miércoles, 29 de octubre de 2014

VERDADES DE VACACIONES


Rafael Gallegos            Blog. Núm. 170

La “revolución” viene con su propia historia incorporada. Y repiten tanto sus “verdades” que algunos terminan creyéndoselas. Como  Goebbels, machacan mentiras hasta que se conviertan en verdades. Y que quede claro, los autócratas del siglo XXI son mucho más “sabidos”, dejaron a Goebbels en el kindergarten de la mentira.

Así, ya nadie habla de los golpistas del 4F, ni del 27N. Es cuento del imperio la agresión a Doña Blanca de Pérez y su hija Carolina en La Casona. Quieren que creamos  que Leopoldo, Ceballos, Scarano y los centenares de presos por protestar no son presos políticos, sino conspiradores. Que el gran demócrata Betancourt fue un asesino lacayo del imperio. Que la “revolución” nacionalizó la faja petrolífera. Que los  dictadores Castro son unos revolucionarios. Que el mal llamado paro petrolero, fue un sabotaje. Que el capitalismo es malo, igual que ser rico… menos para los ricachones de la nomenklatura. Condenan al  paramilitarismo; pero no a la FARC.

Pretenden que aplaudamos a los líderes panas del proceso cuando critican y hasta descalifican a los opositores y que creamos que es injerencia cuando Bush o Rajoi, reciben a nuestras grandes luchadoras María Corina y  Lilian Tintori. Toneladas de verdades están vacacionando en el olvido. Van tres ejemplos:

1.-La nacionalización del petróleo. Quieren satanizar a la vieja PDVSA. Como si este desastre fuera la continuación de aquella, con todos sus defectos, llamada la segunda empresa petrolera del mundo. Hay que rescatar sus logros: la internacionalización, o sea colocar de la vaca a la boca nuestro crudo pesado a través de CITGO y otras refinerías en Europa y Estados Unidos. El cambio de patrón de refinación. El desarrollo de Faja. - - - Los mejoradores, en 15 años no han hecho ni uno. El desarrollo de El Furrial y de Apure. INTEVEP. Los trenes de gas. La Orimulsión. El CIED.  La ruta hacia los seis millones de barriles. Ah! y con personal venezolano. Qué orgullo.
Los “revolucionarios” tan patriotas y soberanos, en su goebelismo, se jactan de ser los nacionalizadores, cuando la verdad es que han desbaratado la industria petrolera. Ahora importamos petróleo y gasolina, algo así como que en Falcón importaran chivos, en el Zulia plátanos y Venezuela, mujeres bonitas.

2.-Rómulo Betancourt. A Betancourt lo nombran como un  gran represor, ignorando que se fajó contra el Barcelonazo, el Carupanazo, el Porteñazo y  otros golpes de la ultraizquierda y la ultraderecha. Olvidan que derrotó (junto a los próceres de la democracia Leoni, Villalba, Caldera, Larrazábal, CAP y muchos otros) a la guerrilla,  promovida y alimentada por Castro en su empeño finalmente logrado, de trabajar con el petróleo venezolano… como si fuera de él.

Hay que recordar que el  23 de enero de 1959, siendo Betancourt presidente electo, Castro, en medio de gran algarabía, visitó  Venezuela. En las Torres del Silencio, sacó un fusil ante la multitud y dijo que lo guardaría cuando se hiciera la revolución. Betancourt, no se comió el cuento. Cuando Castro lo visitó y le propuso usar el petróleo venezolano para “echarle una vaina a los gringos”, Rómulo, dicen que mal encarado, le respondió que no tenía dinero. 

 Si Betancourt, con guáramo, no derrota al comunismo cubano y expulsa a Castro de la OEA, tal vez seríamos comunistas… hace 50 años. Gloria a los próceres de la democracia. Incluyendo a los militares civilistas como Medina y López Contreras, que impulsaron los regímenes de libertades, desde los albores del post gomecismo.

Que al final la democracia haya decaído y provocado el chavismo, es harina de otro costal y requiere de otro análisis. Pero acotamos, el país se fue por el atajo en lugar de perfeccionar la democracia.

3.-El capitalismo es malo. Con una gigantesca desfachatez nos hablan de lo difícil de la vida de los norteamericanos, que menos mal que estamos en socialismo porque en Estados Unidos pasan hambre y son víctimas de gran violencia…. Y dígame los europeos, como viven de mal, pobrecitos, menos mal que estamos en Venezuela. El capitalismo está acabando con los españoles y hasta con los suecos. Pretenden que los venezolanos digamos, gracias a Dios estamos en “revolución”. Ah! y que Rajoi, Hollande y la Merkel son unos capitalistas explotadores.

Claro no nombran los “logros” de la revolución cubana, modelo y maestro. Quieren que creamos que allá hay mucho loco que le da por tirarse al mar huyendo de la prosperidad cubana. Acaban de devolver, por una absurda ley norteamericana, a 45 que no lograron pisar playa.

En el fondo, quieren que seamos otra Cuba. Pobre y rojita, para comerte mejor, como le dijo el lobo a la Caperucita… roja.   

Y mientras nuestras verdades de verdad, siguen de vacaciones, los otros modelos comunistas como Camboya o Corea del Norte, panas ideológicos, se van convirtiendo en reservorios de hambre y de represión.

La verdad nos hará libres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario