martes, 18 de octubre de 2016

DEMOCRACKCIA


Rafael Gallegos    Blog núm. 269

Asistimos a la quiebra de la democracia. Esta “revolución” se ha encargado de romperla en pedazos. Nunca les interesó fortalecerla, sino edulcorarla, o más bien usarla como solapa de lo que ha resultado más de lo mismo: un socialismo autocrático y en vías de totalitarismo. La usaron mientras les daba beneficios, ahora que son franca minoría y saben que no ganan una elección ni en la junta de condominio de sus edificios, se encargan de romper la democracia, en pedacitos. Democrackcia.

En los comienzos del régimen, cuando el pueblo los seguía lleno de esperanzas de redención, denigraron de la democracia representativa y se dijeron protagónicos y participativos. Desgastaron el nombre del Abate Sieyes con aquello que la “soberanía reside en el pueblo”, a objeto de convocar la Asamblea Constituyente, cuando  la Constitución del 61 no lo permitía. Mientras arrasaban en elección tras elección, se jactaban de hacer muchas y en tiempo record.

Ahora, cuando se han vuelto inmensamente impopulares, entraban el  Revocatorio y retrasan la elección de gobernadores. Puro comunismo, como su maestro el dictador Fidel Castro, quien apellidaba como  “burguesa” a la democracia. O como su ídolo el Che, quien decía ante las multitudes para qué vamos a votar, si el pueblo se está manifestando. Excusas y subterfugios para implantar el totalitarismo.

En su  proyecto de poder totalitario para toda la vida, la democracia les estorba. Como nadie los quiere, se están encargando de hacerle  crack a la Democracia. Veamos.

-      Democrackcia económica: Este socialismo ha convertido a los venezolanos en cazadores de comida. Han roto la economía, hay  menos del 50 % de empresas de hace quince años cuando debiera haber más  del doble y han cerrado el 25 % de los comercios. Pdvsa está pre quebrada y a los que lo denuncian lo único que se les ocurre es demandarlos, eso sí con sus tribunales. No hay trabajo, a excepción del bachaqueo. No hay vehículos en los concesionarios; como en  La Habana, pronto el elemento fundamental del paisaje urbano serán los carros viejos. No hay pan en las panaderías, los estantes de los supermercados parecen una escuálida película repetida. “Comeos los unos a los otros”, parece ser su principio bíblico mientras los padres dejan de comer para tratar, y solo tratar, de alimentar a sus hijos. Han convertido al hambre en un derivado del petróleo.


-      Democrackcia  Social: Las familias, rotas, ahora son internacionales y los padres y hermanos, cibernéticos. Regados en Chile, Panamá, USA, España, Perú, México, Colombia y paremos de contar, dos millones de venezolanos fuera de las fronteras, buscando un destino que les niega este socialismo. Se jactan de tres millones de pensionados, como si no fuera un derecho por el cual pagaron los trabajadores durante su vida laboral, y cancelan por las pensiones un pobre 40% del salario mínimo integral, o sea: farsa y más hambre para la tercera edad. La “revolución” ha convertido a Venezuela en una fábrica de desnutrición y pobreza. El (PP), Poder Popular, manipulado hacia PP: Poder PSUV, reporta directo a Miraflores. Y  toda la desfachatez, en el nombre de los pobres.

-      Democrackcia Institucional: De cinco poderes que contempla la Constitución, hemos devenido a un Poder (Miraflores)  y un No Poder: la Asamblea Nacional. Amenazan con eliminar la inmunidad parlamentaria, dejan sin representación por meses al Estado Amazonas, no le dan dinero a la Asamblea, se auto designan el Presupuesto Nacional, le piden firmas de humillantes acuerdos a gobernadores y alcaldes para darles el dinero que les corresponde. Democracia rota. Cómo será que 20 colegios de abogados y otros legisladores se declaran en rebeldía y en defensa de la Constitución.


-      Democrackcia Electoral: Le corren al Revocatorio y a la elección de gobernadores porque saben que significa su salida. Da vergüenza la declaración de que mientras no haya recursos, no habrá elecciones. Invalidaron electoralmente a Leopoldo López cuando arrasaba en las encuestas para Alcalde Mayor. Entonces ganó Ledezma y  le quitaron sus prerrogativas, como siguió siendo popular lo apresaron. En Miranda nombraron un Protector. Pura tramoya. Luego de las elecciones para gobernadores, terminarán nombrando 24 “protectores”. Y para eso… júrelo,  si habría real.

Nuestra Democracia hace crack: Democrackcia. Nos corresponde hacer la tiranocrackcia: romper la tiranía. ¿Cómo?, promoviendo la unidad nacional en defensa de la democracia. Saliendo en masa al evento del 20%, que ahora, para más pena ajena, la imparcial Sala Electoral dice que es por estado. Puro pánico al pueblo. Ya ni nombran al Abate Sieyes. La soberanía reside en los tribunales y no en el 80 % del pueblo que quiere, hasta el ruego, que se vayan.  


A los venezolanos nos toca, otra vez, reimplantar la democracia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario