miércoles, 23 de noviembre de 2016

LA SOMBRA DE TRUMP

Rafael Gallegos    Blog núm. 274

Ya se inició la Era Trump. Como candidato presidencial fue atípico. Te pareces tanto a mí, hubiera podido decirle Chávez. Trump ganó basando su campaña en el insulto, las intrigas, la descalificación, la segregación y el racismo. Fue un l´efant terrible de la política norteamericana.

Sus estrategas encontraron un nicho para la campaña: la frustración de los blancos, inmensa mayoría del pueblo norteamericano, que se sienten desplazados por los inmigrantes que les quitan puestos de trabajo por salarios más bajos, les provocan cambios en sus tradicionales vecindarios, les rebajaban sus estándares de vida. Similar a las causas del Brexit. Y no estaría de más agregar la explotación del tema de recuperar la Casa Blanca para las familias blancas. “Insulta y vencerás” parafraseó Trump a Maquiavelo.

El rol electoral de los hispanos fue exagerado por emisoras norteamericanas en español. Creyeron ser decisivos  en los resultados siendo apenas el 11 % de los que sólo vota la mitad.

Trump difícilmente se convertirá en otro Chávez, el inventor de la segregación y el resentimiento como estrategia de campañas triunfadoras. El escenario es radicalmente diferente, Chávez ganó en una Venezuela frustrada, desmoralizada  y en vías de desarme institucional. Basta recordar cómo el Tribunal Supremo de Justicia, le entregó un proceso de Asamblea Constituyente que no estaba previsto en la Constitución de 1961, o como los venezolanos dejamos pasar ese insulto de “Constitución moribunda”, o como los militares con aquella frase de uniformarse cuando le diera la gana, comenzaron ese derrotero que nos ha traído al saludo tribal y quintomundista “Chávez vive la lucha sigue”. Una epidemia de  entreguismo catalizada por un pueblo hipnotizado, que de manera creciente apoyaba la “revolución” y sin sospecharlo hacía su rol de los ratón cual “El flautista de Hamelin”.

Trump no se convertirá en otro Chávez porque Estados Unidos sí tiene fuerza institucional, el pueblo no está entregado incondicionalmente, y seguramente el presidente norteamericano no llega al poder con la intención de acabar con Estados Unidos, cual proyecto de destrucción estratégica de  Venezuela made in La Habana, desarrollado por la “revolución”, para permanecer en el poder por toda la vida.

Pero el mensaje de Trump ha hecho aflorar los sentimientos negativos de segregacionismo, racismo, maltrato a los inmigrantes, irrespeto a las minorías y violencia de algunos blancos, cuya máxima expresión, el KKK, ojalá no aparezca en lontananza.

Sentimientos que históricamente fueron opacados por los esfuerzos de la Era Kennedy, asesinado quizás  por su igualitarismo y respeto a las minorías;  o Luther King y Robert Kennedy, entre otros, cuyas muertes fueron el lamentable precio de proponer una nueva sociedad.  

PANAMÁ, LA PRIMERA SECUELA

La fallida manifestación de grupos minoritarios en Panamá “ni arepas ni tequeños”, dirigida inicialmente a protestar la presencia de  venezolanos en Panamá, tal vez obedezca al triunfo de Trump. Algunos políticos podrían pensar “si él ganó las elecciones aflorando frustraciones, racismo, chauvinismo y segregacionismo, yo también puedo ganar la presidencia de mi país”.

El triunfo de Trump le da visa al fascismo, al nazismo, al franquismo y a todos los “ismos” que los pueblos esconden en su subconsciente… hasta que afloran. Léase neo nazismo (contra los judíos), neo franquismo (contra los demócratas), neo comunismo (contra la empresa privada), o neo militarismo (contra las repúblicas civiles). Van creciendo en muchos países. Y en Europa… agárrense.

¿Crecerán los movimientos contra los musulmanes, los sudacas, los orientales, los refugiados, los desplazados, los inmigrantes, los latinos, los negros, los amarillos… en un mundo que requiere de comprensión, integración e inclusión para resolver de manera inteligente la pobreza y la injusticia que amenaza con acabar la raza humana?

¿Secuelas, o causas del triunfo de Trump? Lo cierto es que se incrementa de forma logarítmica la incomprensión en las sociedades. Vivimos el resurgimiento de la Guerra Fría. Por lo pronto Trump promete un muro, segregación y neo aislacionismo.
Ojalá no terminemos en otra Torre de Babel.

NUESTRO LIBRO EN AMAZON

Me complace anunciar la venta en  Amazon del libro “Petróleo y gas: el caso Venezuela”, que hemos elaborado conjuntamente Eddie Ramírez y Rafael Gallegos.
Una sencilla explicación de historia de la  industria petrolera venezolana y de sus aspectos técnicos y operacionales.

Para comprender la industria petrolera.


Precio: $9,30

No hay comentarios:

Publicar un comentario