martes, 17 de enero de 2017

23 DE ENERO VS 4 DE FEBRERO


Rafael Gallegos    Blog núm. 280

El 23E y el 4F no son lo mismo ni se escriben igual. Es imprescindible diferenciar estos eventos, sobre todo estos días de tanto riesgo de caer en el totalitarismo… si no nos ponemos las pilas.

El 23 de Enero fue un movimiento cívico-militar contra una dictadura militar y realizado por demócratas. Su gestación ocurrió unos años antes, en los albores de la dictadura de Pérez Jiménez, manifestándose principalmente por la heroica  resistencia encabezada por  Acción Democrática y el Partido Comunista. El costo en cárceles, torturas, muertes y exilios fue terrible. Al final la alianza entre civiles y militares, entre los que destacaron la Junta Patriótica y militares demócratas encabezados por el almirante  Larrazábal, logró dar al traste con la dictadura e implantar el período más próspero, con todos sus defectos, de la historia de Venezuela.

El 4 de Febrero fue un movimiento militar-cívico contra el gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez. Su gestación ocurrió unos años antes, luego de la derrota que le propinó la democracia a la guerrilla comunista. Algunos guerrilleros y el movimiento internacional encabezado por la revolución cubana y el gobierno libio, entre otros, elaboraron un plan de largo plazo para infiltrar a las fuerzas militares venezolanas. Se trataba de reclutar cadetes y jóvenes oficiales, para utilizarlos como fichas a lo largo de sus carreras, a objeto de consolidar un movimiento capaz de tomar el poder e implantar el comunismo en Venezuela. Chávez, Arias Cárdenas y los otros comandantes fueron producto de esa política. Por ello no es casual el juramento del Samán de Güere - que aterrado se secó a los pocos años  - ni la intentona golpista en sí. Todo estaba planificado. El documento de presentación de ARMA, movimiento similar y previo a la generación de Chávez, habla de los problemas del país y de la necesidad de recurrir a la “reserva moral” de los militares para solucionar la crisis. El  cruento 4F ¿alguien pagará las decenas  muertos? fracasó; pero al poco tiempo tomaron el poder por la vía electoral y como a diferencia del 23E, el 4F no era un movimiento democrático, implantaron esta casi dictadura que hoy padecemos.

Es muy simple, los demócratas implantan democracias y los comunistas, dictaduras. He ahí la gran diferencia.

POR SUS RESULTADOS LOS CONOCERÉIS

El  23E trajo la democracia a Venezuela. Larrazábal la mantuvo a pesar de presiones de algunos colegas. Luego Betancourt se fajó con insurrecciones militares y movimientos guerrilleros. Triunfó la democracia. Los logros, además de la formación de las generaciones de venezolanos demócratas que hoy resistimos, se palpan en la revolución educativa, la CVG, Pdvsa Azul, los puentes sobre el Lago y el Orinoco, el sureste de Caracas, el crecimiento de ciudades de Venezuela, hospitales, universidades, etc. Venezuela fue modelo en América Latina. Como contrapartida: el crecimiento de la marginalidad, la moneda dura que no permitió una competitividad sustentable y además, muchos jóvenes políticos de los sesenta que viraron a la insurrección, afectando el relevo del liderazgo.

Todas las fallas  eran perfectibles dentro de la democracia. Sin embargo la decadencia de los partidos y el auge de la anti política, aunados al surgimiento de un líder con mucho carisma, Hugo Chávez, desviaron a los venezolanos a la búsqueda de atajos, que como hoy palpamos, tenían tras sí un barranco. También influyó la baja autoestima del venezolano y el hecho de no saber apreciar la democracia. Años ha, se había dejado de celebrar el 23 de Enero.

En cuanto al 4F, fracasó el golpe; pero se organizaron y ganaron las elecciones. Utilizaron a la democracia como una careta a objeto de permanecer en el poder para toda la vida e implantar el comunismo, como en la revolución cubana.  La estrategia fue la destrucción nacional, así que no crea que ellos se equivocaron. Van cumpliendo sus planes: destruir a Venezuela para permanecer en el poder. Poco a poco van llegando a su llegadero. Nos hicieron como a la rana hervida… lentamente sancochados habemus.  Estamos en la hora de la estocada final, por ello no es casual un vicepresidente abiertamente comunista y además, conectado con los radicales árabes.

Es decir, el 4F fue un proyecto de dictadura comunista y el 23E un proyecto de democracia.

CELEBRACIÓN

Los demócratas estamos obligados a celebrar el 23 de Enero. Celebrar luchando, para rescatar  la democracia.

Los comunistas celebrarán su 4F con todo el poder del Estado, cada vez más escuálidos, porque a pesar de tanto poder, nadie los quiere. El estómago del pueblo los descubrió y ese… sí que sabe.


Es la hora de Unidad Nacional por arriba de cualquier diferencia, de cualquier cálculo y de cualquier ambición. La democracia primero. Ese es el Espíritu del 23 de Enero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario