miércoles, 25 de marzo de 2015

PETRÓLEO DESPILFARRADO


Rafael Gallegos            Blog. Núm. 189

Ya lo sabemos, el petróleo bien sembrado, como diría Arturo Uslar Pietri, puede generar amplios beneficios. La “revolución” ha logrado lo contrario: maleficios. Somos el país que peor ha utilizado los ingresos petroleros en los últimos años. Y ojalá me equivoque, al paso que vamos, entraremos al Guinness como la primera hambruna petrolera. Hasta hace pocos años, la expresión Venezuela Saudita la utilizábamos para hablar del despilfarro petrolero. Hoy los árabes se deben carcajear de nosotros y de paso, para denotar fracaso petrolero dirán: la Arabia Bolivariana. Qué vergüenza.

 Los beneficios que genera el petróleo van más allá de la Renta. Claro que ésta es muy importante; pero hay que agregarle la economía conexa asociada a  la actividad petrolera, además el desarrollo en las zonas aledañas a las operaciones que se puede lograr mediante una adecuada política de Responsabilidad Social.

Todos estos aspectos deben ser manejados coherentemente, de manera estratégica y aplicando alta gerencia, de lo contrario nos pasará como casi siempre, convertiremos los potenciales beneficios petroleros, en maleficios.

Entonces: Beneficio = Renta Petrolera + Economía Conexa+ Responsabilidad Social Empresarial.

La Renta Petrolera deviene principalmente del Impuesto Sobre la Renta (ISRL), de la Regalía y de los Dividendos. La “revolución” hizo gran alharaca al subir la Regalía, en promedio,  de 16.7 % hasta 30%, lo que no dijo fue que bajaron el ISLR, en promedio,  desde 66,7% hasta 50%. ¿Entonces? La verdad es que quedaron más o menos en lo mismo.

Lo cierto es que lo importante no es el volumen de la Renta. Lo fundamental es que utilicemos esa Renta para enriquecer a Venezuela, y no como estos 16 años, cuando somos más pobres y peor, más desesperanzados que cuando empezó la “revolución”.

Parte de la Renta la han regalado a Cuba, los deslenguados dicen que ahora la isla es miembro de la OPEP, porque exporta petróleo venezolano.

La prensa internacional habla de depósitos de venezolanos que montan a uno de cada tres dólares producidos por las petroleras, en la banca internacional. El escándalo es tal que los banqueros dicen que casi todo ese dinero no tiene justificación de sus ahorristas. Jóvenes  sin empresa y sin herencia con más de 50 millones de dólares en sus cuentas. Propinas en hoteles de París equivalentes a seis mil sueldos mínimos. En total, algo así como cuatrocientos mil millones de dólares… más de diez mil dólares por cada venezolano. ¿En cuál banco están mis reales?

Y esta maravillosa fortuna la han transmutado en escasez de papel higiénico, de harina precocida, azúcar, café, leche, medicinas, insumos  y paremos de contar. La Renta ha servido para batir records mundiales de colas en tiempos de paz. Cada vez exportamos menos petróleo y más jóvenes preparados.

En cuanto a la Economía Conexa, es decir, las empresas que ayudan a las operaciones petroleras, tales como los quioscos que venden comida, las empresas que la transportan, la industria de alimentos, la agricultura y la ganadería y lo largo de esta cadena; los taxistas; la industria de insumos para las operaciones petroleras  y en general todas las industrias, han sido invadidas, expropiadas y los empresarios colocados en la picota. Se han ejercido controles por debajo de los costos, confundido inventarios con acaparamiento, hecho tortuoso el camino para conseguir los dólares. Así y lo contrario habría sido un verdadero e inexplicable milagro económico, hemos reducido el 40% de las industrias, el 25 % de las tierras agrícolas y la producción, ni hablar. La economía conexa la hemos desarrollado en Argentina, Colombia, Brasil y aunque usted no lo crea en el odiado imperio. Los industriales norteamericanos, meca del capitalismo, han salido más beneficiados con esta “revolución”, que los propios venezolanos. ¿Entonces?

La Responsabilidad Social, moderna estrategia de las empresas para mejorar su sustentabilidad  provocando beneficios por ejemplo, en las áreas aledañas a las operaciones, ha sido deformada por la “revolución”. Han sustituido al gobierno, desviando  la Misión de la industria petrolera. Antes PDVSA era una empresa petrolera con contenido social, hoy,  una empresa social con cierto contenido petrolero.

Todo un despilfarro de los ingresos petroleros. Pero no crea que es una equivocación. Si produjéramos 6 millones de barriles, como era el plan anterior a la botada de los 23.000 técnicos de PDVSA (a mucha honra), la “revolución” no podría sostenerse.

Porque como en el modelo cubano, la idea es un país pobre con un gobierno fuerte, para permanecer en el poder forever.

A votar en las parlamentarias, para revertir.

El gobierno, en lugar de pedir los votos, debería pedir perdón en cada circunscripción de Venezuela, por tamaña destrucción estratégica.


Han despilfarrado a Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario