miércoles, 13 de enero de 2016

UN SOLO LIBERTADOR Y UN SOLO ROSTRO

 Rafael Gallegos    Blog núm. 229


Todas las autocracias inventan su historia. Los eruditos del gobierno, los mismos que dicen que a Bolívar lo asesinaron, los mismos que dicen que el 4F fue una rebelión y no una cruenta intentona golpista, ahora nos aseguran que Hugo Chávez es nada menos que… el libertador del siglo XXI.  O sea, ¿un libertador por siglo? En cualquier momento nos sorprenden con un libertador del siglo XX, tal vez Fidel Castro, por haber “libertado” a Cuba y haber enseñado a “libertar” a Venezuela.

Puro cuento, mientras el pueblo no consigue comida nos hablan de votantes arrepentidos, de un millón de viviendas, de Asamblea írrita, de compra de votos, de mayoría “temporal” (sí, por cinco años). Pero la inflación, que no come cuentos, promete duplicarse en el 2016.
Volviendo al “libertador del sXXI”, no es la primera vez que se quiere colocar a un presidente al nivel del Libertador. A Guzmán Blanco le encantaba que lo compararan con Bolívar. Una persona a la cual le negó la Aduana de La Guaira con alguna malacrianza, le dijo, cuando con un portazo salió de la entrevista: “hasta en el mar carácter se parece al Libertador”. Aunque usted no lo crea, Guzmán lo devolvió… y le dio el puesto.  En ocasión del Centenario del nacimiento del gran caraqueño, en 1883, se acuñaron unas monedas cuya cara fue el perfil del rostro de Guzmán, solapando al de Bolívar. Con todo, a Guzmán jamás lo nombraron libertador.

A Cipriano Castro, los jaladores le escribían frases como: “más grande que el Libertador”, o “Bolívar ambicionó la corona y no la merecía, Castro la merece por mil títulos y no la codicia”. Toda esta manifestación de servilitud, fue recogida en el libro “Los Felicitadores”, de Pio Gil. Pero tampoco a Castro lo nombraron libertador.

En cambio en República Dominicana, Trujillo fue nombrado “Padre de la Patria Nueva” y se leía en la calle: Dios y Trujillo. Y de eso… no queda nada.

¿Chávez, otro libertador? Comparemos pues: ¿Cuál fundó la democracia y cuál la disfrazó de socialismo para destruirla? ¿Cuál quitó de Venezuela la bandera de España y cuál colocó la de Cuba en los cuarteles? ¿A cuál quiere toda Venezuela y a cuál aborrece un densísimo sector? ¿Cuál nació rico y murió sin recursos y cuál nació pobre y murió disponiendo de infinitos recursos? ¿Cuál libertó seis naciones y cuál sometió a una? ¿Cuál creo la Gran Colombia y cuál nos sacó de la Comunidad Andina?  Y sólo por curiosidad: ¿de qué nos libertó Chávez?

 “Revolucionarios”: búsquenle su puesto en la historia,  seguro que lo tiene, Chávez analizado en frio, tiene algunos logros y su puesto. Flaco favor le hacen a su figura quienes lo nombran libertador. No repitan tanta historia fallida.

Guzmán Blanco se hizo estatuas. El pueblo las bautizó “El Manganzón”, ubicada frente a lo que hoy es la Asamblea, y “El Saludante”, en el parque El Calvario. El pueblo, las tumbó… y dos veces. Lo mismo que hicieron los iraquíes, los rusos y los chinos  con las de Hussein, Lenin y Mao. La historia no perdona.

Por favor sindéresis para que no los arrolle la posteridad. Ningún gobernante, ni escritor, ni científico, ni ciudadano, se puede comparar con Simón Bolívar. Es el Padre de la Patria. Y Padre, solo hay uno.

CUENTOS DE ROSTROS

Con el rostro “científico” de Bolívar, recuerdan el relato de Jorge Luis Borges, “El impostor inverosímil Tom Castro”, donde un estafador se le presenta a la desesperada madre de un hijo desaparecido, sin parecérsele en nada, y logra que la madre, lo reconozca como el hijo.
Todos los cuadros  de Bolívar, realizados por pintores del siglo XIX, se parecen entre sí, incluyendo el del  pintor peruano Gil de Castro, que fue autenticado por el mismísimo Libertador.  El único que no parece ni prójimo de los demás, es  el  retrato “científico”. Entonces, ¿estaban confundidos todos los pintores del siglo XIX? O peor, ¿eran ciegos?… ¿todos? Bolívar tenía cara de español y el Bolívar “científico” parece mulato. Para creer que ese es el rostro del Libertador, habría que ser bobo, o estar desesperado como la madre de Tom Castro. Entonces, ¿quiénes son lo agraviadores?

¿Los “revolucionarios” olvidan cuando en 1999, botaron los cuadros de la galería de presidentes del Congreso? Por cierto, ¿quién desmanteló la televisora de la Asamblea? ¿Eso no es delito? ¿No hay culpables? ¿El fin justifica los medios?

Esos retratos de Bolívar y Chávez podrán colocarlos en todos los postes y plazas. Sería bueno, para que estos se horrorizaran con el hambre y la desesperación de la gente con la comida y con tanto atraco.

En todas partes, menos en la Asamblea, porque parafraseando la propaganda del chocolate, ese cuadrito, el que no tiene nombre, no se comparte. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario