miércoles, 14 de enero de 2015

PILAS Y GUÁRAMO, O DERROTA PARLAMENTARIA


Rafael Gallegos            Blog. Núm. 179

Si perdemos las parlamentarias, será culpa nuestra.

De todos, de los líderes desunidos, que de seguir así cometerán delito de Lesa Patria. De usted, apoltronado en su casa hablando mal de la oposición, como si usted mismo no formara parte de ella.  De su vecino, ese que está desilusionado, o cansao.

Culpa de los líderes opositores que no exigen todos los días la salida de Leopoldo de la cárcel, ni la de los alcaldes, ni de las docenas de presos políticos. De los que se hacen los locos con la cama que le preparan a María Corina en alguna cárcel de mujeres del país.

De los diputados que no exigen todos los días su derecho a participar en Antena TV, en la directiva  de las Comisiones Parlamentarias y en la propia Directiva de la Asamblea, o en la barra  parlamentaria; y no denuncian que la Asamblea le está negando sus derechos a ser representados al 52 % de los venezolanos que votamos por ellos.

Será culpa del liderazgo que no ofrece un programa de gobierno para cuando seamos poder. Desde el parlamento y desde Miraflores. 

De los acomodaticios, que quieren que los jinetes del apocalipsis: inflación, escasez, devaluación y bajos precios del petróleo, saquen por sí solos al gobierno,  y como el árabe se sientan, cómodamente, en la puerta de su casa…

A PESAR DE TODO, A VOTAR

A pesar que enfrentaremos un árbitro rojito, encabezado por la misma persona que no dio revisión de actas cuando Capriles en el 2013, y que usó un brazalete del 4F, como si fuera una inocente gorra del Caracas o del Magallanes.

A pesar que la última decisión la tomarán los mismos que juraron con la mano izquierda, cuyos antecesores gritaron hace años: uh! Ah! Chávez no  se va.

A pesar que pelearemos contra  poderes monolíticos, contra una prensa mediatizada.
Pero…  por primera vez la ventaja de la oposición de es 20 puntos en casi todas las encuestas. 

Muchas  circunstancias que nos favorecen. Ya la destrucción estratégica de la “revolución” se les convirtió en vorágine. Pura inercia. Y no pueden parar el descontento popular… y ojo, tampoco pueden parar la elección.

Ya nadie les cree cuentos como el  de “golpe económico”.

Como diría Betancourt: adelante, por arriba de las tumbas, adelante.

A votar, a pesar de esa milicia “chavista”. ¿Que hubieran pensado ellos mismos si los militares de antes hubieran saludado: Betancourt vive? …

A votar, que el general violencia, el general escasez, el general inflación, el general devaluación y  el general hambre, forman un estado mayor de las circunstancias, que jugará a favor de la oposición en las parlamentarias.

UNIDAD

Exijo como ciudadano que lucha  por una democracia próspera,  ver en una misma mesa a Ledezma, Capriles, Chuo, Ramos Allup, María Corina, un representante de Leopoldo, y otros. Juntos y con un programa común de gobierno en la mano. Y rodeados por los partidos y las ONG y organizaciones. Es la hora de la política con P. Del actuar profundo, parafraseando a  Don Andrés Bello.

La unidad somos todos. Espíritu de unidad. Como el Espíritu del 23 de enero. No había ninis ni terceras vías. O estabas con la dictadura, o estabas con la democracia.

Nuestros líderes deben  imitar a   Churchill cuando expresó ante el bombardeo a Londres por parte del dictador militar Hitler, algo así como: lucharemos en las casas, en las calles, en las pistas de los aeropuertos, en todas partes… no nos rendiremos.

Ah! y todas las noches Churchill  estaba en las calles, como esperando las bombas.

GABINETE DE SOMBRA

Es imperativo  nombrar ministros a la sombra. Que denuncien el abuso de los poderes. La seudo democracia del irrespeto, de poderes licuados, de embustes como la guerra económica o la inflación inducida. La  PDVSA, pre quebrada a 100$ y a 40 ni les cuento.  La barbaridad de las reservas de 400.000 MMBS, como si no supiéramos que esa “reserva”, se imprime  y genera más inflación.

 Un gabinete de sombra que todos los días le recuerde al creciente pueblo descontento, las desfachateces de la “revolución”. Que ofrezca soluciones  que el pueblo sienta como parte indispensable de su futuro.

Que denuncien a este gobierno repartidor de cosas que no existen, porque no las producen.
Ah! y hay que nombrar como candidatos al Parlamento, líderes que arrastren  votos y - con guáramo - que los defiendan. Elecciones primarias donde participen  presos políticos y exiliados.

La mesa está servida, como nunca.

¿QUÉ HORA ES? LA HORA DE RESCATAR LA DEMOCRACIA

No repitamos la historia de aquel sultán que ante su llanto por la caída de  Granada, la mamá le dijo: lloras como mujer lo que supiste defender como hombre.

Claro, esa señora no conoció ni a María Corina, ni a las valientes mujeres del petróleo, entre otras valientes venezolanas preñadas de valor y de ideales. Madres y actrices del patriotismo.

Pilas y guáramo son nuestras primeras necesidades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario