viernes, 2 de marzo de 2012

PRÓXIMA PDVSA… PRÓXIMO PAÍS

Rafael Gallegos Blog núm.38

El próximo gobierno debe rescatar la industria petrolera, como paso previo para rescatar a Venezuela. Acabar con este marasmo de barrena de la producción, importación de gasolina, corrupción, incendios, mentiras, derrames, daños a los yacimientos y a las instalaciones. Finalizar esa práctica de tomar como baremo para las asociaciones petroleras el nivel de “pana” de los países y no los capitales y las tecnologías de las empresas. O la costumbre intentar tapar la supina ineficiencia incapaz de incrementar la producción, fingiendo ser un heroico policía de las cuotas de la OPEP, cuando TODOS SUS MIEMBROS, MENOS VENEZUELA, HAN AUMENTADO SU PRODUCCIÓN EN LOS ÚLTIMOS AÑOS. ¿Seremos los bobos de la OPEP?

Es imperativo reconstruir una empresa petrolera de primer mundo… que interactúe en una Venezuela capaz de transformar el petróleo en calidad de vida. Nada ganamos con una petrolera eficiente navegando en un país mal gerenciado. Sería repetir el mismo lodo que nos ha traído a estos barriales.

Ya vivimos, luego de la nacionalización de la industria petrolera, unos años de empresa petrolera bien gerenciada, en simbiosis con un país mal manejado. Y los resultados: un boom que a la larga sólo dejó deudas, paquetes económicos y conflictos, que de paso, abrieron la puerta a esta fatídica “revolución”. Hoy, sufrimos la unión de una industria petrolera pre quebrada y un pésimo gobierno. O sea… lo peor de ambos mundos.

La única manera de TRANSFORMAR EL PETRÓLEO EN CALIDAD DE VIDA, es combinar el desarrollo de una industria petrolera de primera, con un gobierno eficiente y adicionalmente con una comunidad capaz de administrar exitosamente esos recursos. Es decir, un TRÍPODE PETROLERO: INDUSTRIA, GOBIERNO Y COMUNIDAD. Hablar de la próxima PDVSA es inútil, si a la vez no se diserta acerca de la Venezuela del futuro.

CAPRILES: PDVSA SEGUIRÁ SIENDO DEL ESTADO

El candidato Capriles Radonski planteó que la próxima PDVSA seguirá siendo 100 % del Estado. Pero ojo, eso de ninguna manera significa que la industria petrolera no deba continuar recibiendo inversiones privadas. Tal caso significaría pavimentar la ruta de la empresa al abismo. Decretar su ineficiencia y por lo tanto, el marasmo del país.

PARA REFLOTAR LA INDUSTRIA HAY QUE ATRAER MUCHOS INVERSIONISTAS. Es la única forma de hacerla eficiente y desarrollar su capacidad de crecer. Por ejemplo, los 20.000 pozos inactivos deben ser reparados y los campos maduros repotenciados. Para ello podría interactuar el capital privado nacional. En cuanto a la FAJA, se requiere de muy altas tecnologías y capitales, o sea, de transnacionales. Por supuesto que ni de Cuba, Bielorrusia, o tanto “país pana”, que no tiene capital y mucho menos idea de explotación de crudos pesados. Igualmente se requieren altas inversiones para el gas, las refinerías y otros campos petroleros.

La realidad es clara, o nos asociamos con el capital nacional e internacional, o seguiremos transitando la vergonzosa ruta hacia los lichers de la explotación petrolera mundial. El próximo gobierno debe definir, una vez saneada PDVSA, o más drástico, para sanearla, la ruta de las inversiones, asociaciones y concesiones. El deber petrolero del próximo gobierno es UNA INDUSTRIA PETROLERA EFICIENTE…

… FUNCIONANDO EN UNA VENEZUELA ASERTIVA

Y para lograr la asertividad es imperativo:

1.- REDEFINIR LA RENTA PETROLERA, para que en lugar de empantanar el desarrollo COMO HACE HOY EN DÍA, lo dinamice. Esa gigantesca renta hoy VA ÍNTEGRAMENTE AL ESTADO. Es decir, al PETROESTADO, grandote, hipertrofiado, flácido, marasmático, incompetente; que sólo genera facilismo, corrupción y mesías. LA RENTA DEBE SER DESCENTRALIZADA, ENFOCADA A LA INVERSIÓN, DISTRIBUIDA DIRECTAMENTE ENTRE LOS CIUDADANOS, Y SUJETA A FONDOS PETROLEROS PARA SER UTILIZADOS EN EL FUTURO.

2.- Evitar el llamado EFECTO VENEZUELA de Pérez Alfonzo (un país QUE MAL UTILICE SUS CUANTIOSOS RECURSOS FINANCIEROS, cual organismo que coma siete veces al día y se descompense). O sea… un país descompensado, de moneda dura como la japonesa y producción flácida como la de cualquier país africano… de economía de puertos… de inflación record… que actúe como si los dólares llovieran como langostas (sin trabajar)… un PETROPAÍS.

3.- REFORMAR INTEGRAMENTE AL ESTADO VENEZOLANO… es decir, REINGENIERÍA.

Un coctel de prosperidad: INDUSTRIA EFICIENTE…. RENTA DINAMIZADORA… ESTADO CAPAZ DE ADMINISTRAR LA RENTA. Y ojalá LA NACIÓN (usted, yo y la inmensa mayoría que no lee este artículo) desarrolle la capacidad transformar, por fin, al petróleo en calidad de vida. Hay que ganar las elecciones y ganar la prosperidad nacional. Para evitar nuevos mesías…

No hay comentarios:

Publicar un comentario