martes, 7 de febrero de 2017

(1/2): PDVSA AZUL, PDVSA ROJA… ¿PDVSA VINO TINTO?


Rafael Gallegos    Blog núm. 283

Luego de la nacionalización del petróleo los venezolanos hemos transitado por dos pedevesas: la Azul y la Roja. Hay que destacar que ni son lo mismo, ni se escriben igual y mucho menos una es consecuencia de la otra.  Son dos procesos bien diferenciados que nos proponemos analizar en estas líneas en aras de la necesaria comprensión de la historia, para que cuando corresponda estemos en mejores condiciones de rescatar la industria petrolera.

Hay que destacar que ha habido una sola nacionalización: la del periodo de  Carlos Andrés Pérez. La propaganda nacionalizadora de la “revolución”, además de intentar fallidamente nacionalizar lo nacionalizado, es pura politiquería  y se  podría catalogar de  oferta engañosa.

Como el análisis petrolero no se puede desligar de la comprensión del país, porque repensar el petróleo es repensar a Venezuela, instamos a refrescar y conceptualizar los años cincuenta, sesenta, setenta y ochenta, así como la evolución de las estrategias petroleras a partir de Gómez.  Para comprender mejor este proceso recomiendo los documentales “CAP, dos intentos” y “Tiempos de dictadura”, ambas del destacado cineasta Carlos Oteyza.

Pdvsa Azul

Fue la culminación de décadas incrementando la participación de los venezolanos en el negocio petrolero. Iba en línea con la tendencia nacionalizadora de los países productores de petróleo en el llamado tercer mundo. En su conceptualización participaron todos los partidos y fuerzas vivas del país, reflejando un gran consenso. El artículo quinto de la Ley de Nacionalización, que permitía inversiones privadas produjo una amplia polémica, al igual que la indemnización a las transnacionales. Se dice que no se trató de Nacionalización, sino de Estatización del Petróleo. Se llevó a cabo en un ambiente gerencial y apolítico. Su primer presidente fue el general Rafael Alfonzo Ravard, quien actuó eficaz y ponderadamente.
Entre los logros de la Nacionalización destacan:

·       Cambio de Patrón de Refinación: incrementó desde 16 % hasta 45% el volumen de gasolina en las refinerías, subiendo la producción de gasolina en 200.000 b/d.

·       Internacionalización del Petróleo: compra de refinerías en Estados Unidos y Europa, a objeto de mercadear los crudos pesados colocándolos desde el pozo hasta los tanques de gasolina, “de la vaca a la boca”.

·       Desarrollos  de la Faja Petrolífera y de los campos de Monagas y de Apure: generaron más de un millón de b/d.

·       Orimulsión: a objeto de sustituir al carbón de manera más limpia y eficiente en las plantas eléctricas del mundo.

·       Proyecto Criogénico: separación y licuefacción del gas, que anteriormente se botaba en alta proporción.

·       Intevep: investigación en casa que redundó en exitosas investigaciones como  como Orimulsión y HDH, entre otras.

·       CIED: canalizó el proceso educativo de la industria y obtuvo un premio como la Mejor Universidad Corporativa del mundo.

·       Responsabilidad Social Corporativa: promovió desarrollo de las comunidades  aledañas a la industria.

·       Condominio Jose: instalación donde se realizan operaciones de procesamiento de crudo, de gas y de diversas actividades petroleras.

Luego vino la Apertura Petrolera en sus tres fases:

·       Campos Maduros: mediante inversiones privadas generó más de 500.000 b/d, mientras los capitales de Pdvsa se utilizaban en las zonas más prospectivas.

·       Ganancias Compartidas: exploración de 14 áreas prospectivas sin desembolsos por parte de Pdvsa, recibiendo más de 2.000 millones de dólares y con la promesa de compartir las ganancias de la explotación. De haberlo desarrollado la estatal por su cuenta, hubiera costado miles de millones de dólares y tardado quizás 20 años.

·       Asociaciones de la Faja: implicaron la instalación de cuatro mejoradores y la generación de más de 500.000 b/d de crudo.

La producción de petróleo llegó a más de 3 millones de b/d, se había pautado llegar a 5,8 millones en los próximos años. El personal era de unos 45.000 trabajadores más 24.000 contratados. La Nacionalización, en poco más de veinte años y con personal venezolano, hizo que Pdvsa pasara de empresa “saca tubos” a  emporio energético. Qué orgullo. La segunda empresa petrolera del mundo.

Esta Pdvsa Azul, con todos sus defectos, duró hasta que llegó el comandante y mandó a parar. Siendo Chávez Presidente Electo, al conversar con una amiga y saber que trabajaba en Pdvsa como ngeniero, le dijo a Luis Miquilena: ella puede ayudarnos para lo que queremos hacer en Pdvsa.

Ella se preguntaba qué era lo que querían hacer, hasta que en 2002 la botaron junto a 23000 petroleros democráticos.


Continuará.

PD: CONTINÚA A LA VENTA EN AMAZON EL LIBRO PETRÓLEO Y GAS
 EL CASO VENEZUELA, DE EDDIE RAMÍREZ Y EL SUSCRITO. EL NUEVO PRECIO ES DE 6,50 $. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario