martes, 9 de mayo de 2017

LA “PAZ SUPERIOR” DE LOS DICTADORES

Rafael Gallegos    Blog núm. 298

El gobierno se burla del pueblo cuando expresa buscar la “paz superior” con la insólita Asamblea Constituyente Comunal. Con evidente minoría, aspira implantar el fracasado comunismo por una vía “y que” electoral. Más sincero sería que dijeran “poder superior”, porque lo que realmente buscan es permanecer en el gobierno, a cualquier costo y para toda la vida.

No hay “paz superior” ni paz inferior… hay paz. La verdadera paz, la que pedimos los venezolanos, se construye con ladrillos de democracia y cemento de elecciones oportunas y limpias. PAX democrática, pues.

La paz requiere consenso, buenas relaciones, respeto a los interlocutores y métodos para dirimir las diferencias. Y esta “revolución” el consenso que genera es un noventa por ciento de venezolanos que quiere que se vayan. El canal relacional que utiliza con la ciudadanía son las bombas lacrimógenas y la represión. No respeta – hasta lo soez-  a la oposición. Y en para “dirimir” diferencias, suspenden procesos electorales e interpretan la Constitución como si los demás fuéramos bobos. 

Los venezolanos no queremos una “paz superior” como la del dictador Juan Vicente Gómez, que se jactaba de haber pacificado a una Venezuela aterrada por sus chácharos de La Sagrada. Ante su lema  “unión, paz y trabajo”, el reprimido pueblo se burlaba interpretando que lo que quería decir el régimen era unión en las cárceles, paz en los cementerios y trabajo en las carreteras.

Tampoco queremos la “paz superior” de los calabozos de la Seguridad Nacional, reino del terror, donde la dictadura perezjimenista torturaba y asesinaba a los luchadores por la democracia.

No queremos una “paz superior” como la resultante de  las fuerzas de choque de los dictadores: las camisas pardas de Hitler, los camisas negras de Mussolini, los Tonton Macoutes  de Duvalier y sin ir muy lejos, como los paramilitares que hoy se multiplican rematando la represión oficialista a los venezolanos de las manifestaciones. 

¿Será que los “revolucionarios” consideran “paz superior” los 37 años de la dictadura de Franco, o al terror cubano de casi sesenta años?

La única paz posible es la PAX democrática. Que a pesar del corto tiempo que la hemos disfrutado, está en el ADN de la venezolanidad.

NUMERITOS DE LA DEMOCRACIA VENEZOLANA

Entre 1830 y 1900 apenas tuvimos cuatro presidentes civiles… y duraron entre todos menos de seis años.

El primer presidente electo por votación universal (mujeres y analfabetas incluidos) fue Rómulo Gallegos… 117 años después del inicio de la Tercera República.

 Durante la República Civil (1958- 1998), elegimos nueve presidentes democráticos. Siete veces ganó la oposición… y no pasó nada.

Estas generaciones, (las únicas que nos pudimos dar ese lujo a lo largo de la historia de Venezuela) vivimos por lo menos cuarenta años de República Civil (con todos sus defectos), que corresponden a menos de 25% de la historia desde la Tercera República y…. apenas el 8% desde el Descubrimiento.

 Qué afortunados hemos sido. Somos las primeras generaciones que recibimos la Democracia como herencia de las luchas de nuestros antecesores.

Qué responsabilidad tenemos: no perder el testigo y entregarle  a las próximas generaciones una Venezuela democrática.

En la Venezuela de hoy, el que no nació en Democracia, se crió en Democracia. He allí la causa de esta profunda rebelión que se siente en los más recónditos rincones de la patria. El pueblo no comparte la pretensión de  unos pocos poderosos, de perpetuarse en el poder con un proceso a todas luces fraudulento.

Con 10 o 15 % del apoyo popular quieren lograr por “votación” el poder absoluto. Ni que estuviéramos en Corea del Norte. Cero Kim.

JUVENTUD DIVINO TESORO

En Venezuela los jóvenes han insurgido con gran fuerza cuando las autocracias aprietan. En 1810, la Generación de la Independencia. En plena dictadura de Gómez, la Generación del 28. Contra Pérez Jiménez, la generación del 58. Hoy,  nuestros jóvenes encabezan las  luchas de todo el país contra esta “revolución” fallida. ¿La Generación del 17?

Y nos agregamos con gran ímpetu juvenil los viejos y nuestras heroicas mujeres. Todos los demócratas, porque como dijo el Maestro Uslar Pietri: No se está joven ni viejo, se está vivo.

Y el mensaje es claro: no queremos la “paz superior” de los dictadores. Queremos la PAX democrática. A contarse con transparencia, y el que pierda… perdió, como en todas las democracias. 

¿Por qué será que  Maduro habla de Paz, pero no de Libertad?


PD: De los tres gobernadores de oposición, dos están inhabilitados por 15 años. Sólo les falta Falcón. Puro Nicaraguazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario