miércoles, 2 de diciembre de 2015

HORA DE AVE FÉNIX

Busque este artículo en el BLOG:
http://petroleosinreservas.blogspot.com/
informe21.com  y  diariodecaracas.com
                  
 Rafael Gallegos    Blog núm. 224

A Venezuela, al igual que al  Ave Fénix, le llegó la hora de resurgir de sus cenizas.   De las cenizas en que la ha dejado este mal llamado proceso revolucionario. Hace diez años nadie hubiera imaginado esta economía de guerra en tiempos de paz: sin alimentos, ni medicinas, ni seguridad, creciente inflación de tres dígitos,   maxidevaluación, decrecimiento de casi diez puntos de PIB. Pura ceniza.

Y menos hubiéramos imaginado la desfachatez con que apresan o invalidan a los dirigentes opositores que les hacen sombra. Leopoldo, preso. Ledezma preso. María Corina inhabilitada. Pablo Pérez inhabilitado. Y paremos de contar. O el blackout informativo a que es sometida la oposición en los medios de Estado y hasta privados, utilizados, autocráticamente, como medios del gobierno.

Y tienen la desfachatez – como si los venezolanos fuéramos bobos-  de decirnos que la inflación es 80 %, o que han producido 850.000 viviendas. ¿Cuántas viviendas quedarían de pie si se hiciera una auditoría a esa cifra?

La verdad es que el chavismo deja poco a la imaginación. Destruyeron a Venezuela para mantenerse en el poder forever, tipo Cuba. Y ni hablemos de las instituciones, de la convivencia, del respeto al pensamiento diferente. Debemos ser el único país del mundo donde los jerarcas tienen programas de televisión que dedican a insultar a los opositores, a irrespetarlos con sobre nombres, a acusarlos de ladrones y asesinos. Pura bajeza. Puro modelaje…. comunista.

El Ave  Fénix nos enseña que las sociedades pueden reconstruirse a partir de sus cenizas. Por ejemplo, Europa después de la Segunda Guerra. Quedó en la nada y hoy es el continente con mayor calidad de vida. O Japón, luego de las bombas atómicas, humillado, derrotado, sin recursos naturales, fue capaz de utilizar a la Calidad como el arma secreta del dragón y en apenas 20 años cambiar la capital comercial del mundo, desde el Atlántico hacia el Pacífico Norte.

Y el Ave Fénix, no era solo el Ave que renacía de sus cenizas, sino que lo hacía cada 500 años. Es decir, que el mito nos ilustra acerca de los ciclos del poder. Nos indica  que lo único eterno es que nada es eterno. Las eternidades están condenadas, por decir lo menos, al ridículo histórico. Tal como  los mil años de Hitler, que apenas duraron trece. O la eternidad de los comunistas soviéticos, que duró 70 años y cayó sin que el poderosísimo Partido Comunista, integrado por  50 millones de burócratas, moviera un dedo para impedir la debacle.

VENEZUELA FENIX

Ejemplos históricos sobran. Lo que va a pasar en Venezuela es casi una plana de cuando se agotan los sistemas. Van directo a una derrota el 6D. No puede ser de otra manera, ni que fuéramos masoquistas. Y esto implica un giro en la relación de poder en  Venezuela.

Además, no hay que olvidar que en tres o cuatro meses asistiremos al Referéndum Revocatorio, para cambiar al Poder Ejecutivo. La historia está de nuestro lado.

Y es probable, más de lo que usted piensa,  que se vayan por las buenas. La historia nos ilustra en este sentido. Como la salida “por las buenas” del poderosísimo Pinochet, o la pacífica transición de la implacable dictadura de Franco, o el evento local  del correlón Pérez Jiménez, cuyo  apuro le hizo dejar  una maleta repleta de dólares, en el aeropuerto.

A pesar del “como sea”, de declararse en “rebeldía” contra el veredicto del pueblo… ¿cómo la “autoridad” de Caracas, o el “protector de Miranda, harán un “congreso paralelo” con los concejos comunales? Pura autocracia; pero a diferencia de Chávez, sin pueblo. Sus mejores tiempos ya pasaron… diría la revista de caballos. Y anótelo, ya correrán por los mismos albañales que corren los autócratas cuando se ven sin poder.

 Y para remate, la sorpresa de Mauricio Macri les echa a perder las cosas en el vecindario. Todo indica que ya tienen el sol… en los talones. Todo manoteo que observen, se trata de estertores del régimen – sí, del rrrrrégimen.

Porque ya regresamos a peores niveles de pobreza peores que los del 98. Tanto nadar para ahogarnos en la orilla. 

¿CON QUÉ SE COME EL CAMBIO?

Nada del otro mundo: Libertad de los presos políticos. Respeto a la disidencia. Rescate de la imagen del Libertador. Implantación de la iniciativa privada. Medidas económicas coherentes. Gerencia de políticas sociales, del sistema de salud y de la educación. Independencia de poderes. Procesos electorales sin ventajismo. Alternabilidad, limitantes a reelecciones. Rescate de la infraestructura.

Nada del otro mundo. Lo mismo que hacen los países exitosos. El 6D, en tu dedo está tu destino. Eso sí, como dijo el demócrata Rómulo Betancourt: adelante, por arriba de las tumbas, adelante.


Pilas y guáramo son nuestras primeras necesidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario