miércoles, 22 de abril de 2015

VENEZUELA: ENTRE LA TALANQUERA Y EL AVESTRUZ

  
Rafael Gallegos            Blog. Núm. 193

¿Ha pensado cuál podría ser el próximo paso  en Venezuela luego de este cuadro de hipoproducción, maxidevaluación, hiperinflación, decrecimiento del PIB, o sea luego de este desmantelamiento nacional?

No hay que ser el Gabo  para imaginar, como  escenario extremo, la primera hambruna petrolera, si se siguen agudizando las crisis de dólares para importación de comida y la escasez de productos. Dios nos libre.

A estos lodos nos han traído las expropiaciones, las invasiones, los controles, la desaparición de los dólares, todo  enmarcado en la estrategia de destrucción para mantenerse por siempre en el poder, igualito que en Cuba, jefe y modelo.

Y no se observan cambios de procedimientos  que permitan pronosticar diferentes resultados. El gobierno, en lugar de ofrecer cambios, habla de radicalización. Algo así como si a un alcohólico al que en lugar de quitarle el aguardiente, le dan más, ¿entonces?

No se ría; pero  el único camino que le queda al gobierno, si quiere enrumbar al país, es brincar la talanquera. Ello implica abjurar del socialismo y abrazar  la libre empresa. Y no inventamos nada. Es el mismo camino que han seguido todos los comunismos fracasados que en el mundo han sido, es decir todos, porque ningún comunismo ha sido exitoso.

Por ejemplo, China. Cuando ese comunismo tenía como cuarenta años, era obvio el fracaso, el hambre y el subdesarrollo. Entonces sus líderes decidieron brincar la talanquera. “No importa el color del gato, sino que coma ratones”. El resultado está a la vista…

Otro ejemplo, la URSS, ¿la recuerdan? Cuando Gorbachov llegó con su Glasnost y su Perestroika, el brinco de talanquera estaba cantado. La improductividad, la represión y el hambre comunistas los estaba matando. El partido comunista soviético, tenía 70.000.000 de miembros, uno de cada tres ciudadanos. Y cuando cayó el comunismo… todos eran capitalistas. Sorpresas te da la vida.

Las piedras de muro de Berlín, al caer una a una, desnudaron el fracaso del comunismo en Europa. Todos esos países brincaron la talanquera y el capitalismo los ha transformado en sociedades prósperas.

¿Y Viet Nam? Brincó la talanquera y ahora es un pujante dragón asiático. 

Igual hacen los jefes cubanos. Su fracaso ha sido tan grande que han recurrido a su archienemigo de cincuenta años, Estados Unidos,  para que les haga una “pata de gallina” y puedan brincar la talanquera hacia el capitalismo.

¿Y Venezuela?  Quedará solita, del otro lado del muro.

LA POLÍTICA DE AVESTRUZ

El gobierno, en lugar de brincar la talanquera, hace como el avestruz. Esconde la cabeza ante los problemas reales. Parece que creyeran que la inflación se acaba si la ignoran. El Banco Central tiene varios meses sin publicar esos datos; pero los economistas hablan de inflación de tres cifras, ergo, hiperinflación. Igual sucede con la escasez, la devaluación, el decrecimiento, la violencia, los pésimos servicios, los ignoran como si de esa manera los pudieran desaparecer.  

El presidente habla en cadenas, de la patria, del imperio, de la rectificación de Obama, de la madre de los españoles, del monstruo y el vampiro de Ramo Verde y de todo un realismo mágico (magia negra, por supuesto) de la “revolución”.

Las verdaderas batallas que deben librar, ni las nombran. El campo, según expertos, de acuerdo al item, la recuperación tardará  entre tres y diez años, claro si brincan la talanquera. En petróleo, revertir la barrena costará muchos dólares y años. En Guayana, ni hablar. Y por favor con leyes no se duplica la producción de nada, como pretenden hacer con el hierro. No se trata de leyes, sino de confianza, meritocracia, seguridad legal y estrategias gerenciales.

Las verdaderas batallas, las que el pueblo espera que ganen para poder comer, educarse y curarse dignamente, o no las han peleado, o como Aureliano Buendía, no han ganado ninguna. Usted escoja.

Y el pueblo ya no les cree. Allí están las encuestas y el miedo a las parlamentarias. Y por cierto, ¿qué será de la vida de la fecha de las parlamentarias?

FELIPE GONZÁLEZ

Ya empezó la campaña de desprestigio contra  el expresidente del gobierno español. Pero… nadie les cree. Sin duda, uno de los grandes políticos de España y de Europa.

González también tuvo el valor de brincar la talanquera en los años setenta, cuando le dijo al PSOE: o terminan con el marxismo, o me voy del partido… se quedó y fue factor fundamental en la superación de las secuelas de la dictadura franquista y el engrandecimiento de España. 

Por esa época dijo una frase de la que deberían tomar nota nuestros gobernantes: para distribuir la riqueza, hay que producirla.

Al revés que esta “revolución”, que destruyó la producción y reparte pobreza. Así cumplen la máxima comunista: igualarnos a todos… por abajo.


  Tal vez por debajo de la enterrada cabeza del avestruz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario