miércoles, 24 de febrero de 2016

TRES PEDEVESAS

               
 Rafael Gallegos    Blog núm. 235

En Venezuela hemos presenciado el desarrollo de dos Pdvsas y el intento, esperemos que fallido, de implantar otra. Nos referimos a la Pdvsa Azul (producto de la única nacionalización del petróleo), la Pdvsa   Roja  (también conocida como doja-dojita) y ahora  la recién nombrada Pdvsa Verde  (verde militar, no verde ecológico). A continuación haremos una descripción de cada una:

PDVSA AZUL… (Nacionalización) Fundada en 1976.Entre sus logros destacan, el Cambio de Patrón de Refinación, que llevó desde 16% hasta 45 % el porcentaje de gasolina y generó más de 200.000 b/d adicionales de este producto. La Internacionalización que consistió en la compra de refinerías en Estados Unidos y Europa, a objeto de garantizar el mercadeo de los crecientes crudos pesados, llevándolos directamente desde los pozos a los centros de distribución del mundo. El desarrollo de áreas nuevas de Monagas y Apure, que permitió generar más de un millón de  b/d de petróleo. Extracción y fraccionamiento de Gas, generando más de 100.000 b/d de líquidos. Desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco, lográndose la producción de 500.000 b/d de extrapesados, y su procesamiento en el Complejo Jose. Intevep, centro de Investigación que desarrolló entre otros el HDH y la Orimulsión. Cied, premiada un año antes de su cierre, como la mejor universidad corporativa del mundo. Responsabilidad Social, que se reflejó en mejora de la calidad de vida en las zonas aledañas a las operaciones.

Luego se realizó la Apertura Petrolera, a objeto de afianzar la nacionalización mediante inyección de tecnologías y capitales. Ésta materializó el Desarrollo de la Faja, ya descrito. La exploración de ocho áreas a Riesgo y Ganancias Compartidas, Venezuela conoció mejor sus prospectos y de paso le pagaron 2 mil millones de dólares. Finalmente, el Desarrollo de los Campos Maduros, de baja rentabilidad, comparados con los mejores prospectos de Pdvsa, los socios llegaron a producir 500.000 b/d que la empresa compraba a precios fijados y vendía a precios de mercado.

La producción de la Pdvsa Azul llegó a 3,3 millones b/d, se estimaba crecer  hasta cerca de 6 millones. Todas estas acciones se gestionaron  con trabajadores venezolanos. Con mucho orgullo, transformaron la industria  petrolera recibida de las transnacionales, en un emporio energético.

PDVSA ROJA… (Nazionalización) Creada a partir del gobierno del presidente Chávez. Se ha caracterizado por una marcada politización y por desvirtuar su Misión. La Pdvsa Azul fue una empresa petrolera con alto contenido social  y la Pdvsa Roja, ha sido una empresa social con algún contenido petrolero.

En el 2003 botaron a cerca de 23.000 técnicos que se unieron a la huelga general. Para los que les dicen saboteadores, esta perla: el presidente Chávez dijo, “yo provoqué el paro”, a confesión de partes… Luego Rafael Ramírez, Presidente de Pdvsa,  les exigió a los trabajadores que para permanecer en la empresa debían ser rojos -  rojitos, puro fascismo. Desde la botada masiva de los técnicos, la empresa bajó su producción desde 3,3 millones de barriles hasta decrecientes 2,4 de hoy. Su personal se ha incrementado desde 45.000 hasta más de 170.000. Su deuda desde 5 o 6.000 millones de dólares, hasta casi 200.000. Además, desde records mundiales de seguridad, pasaron a multitud de derrames y explosiones. En lugar de “sembrar el petróleo”, lo derraman en la tierra y en los ríos de Venezuela.

De ser pivote del desarrollo venezolano, ahora sobreviven gracias  los bolívares que les entrega el desvencijado Banco Central. O sea… han convertido a la empresa en otra carga para Venezuela. Se acabó la Renta y acaban con Pdvsa.

PDVSA VERDE… (Militarización) Ahora resulta que el gobierno le ha otorgado a los militares, todos los servicios petroleros. Algo así como entregarles a los a los marineros la Fuerza Aérea. Zapatero a tu zapato. Pero como el gobierno no es ingenuo y nosotros tampoco, creemos que complacen a los militares por oscuras razones, entregándoles el lomito de la contratación en Venezuela, miles de millones de dólares al año. ¿Qué criterio utilizarán los militares? ¿Enseñarán petróleo a técnicos que han dedicado su vida al petróleo? ¿Será que acabarán con el contrabando de gasolina administrando las estaciones de servicio en la frontera?  La empresa militar  es tan ilógica, que el gobierno, sacó la Gaceta Oficial y hasta ahora, en lugar de justificaciones, ha dado evasivas.

El TSJ complace a Maduro con la Emergencia Económica y Maduro complace a los militares con  CAMIMPEG. ¿A dónde llegaremos?


Con esta lógica tan ilógica, podrían entregarle a los petroleros los contratos militares, para que estos se encarguen del negocio de los tanques, las metralletas y los Sukoil. Lo que es igual no es trampa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario