sábado, 7 de enero de 2017

SEMBLANZA DE ALEX LORENZ, POR ERNESTO FRONJOSA

SEMBLANZA DEL GEÓLOGO
WOLFGANG ALEJANDRO LORENZ FABIÁN
(ALEX LORENZ)

Nació en Barcelona, estado Anzoátegui el 22 de noviembre de 1926 de padres alemanes, Otto Lorenz Lindner y Anna Fabian de Lorenz.

Estudió primaria en el Colegio Humboldt y se graduó de Bachiller en Física y Matemáticas en el Liceo Fermín Toro en Caracas y de Geólogo en la Universidad Central de Venezuela en 1949. Posteriormente, cursó estudios de post grado en la Colorado School of Mines (Ingeniería de Petróleo. 1952), Northwestern University (Avanzado de Gerencia, 1957) y Columbia University (Administración de Empresas, 1966).

El 29 de diciembre de 1952, contrajo matrimonio con Cecilia Abreu, con quien tuvo cuatro hijos: Ana (11/10/1953 – 14/05/2005), Ernesto (12/07/1956), Isabel (31/01/1958) y Ricardo (24/05/1961).
Su carrera profesional incluye veintiséis años de experiencia (1949-1975) con la Creole Petroleum Corporation, filial de la Standard Oil of New Jersey (Esso) en Venezuela, en las áreas de exploración, producción. Su actividad se desarrolló inicialmente en Falcón y posteriormente en Jusepín, en el oriente del país, y en los campos del Lago de Maracaibo. En 1963 fue asignado al Departamento de Comercio y Suministro. Durante todo este período cumplió también funciones de enlace técnico con los laboratorios de investigación aplicada de la Esso en Houston, en las áreas de exploración y producción. En 1967 fue asesor adjunto de la Esso Exploration en Nueva York con responsabilidades de proyección global. Entre 1969 y 1975, pasó a ser Gerente de Geología y Exploración del Departamento de Producción de la Creole en Caracas.

A partir de la nacionalización de la industria petrolera en Venezuela en 1976, pasó durante cinco años a ser el primer Coordinador de la nueva casa matriz, Petróleos de Venezuela (PDVSA), donde puso en marcha las campañas exploratorias mayores costa afuera, en la Faja Petrolífera del Orinoco y la perforación profunda en el cretácico del Lago de Maracaibo. Finalmente, en 1981 es nombrado Director de Corpovén, S.A. y Director suplente del INTEVEP en representación de la mencionada Corpovén. Durante este período, en 1983, es designado vicepresidente de dicha empresa y Presidente de Cevegas, la empresa comercializadora de gas de Corpovén.

Se acogió a la jubilación el primero de marzo de 1985. Luego de lo cual asesoró a H.L.Boulton en su intento de asociación técnico comercial con Dresser Atlas/Guiberson. En 1986 realiza un viaje especial para entrevistar a estudiantes venezolanos en Alemania interesados en constituir la Reserva Estratégica de Profesionales de Corpoven. Posteriormente, y hasta 1996, fue miembro de la Junta Directiva de la Asociación Cultural Humboldt en Caracas dedicando sus esfuerzos a proyectos educativos y culturales del entorno nacional. Así, por ejemplo, trabajo indirectamente con el Goethe Institut de Alemania en el fomento y promoción bilateral de las artes, la educación y la cultura. Asimismo, colaboró en proyectos con la escuela Fe Alegría de Catia y en iniciativas artesanales del INCE, en colaboración con el gobierno alemán, que se realizaron en Caricuao y la Colonia Tovar, Edo. Aragua.  También se involucró en la creación y dotación de museos, en esfuerzos de conservación ambiental, así como en eventos creativos y exposiciones diversas.

Para finalizar, quien esto escribe, recuerda una anécdota de Alex que refleja con toda claridad su calidad humana:

Durante los primeros años de la nacionalización se presentaron algunas situaciones bastante tensas entre el MMH y la nueva casa matriz que involucraban incluso a las filiales de esta. Las mencionadas situaciones eran, por otra parte, absolutamente naturales en vista de los profundos cambios que se estaban llevando a cabo, pero que no es este el sitio para analizar. En este clima, en cierta ocasión, un funcionario de nivel medio del MMH, que no viene al caso mencionar, y quien tenía una actitud particularmente hostil hacia la Coordinación de Exploración de PDVSA y en particular hacia Alex, convocó a las filiales para discutir un asunto de particular importancia, sin invitar ni informar a la Coordinación. Alex Lorenz, a fin de estar simplemente informado acerca del tema, envió a un joven geólogo, Richard Aymar, que en aquel momento estaba haciendo una pasantía en la Coordinación. Sus instrucciones eran, simplemente, escuchar y poder informar lo tratado en la reunión. El funcionario mencionado impidió la entrada de Aymar diciéndole:

— Díle a Alex Lorenz, que cuando no lo inviten a una reunión, que no se presente.

Por otra parte, en esos mementos, la Coordinación de Exploración de PDVSA era la asesora sobre temas de geología y de exploración del Ministro de Relaciones Exteriores, Isidro Morales Paúl, en el proceso de delimitación de áreas marinas y submarinas con Trinidad y Tobago. Este país recientemente había otorgado unas concesiones en la parte sur oriental de la isla de Trinidad, en el área de Punta Galeota, a la empresa Chevron, la cual había perforado varios pozos exploratorios. Quien esto escribe, era el encargado de hacer seguimiento a dichas operaciones y mantenía al día un mapa sobre los detalles de las mismas.

Un buen día, alrededor de un mes después del incidente con Richard Aymar, me llama Alex a su oficina y me dice:

— Me acaba de llamar (el funcionario del MMH) y me dice que hay una reunión pautada entre el MMH y el MRE y que él sabe que tenemos el mapa en cuestión y le solicita el favor de envíárselo. —Alex me dice— Sácale una copia al mapa y envíaselo.

Me avergüenza decir, sobre todo vista la actitud posterior de Alex, que mi reacción fue decirle:

— Alex, ¿y se lo vas a enviar?

Su repuesta fue breve y escueta:

— ¡Claro! ¿No lo necesita?


Nunca he visto un mejor ejemplo de lo que significa “poner la otra mejilla”. El reto que significaba en aquellos momentos sacar adelante la industria estaba por encima de cualquier sentimiento revanchista de retaliación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario