martes, 4 de octubre de 2016

EL PETRÓLEO ES MÁS QUE PETRÓLEO (I/II)


Rafael Gallegos    Blog núm. 267

Cuando Edison inventó el bombillo, apagó a la industria petrolera del s XIX cuyo rol era alumbrar al mundo.  Luego, cuando se dio la alianza entre John Rockefeller y Henry Ford, la gasolina encendió los motores y el petróleo comenzó a mover al mundo. Nacieron dos empresas prototipos del s XX: la automovilística y la aeronáutica. A partir de allí, quien controlara al petróleo controlaría al mundo.

Los hidrocarburos han sido combustible de guerras. Churchill, nombrado Primer Lord del Almirantazgo en 1911, vislumbró la importancia estratégica del petróleo. Le  fue tan fundamental que creó la estatal British Petroleum para garantizar el control del crudo persa. La derrota de Alemania en las dos guerras mundiales, fue catalizada por no tener acceso suficiente a la energía de hidrocarburos. Rommel perdió con Montgomery porque se quedó sin combustible en el Sahara. Los países árabes fueron escenarios de  lucha entre los ingleses, los franceses y los norteamericanos por el control del petróleo: división territorial, caídas e implantación de monarquías, golpes de estado, guerras.

En Venezuela, Gómez fue un dictador petrolero. Cuando le dio el golpe a Cipriano Castro, solicitó protección norteamericana y tres barcos de ese país se instalaron en La Guaira por dos meses. Destituyó a Gumersindo Torres por haber diseñado una Ley Petrolera que no gustaba a las transnacionales. “Hagan ustedes las leyes que son los que saben de eso”, les dijo a las empresas petroleras. A Gallegos lo tumbaron once días después de que el Congreso hubiera aprobado el Fifty- fifty. Pérez Jiménez, que disminuyó la participación de los venezolanos en el negocio fue condecorado por los Estados Unidos como “ejemplo de gobernante latinoamericano”, tres años después estaba derrocado.

El proceso de control y mayor participación de los venezolanos en la industria petrolera culminó con la nacionalización en 1975 (la única), que logró grandes éxitos: el cambio de patrón de refinación (doscientos mil barriles adicionales de gasolina procesando el mismo volumen de petróleo), la internacionalización (el petróleo directamente desde el pozo a los tanques de los carros de USA y Europa), el desarrollo de la Faja, el de las áreas nuevas Monagas y Apure, el Condominio Jose, los trenes de gas, el Cied e Intevep, la Responsabilidad Social. Con la Apertura se exploraron vastas zonas, se desarrollaron 500 mil barriles en los campos maduros y también en la Faja, donde se construyeron los cuatro mejoradores. Pdvsa se enrumbaba hacia los 6 millones de barriles al día en  poco más de veinte años y con venezolanos. ¡Qué orgullo!, de una petrolera… a un emporio energético.

Luego de botar a 23.000 petroleros que se unieron al paro nacional 2002-03, la “revolución”, desvirtuó a Pdvsa, pasó de ser una empresa petrolera de contenido social a una empresa política con algún contenido petrolero. Interrumpió el crecimiento, dañó yacimientos, instalaciones y refinerías. Accidentes, derrames y vergonzosas explosiones. Dividió entre tres la producción planificada, multiplicó por cuatro el personal y por quince la deuda. Humilló a su personal con aquello que le debían su posición a Chávez. Hoy Pdvsa es una empresa pre quebrada.

Hemos vivido dos pedevesas: la azul y la roja rojita. Ambas del Estado; pero muy diferentes. La hecatombe roja no es consecuencia de la trayectoria azul. La Pdvsa roja, que quede claro, destruyó a la azul así como la “revolución” al país.

Hoy en el mundo árabe las potencias siguen jugando su ajedrez energético. Es que el petróleo será más que petróleo mientras mueva al mundo, porque significa comida, bienestar y sobre todo sobrevivencia. Los hidrocarburos, quien lo duda, son un componente fundamental de la estrategia internacional.

VENEZUELA PETROLERA

En Venezuela el petróleo es un componente fundamental de nuestra estrategia. Hacia donde vaya la industria petrolera irá el país. Y adicionalmente: de lo que hagamos con el petróleo dependerá lo que hagamos con Venezuela.

Luego de esta demolición nacional, tan contundente que obliga (moralmente)  a los “revolucionarios”, imitar a sus “panas” de la derrotada FARC y pedirle perdón al pueblo venezolano, estamos obligados a resucitar a la industria petrolera como paso previo para  resucitar a Venezuela.

El negocio petrolero para ser exitoso requiere por su naturaleza de pingues inversiones, tecnología de punta y alta gerencia. Tomando estas características como premisas, en el próximo artículo propondremos las siguientes orientaciones estratégicas: Control del negocio, Análisis Sistémico, Reingeniería para el Estado venezolano, Redefinición de la Renta y otros aspectos. Todo en aras de diseñar una industria petrolera que sirva de pivote a la calidad de vida de los venezolanos, Porque el petróleo, es más que una industria. Es un país.


No hay comentarios:

Publicar un comentario