miércoles, 1 de julio de 2015

REVOLUCIÓN ROJA PIDE CHEQUES EN BLANCO

Rafael Gallegos                                       Blog núm. 203


Aunque usted no lo crea, a los candidatos oficialistas a diputados para las parlamentarias de diciembre, se les prohíbe parlamentar. Les hacen firmar un cheque en blanco, o lo que es lo mismo, una renuncia en blanco que queda en manos de los jefes de la “revolución” porsiacaso se les ocurre traicionar los postulados del chavismo, o lo que es lo mismo, porsiacaso se les ocurre ejercer su criterio con independencia, como corresponde a todos los parlamentarios del mundo democrático.

Es decir, los diputados que resulten electos en las planchas del oficialismo tendrán que escoger entre el silencio y el correveidilismo, o la renuncia previamente  firmada,  donde los podrán acusar nada menos que de traidores a la “revolución”.

Igualito a los diputados del déspota Gómez, cuya función era obedecer y aplaudir al fefe o en caso de abandonar la esclavitud ante la “causa”, ir parar con sus huesos a La Rotunda.
O sin ir muy lejos, como los diputados de Cuba, pana, jefe y modelo. Son escogidos por el partido único, en elecciones sin oposición, se reúnen una vez al año y… ayyyy del que se le ocurra saludar feo a Raúl.

Pura esclavitud parlamentaria. Difícilmente saldrá de allí un Churchill, aquel aguerrido diputado que cuando Inglaterra dormía ante la amenaza de Hitler, le llevó la contraria a todo el parlamento y salvó a Inglaterra.  Aquí, cualquier Churchill del oficialismo,  sería “renunciado” por traición a la patria.

Igualmente, el gobierno ha propuesto a la MUD, otro cheque en blanco. Les solicitan firmar que respetarán los resultados electorales. Sí, como no. Algo así como que un equipo de futbol firme que respetará, “sin aviso y sin protesto”, los resultados de un juego donde el equipo de árbitros y todo el público visten el uniforme del equipo contrario. Ni que la MUD fuera boba. Claro que hay que respetar los resultados; pero una vez que el proceso electoral se haya ganado ese respeto.

El árbitro debe dejar de parecer un ministerio de elecciones, que invita a sus “panas” a acompañar  elecciones, menos que “chaperonear”; en lugar de invitar a testigos de diversas tendencias  a observar, como en todas las democracias del mundo. ¿Se le puede firmar un cheque en blanco a un CNE que de manera sobrevenida y a destiempo se le ocurre solicitar que el 40 % de los candidatos sean mujeres, o al mismo árbitro que eliminó, para atemperar los temores oficialistas, las  elecciones para el Parlamento Latinoamericano?

Si la MUD firmara ese cheque en blanco, estaría irrespetando a sus electores.

Y ahora un alto personero de la “revolución” ha zumbado, como quien no quiere  la cosa  que la MUD no es un partido y por lo tanto no puede postular. Ojo, hagan seguimiento a este comentario, que la “revolución” está desesperada.

Sí como no, ya firmará la MUD,  contimás cuando  el CNE nos quedó debiendo a los venezolanos la revisión de los cuadernos electorales que con toda la razón solicitó Capriles en las últimas elecciones presidenciales.

Además, los cheques en blanco, en rojo, en rojito y adelantados, están tipificados como estafa. En este caso, estafa a la democracia.

EL MIEDO ES LIBRE…

… y peor, se nota. A los cheques en blanco, se unen amenazas a su misma gente. Violando el secreto del voto, que comienza por respetar si el ciudadano votó o no, más en un régimen que se dice amenaza a sus empleados públicos: o votas o te boto. Dicen que revisarán las listas. Y el imparcial CNE, seguro se las dará. Quisiera haber visto por un huequito cómo habrá  sido en las oficinas públicas oficialistas la solicitud de dedos manchados, el lunes después de las elecciones de PSUV.

Y el presidente, mostrando su talante democrático, amenaza con salir a la calle con el pueblo, si ese mismo pueblo vota contra ellos en las parlamentarias. Algo así como toma este cheque, pero si lo cobras, te voy a dar.

Seguramente, este pueblo, que ya está pasando hambre, va a salir multitudinariamente a defender la “revolución”, lanzarán consignas como: con mi cola no te metas, escasez is beautiful, con papel higiénico  o sin papel higiénico con la revolución me resteo, la culpa no es del gobierno sino de los pelucones… cará, ni que los venezolanos fuéramos masoquistas. El presidente saldría a la calle más solo que la una. Puro llanero solitario y sin Toro.

No lo duden, porque el pueblo… se les acabó. Hasta “sus” encuestas les dicen que en el mejor de los casos perderán la mayoría simple y que si se descuidan la MUD podría ganar la mayoría calificada. Están asustados y sinceramente, yo también lo estaría.

A votar, a defender y a ganar para cambiar. Jamás hemos tenido una oportunidad tan grande de revertir esta desfachatez. Como dijo el gran demócrata Rómulo Betancourt, adelante, por arriba de las tumbas, adelante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario