miércoles, 17 de julio de 2013

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (V/VII)


 

Rafael Gallegos                                                                  Blog. Núm. 107

135 AÑOS DE ESTRATEGIAS PETROLERAS (V/VII)

Nacionalización del petróleo

Como esta “revolución” tiene complejo de Adán -  cree que la historia de Venezuela comenzó con ellos - hay que aclarar que la industria petrolera venezolana ha sido nacionalizada una sola vez, en 1975.

Carlos Andrés Pérez dirigió este proceso de manera armónica y continua. Hubo consenso. No existieron retaliaciones por parte de las transnacionales. Se reconocieron indemnizaciones por 4,3 MMBs y se abrió la puerta para convenios tecnológicos. Además, se incluyó en la ley respectiva un artículo 5to., que permitía inversiones privadas.

Al frente de PDVSA, colocaron un gran equipo, encabezado por el  general Alfonzo Ravard, civilista y muy capaz. Además, se dejó a la politiquería fuera de las  empresas.

Se registraron logros:

Internacionalización. Compraron refinerías en Europa y Estados Unidos, para la colocación de nuestros crudos pesados.

Cambio de patrón de refinación. Se incrementó la obtención porcentual de  gasolina respecto al barril de petróleo, desde 16 % hasta 45 %, triplicando la producción de gasolina en Venezuela.

Incremento de reservas convencionales. Pasaron de 18.000 millones de barriles, a cerca de 90.000.

Desarrollo de nuevos campos. En Monagas y Apure, produciendo más de 1 millón de barriles diarios.

Desarrollo de la Faja. Extra pesada, asociada a altos costos y a sofisticadas tecnologías.

Orimulsión. Creada por INTEVEP y sustituto del carbón en las plantas eléctricas del mundo.  

 Cied, Intevep y Condominio Jose. Centro de investigación de  nivel internacional, universidad corporativa premiada como la mejor del mundo y sofisticado complejo petrolero/ industrial.

Trenes de gas. Licuefacción y separación del gas.

Líder en Responsabilidad Social Empresarial. PDVSA, aplicó esta nueva filosofía de desarrollo, que genera  calidad de vida en los habitantes de las áreas aledañas a los negocios.

Rescate de la industria petroquímica. Hasta ese momento fuente de pérdidas.

Fluyente economía conexa.

La Nacionalización transformó una empresa “saca tubos” en un emporio energético. Y todo esto con personal venezolano.

LA GLORIOSA APERTURA PETROLERA

La Apertura consistió en apuntalar la Nacionalización con tecnologías y dineros foráneos, manteniendo el control del negocio. Veamos sus logros:  

Exploración. Transnacionales desembolsaron más de 2.000 mm$ al Fisco – y por televisión, para más transparencia- a objeto de adelantar estudios de nuestras áreas prospectivas. Además, convinieron compartir las ganancias luego de los pagos de ISLR.

De 14 áreas otorgadas, sólo resultaron explotables dos o tres. El "imperio" gastó más de 15.000 mm$. Venezuela, ni un centavo. Conocimos mejor nuestro subsuelo y generamos nuevos campos productores. No desembolsamos nada, y encima nos pagaron. Eso se llama negociar.

Convenios  de operación. Se otorgaron a empresas contratistas campos maduros de baja productividad, mientras PDVSA invertía en los campos más rentables. La industria les compraba los barriles a un precio acordado, por debajo del mercado. Se generaron 600.000 bpd por este concepto.

Faja Petrolífera. PDVSA se asoció con empresas que trajeron millones de dólares y tecnologías de punta (generar 100.000 barriles por día costaba cerca de 4.000 mm$). Desarrollaron 600.000 bpd de producción, que van a las plantas mejoradoras en Jose.

Por cierto, las regalías y los impuestos eran susceptibles de ser incrementadas cuando cambiaran los escenarios de precios.

Si no fuera por la Apertura, la producción venezolana  sería hoy tan sólo un millón de barriles. O sea…

Con la vieja PDVSA, la producción petrolera venezolana se incrementaba año a año. Todo ello con 45.000 técnicos. De haber seguido esa ruta,  Venezuela hoy producirá  casi seis millones de barriles diarios  de petróleo.

Como contrapartida, se generó un gigantesco y flácido petroestado, que dejó que desear con el manejo de la Renta, la cual como está diseñada, muestra más facilidad para producir mesías y autoritarismo, que prosperidad.

En 1976, se inició fusionando a las empresas productoras de petróleo. Al final quedaron tres: Corpoven, Maraven y Lagoven, en el marco de un amplio Holding.

En 1997, se creó una sola empresa. Esto generó burocracia y colocó la operación petrolera frente a los políticos, al eliminar el colchón, que por 20 años, significó la directiva del Holding.

PDVSA llegó a ser considerada como una de las mejores  petroleras del mundo. Vivimos la combinación de una petrolera eficiente, con un Estado cada vez más incapaz de transformar los recursos del petróleo en prosperidad.

En 1998 llegó el comandante y mandó a parar. A la “revolución” no le convenía una industria petrolera de primera. Los petroleros salieron en defensa de su industria y del país… hasta el próximo artículo.

 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario