyados desde Cuba y Libia. Con paciencia esperaron a un Chávez. Se hicieron del poder y comenzó la destrucción estratégica para implantar el socialismo. Aplicaron  los exprópiese, las invasiones, los insultos, la inoculación del odio, el “ser rico es malo”, la falsificación de la historia y un largo etcétera. Se jactaron de multitud de elecciones… mientras ganaban. Paralelamente “gobiernizaron” al árbitro electoral.

Ahora están en la fase de desechar la democracia para llegar al modelo totalitario cubano. Gota a gota la democracia se agota. Veamos la ruta:

-      Declaran fraude en las parlamentarias y anulan cuatro diputados de Amazonas. Así evitan la mayoría calificada en la Asamblea Nacional, que podría convocar  por ejemplo, a una Asamblea Constituyente que los sacaría del poder. El  Estado Amazonas  tiene casi año y medio sin representación. Si tuvieran el menor chance de ganar, harían elecciones en una semana. ¿Verdad Tibi?

-      A partir de ese “y que” fraude, declaran en desacato a la Asamblea Nacional, no le pagan a los diputados, los amenazan con prisión, los golpean, les anulan pasaportes, declaran inconstitucionales sus leyes. En  cualquier país medianamente democrático, eso sería un golpe.


-      Luego, declaran otro “y que” fraude, que por supuesto nadie les cree, y anulan el proceso Revocatorio. Puro pánico a la voz del pueblo.

-      Después, inconstitucionalmente postergan (¿hasta el infinito?) las elecciones de gobernadores correspondientes a Diciembre 2016. Más miedo al mismo pueblo en el nombre del cual destruyen a Venezuela. Y el presidente dice… ¡que no tiene tiempo!

-      Ahora, quieren legalizar (o ilegalizar) 59 partidos. Con una reglamentación que implicaría por lo menos siete millones de firmas. Saque cuentas: cada uno con 0,5 % de la población en doce estados y sin repetir en firmas en partidos distintos. O sea, misión imposible. Y como saben que los grandes (PJ, AD, VP, UNT, Copei, ABP y otros) tienen probabilidades de sobrevivir, vuelven a ofrecer la gran invención revolucionaria: los reparos. Ya volverán con los cuenticos de muertos y presos firmando, de rúbricas falsificadas a miembros del oficialismo… o sea, con la misma película del Revocatorio; pero mejorada.  Y conseguirán que  algún obediente juez de algún alejado pueblo invisible al mapa, declare que los partidos de oposición quedan ilegalizados… por fraude.

-      Por si acaso no logran anular a los partidos sobrevivientes en los reparos, procederían a inhabilitar administrativamente o a “privar de libertad”, lo que sea más fácil, a Capriles, Ramos Allup, Falcón, María Corina, Rosales, o cualquier líder cuya candidatura presidencial descuelle en las encuestas, para que acompañen en la “no candidatura”, a Leopoldo y a Ledezma. Esto en caso que no logren dividir a la MUD, para lo cual lamentablemente parecieran ayudar algunos líderes opositores. Ojo: romper la unidad es traición a la patria.

-      Y hablando de MUD, ya está en la manga su anulación como “partido MUD” por el “y que” fraude del Revocatorio. Otro por si acaso.

Ah! y cuando realicen la elección presidencial, si es que hay dinero y el presidente tiene tiempo ¿adivinen quién será el nuevo presidente reelecto otra vez? Y todo al mejor estilo de Daniel Ortega. “Nicaraguazo” en puerta… a menos que nos pongamos las pilas.
Nada nuevo bajo el sol. Así son y fueron todos los comunismos. En Cuba, China comunista, la Unión Soviética, Camboya, Corea del Norte, la Europa tras la cortina del hierro… sí había elecciones: con un solo partido, sin libertad de expresión, y bajo el lema “aquí no habla mal de Stalin”, o “aquí no se habla  mal de Pol Pot”, o “aquí no se habla mal de Fidel”… Al final invariablemente lograban el  99 % de los votos a favor del gobierno.
El comunismo fue la gran farsa del siglo XX. Hoy, que engañen a otros, en Venezuela ya nadie les cree. Las encuestas muestran un  90% de rechazo. Con unidad y estrategia pasaremos adelante por arriba de las tumbas adelante. Hay que exigir las elecciones para ya.
Pueblo hambriento y amordazado solicita democracia.

ÚLTIMA HORA: LOS JÓVENES LE DAN UNA LECCIÓN AL PAÍS.


Los jóvenes  de la UCV vencen sombras y nos muestran una luz al final del túnel del totalitarismo. Burlaron el leguleyismo del gobierno y realizaron sus elecciones estudiantiles. Tenemos mucho que aprender de los estudiantes. Gracias, y a Rafaela Requesens  mucho éxito. 

martes, 14 de febrero de 2017

(2/2): PDVSA AZUL, PDVSA ROJA… ¿PDVSA VINO TINTO?



Rafael Gallegos    Blog núm. 284

… La miope utilización de la Renta Petrolera generada por la Pdvsa Azul, conllevó el llamado Petroestado, que permitió a las cúpulas del gobierno el manejo de pingües cantidades de dinero. Para remate, cuando los precios del petróleo se dispararon por encima de 100 dólares el barril, encontraron a un presidente Chávez que  manejó los recursos sin  control ni escrúpulos, para buscar apoyo internacional y exacerbar un populismo que ha significado el acabose  de Venezuela. La “revolución” actuó como un Rey Midas al revés (¿Rey Sadim?): tocó el petróleo y lo transformó en miseria. Así se cumplía con el desiderátum “revolucionario” de arruinar a Venezuela para permanecer por siempre en el poder.

PDVSA ROJA

Chávez en campaña presidencial decía que Pdvsa era una caja negra, sin que le temblara el pulso le metió dos brochazos más y la  convirtió en una caja roja: opaca y al servicio de su “revolución” comunista. Pasará a los anales del fascismo la declaración del Rafael Ramírez exigiendo que los trabajadores de Pdvsa debían ser “dojos dojitos”, al par que les decían que estaban en sus puestos gracias a Chávez. Qué vergüenza.

Luego de botar a los 23.000 petroleros democráticos en el 2003 (a mucha honra), de dar órdenes de expulsarlos si conseguían trabajo en alguna empresa petrolera privada, de perseguirlos, de montarles juicios y no pagarles ni un centavo de sus emolumentos, la Pdvsa Roja avanzó a paso de vencedores hacia los lichers corporativos.  Triplicó el personal, disminuyó la producción en 40% y se alejó de la meta de 5,8 millones de barriles, llevó a la mitad la capacidad de refinación, multiplicó por 20 la deuda, “martilló” al de por sí desvencijado Banco Central, expropió contratistas acabando sus funciones, dañó yacimientos, convirtió las tuberías del Lago en un colador, ocasionó graves explosiones, accidentes y derrames, multiplicó la deuda; transformó una pujante Pdvsa de  empresa petrolera con alto contenido social, en una pre quebrada empresa social con algún contenido petrolero. Así como acabaron con el país, acabaron con Pdvsa. Ahora de los dos millones de barriles que apurados producen… sólo cobran uno.

Y la nueva Junta Directiva, es casi un acta de defunción empresarial. Acepto debate, por si acaso.

¿PDVSA VINO TINTO?

Vino Tinto: … una industria petrolera incluyente, honesta y productiva, que sirva de pivote para el desarrollo sustentable de Venezuela.

El negocio petrolero requiere de altas inversiones, tecnología de punta y gerencia de primer mundo. Por lo tanto, lo que se haga para recuperarla requerirá de esos tres parámetros. Si falla uno, será un retroceso al actual desastre petrolero.

Igualmente para que el petróleo beneficie a los venezolanos, se requiere la implantación de un Trípode Petrolero: Empresas petroleras eficientes, Redefinición de la Renta y Reingeniería para el Estado venezolano. ¿Difícil?, tal vez; pero imperativo. Se trata de cambios necesarios para sembrar el petróleo de manera sustentable. Lo contrario es seguir navegando en los booms y encallando en los bajos precios. Detallemos el Trípode Petrolero:

-      Empresas petroleras eficientes: reflotar Pdvsa hasta donde se pueda. Licitar concesiones, empresas mixtas, atraer capitales. Usar las leyes petroleras actuales. Luego cambiarlas de acuerdo a consensos. Crear un Consejo Nacional de Energía que genere política Petrolera y Energética. Crear un Ente que administre permisología. Fortalecer al MEM para que aplique políticas y vele por el cumplimiento de la Ley. Controlar  el negocio de manera que se mantenga integrado y  coherente a lo largo de la cadena de valor. Acordar uso de  la Bolsa de Valores para empresas y proyectos petroleros.

-      Redefinición de la Renta: Ya no sería Renta, sino Beneficio Petrolero,  que contemplaría: el uso de Regalía y de ISLR y otros impuestos sólo para inversión… desarrollo estratégico de la Industria Conexa, de manera que genere una red económica sustentable en el país… la aplicación de  políticas de Responsabilidad Social en las áreas aledañas a la industria, para generar nuevas dinámicas socio económicas…. afianzamiento de  una Petroquímica, petróleo del futuro,  que sirva de pivote a la industrialización.


-      Reingeniería para el Estado Venezolano: Redefinir y cambiar al Estado de raíz para que pueda cumplir los objetivos.  O lo enfrentamos, o todo el esfuerzo petrolero será en vano y volverá a los pocos años otro Mesías más aprendido. 

El cambio que se requiere es integral o no es. El petróleo es mucho más que petróleo. Para pasar de ser un país con petróleo a un país petrolero, debemos trasladar las reservas de Hidrocarburos desde el subsuelo hasta la cabeza de los venezolanos. Repensar al petróleo es repensar a Venezuela.


Tarea ineludible para forjar un gran futuro.

martes, 7 de febrero de 2017

(1/2): PDVSA AZUL, PDVSA ROJA… ¿PDVSA VINO TINTO?


Rafael Gallegos    Blog núm. 283

Luego de la nacionalización del petróleo los venezolanos hemos transitado por dos pedevesas: la Azul y la Roja. Hay que destacar que ni son lo mismo, ni se escriben igual y mucho menos una es consecuencia de la otra.  Son dos procesos bien diferenciados que nos proponemos analizar en estas líneas en aras de la necesaria comprensión de la historia, para que cuando corresponda estemos en mejores condiciones de rescatar la industria petrolera.

Hay que destacar que ha habido una sola nacionalización: la del periodo de  Carlos Andrés Pérez. La propaganda nacionalizadora de la “revolución”, además de intentar fallidamente nacionalizar lo nacionalizado, es pura politiquería  y se  podría catalogar de  oferta engañosa.

Como el análisis petrolero no se puede desligar de la comprensión del país, porque repensar el petróleo es repensar a Venezuela, instamos a refrescar y conceptualizar los años cincuenta, sesenta, setenta y ochenta, así como la evolución de las estrategias petroleras a partir de Gómez.  Para comprender mejor este proceso recomiendo los documentales “CAP, dos intentos” y “Tiempos de dictadura”, ambas del destacado cineasta Carlos Oteyza.

Pdvsa Azul

Fue la culminación de décadas incrementando la participación de los venezolanos en el negocio petrolero. Iba en línea con la tendencia nacionalizadora de los países productores de petróleo en el llamado tercer mundo. En su conceptualización participaron todos los partidos y fuerzas vivas del país, reflejando un gran consenso. El artículo quinto de la Ley de Nacionalización, que permitía inversiones privadas produjo una amplia polémica, al igual que la indemnización a las transnacionales. Se dice que no se trató de Nacionalización, sino de Estatización del Petróleo. Se llevó a cabo en un ambiente gerencial y apolítico. Su primer presidente fue el general Rafael Alfonzo Ravard, quien actuó eficaz y ponderadamente.
Entre los logros de la Nacionalización destacan:

·       Cambio de Patrón de Refinación: incrementó desde 16 % hasta 45% el volumen de gasolina en las refinerías, subiendo la producción de gasolina en 200.000 b/d.

·       Internacionalización del Petróleo: compra de refinerías en Estados Unidos y Europa, a objeto de mercadear los crudos pesados colocándolos desde el pozo hasta los tanques de gasolina, “de la vaca a la boca”.

·       Desarrollos  de la Faja Petrolífera y de los campos de Monagas y de Apure: generaron más de un millón de b/d.

·       Orimulsión: a objeto de sustituir al carbón de manera más limpia y eficiente en las plantas eléctricas del mundo.

·       Proyecto Criogénico: separación y licuefacción del gas, que anteriormente se botaba en alta proporción.

·       Intevep: investigación en casa que redundó en exitosas investigaciones como  como Orimulsión y HDH, entre otras.

·       CIED: canalizó el proceso educativo de la industria y obtuvo un premio como la Mejor Universidad Corporativa del mundo.

·       Responsabilidad Social Corporativa: promovió desarrollo de las comunidades  aledañas a la industria.

·       Condominio Jose: instalación donde se realizan operaciones de procesamiento de crudo, de gas y de diversas actividades petroleras.

Luego vino la Apertura Petrolera en sus tres fases:

·       Campos Maduros: mediante inversiones privadas generó más de 500.000 b/d, mientras los capitales de Pdvsa se utilizaban en las zonas más prospectivas.

·       Ganancias Compartidas: exploración de 14 áreas prospectivas sin desembolsos por parte de Pdvsa, recibiendo más de 2.000 millones de dólares y con la promesa de compartir las ganancias de la explotación. De haberlo desarrollado la estatal por su cuenta, hubiera costado miles de millones de dólares y tardado quizás 20 años.

·       Asociaciones de la Faja: implicaron la instalación de cuatro mejoradores y la generación de más de 500.000 b/d de crudo.

La producción de petróleo llegó a más de 3 millones de b/d, se había pautado llegar a 5,8 millones en los próximos años. El personal era de unos 45.000 trabajadores más 24.000 contratados. La Nacionalización, en poco más de veinte años y con personal venezolano, hizo que Pdvsa pasara de empresa “saca tubos” a  emporio energético. Qué orgullo. La segunda empresa petrolera del mundo.

Esta Pdvsa Azul, con todos sus defectos, duró hasta que llegó el comandante y mandó a parar. Siendo Chávez Presidente Electo, al conversar con una amiga y saber que trabajaba en Pdvsa como ngeniero, le dijo a Luis Miquilena: ella puede ayudarnos para lo que queremos hacer en Pdvsa.

Ella se preguntaba qué era lo que querían hacer, hasta que en 2002 la botaron junto a 23000 petroleros democráticos.


Continuará.

PD: CONTINÚA A LA VENTA EN AMAZON EL LIBRO PETRÓLEO Y GAS
 EL CASO VENEZUELA, DE EDDIE RAMÍREZ Y EL SUSCRITO. EL NUEVO PRECIO ES DE 6,50 $. 

miércoles, 1 de febrero de 2017

MURO ANTIDEMOCRÁTICO

Rafael Gallegos    Blog núm. 282

“Te pareces tanto a mí”, bromean los deslenguados que le hubiera dicho Chávez a Trump. Quizás la institucionalidad norteamericana le dé un “parao” a Trump; contrario al caso de  Chávez, quien  pudo iniciar este desastre que padecemos, porque encontró un país desvencijado. Pero ambos se pueden caracterizar como constructores de muros. El de Trump contra los mexicanos, y el de Chávez… contra la democracia.

Chávez no fue producto de la generación espontánea. Su éxito obedeció a la decadencia de los últimos años de la República Civil y al surgimiento de la anti política. No fue una quinta república, sino un ratón de la borrachera de la cuarta.

Esa Venezuela decadente facilitó que el  TSJ le permitiera una Asamblea Constituyente no contemplada en las leyes, así como  la sociedad la vergonzosa desproporción electoral cuando el 40 % de la oposición apenas tuvo en 5 % de los representantes. Por ello también fueron efectivos los comunistoides gritos de guerra como “denme un millardito”, o “exprópiese”.

La democracia era una excusa que debía durar mientras el pueblo los apoyara. Era, como los comandantes de la “revolución” (Chávez dixit), camellos del desierto desechables en el camino. Pero a los rojos les ha costado digerir el  ADN democrático de los venezolanos, que nacimos o nos criamos en democracia. Nos acostumbramos a reclamar, a votar, a manifestar, a decidir. Y el gobierno, temeroso de las mayorías,  inventa los  “fraudes” del Revocatorio y de la elección de diputados en Amazonas, así como el “desacato” parlamentario. Puro realismo mágico (pero de magia negra).

LOS LADRILLOS DEL MURO

Ladrillo a ladrillo, los chavistas han construido un Muro Antidemocrático. Un ladrillo es la banalización del Diálogo: van por el mundo, como si los Jefes de Estado fueran bobos, pregonando que desean el Diálogo y la paz, mientras en Venezuela no cumplen sus promesas de las reuniones de las mesas de Diálogo, y peor, violentan la Constitución cuando se niegan a cumplir con las fechas constitucionales de las elecciones de Gobernadores y Alcaldes. Ya están vencidas y ahora, si no se les va el año anulando a la MUD por fraude – habrase visto-  o “legalizando” a los partidos, las elecciones podrían ser en el 2018, si acaso. Puro retraso calculado para no contarse.

Saben que si  aceptasen limpiamente las decisiones del pueblo, la oposición tendría mayoría calificada en la Asamblea y por lo menos veinte gobernadores de oposición.

Otro ladrillo del Muro Antidemocrático: los presos políticos. Les provoca pesadilla pensar en un Leopoldo López o un Ledezma en la calle; le terminarían de bajar al subsuelo ese 10% de apoyo a Maduro. Además, en su mentalidad autocrática, los presos y los rehenes son herramientas para esparcir el miedo y negociar. Te cambio cuatro presos por… pura barajita castrista.

ELECCIONES GENERALES

Un deslenguado me dijo que el gobierno no quiere ni elecciones generales, ni elecciones coroneles, ni elecciones sargentos. Que con el  hambre general,  la escasez almirante y la hiperinflación comandante eterno, es más que suficiente.

Saben que unas elecciones limpias acaban con su fatídico proyecto de poder. Y como esta no es época de dictaduras, se llenan de excusas para no abordar ningún  proceso electoral.
Nada más con la realización de las regionales y locales, ¿cómo haría el gobierno para contener a por lo menos 20 gobernadores y cientos de alcaldes de oposición? ¿Haría que su TSJ los declarara en desacato o cantaría fraude masivo? ¿Nombraría veinte protectores? ¿Los ignoraría? ¿Los encarcelaría? ¿Declararían Emergencia Política en todo el país y seguirían la “revolución” sin gobernadores ni alcaldes?  ¿Asamblea Nacional y gobernadores paralelos? ¿No acatarían? Conociéndolos, cualquier cosa podría pasar.

Claro, el desacato a los resultados electorales, o el retraso indefinido de las elecciones, sería la definitiva implantación de una dictadura como la castrista, la pinochetista, la estalinista o la somocista. Todas iguales porque las dictaduras no son de izquierda ni de derecha… son de terror.

Por otro lado, el país ¿aguantará  un 2017 con 2000 % de inflación y 80% de escasez, o con los dantescos cuadros de desnutrición infantil,  y un 2018 donde el 2017 sea nostalgia? Porque ningún gobierno, a excepción de los panas de Zimbabue (devuélveme mi espada), ha soportado hiperinflación sin cambio de gobierno.

Parece un Kit: hiperinflación y chao.

Es hora de que los venezolanos parafraseemos a Reagan en Berlín: Gorbachov, tumbe ese muro, y gritemos al unísono: Maduro, tumbe ese muro  (antidemocrático).

Gorbi no tumbó el  muro, lo hicieron los berlineses, sin ninguna resistencia de los y que ultra poderosos partidos comunistas. ¿Y esos venezolanos qué?

País democrático solicita cambio de botas por voto… y ya.

PD: Abandono de cargo… el del CNE.


martes, 24 de enero de 2017

DEMOCRACIA SIN ELECCIONES ES DICTADURA


Rafael Gallegos    Blog núm. 281


Cosas de autócratas: la actitud de presidente  José Tadeo Monagas en 1858 queriendo forzar la Constitución para ampliar su periodo presidencial de cuatro a seis años, es la misma de Hugo Chávez cuando creo en un segundo e ilegal intento, la reelección indefinida. No muy diferente a la actitud de Daniel Ortega presidente reelecto por siempre y nada menos que con su esposa de vicepresidenta. Nepotismo habemus.

En 1910 el valiente periodista Rafael Arévalo González, vista la aproximación del período legal de elecciones, en un ejercicio de inocencia lanzó la candidatura presidencial del Dr. Félix Montes para competir nada menos que contra el dictador Juan Vicente Gómez. Montes terminó exiliado en Curazao y González pagó su atrevimiento posando sus huesos en La Rotunda. 

Pero no siempre fue así. También hay demócratas, como López Contreras que disminuyó su período presidencial de siete a cinco años, o Larrazábal que para dar el ejemplo renunció a la presidencia cuando se lanzó de candidato presidencial,  o Rómulo Betancourt que teniendo la victoria en sus manos no quiso ser candidato presidencial en 1973.

EN LA SATANIZADA REPÚBLICA CIVIL…

En 1968 el candidato del gobierno Gonzalo Barrios perdió las elecciones por mínima diferencia. El presidente Raúl Leoni entendió que era saludable para la reciente democracia que la oposición ganara unas elecciones tan cerradas. Asumió Rafael Caldera y a los cinco años, su candidato Lorenzo Fernández perdió ante el opositor Carlos Andrés Pérez, cuyo candidato  (de AD) Luis Piñerúa fue derrotado  cinco años después por el opositor Luis Herrera. Luego en 1998 Hugo Chávez ganó las elecciones ante Salas Romer, candidato del establishment, y sin ningún inconveniente, asumió la Presidencia de la República.

En resumen: durante la República Civil, de nueve elecciones presidenciales, el gobierno perdió nada menos que siete, y siempre entregó el poder. Además, las elecciones se realizaron, todas, a la fecha y hora precisa, sin esas comunistoides excusas como las que ahora asoma el gobierno para no contarse.

LA ALERGIA ELECTORAL DE LA “REVOLUCIÓN”

Ahora que la “revolución” sabe que el pueblo los repudia y que no ganarían ni una elección de condominio, se les ha caído la careta y se han convertido en los reyes de la tramoya. Cual Juan Charrasqueado si pierden arrebatan. Como le arrebataron al secuestrado Ledezma, le nombraron “protector” a Capriles, han apresado a alcaldes, o han anulado a los diputados de Amazonas por más de un año, por temblor a la mayoría calificada de la gloriosa Asamblea Nacional.

Ahora que nadie los quiere anulan el Revocatorio, y atrasan las elecciones para gobernadores y alcaldes. Además amenazan aumentar el  desfase con eso de la legalización de los partidos políticos. O sea, que la democracia revolucionaria, si acaso hará elecciones regionales en el 2018 después de legalizar a los partidos que les parezca, anótelo. ¿Y qué irán a inventar para las presidenciales?  Probablemente seguirán inhabilitando o apresando a los candidatos peligrosos de la oposición como Capriles, Ledezma, Leopoldo, Ramos Allup, María Corina…

… Y se la jugarán con la Asamblea Nacional. Un deslenguado me dijo que están deseosos de  anularla; pero saben que perderían peor que en el 2015. Tal vez lo que les convenga es nombrar 112 Diputados Protectores Parlamentarios, como el Protector de Miranda. Pura democracia.

La meta de la “revolución” - quién lo duda - es no contarse, o hacerlo como los panas y jefes de la democracia cubana: con un solo partido (PSUV) y jactándose de haber ganado con el 99 % de los votos.

Y mientras hacen sus tramoyas amparados por cuatro de los cinco poderes, el pueblo muere de mengua. Sin pena, mienten diciendo que ha que han disminuido la pobreza y la miseria, cuando por ejemplo, Venezuela come ahora 75% menos de carne y que el único negocio que crece es la franquicia del Restaurant Basuras.  Se jactan de haber construido millón y medio de viviendas. ¿Usted cree que aguantan una auditoría? ¿Y cree que de verdad pasan de cien mil?

Maduro dice que arrasaría en unas presidenciales en Colombia, que idem en unas presidenciales en Brasil, y no lo dudamos, es más deseamos que se lance por allá.  De lo que estamos seguros es  que en Venezuela su derrota sería espectacular. Nueve arepas.
Si fueran demócratas como Betancourt, Leoni, Caldera, Pérez, Lusinchi, o Herrera, se contarían, perderían y se irían. Así harían esos líderes de la República Civil, quienes tenían mil defectos, fallas y hasta malos gobiernos; pero la verdad sea dicha: ante Chávez y Maduro… parecen Churchill.

Y hablando de Churchill, no se desesperen, que las crisis como ésta, producen magníficos liderazgos. Digamos con Shakespeare que la noche es más oscura antes del amanecer.



martes, 17 de enero de 2017

23 DE ENERO VS 4 DE FEBRERO


Rafael Gallegos    Blog núm. 280

El 23E y el 4F no son lo mismo ni se escriben igual. Es imprescindible diferenciar estos eventos, sobre todo estos días de tanto riesgo de caer en el totalitarismo… si no nos ponemos las pilas.

El 23 de Enero fue un movimiento cívico-militar contra una dictadura militar y realizado por demócratas. Su gestación ocurrió unos años antes, en los albores de la dictadura de Pérez Jiménez, manifestándose principalmente por la heroica  resistencia encabezada por  Acción Democrática y el Partido Comunista. El costo en cárceles, torturas, muertes y exilios fue terrible. Al final la alianza entre civiles y militares, entre los que destacaron la Junta Patriótica y militares demócratas encabezados por el almirante  Larrazábal, logró dar al traste con la dictadura e implantar el período más próspero, con todos sus defectos, de la historia de Venezuela.

El 4 de Febrero fue un movimiento militar-cívico contra el gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez. Su gestación ocurrió unos años antes, luego de la derrota que le propinó la democracia a la guerrilla comunista. Algunos guerrilleros y el movimiento internacional encabezado por la revolución cubana y el gobierno libio, entre otros, elaboraron un plan de largo plazo para infiltrar a las fuerzas militares venezolanas. Se trataba de reclutar cadetes y jóvenes oficiales, para utilizarlos como fichas a lo largo de sus carreras, a objeto de consolidar un movimiento capaz de tomar el poder e implantar el comunismo en Venezuela. Chávez, Arias Cárdenas y los otros comandantes fueron producto de esa política. Por ello no es casual el juramento del Samán de Güere - que aterrado se secó a los pocos años  - ni la intentona golpista en sí. Todo estaba planificado. El documento de presentación de ARMA, movimiento similar y previo a la generación de Chávez, habla de los problemas del país y de la necesidad de recurrir a la “reserva moral” de los militares para solucionar la crisis. El  cruento 4F ¿alguien pagará las decenas  muertos? fracasó; pero al poco tiempo tomaron el poder por la vía electoral y como a diferencia del 23E, el 4F no era un movimiento democrático, implantaron esta casi dictadura que hoy padecemos.

Es muy simple, los demócratas implantan democracias y los comunistas, dictaduras. He ahí la gran diferencia.

POR SUS RESULTADOS LOS CONOCERÉIS

El  23E trajo la democracia a Venezuela. Larrazábal la mantuvo a pesar de presiones de algunos colegas. Luego Betancourt se fajó con insurrecciones militares y movimientos guerrilleros. Triunfó la democracia. Los logros, además de la formación de las generaciones de venezolanos demócratas que hoy resistimos, se palpan en la revolución educativa, la CVG, Pdvsa Azul, los puentes sobre el Lago y el Orinoco, el sureste de Caracas, el crecimiento de ciudades de Venezuela, hospitales, universidades, etc. Venezuela fue modelo en América Latina. Como contrapartida: el crecimiento de la marginalidad, la moneda dura que no permitió una competitividad sustentable y además, muchos jóvenes políticos de los sesenta que viraron a la insurrección, afectando el relevo del liderazgo.

Todas las fallas  eran perfectibles dentro de la democracia. Sin embargo la decadencia de los partidos y el auge de la anti política, aunados al surgimiento de un líder con mucho carisma, Hugo Chávez, desviaron a los venezolanos a la búsqueda de atajos, que como hoy palpamos, tenían tras sí un barranco. También influyó la baja autoestima del venezolano y el hecho de no saber apreciar la democracia. Años ha, se había dejado de celebrar el 23 de Enero.

En cuanto al 4F, fracasó el golpe; pero se organizaron y ganaron las elecciones. Utilizaron a la democracia como una careta a objeto de permanecer en el poder para toda la vida e implantar el comunismo, como en la revolución cubana.  La estrategia fue la destrucción nacional, así que no crea que ellos se equivocaron. Van cumpliendo sus planes: destruir a Venezuela para permanecer en el poder. Poco a poco van llegando a su llegadero. Nos hicieron como a la rana hervida… lentamente sancochados habemus.  Estamos en la hora de la estocada final, por ello no es casual un vicepresidente abiertamente comunista y además, conectado con los radicales árabes.

Es decir, el 4F fue un proyecto de dictadura comunista y el 23E un proyecto de democracia.

CELEBRACIÓN

Los demócratas estamos obligados a celebrar el 23 de Enero. Celebrar luchando, para rescatar  la democracia.

Los comunistas celebrarán su 4F con todo el poder del Estado, cada vez más escuálidos, porque a pesar de tanto poder, nadie los quiere. El estómago del pueblo los descubrió y ese… sí que sabe.


Es la hora de Unidad Nacional por arriba de cualquier diferencia, de cualquier cálculo y de cualquier ambición. La democracia primero. Ese es el Espíritu del 23 de Enero. 

martes, 10 de enero de 2017

ASAMBLEA O TOTALITARISMO



Rafael Gallegos    Blog núm. 279

La Asamblea es el último Mohicano de la democracia. Venezuela se mueve entre el reconocimiento a la Asamblea Nacional elegida masivamente por el pueblo, y el totalitarismo. 

La estrategia totalitaria la complementan en el Poder Ejecutivo. Laposición ideológica de los ministros de Educación, Cultura y Comunas, aunadacon la “inocente” observación del presidente Maduro respecto a que la educación va más allá de las aulas (hasta la calle, sus fiestas, su trabajo, su negocio, su casa) y con su juicio respecto a los mensajes que ven los niños en youtube, indica que van por las redes sociales, y van por su casa.Y llamarán a esto con un pomposo nombre. Tal vez Revolución Cultural Bolivariana, parafraseando al camarada Mao, que  puso a chismear a los patriotas cooperantes chinos contra los vecinos y ocasionó miles de muertos y una gran hambruna. Y todo en nombre de la liberación del pueblo, cínica excusa para permanecer en el poder. 

Y en la vice presidencia colocan a  un reconocido comunista criollo, con amplias conexiones en el arabismo radical y en la nueva guerra fría. Este es el gabinete de la cubanización.Fichas para el Armagedón de la democracia.

Por ello les estorba un parlamento que parlamente. Las autocracias sólo toleran el poder legislativo si está mediatizado como el de la Cuba del heredero y jefe Raúl Castro. Allá la Asamblea se escoge en libérrimas elecciones. Todos los candidatos pertenecen al Partido Comunista ¿qué tal?Los aguerridos diputados sereúnenuna vez cada seis meses. Y que se sepa, sólo se ríen si Raúl echa un chiste. Un apéndice del totalitarismo cubano. Imaginamos que eso es lo que esperaesta “revolución”para eliminar la figura del  desacato.

Otro ejemplo del modelo parlamentario que buscan es el de la dictadura militar de Juan Vicente Gómez.  Recordemos  aquel vergonzoso discurso donde  Gómez les decía a sus  diputados en 1929,cuando se trasladaron a Maracay para rogarle que aceptara la presidencia de la república por otro período: “Yo no acepto la presidencia; pero quiero que me nombren General en Jefe del Ejército… Así es que ustedes tienen que escoger un hombre que de acuerdo conmigo en todo y para todo, ejerza las funciones de presidente… si a ustedes les parece yo les doy un candidato, que tendría yo que escogerlo, buscarlo, para que ese candidato tenga que marchar de acuerdo conmigo en todo”. Y los “acatados” representantes del pueblo aplaudían llorosos y  agradecidos. Así, así, así es que se gobierna – dicen los deslenguados que coreaban al unísono.  Reformaron la Constitución  y entonces el  Presidente de la República estaba obligado consultar al Comandante en Jefe del Ejército Nacional (o sea, a Gómez), hasta para nombrar ministros. Puro servilismo. El Presidente resultó Juan Bautista Pérez. El presidente vive en Caracas; pero el que manda está en Maracay – se burlaban los  deslenguados.¿Es eso lo que usted quiere para Venezuela?

I que: Desacato, Guerra Económica y Poder Popular

Si esta Asamblea actuara como la de Raúl Castro o la de Gómez, no estaría en desacato ysería modelo de “armonía” de poderes, como dicen algunos constitucionalistas gobierneros para desvirtuar la insoslayable“separación de poderes”. En este caso el Estado Amazonas no tuviera un año sin representación… ¿y eso no es desacato contra la voluntad popular? Y los siete meses que tienen sin pagarles a los diputados… ¿con cuál leguleyismo justifican esta barbaridad? Recordemos que Democracia sin Asamblea… es dictadura.

La “revolución” habla de pueblo cuando éste vota por ellos. De lo contrario, éste  es: engañado, confundido, o simplemente oligarca. Venezuela es el único país donde los oligarcas comen en el restorán Basuras, toda una vergonzosa franquicia nacional. A su incapacidad la bautizan Guerra Económica. Una guerra que a todas luces van perdiendo y que ocasionaron ellos mismos. Premio Nobel de Cinismo.

Y quieren sustituir a la Asamblea por el Poder Popular, que al estilo CDR cubano han desvirtuado convirtiéndolo en un apéndice de Miraflores. O sea, el poder es popular mientras es chavista. Paradoja de paradojas. Y con el Congreso de la Patria, otro sustituto fallido de la Asamblea… idem.

Pero están descubiertos. El pueblo, en más del 80%, sabe que ellos son los causantes del hambre y del autoritarismo. Mataron el Revocatorio, que no vive… pero la lucha siguehasta vencer y como diría Betancourt: adelante, por arriba de las tumbas, adelante. 

Mini cuento de abandono.

Lo contrataron como electricista. Llegaba temprano todos los días y pero se ponía a barrer y solo barría. Lo botaron por “abandono del cargo” de electricista… o sea.

PD:Falleció Dr. Alex Lorenz, alto ejecutivo petrolero, un hombre sabio y bueno. De esos que hacen mucha falta en estos momentos tan críticos.Queda su ejemplo y su legado. Paz a sus restos.