miércoles, 2 de julio de 2014

CIEN AÑOS DE PRESIDENTES PETROLEROS


Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 153

Miguel Ángel Asturias habló de hombres de maíz. Parafraseándolo, podemos afirmar que los venezolanos somos hombres de petróleo. Nuestro destino, ha girado alrededor de esa sustancia.

El crecimiento sostenido durante cuatro décadas. La implantación de la democracia, el petroestado y la actual decadencia, peor que la que describió  Pocaterra; son explicables a partir del petróleo.

Este mes se cumplen 100 años del Zumaque. Hagamos un paseo por los presidentes y dictadores que han dirigido esta centuria, poniendo  énfasis en sus posiciones frente a la realidad petrolera:

GÓMEZ, CAPORAL Y CACHORRO

Como bien describió mi inolvidable padre Rafael Gallegos Ortiz, en “El Cachorro Juan Vicente Gómez”, el dictador fue implacable para con el pueblo, pero un cachorro con las transnacionales petroleras. Para dar el golpe a su compadre Castro en 1908, envió al canciller Paúl a la legación de Brasil, a solicitar que los norteamericanos colocaran unos barcos en las costas para protegerlo. Así comenzó un “protectorado petrolero”, similar al actual con Cuba.

“Hagan ustedes las leyes, que son los que saben de eso”, les dijo a las transnacionales, mientras sacaba al Dr. Gumersindo Torres del cargo de Ministro de Fomento, por una ley petrolera “incómoda”. No construyó refinerías en Venezuela para evitar la organización de los trabajadores. Fue un dictador petrolero. Creó la CVP para que su familia diera las conscesiones. Los impuestos petroleros eran de los más bajos del mundo. 
  
LÓPEZ CONTRERAS, TORTUOSA TRANSICIÓN

Le tocó el despertar del pueblo. La huelga petrolera del 36, que  develó la miseria en que vivían los trabajadores petroleros. En esos años, Uslar Pietri lanzó la consigna de “sembrar el petróleo”.  En 1938, el Ministro de Fomento, Néstor Luís Pérez, incrementó la regalía y los  impuestos, e hizo esfuerzos para incluir en la Ley de Hidrocarburos, a las empresas mixtas, la opción del Estado de recibir impuestos petroleros en oro o en moneda nacional, de acuerdo a su preferencia y la obligación de instalar una refinería con recursos del Estado. En la Ley, promulgada en 1939, desaparecieron las empresas mixtas y la obligación de las refinerías. Igualmente propuso, sin éxito, la suspensión del otorgamiento de concesiones.

MEDINA, LOS PANTALONES LARGOS

En 1943, se aprobó la Ley de Hidrocarburos. Sistematizó la acción ante todas las petroleras, incrementó la regalía y los impuestos, planteó importantes aspectos de refinación. Abrió las puertas para el 50-50.

BETANCOURT Y GALLEGOS, PARTICIPACIÓN Y ÉNFASIS SOCIAL

Luego del 18 de octubre de 1945 y como consecuencia de esa la Ley de 1943, se incrementaron cuánticamente los ingresos fiscales. La siembra petrolera se orientó fundamentalmente hacia la educación, la agricultura, la industrialización, la infraestructura asociada, y a la democracia. Gallegos fue electo por voto universal, directo y secreto en 1947. Se hizo punto de honor en la política de no más concesiones. El  fifty fifty, fue aprobado por el Congreso en noviembre, días antes del golpe de estado que sacó a Gallegos del poder.

PEREJIMENATO, MUCHAS CONCESIONES

Dictadura, represión, muertos, torturados y muchas obras de infraestructura. Se otorgaron  nuevas concesiones. Se usó la renta en grandes obras.

BETANCOURT, CALDERA, CAP, RUTA DE LA NACIONALIZACIÓN 

Se creó la OPEP. Arrancó la empresa venezolana de petróleo CVG. Se incrementó la participación en el negocio y se creó la figura de precios de referencia. Caldera implantó los contratos de servicio. Se aprobó la Ley de Reversión. Y se nacionalizó la industria petrolera, creándose PDVSA.

HERRERA, LUSINCHI, CAP 2, RAMÓN J. VELÁSQUEZ  Y CALDERA 2. PDVSA Y PETROESTADO

 PDVSA tuvo grandes logros: internacionalización, cambio de patrón de refinación,  descubrimiento de nuevos campos, desarrollo de la faja, Intevep, Cied, rescate de petroquímica, incremento de reservas. Iba hacia los seis millones de barriles diarios.

Tanto dinero manejado por el Estado, lo deformó y devino el Petroestado. Gigantesco, gelatinoso, corruptor  y criador de mesías que al final resultan falsos profetas.

CHÁVEZ Y MADURO, DESTRUCCIÓN Y DISTORSIÓN

Como al país, destruyeron estratégicamente, a PDVSA y a la industria petrolera. “Yoprovoquéleparo”, reconoció  Chávez hablando del  conflicto petrolero que culminó con la botada de los 23.000 trabajadores, en la lobotomía empresarial más grande que se conozca. Construyeron la nueva PDVSA (dojita): deudas, desenfoque, saturada de gente, producción en barrena, accidentes, importación de gasolina, “martillo” al Banco Central…

Y distorsión: aunque usted no lo crea, una gandola de gasolina, cuesta igual que un buen par de zapatos. Saque cuentas.

Cien años. Y ahora, como Penélope, habrá que volver a empezar...


No hay comentarios:

Publicar un comentario