miércoles, 29 de enero de 2014

¿QUÉ HACER CON LA RENTA PETROLERA? (I)


Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 130


La discusión de qué hacer con la Renta Petrolera, es un insumo pivotal  para el futuro de Venezuela. Hay que definirla y redefinirla a la luz de las nuevas realidades y sobre todo, analizarla en contexto. La Renta no puede ser un fin en sí misma y mucho menos un tornillo aislado dentro de la compleja realidad nacional.

El objeto de la Renta es generar la mayor cantidad de bienestar a los venezolanos. Para que esto suceda, hay que definir  su uso y relacionar su acción en un Trípode Petrolero: 1.- Empresa, 2.- Renta y 3.- Estado/ Comunidad.

La Empresa Eficiente maximiza la Renta… y el Estado / Comunidad, la utiliza de la manera más eficaz.

Hoy, el Trípode Petrolero está más flácido que nunca. Empresa petrolera pre quebrada, los deslenguados dicen que la mantiene el Banco Central; Renta escuálida  y dilapidada;  y Estado… ni les cuento. Por eso estamos como estamos. Al borde del ex país.

Hay que superar el análisis tradicional de la Renta, sustituirlo por uno  integral, que abarque todos los elementos en juego, tal como el Trípode Petrolero. Como en una mesa de tres patas, que si falla cualquiera de ellas, se cae. La realidad es sistémica, los análisis también deben serlo.

La gigantesca crisis que nos afecta, hace imperativo redefinirlo todo para el país que viene luego de la inevitable, anótelo, i-ne-vi-ta-ble, implosión. No hay que olvidar que la noche es más oscura antes del amanecer. Lo dijo Shakespeare: es tarde; pero  precisamente por ser tarde, estamos cerca de que sea muy  temprano.

 Es decir, o redefinimos todo, o esperamos nuestro final cual rana hervida, política de la “revolución” que nos ha traído a este derrotero.

RANA HERVIDA Y RENTA EVAPORADA

¿Quién lo duda? Esta “revolución” nos ha aplicado el modelo cubano… en camaralenta. Como a la rana, nos comenzó a hervir creando una sabrosa zona de confort. Hemos sido las ranas hervidas; pero ojo, no en agua, sino en un líquido denominado Renta Petrolera. Mientras nos adormecíamos, despilfarraron un millón, y pico, de millones de dólares.  Dilapidaron su Renta y los  impuestos.

Al pueblo lo adormecieron con mejoras no sustentables, que a larga dejan al país peor que cuando comenzaron: ayudas a montón, tarifas preferenciales para viajar, repartición de comida importada mientras acababan con el parque agroindustrial, la moneda y el empleo.
No había carne y la traían de Brasil, no había leche y la traían de Colombia. No había granos, y los traían del “imperio”. Yo tengo unos dólares guardados en un bolsillo- decía el líder máximo. Pero lo que en realidad no tenía en ninguna parte… era producción de bienes. Pura destrucción estratégica, para comerte mejor.

Y ahora, sin dólares y en medio de gigantescas devaluaciones, inflación y escasez,  ¿qué vamos a comer?

Usaron a la Renta, como un trapo rojo rojito. Ridiculización de los empresarios; insultos a la oposición; cursis juegos de guerra con Colombia y más risibles, contra el “imperio”; macabro show del pito botando a los dignos, valientes y proféticos  trabajadores de PDVSA; amenazas y vulgaridades al son (cubano) de “exprópiese”.

Puro circo para un pueblo mientras, cual flautista de Hamelin, lo conducen hacia el precipicio totalitario de Cuba.

Y ahora, otro show, plagian la canción Usted es la culpable. Insólito: la culpa de la violencia, es de la televisión; la culpa  de la devaluación, de los raspa cupos; la culpa  de los fraudes electorales, de la oposición; la culpa de la pre quiebra de PDVSA, de  los botados en el 2003 (a mucha honra); la culpa de la escasez en los estantes de los supermercados, de  las amas de casa; la culpa de la inflación, de los remarcadores de oficio; la culpa de la violencia, de la comunidad desorganizada;  la culpa de todo  lo demás… de los cuarenta años. 

Puro show, mientras despilfarraban la renta, desmantelaron a la democracia y al país. Licuaron los poderes públicos (jugo, zumo, hugo)… y ahora los “maduran”; parcializaron al árbitro electoral; abobaron a las fuerzas “vivas”, otrora glorias de la democracia. Desmantelaron las empresas industriales; invadieron, expropiaron, destrozaron y erializaron buena parte del agro; “entregaron al pueblo” empresas cuya producción es nostalgia; minimizaron  PDVSA, la CVG y paremos de contar.

Y la rana casi hervida, tóquese, que somos usted y yo, está adormecida. ¡Brinque carajo, que ya vamos llagando a Cuba!

Han hecho un baño de María, usando como líquido la Renta, que ya se evapora. Por ello es imperativo, rescatar la Renta Petrolera, redefinirla y reorientarla para romper de una vez aquello de Renta Rica para un pueblo pobre.

País esquilmado solicita estadistas. Abstenerse repartidores.

Continuará…



No hay comentarios:

Publicar un comentario